viernes, 13 de julio de 2018

El dramón


«Looking at the Formula One group, we're off to an exciting start to the 2018 season. Through four races we've had three different drivers from three different teams win races. We continue to see more overtaking and more drama on the track. We are continuing our discussions as Chase will outline further with the teams on changes to the sport to build further excitement in the years ahead. The planned launch of our OTT product will be this weekend at the Barcelona Grand Prix...»

No suelo subrayar palabras en mis textos, pero me parece importante que rompamos la tradición esta noche poniendo en negrita la palabra drama (en inglés), ya que la pronunció Greg Maffei, el Presidente y CEO de Liberty Media, durante la conferencia Q1 2018 [2018, First Quarter] Liberty Media Corp Earnings Conference Call, celebrada el 9 de mayo pasado [dentro enlace].

Ernesto me pasó el chivatazo y a ambos nos sorprendió que Maffei utilizase precisamente la palabra drama, ya que en inglés suele usarse en referencia a espectáculos teatrales, cinematográficos, seriales o narrativos. Así las cosas, «Seguimos viendo más adelantamientos y más drama en la pista», vendría a enfatizar el carácter melodramático del inicio de esta temporada, algo que sin duda estaba resultando bueno para el espectáculo y para el negocio...

Lo curioso del caso es que el bueno de Greg pronuncia esta frase el 9 de mayo, como decíamos antes, y un par de días después comienza a celebrarse el fin de semana del Gran Premio de España, y con él estrenamos la secuencia de truños consecutivos que nos hemos metido entre pecho y espalda hasta Austria. Si me perdonáis la broma, creo que se puede decir sin temor a errar que en Montmeló se acaba el drama y se corta el rollo, y de raíz.

Bueno, es un dato. Todo puede deberse a una coincidencia o a cualquier otra circunstancia, pero habida cuenta de que las casualidades no suelen serlo tanto en la vida cotidiana, y mucho menos en Fórmula 1, a Ernesto y a mí nos dio por pensar en si todo esto no habría sido un aviso a Liberty para recordarle a lo que se exponía si no pasaba por el aro de los equipos. Y es que ya es casualidad que después de este episodio hayamos vuelto al drama (en british language, please), poco antes de que aflorara en los medios que para 2021 no llegan ni Porsche, ni Aston Martin ni el séptimo de caballería, lo que en sentido estricto supone para nosotros un auténtico y castizo dramón.

Yo ahí lo dejo. Os leo.

1 comentario:

Cao Wen dijo...

La F1 ha fibrilado y no han inventado el desfibrilador que la desfibrile. Colorín, colorao...