martes, 31 de julio de 2018

La rebeldía de Ickx [#Nürbu 27]


1973 fue un año especialmente complicado para La Scuderia. Necesitada de un monoplaza competitivo que pudiera dar réplica en pista a los Lotus y sobre todo a los Tyrrell, el Ferrari 312 B2 se había quedado viejo y la respuesta, el 312 B3, no había colmado las expectativas a partir de su estreno durante el Gran Premio de España de aquella temporada. En realidad, iba mucho peor que el coche al que supuestamente sustituía.

Existían razones de calado. FIAT había metido mano en el departamento técnico de Maranello y elevado a Mauro Forghieri a otras funciones mientras lo sustituía en la rossa Sandro Colombo. Il Commendatore, poco amigo de que nadie le enmendara la plana, respondió a la situación retirando de determinadas pruebas el vehículo y sus conductores porque si el coche no era digno de pasear el nombre Ferrari por los trazados, mejor no corría.

Los tristes tigres en el trigal


Pues sí, para qué vamos a negar la mayor si es verdad que si llega a ser Vettel el que corre Hungría sin poder beber agua, estaríamos ante su enésima elevación a los altares.

He hablado mucho en Nürbu sobre este mecanismo de impostura formulera, el bendito efecto lupa, pero si somos honestos hay que admitir que, lo mismo que Iceman con Sebastian le pasa a Valtteri con Lewis o a Daniel con Max, o incluso a Stoffel con Fernando en contadísimos casos, por citar tan sólo unos pocos referentes de los muchos que abundan en la parrilla. Hay pilotos con aura y tirón mediático, y otros que nacieron estrellaos, que decía mi abuela, y la prensa se comporta de manera especialmente especial con los primeros, para que nos entendamos.

Los nueve atlas


San Ignacio y mi atlas intacto en la biblioteca de los recuerdos...

Nuestros padres llenándonos la casa de enciclopedias y compendios geográficos por tomos, y mira tú por dónde, el mundo había que descubrirlo como se ha hecho desde antiguo, como se ha hecho siempre, como lo hicieron ellos y harán nuestros hijos y nuestros nietos o bisnietos. Dios quiera entonces que alguno de ellos sea capaz de nombrarnos por nuestros nombres, incluso por nuestros sobrenombres secretos, siquiera desde esa puñetera distancia que acabará edulcorando con miel de abeja la poca trascendencia que van adquiriendo nuestros actos.

lunes, 30 de julio de 2018

Acuarelista Gasly


En mis tiempos —¡joder cómo suena de feo esto!—, bastaba escribir o dibujar algo y presentárselo a quien creías que podía publicarlo, o en su caso, escribir o dibujar algo y pasárselo luego a un amiguete para que te hiciera el favor de enseñárselo a quien le daba trabajo a él... 

Todo pasaba por jugártela, por currar a cambio de nada al principio, con tal de poder demostrar al cabo, que si te daban una oportunidad podías responder adecuadamente, incluso saltando al vacío, como cuando me embarqué en mi primera aventura de hacer ilustraciones a la acuarela para críos, por la que cobré una mierda por cada pieza mientras me hacía acuarelista fino prácticamente por la cara, y también con mucho sudor, la verdad. 

Pease, el piloto que no era tan lento


El Eagle T1F con motor Coventry-Climax expuesto en la Donington Grand Prix Collection con la librea característica que llevaba Dan Gurney, es en realidad el monoplaza que compró y condujo en su momento uno de los tipos más peculiares que han pisado la Fórmula 1, convenientemente devuelto a su decoración original, claro está.

Siempre he querido dedicar una entrada a Victor Pease, más conocido como Al Pease, y manda narices que en prácticamente once años de Nürbu no haya encontrado hueco para hacerlo, pero como nunca es tarde para reparar este tipo de olvidos, bien está que juntos restañemos hoy esta vieja herida.

È molle come un gelato


Me estoy malacostumbrando. Entre que Gorliz ha estado de fiesta desde Santiago, y que hoy es puente porque mañana celebramos San Ignacio, me ha costado lo mío ponerme al teclado, no os creáis, tanto que ha dado tiempo a los que alababan el sábado el arreón de Hamilton en clasificación, a que anden hoy con los pañitos tibios de que el SF71H era muy inferior al W09 en Hungaroring...

Y quien habla de esto, menciona también a los que sólo ven odio en las críticas a Vettel sin asimilar, todavía, que Lewis va primero en el Mundial de Pilotos porque apenas se ha metido en problemas, y que Sebastian va segundo porque tal vez se haya metido en demasiados en las 12 carreras que llevamos encima.

domingo, 29 de julio de 2018

The Blowers Daughter


Puedo escribir los versos más tristes esta noche, como Neruda, pero comprendo que no se trata de eso, tan sólo de eso...

Me llevo mal con los melifluos y los soplagaitas pero no es de ahora, tranquilos, que hay quien incluso para esto se apunta a ser el primero de la fila. Viene de antiguo, de un lejano tres de agosto de 2007 —en cinco días me caen once años aquí—, y cuento todo esto porque ayer pacté tregua de Navidad con Sebastian [No voy a dejarte solo] y esta tarde, por el canto de un duro no he roto mi promesa y me he plantado en Hungaroring con la Tardis para meterle dos órdigas al alemán.

La que se avecina


Que acabemos Gran Premio y primera parte de la temporada a finales de mes y con agosto llamando a la puerta, viene a ser como que te toque un pellizco en la lotería, porque para hablar de lo sucedido hoy en Hungría queda tiempo a mansalva.

Pero como hay que empezar por algún lado, con vuestro permiso voy a comenzar esta tarde por señalar lo moñas que son en Milton Keynes y cómo sus actuaciones públicas cada vez resultan más patéticas porque huelen a cerrado y en el fondo, porque son simples como el mecanismo de un chupete.

Ser lento en el Nordschleife


La anécdota ni es nueva ni tiene mucho que ver con la Fórmula 1, más allá de que transcurre en el Nordschleife, pero toca ir despidiendo el mes de julio y qué mejor manera de hacerlo que recordando cómo la revista Autobild monta al campeón de rallies Walter Rohrl sobre un Porsche, con el que tardará en recorrer el mítico trazado alemán más de una hora.

Bueno, habéis visto la fotografía de encabezamiento y el chiste se cuenta sólo, aunque no viene mal que os paséis por la noticia y desde allí echéis un vistazo al vídeo, ya que la experiencia resulta impagable [A Porsche Riding Strong On The Nurburgring Could Give You A Headache].

Camion, tue-moi!


A tontas y a bobas, Carlos arranca en la quinta posición de la parrilla de esta tarde en Hungría, y será que los apasionados se han atragantado, o algo así, pero parece que ayer no hubiese sucedido nada extraordinario en Hungaroring, claro está, más allá del comentario por radio de Fernando a su ingeniero, circunstancia que ya ha levantado ampollitas flanderianas en algunos equidistantes.

Y bien, bien, tres bien, que diría el impagable Tip a Coll en el número del vaso de agua, la cosa de la valoración del madrileño en su etapa en Enstone ha podido consistir precisamente en esto que sucedía ayer: en enfatizar las sombras y callar las luces. Desde Austin 2017 a Budapest 2018, full time, que dicen los ingleses, todo con tal de no significarse ante los compis, que ya se sabe que en cualquier descuido te pueden retirar el saludo en el recreo o incluso llamarte alonsista.

Un respiro


Con la carrera de hoy concluye la primera vuelta de la temporada y se retomará prácticamente dentro de un mes (fin de semana del 24 al 26 de agosto), entretanto, se calmarán las procelosas aguas de la información y su caudal se reducirá considerablemente, como por otra parte, suele ser normal por estas fechas ya que la peña también tiene que descansar, ir a la playa y disfrutar de la paella en los chiringuitos, etcétera, etcétera, etcétera.

Para colmo de bienes, por estos lares terminamos julio con puente, ya que el martes celebramos la festividad de San Ignacio de Loyola debido a que el fundador de La Compañía de Jesús murió en Roma precisamente en esta fecha, y como el de Azpeitia ya era el santo patrón de los guipuzcoanos, por cuestiones que nunca he llegado a entender del todo, también es desde hace tiempo el patrón de la Comunidad Autónoma donde habito y desde donde os doy la turrada a diario.

sábado, 28 de julio de 2018

No voy a dejarte solo


Dudo mucho que leas estas líneas pero no voy a dejar de escribírtelas. Si una macaca es capaz de aullar de dolor creyendo que su cría está muerta y una orca de llevar los despojos de la suya a cuestas, durante días y kilómetros, no voy a ser yo quien te dé la espalda cuando da la sensación de que, salvo unos pocos, te la está dado todo el mundo, incluso ese vettelismo que te comparó con el Kaiser y te llamó mesías con tal de apropiarse del cavallino y hoy ni ha estado ni se le espera.

Sergio decidió, por la razón que fuese, que yo pasara un mal trago o penara alguno de mis múltiples pecados. Tú sustituyendo a Alonso en mi rossa, y yo declarando una tregua que a veces me cuesta tanto mantener que me entran sudores fríos sólo de imaginar que Enzo se me pueda aparecer en sueños para reclamarme que, aunque oveja negra, haga apostasía de mis creencias y te defienda de los lobos y el frío.

Saint Lewis


No ha sido intercesión divina, Lewis, ni tampoco un milagro, que ya advertí el lunes pasado que había muchas posibilidades de que lloviera hoy. Han sido tus manos y una situación favorable para los W09 en su enfrentamiento contra los SF71H. No hay más, colega...

Ahora en serio, que por favor alguien le diga a Hamilton que deje de ver documentales sobre Senna, ¡pardiez!, que se le está yendo la olla cosa mala con la vena mística. Ayrton sólo hemos tenido uno, y casi cabría decir que gracias a Dios. Dejémoslo estar, y sobre todo, no juguemos con las cosas del Señor, que al paulista me consta que el Altísimo pudo bendecirlo, pero está por ver si lo del británico no consiste tan sólo en una flor en salva sea la parte.

El 55 en húmedo


Si vas todos los días al mismo restaurante y pides el mismo menú, y siempre te quejas de lo malo que está y lo fatal que anda el servicio, y no pasa jornada en que no terminas pidiendo el libro de reclamaciones, lo más seguro es que quien te acabe llamando gilipollas sea el policía que venga a llevarte a casa para que dejes de dar la turrada.

Mira que anda fácil el asunto de no ver F1 por Movistar, pero lo que mola es andar con Lobato arriba y Lobato abajo porque la cabaña de ñúes se ve que no da para más. ¡Gensanta!, que diría Antonio Fraguas.

Una de mosqueo


El mercado de pilotos puede salvarnos la temporada, porque, a ver, a falta de poder explorar quién va a ganarla, resulta incluso apropiado jugar en julio al juego de la silla con los conductores porque en esta piscina simpre suele haber agua.

Bueno, dicen que Daniel Ricciardo está a puntito de anunciar que ya ha renovado con Red Bull y que a partir de ahí se desencadenarán las otras cosas, y sin ponerlo en duda —¡ojito con esto!—, me ha dado por pensar en si no será que el australiano es la pieza del puzzle que nos falta en el tema James Key.

viernes, 27 de julio de 2018

Ferrari sin Sergio


Resulta complicado calibrar en qué medida y cómo afectará (realmente) la desaparición de Sergio Marchionne a todo el tinglado que tiene montado FCA en Fórmula 1, lo que parece obvio es que debería afectar lo justito a pesar de la incuestionable personalidad del de Chieti.

Sauber y Haas sí pueden notar más su ausencia, sobre todo la segunda, puesto que la situación de la primera parece estar mejor definida [Ericsson a la baja], pero honestamente tengo que decir que Ferrari no tiene por qué acusar el golpe más allá de la cuestión sentimental, que evidentemente va a estar ahí por mucho que lo neguemos, incluso ejerciendo como revulsivo o acicate, ya que nada sería más bonito que poder brindar a Sergio la victoria en Hungaroring, o aunque quede un poco más lejos, en Monza, ante los tifosi, en casa.

La postverdad


Lo acojonante de la postverdad no reside en que básicamente sea una gran mentira, ni siquiera en que con los mismos mimbres se podrían hacer mil y un cestos diferentes, tan falsos como el primero, lo aterrador es que quien la promueve se la cree.

No sé si lo recordáis, pero entre 2008 y 2015 aquí pudimos disfrutar de un postverdadero de pelo en pecho. Desconozco si el término postverdad ya había sido catalogado entonces, pero todo aquello nos supuso un auténtico coñazo que, por fortuna, el tiempo se ha encargado de ir desmontando. Aunque os parezca increíble, hablo desde la expertise más absoluta: mis cuñadas son postverdaderas desde que las conozco, y eso, amén de que da Puntos de Coraje en la Hoja de Personaje, te permite ver la vida con una infinita ternura porque a poco que las dejes hacer, hay pasajes de tu propia existencia que no reconoce ni la madre que los parió, ni por supuesto, tú que los viviste.

jueves, 26 de julio de 2018

Neutralizando a Key


El tratamiento que están dando la prensa británica y alemana a la contratación de James Key por parte de McLaren, está dejando patente el nivel de mamporrismo que se gastan, amén de poner con el culo al aire a los del Efecto Cher de nuestros lares.

Woking ha confirmado la noticia, pero Franz Tost y el entorno de Red Bull han dejado claro que Key todavía está vinculado a Faenza, algo que a un buen periodista le habría llevado a pensar que el de Chelmsford ha ocultado lo que iba a hacer a su actual patrón y, obviamente, ha podido mentir al nuevo. McLaren, en todo caso, debería de haber dejado de ser la noticia a partir del instante en que ha aflorado la controversia, aunque curiosamente, a estas horas la de Zak Brown sigue siendo el epicentro de todo el follón y, lógicamente, está recibiendo pedradas por todos lados.

Dance of the Knights


El año del retorno de Michael Schumacher a la máxima disciplina no fue lo que esperaba, como tampoco lo fueron los siguientes hasta su retirada definitiva a finales de 2012. 

Desgraciadamente, salvo que suceda un milagro, que yo agradecería, él no nos podrá contar jamás de puño y letra cómo fue aquello. Su accidente, la cautela y el silencio que le rodean desde entonces, y el buenismo —que no falte—, que sólo acierta a hablar del Kaiser mostrándonos sus mejores ángulos frente a la cámara, han impedido y seguirán impidiendo que disfrutemos de unas memorias hechas con las entrañas, en las que perfectamente podríamos leerle: «Ross me la metió doblada.»

Montmeló en la picota


Dicen que a perro flaco todo son pulgas y quizás sea eso lo que está sucediendo. Hablábamos de Montmeló a primeros de mayo, concretamente sobre las dudas que había al respecto de la continuidad del Gran Premio de España [El Circuit], y volvemos a traerlo a Nürbu a finales de julio porque este fin de semana se dirime en Hungría su futuro como sede de los entrenamientos de pretemporada, que dicen los entendidos que prácticamente esta hecho que sea Sakhir (Bahrein).

En realidad el tema no es nuevo e imagino que ya estaba sobre la mesa de don Vicenç Aguilera cuando habló con La Vanguardia [La falta de interlocutor en la Generalitat amenaza la continuidad de la fórmula 1], de forma que tampoco exageremos con el supuesto daño irreparable que puede originar en las arcas del trazado barcelonés, si al final, los coches de 2019 comienzan a rodar en el emirato en vez de en España.

Alonso y la nueva McLaren [09-07-2018]


Entre primeros de mes, instante en que escribí este texto para mi espacio en MotorPoint, y ahora mismo, han pasado suficientes cosas como para seguir insistiendo en que McLaren está más cerca que lejos de empezar a sacar la cabeza. La más reciente: el fichaje de James Key, una de las más prometedoras figuras de nuestro panorama ingenieril, que ha abandonado Toro Rosso para integrarse en la de Woking tras el pertinente periodo de jardinería.


Los acontecimientos que han situado a McLaren en el foco de atención mediática esta semana, sin duda ofrecen diferentes lecturas, máxime cuando Zak Brown, Director General de la británica, vino a decirnos ayer a través de Autosport que no esperemos resultados al menos entre dos y diez años a partir de ahora…

miércoles, 25 de julio de 2018

Mi Felipe


No quiero dejar pasar este Hungría sin echar unas líneas sobre mi Felipe.

La verdad es que no quiero ni tampoco puedo, ya que Massa es casi tan Nürbu como yo o como cualquiera de vosotros. Lo adopté como quien se hace cargo de un medio adolescente sin techo y ahí nos lo hemos quedado, que bien de sobra sé que os cedo un dedo y me tomáis el brazo. El caso es que mi Felipe, nuestro Felipe, andaba dando por el saco en 2008 y había que explicar qué coño hacía allí él, tratando de tú a tú a todo un Lewis Hamilton, al mismísimo hijo del viento.

Hungaroring, mon amour


La metereología apunta ya a cielos abiertos con escasa probabilidad de lluvia para este próximo fin de semana en las cercanías de Budapest, con lo cual, se puede decir perfectamente mi gozo en un pozo porque con la misma elección de gomas que para Hockenheim, Hungaroring (en seco) huele de lejos a procesión de Jueves Santo.

En todo caso veremos cómo se desarrollan las próximas horas, que a lo mejor pasa como en Gorliz y con un poquito de suerte llega un frente nuboso y ahí se queda.

Gana Toto


Tal y como va la cosa, algún día de estos va a tocar retomar la vieja línea argumental que esbozamos en Nürbu a comienzos de 2017, por la cual, Toto Wolff se desembarazaba de sus acciones en Williams y limpiaba su relación con Valtteri Bottas, tal vez por evitar verse envuelto en la investigación sobre competencia y buenas prácticas en la F1 que estaba a punto de poner en marcha la Comisión Europea, circunstancia que enlazábamos a comienzos de éste, con el declarado interés del austriaco por Force India y Williams como equipos B de Mercedes AMG.

Haya habido tomate o no en todo este merequetén, lo cierto es que ni la de Silverstone ni la de Grove han levantado cabeza en lo que llevamos de año, y eso que sus coches van impulsados por la mejor unidad de potencia de la parrilla, que ya es casualidad que ni por esas hayan sido capaces de sacar la cabeza.

Ha muerto Sergio


La muerte sólo es el último capítulo de eso que llamamos existencia, y si las recientes noticias que conocíamos sobre Sergio Marchionne no auguraban nada bueno, acabamos de conocer que definitivamente ya no está entre nosotros.

Así las cosas, si resulta complicado despedirse de los amigos, tampoco es plato de buen gusto echar unas letras sobre alguien a quien consideras responsable de las tantas cosas que han afectado a la rossa de hace una década hasta aquí. No obstante, él ha sido el gran arquitecto de lo que supone en la actualidad La Scuderia, y a este aspecto de su vida profesional quiero remitirme para despedirlo.

No voy a ocultar que me habría gustado que esta Ferrari hubiese llegado antes. No pudo ser y así lo he asumido, en todo caso: descansa en paz, Sergio.

Pedro, 2006


Si la cosa está bastante jodida para Fernando, ni os cuento cómo lo tenemos con Pedro, uno de nuestros mejores pilotos, siempre con permiso del fandomeo que protege tanto nuestras murallas como se mira el ombligo.

Hoy es Santiago Apóstol, fiesta grande de Gorliz. El bueno de Santiago el Mayor es también el patrón de Galizia y de España, y no por este orden, y mira que a mí estas cosas de las santidades me importan bastante poco, pero miro nuestro pequeño mundo con bastante pena porque con tanta chuminada como abunda vamos dejando paso a las santidades de otros como si tal cosa —no de los que vienen de afuera, no seáis malpensados, que tenemos morralla autóctona como para exportar—, porque, en el fondo, nos hemos olvidado de que lo más sagrado como pueblo es nuestra dignidad, profesemos la fe que nos dé la gana o seamos de un color político u otro.

martes, 24 de julio de 2018

From Nothing Comes A King


Todos los días nacen leyendas del deporte, de la literatura, de las artes... venga, va, también de la ingeniería, la medicina o las ciencias. Otra cosa es que sepamos reconocerlas, o mejor, que ellas puedan consolidarse sin necesitarnos...

Jamás he pedido perdón por considerarme seguidor del mejor piloto de Fórmula 1 de la última década y media, ni creo que lo haga. Estoy mayor y me siento cada vez más perezoso cuando los cuernos y timbales llaman a batalla, lo que no me impide saber lo mucho que he dado a todo esto y de los muchos cobardes que me han rodeado. Me queda correa, eso es lo importante para mí, y quiero creer que para vosotros.

Durmiendo con tu enemigo


Hombre, prosperas a base de machacar a tu compañero con la connivencia de tu equipo, Whiting y la propia prensa, cuestionas su retirada y, la verdad, tiene que suponer un mal trago descomunal que él acabe ejerciendo de comentarista precisamente en la cadena mayoritaria para esto de la Fórmula 1.

Me dicen que es un «culo veo, culo quiero», pero no lo compro. Fernando atizaba a las redacciones españolas después del Gran Premio de Gran Bretaña y bajo esta perspectiva parece incluso lógico que Lewis Hamilton haya pretendido su minutito de gloria sacudiendo a los ex pilotos que trabajan con Sky Sport. Pero aquí no hay ex pilotos que valgan, sólo hay uno, y ése es Nico Rosberg, Campeón del Mundo 2016, un tipo que conoce a la perfección cómo se las gasta el de Tewin, ya que ha convivido con él desde 2013 hasta su retiro.

Quemando polillas


Espero por el bien de todos, que las valoraciones sobre Pierre Gasly y Brendon Hartley tengan en cuenta, a partir de ya mismo, que su trabajo en el Mundial no consiste en disputar carreras sino en acumular kilómetros y adquirir toneladas de información.

En realidad ha sido así desde el principio de esta campaña, por eso mismo extrañaba tanto que se hablase de expectativas no colmadas y de bajo rendimiento cuando la prensa colocaba al neozelandés fuera de Toro Rosso a partir de Mónaco, que mira que no ha llovido ni nada desde entonces y ahí sigue el tío.

Todos los caminos llevan a él...


La piscifactoría anda a rebosar y, francamente, echo de menos aquellos antialonsistas de mar abierto, fajados en aguas bravas, con los que, al final, trababas incluso una forma primitiva de amistad porque en lo esencial estábamos de acuerdo: Bernie era lo puto peor y Charlie Whiting su brazo ejecutor, y así.

Hoy te pones a hablar de estas cosas y entre que la peña no sabe quién es realmente Charlie ni cuántos mundiales ha ganado, a lo sumo te ves envuelto en una de estas graves discusiones sobre lo que dice el reglamento y cómo lo aplica el susodicho.

El Mónaco magiar


Conociendo que llaman «Mónaco magiar» a Hungaroring da un poquito de yu-yu que llegue este viernes, pero tampoco pasa nada, nada grave, se entiende. 

Daimler tiene intereses allí —4.000 puestos de trabajo directo en la localidad de Kecskemét, que se ampliarán en breve a otros 2.500 más con una segunda planta que se está levantando en la actualidad—, y Bernie, desde hace años, ha defendido a capa y espada este circuito que en sentido estricto debería estar fuera del Mundial, ya que, básicamente, se ha ido quedando viejo con el transcurso de las temporadas y no permite que aflore el espectáculo, mucho menos con los cacharros grandotes que se usan en la actualidad.

lunes, 23 de julio de 2018

No avanzamos


Ni promesas, ni marco de convergencia, ni Rita la Cantaora, el Gran Premio de Alemania de este año ha puesto de relieve la enorme diferencia que todavía existe entre propulsores. Mercedes-Benz y Ferrari a un mundo, aún, de Renault y Honda, y como telón de fondo, una FIA que parece más interesada en mantener el actual estado de cosas que en zanjar el asunto de una vez por todas.

Lo comentábamos el año pasado: la idea de reducir a tres unidades de potencia y dos MGU-K los disponibles sin penalizar para esta temporada, apuntaba a tiro por la espalda a los fabricantes que siguen intentado acercarse a la cabeza.

No seamos moñas


Las guerras se pierden antes que en el campo de batalla en el uso del lenguaje, y esto ha sido así desde siempre. No pequemos ahora, que ya somos mayorcitos.

A Lewis no le ha sancionado nadie. No se le sancionó ayer y no va a penar por haberse saltado el reglamento, cosa que, por cierto, es muy habitual en él. Recibió una reprimenda, una advertencia. Se hizo acreador de una amonestación que todavía ni es tarjeta amarilla. Fue apercibido de que si vuelve a liarla se le castigará, que todavía está por ver si sigue acumulando apercibimientos hasta que le caiga la del pulpo, o eso dicen.

Al salir de clase


Hay quien se pone a jugar con números y le acaban estallando en las manos. El caso es que llevamos bastante tiempo asistiendo a cómo se va abriendo camino entre nosotros uno de los numerosos sindioses que nos rodean, y, al cabo, te encuentras con que lo han comprado incluso los allegados, sin reparar en la metedura de pata que están cometiendo.

Comparar calidad con valor (de mercado) nunca ha sido una buena idea. Mucha gente atiende a la llamada de las rebajas y compra con abundancia hasta agotar las existencias, pero ello no quiere decir que la calidad del producto haya ejercido de efecto llamada salvo en casos muy, muy puntuales. Es el precio, normalmente, el que resulta atractivo, la calidad suele importar poco.

El mojón y el coche de Stoffel


Vamos a poner una miajica de humor en el tema McLaren porque si resulta complicado sacar todos los números en La Primitiva, tan complicado me parece no acertar ni uno en un boleto de cinco apuestas... Así que sin más dilación admitamos que el fin de semana de Gran Premio en Hockenheim ha sido de esos de tirar a la basura, incluso para mí.

Y bien, salvo Max y Nico (Hulk), el resto de integrantes de la plantilla suministrada por Renault tampoco es que estuvieran a tono en un circuito donde lo motores tienen mucho que decir, lo que nos pone en que las expectativas de McLaren, en este caso, debían ir por otros derroteros a los que me aboné para decir que Fernando acababa sexto.

«Checo» vs. Force India


No es la primera vez, ni desgraciadamente será la última, que Checo se sobrepone a una situación creada por Force India en modo malfunction. En todo caso, que es a lo que vamos, el de Guadalajara terminó séptimo ayer el Gran Premio de Alemania, inmediatamente delante de Esteban Ocon, hoy por hoy el chico de mejor trato por parte de la de Silverstone.

A la hora de ponerme a escribir estas líneas he pensando inevitablemente en las palabras de Otmar Szafnauer a primeros de año: «Oder wir reißen einfach ein Siegel vom Getriebe, und der Fahrer wandert fünf Startplätze zurück» [Hablando claro], y a cómo se entiende dentro de la india eso de evitar problemas entre sus pilotos.

domingo, 22 de julio de 2018

¡Alegría!


Muchos vivirían mejor si aceptasen que éste no es un Mundial disputado a cuchillo, como les gustaría, sino de descarte, de comprobar quién es capaz de cometer menos errores. Un campeonato en que los sustos a uno u otro lado de la trinchera se pasan en cuanto uno de los dos opositores a la victoria absoluta mete la pata como la ha metido hoy Sebastian Vettel o como la metió ayer Lewis Hamilton. Va de número de cagadas, no de excelencia, para que nos entendamos.

Quiero pensar que la cosa puede cambiar de aquí a Abu Dhabi, pero, la verdad, no las tengo todas conmigo, así que prefiero tomarme lo de esta tarde como un nuevo tropezón de Ferrari debido a que Maurizio ha depositado todos los huevos en la cesta del Mesías de Maranello, que tendrá mucha importancia, o poca, según se desenvuelva el de Tewin a partir de Hungría.

Así se gana un Mundial


En Fórmula 1 la suerte tiene menos entidad que el monstruo del Lago Ness, aunque haberla hayla, como las meigas, y por eso mismo, saber aprovecharla tiene mucho más mérito del que parece.

No voy a templar gaitas, ya aviso, y aunque a estas horas está corriendo como la pólvora la especie de que Hamilton ha hecho un gran carrerón —que no es que no haya realizado un buen Gran Premio de Alemania, que os veo venir—, tampoco hay que ponerse a caminar sobre las aguas porque Saint George ha venido a ver al de Tewin y también es justo reconocerlo.

¡La madre que parió a Peneque!


La situación personal que atraviesa Sergio Marchionne ha rebajado el nivel del ruido, no lo vamos a negar, pero el coñazo que han estado dando la prensa inglesa y alemana con las posibles trampas de Ferrari han roto la escala de Richter.

Si no escribiera a diario, si no lo hubiese mecionado mil y una veces, seguramente ni me molestaría en redactar estas líneas, pero sobre el temita en cuestión se está informado —vamos a llamarlo así—, como no se ha hablado en años sobre las mil y una trampitas y triquiñuelas que han desplegado rivales como Red Bull o Mercedes AMG y no han merecido tanta atención.

sábado, 21 de julio de 2018

¡A tu salud! [#Nürbu 26]


Si no te hubieses parado en la vuelta 63 todo esto resultaría más fácil...

El Nordschleife es silencio. Sus bosques tupidos abrazan el circuito como los almohadones mullen el sueño de un dragón. Hilly me había hablado de lo hipnótico que resultaba recorrer la cresta del demonio de las Eifel cuando la humedad acumulada a los pies de los árboles se abre camino hacia el cielo, convertida en neblina que se rompe en jirones con cualquiera de sus ramas, y he pensado que sería buena idea comprobarlo aunque tu asiento siga vacío al lado del mío.

Breve historia de un «crochet»


Sebastian acaba de encontrar la llave del campeonato y perfectamente puede tirarla al río para que nadie se la robe, si mañana certifica una buena carrera.

Lewis Hamilton, apremiado por recortar distancias con el alemán después del baño de agua fría en Silverstone, ha jugado mal sus cartas y arrancará en Hockenheim desde la séptima línea de parrilla, concretamente desde la decimocuarta posición. Se ha salido y al recuperar la pista ha golpeado los bajos de su W09 con todo lo que ha encontrado, total: out al finalizar la Q1 aunque por tiempos pasaba a Q2.

The past is not enough


«Este mundo es una ilusión. Lo único real es la memoria. Pero la memoria es una invención...»

Estas palabras de Manoel de Oliveira, amablemente cedidas por J-Car, sintetizan a la perfección la razón por la cual, nuestro deporte busca con ansiedad los remansos de su historia en vez de chapotear en la actualidad, no sea que haciéndolo nos mojemos demasiado, nos expongamos a la intemperie y quedemos significados y seamos señalados en público por los modernos jueces que habitan las redes sociales.

viernes, 20 de julio de 2018

Soy bicampeón


No tengo muy claro de qué tipo de higuera se han caído los que han se han sentido ofendiditos porque Fernando ha recordado a la prensa quién es él y quién es Kevin. Uno gana dos campeonatos mundiales por algo y para algo, y si un juntaletras lo ha olvidado habrá que recordárselo, digo yo.

Comentaba el otro día que el segundo problema de Magnussen era la prensa [Bocachancla], tan dada ella a reírle las gracias. Y qué queréis que os diga, me parece de perlas que Alonso haya puesto tierra por medio entre él y el danés, ya que no ha habido nadie con agallas para recordarle al hijo de Jan que se comportó como un macarra en pista y como un perfecto gilipollas repitiendo las palabras de Steiner ante los micrófonos.

Invitación a MIchelin


Aunque aparentemente vaya a cambiar poco, lo cierto es que la F1 va a cambiar bastante si Liberty Media consigue sacar adelante su proyecto de pasar de las actuales llantas de 13 pulgadas a las de 18 en 2021.

Pongo en cuarentena el asunto y lo apunto en condicional, porque acabamos de salir de un escenario en el cual, para las mismas fechas se había pactado (sic) que iba a desaparecer el MGU-H (Motor Generator Unit-Heat) con la intención de facilitar la entrada de nuevos fabricantes, y sin que sepamos exactamente qué ha pasado, ni estos llegan cuando estaba previsto, ni se les espera, ni desaparece el bendito cachivache, of course! Vamos, que en términos de unidades de potencia todo indica que estrenaremos la década siguiente prácticamente como estamos.

El FRIC no se usará en Alemania [13-07-2014]


Con el título «Mercedes AMG y Red Bull no usarán el sistema FRIC en Alemania» levantaba acta en mi espacio en Diariomotor, hace ahora prácticamente cuatro años exactos, de la renuncia de Milton Keynes y Brackley a utlizar uno de las respuestas técnicas más creativas de los últimas temporadas tras su prohibición por parte de la FIA. Ya entonces se intentaba cazar a Mercedes AMG, pero ni por esas se consiguió. Nico Rosberg acabaría ganando aquel Gran Premio de Alemania y la de tres puntas siguió imponiendo su ley sobre la pista a partir de entonces, hasta conseguir los Mundiales de Marcas y Pilotos, éste último en favor de Lewis Hamilton.


Tras la reciente advertencia realizada por la FIA al respecto de que a partir del Gran Premio de Alemania se considerará ilegal el sistema de suspensiones interrelacionadas conocido como FRIC (Front to Rear Inter-Conected), la afición y prensa especializada esperábamos un mayor nivel de contestación ante lo aparentemente precipitado de la decisión y por supuesto, que la principal afectada, Mercedes AMG, mostrara su más absoluto rechazo.

jueves, 19 de julio de 2018

Dos por uno


La renovación de Lewis Hamilton hasta 2020 con posibilidad de ampliar a 2021, nos está diciendo que Mercedes AMG se queda, al menos, hasta el comienzo de aplicación de la propuesta de Liberty Media, lo que no es moco de pavo.

Seguramente no tiene nada que ver, pero ha sido conocer que en 2021 no iban a llegar los refuerzos, es decir, que la cosa se va a quedar más o menos como ahora a partir de esa fecha, y que hayan comenzado a suceder cosas gozosas [El dramón], entre ellas, la revitalización de Lewis como piloto y ahora su renovación. Lo hemos comentado en alguna ocasión: ¿para qué te vas a quedar en una escudería que a lo mejor es ella la que no se queda...? ¡A lo peor el bajón del morenín de mi madre se debía a tanta incertidumbre!

¡Mátame, camión!


Todas las temporadas tienen su momento ¡mátame, camion!, y como no podía ser de otra manera, en 2018 ya ha surgido el correspondiente.

El antialonsismo de piscifactoría está tan embriagado ante la posibilidad de que Red Bull se aproveche de todo el curro desarrollado por McLaren desde 2015 a esta parte, que no ha caído en la cuenta de que a la tercera fuerza de la parrilla se la trae bastante floja haber obtenido 3 victorias con el mismo motor (actual) que usan Enstone y Woking, seguramente porque en Milton Keynes se dejan de apasionamientos y monsergas, saben hacer las cuentas, y entienden que los tres primeros puestos han sido poco menos que fruto de la fortuna.

Ella sola se murió


Gerhard Berger (entre Marko y Lauda en la foto de encabezamiento) acaba de lanzar una serie de ideas bastante golosas para el futuro de nuestro deporte, aunque chasquee la referencia que hace a métodos democráticos y métodos dictatoriales a la hora de plasmarlas —la verdad, nunca entenderé a estos austriacos.

Personalmente pienso que no hay que imponer nada sino, más bien, convencer mucho, verbo que como es de sobra conocido, se usa en formato monodosis en la Fórmula 1 y en muy contadas ocasiones, supongo que por las gabelas de la actividad. Hay tanto dinero e intereses en juego que resulta incluso comprensible que teniendo las cosas tan aparentemente claras, hayamos llegado a un nuevo punto de crisis que es recurrentemente negado por los del «esto siempre ha sido así.»

miércoles, 18 de julio de 2018

El WEC reduce distancias


Con tan sólo dos pruebas disputadas, el WEC (World Endurance Championship FIA) ha decidido meter mano al nivel de competitividad del supercampeonato retocando con efectos inmediatos el EoT (Equivalence of Technology) para la categoría LMP1, vamos, que lo notaremos previsiblemente desde las 6 Horas de Silverstone, y digo previsiblemente porque todavía está por ver qué cartas guardan en la manga los equipos y si la medida cumple o no su función.

Oficialmente, la decisión se debe a que el Toyota ganador de la pasada edición de las 24 Horas de Le Mans sacó 12 vueltas de ventaja al Rebellion que terminó en tercera posición, el primero de los mortales, para que nos entendamos, aunque esta excusa tiene trampa.

Bocachancla


El problema de Kevin Magnussen se llama Guenther y se apellida Steiner, su patrón. Además tiene otro añadido: la prensa británica, que se inclina con demasiada facilidad a endulzar las sartenadas del danés porque Alonso es su diana preferida. Lo critica, sí, pero con cariño, como hace Charlie Whiting con sus payasadas en pista.

Quedan 11 carreras por delante y por simple cálculo de probabilidades algún día debería tocarle a Lewis Hamilton sufrir las incontinencias del de Haas (Vettel parece intocable en este aspecto). Y si no sucede, se deberá únicamente a que el titular del dorsal número 20 elige a sus víctimas, cicunstancia que lo convierte en un auténtico mierda, y discúlpenme ustedes lo elevado del tono.