domingo, 22 de julio de 2018

¡Alegría!


Muchos vivirían mejor si aceptasen que éste no es un Mundial disputado a cuchillo, como les gustaría, sino de descarte, de comprobar quién es capaz de cometer menos errores. Un campeonato en que los sustos a uno u otro lado de la trinchera se pasan en cuanto uno de los dos opositores a la victoria absoluta mete la pata como la ha metido hoy Sebastian Vettel o como la metió ayer Lewis Hamilton. Va de número de cagadas, no de excelencia, para que nos entendamos.

Quiero pensar que la cosa puede cambiar de aquí a Abu Dhabi, pero, la verdad, no las tengo todas conmigo, así que prefiero tomarme lo de esta tarde como un nuevo tropezón de Ferrari debido a que Maurizio ha depositado todos los huevos en la cesta del Mesías de Maranello, que tendrá mucha importancia, o poca, según se desenvuelva el de Tewin a partir de Hungría.

De momento, la rossa ha perdido el liderato en las dos tablas gracias a que Vettel no entiende todavía que su deber en pista es pensar por todo el equipo, incluso por el chaval que quita cada mañana el polvo en el despacho de Enzo Ferrari. Por la razón que sea no le entra en la cabeza al alemán, no comprende que hoy se ha vuelto a sacrificar a Kimi para que él tuviera oportunidades, y ya no sé cuántas veces se está replicando esta historia. El finlandés además le ha cedido la posición en pista, llevaba algo más de 3 segundos de ventaja y ha metido la pata en una zona fácil que degraciadamente tenía las protecciones demasiado cerca. Fin de la historia.

Es obvio que si continuamos así le vamos a regalar el Mundial a Hamilton como hicimos el año pasado, pero ya digo que esta temporada todo me parece relativo porque el británico tampoco anda fino, fino filipino. Vamos, que en Hungaroring es muy capaz de devolvernos el favor de Hockenheim.

No obstante, que es a lo que voy con estas letras, ya no se le pueden andar buscando excusas a Sebastian porque queda bastante feo. Es tetracampeón del mundo y tenía al británico contra las cuerdas. En realidad lo ha tenido así desde Australia, y si La Scuderia no ha podido o sabido despegarse, ha sido, fundamentalmente, porque al de Heppenheim le siguen pudiendo las situaciones de presión. 

Llegados a este punto cabe incluso preguntarse si Leclerc y Raikkonen harían mejor pareja en 2019 que Sebastian y Kimi ahora. Pero no temáis, no voy a elevar la propuesta, entre otras cosas por lo que decía al inicio: éste es un campeonato de descartes, y si Vettel aguanta el tipo, aunque regando el calendario de descuidos, pero Hamilton mete la gamba más veces, seremos capaces de alcanzar el milagro.

Entre tanto, quiero mandar a mis hermanos tifosi un enorme abrazo y recordarles que más se perdió en Cuba. Hoy hemos tenido un tropiezo pero aún queda medio campeonato por delante. Hay tiempo, sin duda, lo que no sé es si habrá espacio para más hecatombes, porque como Lewis se enchufe de verdad, lo vamos a llevar francamente jodido.

Os leo. Forza!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Y pensar que hasta no hace mucho, tenían a un piloto que ofrecía garantías. No habría el mejor motor, ni el mejor coche. Ni un compañero competente, ni un muro confiable... Pero sabíamos que El estaba allí, firme al volante.

Con qué convicción los tifosi agitan una bandera por el impresentable éste?

Bastian dijo...

como Lewis se enchufe de verdad....veremos que hace Ferrari, segun lei en algun lugar, la direccion no esta muy contenta con los errores de Vettel..., tal vez veamos a Ricciardo de rojo el proximo año para enchufar a Vettel

Anónimo dijo...

Bueno, Ferrari a encontrado 38 Cv así como si nada según he leído. Así que salvo fallos mecánicos o sorpresas meteorológicas me parece a mi que de aquí al final Vettel va a salir desde la pole en muchas carreras, como a el le gusta. Pero si, tienes toda la razón, he pensado lo mismo viendo la carrera. Ayer cagadita de Hamilton y hoybde Vettel. Este mundial lo va a ganar "el menos malo". Que pena, y cuanto peso coge eso que decía tu abuela (y la mía) "entre todos la mataron y ella sola se murió".

Un abrazote

ZEXAR dijo...

Que alguien me explique la razon de mantener en el puesto al aleman. De no ganar el actual campeonato seran dos ocasiones perdidas teniendo el mejor monoplaza. La opcion Fernando/ Lecler es la mas logica y sensata.

Anónimo dijo...

La más lógica y sensata es no meter ahora el dedo en la llaga. Esperar a que el plus de motor y la suerte traigan los laureles a la rossa.

No vas a colarle otro factor de presión al percherón, que acaba por perder la poca templanza que le queda. Vettel necesita todo el apoyo de su escudería, y el coche más rápido para no deshacerse como azucarillo en el té.

El campeonato a esta altura, es una moneda al aire. Puede caer por sí o por no, pero encontrándose en el medio del río, no deberían hacer ningún cambio. Es lo que hay y se tira con lo puesto.

Y como no lo gane, deberían quitarle el poder de veto sobre su compañero. Sí Ferrari verdaderamente ha evolucionado, por supuesto.