lunes, 23 de septiembre de 2019

El noble arte de ir lento


Soy de fácil conformar aunque también un sentimental de tomo y lomo, y el caso es que anoche, mientras las redes sociales bullían tratando de descifrar las razones ocultas que ocasionaron que Ferrari, queriendo hacer una cosa acabase haciendo la contraria, o eso dicen, a mí me rodaban por las mejillas unos lagrimones de mil pares de narices porque en Monterrey (Monterey, California), los integrantes de la parrilla IndyCar trataban de ser los más rápidos durante el Grand Prix at Laguna Seca, apoyados en unas estrategias que, ¡oh, Dios mío!, buscaban lo mismo...

Horas antes —de ahí mis incontenibles sollozos—, el Gran Premio de Singapur nos había devuelto a la cruda realidad proporcionándonos una nueva dosis anormalmente alta de desesperante lentitud, y eso contando con que Pirelli había traído a Marina Bay sus neumáticos más blandos (C3, C4 y C5) y no sonaba Fonsi con su Despacito.

domingo, 22 de septiembre de 2019

Vencer... y no convencer


Me encuentro feliz por el doblete de la rossa y porque ayer por la mañana dejé escrito el guión de lo que nos espera hasta el final de la temporada [A Marina Bay llegamos], no tanto por las cosas habidas en el Gran Premio de Singapur, porque en mi dilatada vida he visto puñaladas por la espalda infinitamente más limpias.

Entiendo el estado de exaltación que ha sufrido una parte de la afición que comprende infantilmente que Ferrari lo ha hecho cojonudamente dilapidando las pocas oportunidades que le quedan para salvar la cara en este 2019 al que todavía le quedan seis carreras. El equipo, la grandezza. ¡Pollas en vinagre! Ha vencido un tipo que no supo imponerse a Charles Leclerc en clasificación ni ha sido capaz de resolver su supuesta superioridad en pista, hasta que ha llegado el séptimo de caballería y ha puesto las cosas en su sitio: undercut traicionero y a otra cosa, mariposa. Un 1-2 por el bien de un equipo que no se parecerá jamás a su máximo rival, porque no ha entendido aún que Toto Wolff no muestra remilgos en dejar a ganar a Bottas cuando Brackley gana con ello, ya que confía a pie juntillas en la capacidad de Hamilton.

Una promesa de 18 pulgadas


El próximo reglamento que estrenaremos previsiblemente en 2021 ofrece una oportunidad única para hacer tabla rasa con todo lo conocido hasta el momento, y Liberty Media, lejos de comenzar el edificio por el tejado, se ha puesto el mono de trabajo y lo está empezando por los cimientos, seguramente en previsión de evitar desagradables distorsiones en la medida de sus posibilidades.

He echado media mañana después del café revisando la mayor parte del material que he escrito para Nürbu sobre neumáticos, y lo cierto es que he tenido que irme muy atrás en el tiempo para comprobar, como imaginaba, que el enorme problema que suponen en la actualidad tiene sus raíces antes incluso de que Pirelli se estrenara en 2011 como proveedor único de compuestos para la Fórmula 1. Y bien, con las recientes pruebas que ha realizado la milanesa todavía calentitas sobre la mesa, pienso que tal vez sea momento de explicar por qué las llantas de 18 pulgadas suponían un marrón gordísimo con el actual marco reglamentario, y cómo es posible que (a la vez) sean una solución bastante inteligente ante el escenario que propone Liberty a partir de 2021.

sábado, 21 de septiembre de 2019

Menos lobos...


Leyendo a Bernie Ecclestone en Auto Motor und Sport [16 Rennen sind genug], da la sensación de que nos ha traído hasta aquí su hermano gemelo —ni siquiera sé si lo tiene—, un pariente cercano, un clon, yo qué sé...

Él nos puso en manos de los ingenieros, él eligió a los septuagenarios que gastaban Rolex y él convirtió la Fórmula 1 en el Templo de Jerusalén del que Jesucristo sacó con su cinturón a los mercaderes, y produce una pereza tremenda leerle hablando de espectáculo, de medallas y de lo contraproducente que resulta para el show y la mentalidad de los deportistas (sic), que se aplique la normativa con todo su rigor, pero no a los del montón, como era costumbre cuando él dirigía el cotarro, sino a todos.

Ya no estás


Algo me dice que Sebastian sabe perfectamente qué va a hacer a final de temporada. 

Si el otro día le alababa su pundonor al terminar una carrera atragantada [Uno di noi], hoy me ha dejado mal cuerpo verle abortando su última vuelta lanzada y vestido de civil para la fotografía del podio de clasificación... 

A Marina Bay llegamos


De Monza venimos y a Marina Bay llegamos, que decía la canción, y sin demasiado ánimo de tocar las avellanitas, sí me apetece recordar que Ferrari ya tiene los deberes hechos en cuanto a Charles Leclerc se refiere y que, con siete carreras por delante, para la rossa tal vez vaya siendo hora de empezar a salvar al soldado Vettel...

He iniciado la mañana escribiendo aquí y después tomando café en el Portalena, y luego, siendo pobre tras mirar en el estanco el boleto de Euromillones, haciendo recados de calado mayor y menor amén de charlando con Fernando y Lourdes, y sólo al rato he enfocado mis afanes a eso tan prosaico de ponerme al día en lo nuestro, que tampoco es que haya dado para mucho salvo para comprobar cómo los gossips ganan terreno en cuanto les dejas espacio, como la mala hierba, y que después del coñazo sobre lo tramposa que nos había vuelto a salir la de Maranello, hay mucho de justicia poética en que la FIA haya multado a Mercedes AMG por haberse pasado tres pueblos enfriando el combustible de sus W10.

¡Muy buenos días!


Tampoco ha sido para tanto. Sólo llevo desde el domingo pasado apartado del mundanal ruido, así que como no íbais a creer dónde he andado metido o qué he estado haciendo, mejor os ahorro los detalles y estrenamos juntos este otoño aunque oficial y científicamente arranque el 23.

Ser rebelde con las pequeñas cosas te entrena para serlo con las grandes, las importantes, así que como el fin de semana viene cargadito, comencemos dando los buenos días —acto insumiso como pocos—, que seguro que el resto viene rodado...

Dento de un rato escribo sobre Ferrari, luego, Dios dirá. Os leo.

domingo, 15 de septiembre de 2019

Carlos Sáinz, who?


Con el Gran Premio de Singapur en la recámara me pasé la tarde de ayer holgazaneando un poco y visitando las ruinas de todas aquellas promesas que se hicieron cuando Fernando Alonso anunció que quería hacerse un hombretón fuera de la Fórmula 1. Lo he dicho otras veces y tal vez venga bien recordarlo: nadie da consejos esta temporada, nadie señala la luz, nadie mira al final del túnel, todo es refugio en la volatilidad de las redes sociales.

Hoy nadie susurra a nadie: ¿qué es Sebastian Vettel o qué es Lewis Hamilton...? El presente no es un lugar tan cómodo y resulta más rentable hablar de él en pasado. Por eso mismo, una vez el asturiano ha dejado el campo libre, los sotanillas y quienes los han usado, han atemperado la voz y pasan sobre la realidad como pisando huevos, que diría Michael Schumacher.

sábado, 14 de septiembre de 2019

Le Cirque du Soleil


Sin ánimo de ofender, Alonso con Coma de navegante y copiloto, ambos sobre un Hilux 4x4 de Toyota Gazoo, disputan en estos momentos la Lichtenburg 400, un raid que se celebra por tierras sudafricanas.

Digo que no tengo ganas de ofender a nadie porque hasta ayer mismo no sabía de la participación de los españoles ni de la existencia de la bendita carrera, ni mucho menos que ésta no forma parte de ningún campeonato y se ha montado a velocidad de vértigo para sustituir la Harrismith 400, puntuable para el 2019 Cross Country Motor Racing Championships pero suspendida debido a la sequía en la zona y al consiguiente elevado riesgo de incendios.

viernes, 13 de septiembre de 2019

Cuarto y mitad de ICE y caudalímetro


Pues no han tardado nada...

Ahora resulta que sí, que Ferrari está por encima de Mercedes AMG a decir de los expertos que afirmaban anteayer que la de Brackley era (de nuevo) la mejor plataforma de todos los tiempos, y se argumenta en dos trampas, así, como lo leéis: o bien el MGU-K de la rossa supera en fase de recuperación lo permitido, o bien el ICE utiliza un subterfugio (sic), que consiste en almacenar combustible habiendo pasado el caudalímetro para inyectarlo posteriormente...

jueves, 12 de septiembre de 2019

Echando de menos a Niki


Echo en falta a Niki fundamentalmente por tres razones: porque tendría algo que decirle a Sebastian ahora que el alemán pasa momentos bajos, seguramente sacados de su vasta experiencia superando situaciones complicadas; porque estaría corriendo a gorrazos a Charles por su feo proceder con Lewis en Monza; y porque podría aclararnos eso que se intuye en las palabras de herr doktor Marko [Helmut Marko reconoce su error con Hamilton].

Hay una cuarta razón, y es que para algo genuino que había en el paddock, tuvo la desafortunada ocurrencia de hacer mutis por el foro el pasado 20 de mayo, lo que sin duda nos supuso una soberana putada...

Breve pero intenso


Será que entiendo como poco vendible la actualidad de Haas y que sé de sobra del corporativismo que gasta la famiglia que controla el paddock, así que veo bien que Rich Energy y la de Kannapolis hayan dicho hasta aquí ha llegado nuestro matrimonio, pero veo muy forzado el resumen de los hechos que se nos ha pasado para que sea copiado, analizado o traducido literalmente, por el benemérito cuerpo de los creadores de contenidos.

Lamentándolo mucho, en la fotografía que nos están haciendo los medios sigo viendo dos pillos, dos trileros, dos iniciativas que se prometieron lo que no podían cumplir; el gancho y el pardillo en un tocomocho [En tierra de cuatreros], que ahora que han deshecho su relación, breve pero intensa, corren desigual suerte porque la británica de las bebidas energéticas difícilmente volverá a pisar la Fórmula 1 mientras que Haas se queda...

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Por fin el drama


Bernie era más directo, para qué vamos a decir que no cuando es que sí, pero Liberty Media ha impuesto un método más propio de las moderna economía, más silencioso, en apariencia menos intrusivo pero igualmente efectivo, y como resultado: más coherente con los tiempos que vivimos.

Hemos hablado en otras ocasiones del interés mostrado por la patrona de la Fórmula 1 en acrecentar el espectáculo en base al drama habido en pista y cómo enfatizaba este aspecto ante socios y accionistas Greg Maffei, Presidente y CEO de la corporación norteamericana [El dramón]. 

martes, 10 de septiembre de 2019

Checo y los peligros modernos


Causó cierta perturbación en la fuerza la renovación de Sergio Pérez por tres años con Racing Point, pero visto cómo está de moñas el paddock y lo complicado que se ha puesto sacar la cabeza en la parrilla, da la sensación de que nuestro protagonista de hoy ha vuelto a mostrar bastante inteligencia a la hora de moverse sobre un terreno que cada vez se parece más a un pantano sembrado de arenas movedizas.

Arriba no hay sitio para un maestro en el trato de las gomas, un tipo fino y rápido que podría ayudar a cualquiera de las escuderías punteras a consolidarse más rápido y firme en la tabla de constructores, pero que, también, podría dañar el estatus de los primeros espadas.

Pulir la maquinaria


A día de hoy, nadie tiene posibilidades de vencer en el Mundial de Marcas salvo Mercedes AMG, Ferrari y Red Bull, ¡ejem, ejem, ejem!, de forma que para el resto de escuderías la temporada consiste en otra cosa, fundamentalmente en rascar la mayor cantidad de puntos al finalizar el Gran Premio de Abu Dhabi.

Lo que acabo de decir es una perogrullada como un campanario de grande, soy consciente, aunque conviene no desdeñarla porque quedan todavía siete pruebas por delante y si arriba es previsible que Maranello y Milton Keynes nos amenicen el resto de sesión, por aquello de quién de ellas se lleva el subcampeonato, un suponer, inmediatamente detrás, la lucha se llama Woking vs. Enstone.

lunes, 9 de septiembre de 2019

El fruto de la pasión


Me encantan las victorias de Ferrari que producen rosarios de «peros», que son cogidas con pinzas y puestas en el rincón de pensar porque si esto o esto otro, todo habría resultado más creíble...

Si no fuera porque llevo bastantes años hablando de que para la prensa inglesa la rossa es «inútil», «sucia» o «tramposa» según la dirección que marque su veleta, incluso daría crédito al reguero de dudas que han salpimentado la victoria de Maranello en Monza, pero como no es así, me abono a pensar que el sentir anglosajón ha calado hondo en la afición y ya resulta imposible diferenciar lo que es sacarina de puro venenito servido con gotero en vena.

Los experimentos, con gaseosa


El azar ha querido que se hayan juntado en la misma instantánea el mensaje «Si bebes no conduzcas» [When you drive never drink], unas protecciones bastante maltrechas, un coche descacharrado patrocinado por Tasmania, un piloto que parece necesitar que le repitan dos veces que sigue vivo, y unos comisarios que salieron por patas y han vuelto a sus respectivas posiciones después de un susto morrocotudo.

Como ya sucediera en el Gran Premio de Bélgica de 2018 [Rocket man], una idea de la FIA provoca un accidente y otra salva los muebles, que esta vez tengo que admitir que sí, que visto la que se metió Alex Peroni el sábado en Monza, el Halo en verdad le vino a ver al piloto australiano...

¡Cariño, no es lo que parece!


Hacerse mayor no es delito aunque debería estar penado por ley envejecer mal, que es el caso de nuestro portagonista de hoy, el Miembro de la Orden del Imperio Británico Lewis Carl Davidson Hamilton, a quien le ha dado por alicatar y repintar su carrera profesional en Fórmula 1 y de un tiempo a esta parte, por dar consejos, que es el peor de los pecados que puede cometer un hombre maduro.

En junio pasado ya nos regaló una bonita perla: «La F1 no debe ser así. Es un deporte de hombres. Hay muchos jóvenes que llegan y caen de pie (sic). Debería ser más exigente a nivel físico y por eso hay muchos pilotos muy longevos en la F1» [Hamilton plantea una revolución], y ayer mismo nos daba la versión contraria después de la dura defensa que sufrió por parte de Leclerc: «It seems the new generation get away with a lot more in that space of how they manoeuvre their car compared to, I would say, the more experienced drivers» [New generation get away with a lot more]...

domingo, 8 de septiembre de 2019

Uno di noi


Vengo de un mundo muy diferente a éste y quizás por eso, en vez de echar el ratito sobre Charles Leclerc mientras me tomo dos dedos del Macallan que me regalaron Miguel y Daniel por mi cumpleaños, prefiero dejar al monegasco para otro momento y centrarme en Sebastian Vettel, no para machacarlo, que a lo peor se lo merece, sino para agracederle los santos cojones que ha mostrado terminando una prueba que se le ha atragantado.

Muchas veces hemos hablado de pundonor en Nürbu, seguramente porque he practicado deporte y sé que es eso de tener un mal día y cómo tira entonces la posibilidad de retirarse por no pasar el mal trago de llegar a meta cuando no quedan ni jueces con el cronómetro en la mano. Hay que estar muy bien hecho para aceptar ese calvario.

Lobos con piel de cordero


Si no fuera por lo bocachancla que nos han salido Toto y sus pesadillas todo resultaría mucho más fácil. Leo que hay cierto olorcillo a mamoneo en el resultado del Gran Premio de Italia y lo que ha habido ha sido una lucha sin cuartel entre dos plataformas que han leído el mismo reglamento desde ópticas distintas. Ambas requieren abundante aire limpio alrededor y aprovecho para exculpar a Sebastian Vettel (sólo un poco), porque con un monoplaza afinado para ir en punta, quedar enterrado en la montonera y en aire sucio suponía abonarse a un susto gordo.

El SF90 tiene aprendida la lección de los Red Bull: goza de una bonita zona de protección más allá de la cola del vehículo. Hamilton lo ha intentado circulando a menos de un segundo y ha destrozado sus gomas. Bottas ha sido más cauto y ha mantenido la ventana alrededor del segundo y dos décimas, pero cuando trataba de acercarse a Leclerc, ¡zas!, la delantera del W10 se volvía inestable...

I wasn't involved


Manda bemoles que siempre molesten los mismos, sobre todo cuando rechazan seguirle el juego a la prensa. El final de la Q3 fue de fiesta de pueblo, el grueso de los presentes preocupado por coger rebufo y como nadie lo daba, pues eso, el despropósito.

Ha habido opiniones para todos los gustos. A mí me pareció salao, pero también es verdad que ni me había desplazado a Italia ni había pagado una entrada por ver a los mejores pilotos del mundo intentando ser los más rápidos sobre el Templo de la velocidad. Entiendo a la mayoría en sus diferentes posiciones, lo que no me entra en la cabeza es que pueda sentar mal que Kimi decline entrar en el meollo, sobre todo cuando la propia FIA enfriaba el asunto repartiendo unas tristes amonestaciones y dejando todo tal cual estaba.

sábado, 7 de septiembre de 2019

De momento, Charles


Cómo nos gustaba alabar a pilotos de raza como Verstappen cuando el holandés se negaba a seguir las instrucciones que le daban en Toro Rosso para que dejase sitio a Carlos Sáinz, o más recientemente en Red Bull, cuando su compañero era Daniel Ricciardo, y cómo se nos llenaba la boca con la palabra «hambre» cuando supimos que el velociraptor Hamilton acostumbraba a pasarse por el forro de los pantalones los pactos establecidos con Nico Rosberg en los briefings...

Charles Leclerc nos ha salido tan malote como ellos aunque es más de usar guante blanco. Llega a Monza con la victoria en Spa-Francorchamps bajo el brazo y pretende vencer en el Templo de la velocidad ante su público, seguramente con la intención de cerrar la brecha abierta en Ferrari desde que Fernando Alonso cruzara primero la meta en el santuario, un lejano 12 de septiembre de 2010. Y claro está, si Caín suponía un escollo esta tarde, Charles ha sido quien ha cogido en sus manos la quijada de asno y ha atizado a su hermano, básicamente porque Sebastian no buscaba la victoria de la mítica sino salvar su propio culo con excusas baratas.

Septiembre


Hoy es 7 de septiembre, que cantaba Mecano. Buen día para haberse levantado temprano y pisar descalzo la arena mojada de la playa de Gorliz con la ilusión de ser el primero...

Nunca somos los primeros, siempre hay alguien que ha estado antes, que tuvo antes la misma idea, que mirando al horizonte nublado pronunció antes «te quiero tanto», que comprendió antes lo tonto que resulta intentar dejar huellas que respeten las olas con sus caricias de lengua de gato.

viernes, 6 de septiembre de 2019

El cagarro de la (supuesta) discordia


A ver cómo lo digo sin ofender a nadie: el cartelito de los cogieron que ha elegido Ferrari para celebrar su nonagésimo aniversario es una soberana banana, que ya sé que nadie se ha atrevido a decirlo, pero es así y ya, que tampoco pasa nada.

¿Que quién soy yo para decir esto? Bueno, digamos que soy el John Doe que en 1991 fue reseñado por la revista Visual número 25 con su estudio de diseño gráfico e ilustración Itzalak; que 1997 formó parte del breve elenco del Euskarazko haur eta gazte literatuaren ilustratzaileak; que aparece en la Auñamendi como uno de los referentes de su generación; o que hizo de jurado en tres ediciones del Concurso de Cómic Noble Villa de Portugalete entre infinidad de cosas más... Venga, va, tomaros lo que queráis que esta ronda la pago yo...

La escolástica


Este fin de semana Maranello tiene una dura reválida por delante porque, entre pitos y flautas, son ocho años (con posibilidad de convertirse en nueve) los que lleva la rossa sin comerse un colín en casa.

Monza es muy especial para La Scuderia, no hace falta ni decirlo. El acervo popular ha asimilado que el Templo de la velocidad es sinónimo de Ferrari y sobre su asfalto no caben medias tintas: o se vence sin paliativos o cualquier otra cosa será considerada derrota, como tuvo a bien recordarnos el señor Toto Wolff en la edición 2018 del Gran Premio de Italia, cuando mandó a sus hombres hacer una vuelta de honor para saludar a «sus amigos italianos», esos rivales que le quitan el sueño, o eso dice, y por supuesto, sus seguidores.

jueves, 5 de septiembre de 2019

En Gales ya no hay tigres


Vivimos los rigores de la seriedad que parecemos la sociedad victoriana. No hay día que en nuestro entorno no surja un susto, una rasgadura, una mella en la pared que no puede ser arreglada ni con aguaplast; y así nos va, que por haber ido dejando en la cuneta nuestras esencias hemos olvidado incluso el noble arte de poner motes a los pilotos porque resulta irrespetuoso ya que se juegan la vida a 300 kilómetros por hora para nuestro goce y disfrute y tal...

«Britney's in the wall!» fue el curioso mensaje por radio que emitió Nico Rosberg a su ingeniero de muro. Corría 2006, era el Gran Premio de Brasil. Mark Webber, compañero entonces del alemán en la de Grove, había tenido la ocurrencia de cambiar la fotografía de pasaporte de Nico por una de la rubia Britney Spears. La cosa cuajó, todo el mundo empezó a referirse a él como Britney y el aludido usó su mote cuando se llevó puesto al aussie y ambos terminaron la carrera antes de tiempo.

miércoles, 4 de septiembre de 2019

¡Estos de Oviedo!


Fernando sigue acumulando kilómetros con vistas a deshojar su margarita al respecto del Dakar 2020 y aquí estamos, con un palmo de narices, que decía aquél, porque contra todo pronóstico Toyota Gazoo sigue proporcionándole montura allá donde vaya.

Alguien con pocas luces diría que Toyota está implicada hasta las trancas en esta aventura, aunque hay voces autorizadas con cuarenta años de experiencia que insisten en que no y aquí sólo cabe una de dos: o su experiencia —y la de quienes dieron crédito a lo de China en el WEC— no ha pasado la correspondiente ITV o el curso de reciclaje, o realmente la japonesa y el asturiano hacen buenas migas y alguien se ha ido de baretas sembrando basura donde podían crecer flores...

Empingorotando, que es gerundio


Produce cierta vergüenza ajena el nivel de elevación a los altares que ha alcanzado la «gesta» protagonizada por Sebastian Vettel el pasado Gran Premio de Bélgica. Pensaba, ingenuamente, que este tipo de exaltaciones eran propias de Lobato y sus lobatizados, no de gente seria que anda propagando la especie de que sin el concurso del alemán el triunfo de Leclerc no habría sido posible.

Evidentemente no habría sido posible, es de perogrullo, pero esto se ha llamado labor de equipo de toda la vida de Dios, y si resulta que haciendo labor de equipo Vettel se ha coronado como un grande en Spa-Francorchamps, justo sería reconocer la grandeza de Mark Webber, Daniel Ricciardo, Kimi Raikkonen y el propio Charles Leclerc... ¡Ay, no, que los sacrificios por la causa del monegasco nunca han rentado al tetracampeón porque éste no ha sabido materializarlos...!

martes, 3 de septiembre de 2019

Newgarden resiste


Con la noticia caliente de que Pocono será sutituido en el calendario 2020 por el óvalo de Richmond, se daba la salida a la penúltima carrera de esta temporada: el Grand Prix of Portland (Portland International Raceway), con el rookie Colton Herta ocupando la posición de gala.

La salida tuvo su puntito europeo, concretamente estilo Monza, ya que al llegar a la primera curva se montó una monumental tangana como las que suelen ser habituales en la Variante di Rettifilo del trazado italiano. Graham Rahal calculaba mal la frenada y golpeaba a Zach Veach, dando lugar a una emboscada en la que iban a caer Pigot, Sato, Daly y Hinchcliffe, que provocaba el primer caution de la jornada y perjudicaba notablemente al líder de la serie, Josef Newgarden, y a Simon Pagenaud, que fue tocado por Chilton.

lunes, 2 de septiembre de 2019

Silverstone by Toyota


Comienzo muy discretito de la nueva temporada WEC, pero no por la prueba en sí, más bien porque a falta de lecciones que dar y consejos que vender la disciplina ha vuelto a su cajón de siempre, al menos en lo que respecta a la carrera inaugural del campeonato.

A lo peor resulta que me había puesto el listón muy alto y esperaba que la ausencia de Fernando Alonso sirviese de acicate a los numerosos valientes que nos pusieron las orejas rojas entre mayo de 2018 y junio del corriente, pero el clic manda y a finales de 2019 no compensa el consiguiente esfuercito flanderiano eso de aprovechar el tirón del pasado Mundial para mantener la Resistencia en el candelero y en el mapa...

domingo, 1 de septiembre de 2019

Ferrari en línea


Ferrari —así, en conjunto, para que no se ofenda nadie—, ha dado muestras en Bélgica de haber encontrado la senda del triunfo. 

A los tifosi nos hacía falta, para qué vamos a engañarnos aunque el recuerdo de Anthoine Hubert haya pesado como una losa. Dicen que Juan Manuel Correa evoluciona correctamente, hemos visto la primera victoria de Charles Leclerc en su carrera profesional y de La Scuderia este año, y lo más importante para mí: el SF90 vuelve a estar en línea, si no para aplastar a los de Brackley, al menos sí para pelearles algunos centímetros de pista.

sábado, 31 de agosto de 2019

Anthoine Hubert


No conocía a Anthoine Hubert. Su apellido me suena, pero poco, seguramente de haberlo leído en alguna parte. No soy habitual de las fórmulas menores porque mi tiempo da para bastante menos que a otros y es algo de lo que no me arrepiento. Total, que me he pasado la tarde huyendo de las coño especulaciones, que han debido salir abajo de Santo Domingo en plan encierro de sanfermines y al parecer no me han pillado, por suerte debería decir, aunque tampoco es que me preocupe tanto.

También he pensado en los pocos muertos que acumulan a sus espaldas algunos, déficit que les ha llevado a tratar a sus compadres como parvulitos y a negar a los que no conocían a Hubert la posibilidad de llorarlo, como si fuese tan sencillo, como si resultase posible no sentir nada ante un chiquillo que tiene la mala fortuna de rebotar en las protecciones y anclar su monoplaza en la trayectoria de Correa en pleno arranque de la recta de Kemmel...

Eagle T1G Weslake


Agosto se nos va literalmente de las manos y he conseguido absorber el enorme hueco que se abrió en Nürbu durante julio: la literatura y el dibujo, que llevan su tiempo, y Amama, y doña Matilde que tambén lleva su tiempo, y la literatura y las ilustraciones...

Parezco un hámster en su ruedita, la verdad. Tenía previsto para estas fechas haber acabado unas cuantas cosas que no he podido concluir pero mientras haya ganas y el eje de la rueda siga permaneciendo engrasado me temo que no hay vuelta atrás.

miércoles, 28 de agosto de 2019

¡A por la sexta, Carlos!


El cambio de Gasly por Albon le ha venido que ni caído del cielo a Carlos, ya que el paso del francés a una montura inferior le supone al madrileño quitarse de encima un claro rival en el dominio de eso que se llama vulgarmente «la zona del resto de los mortales».

Arriba, como de costumbre, las seis primeras posiciones están ocupadas en estos momentos por los seis pilotos de las tres únicas escuderías que cuentan, y a lo que vamos, Pierre andaba muy descolgado con respecto a Charles Leclerc y su sexta plaza se insinúa como un bonito premio para nuestro compatriota —de ahí no va a pasar, obviamente—, máxime cuando en marzo y abril nadie daba un céntimo por él...

Can't Hold Us


Carlos (Crego) y un servidor compartíamos la fea costumbre de referirnos a Enzo Ferrari como Il Padrino en nuestras respectivas contribuciones al amejoramiento de las entendederas del personal ante eso tan sagrado e intocable que llamamos realidad. A él le fue bien, la verdad, a mí me salieron algunos fariseos que pretendían colgarme impidiendo, además, que me quejase de lo que apretaba el dogal o que intentara tomar las de Villadiego con las manos atadas a la espalda, por si había suerte y ganaba un poquito de tiempo, escaso, sí, pero sustancial en aquellos instantes, que sé que me entendéis.

Te envuelves en la insigina de Baracca, te declaras tifoso de toda la vida aunque antes hubiéses invertido tu tiempo anterior apedreando ferraristas en el blog de Carlos Miquel, porfías por la rossa, juras sobre el catecismo de la religión que fundó Luca Cordero di Montezemolo, dices que amas desde siempre a Michael Schumacher porque él amaba a La Scuderia como no hizo nadie, y el postureo no te deja ver a través de tus gafas de pasta y tu afrancesamiento artificial que a Il Padrino se le defiende sin preguntar, simplemente porque es el puntal de la famiglia.

martes, 27 de agosto de 2019

Gran Premio de España 2020


Como suele ser costumbre por estos lares, conocida la noticia de la prórroga por un año del Gran Premio de España, en vez de ponerse loca de contenta o hasta las trancas de cerveza o refresco para celebrarlo, la peña se ha entretenido dirimiento por qué seguía teniendo razón aunque no la haya tenido nunca.

Hay cosas que no cambian y es algo que no entenderé jamás. Así que con vuestro permiso, certificamos en Nürbu que seguimos vivos un año más y voy pensando cómo hacérmelo para pisar Montmeló el año que viene, eso sí, cuando sepamos las fechas definitivas, ya que este pespunte es el que queda todavía en el aire, bueno, éste y ver quién siempre ha tenido razón, no nos olvidemos.

Os leo.

lunes, 26 de agosto de 2019

Al matadero


Andando por ahí el asunto del «nuevo proyecto» de Milton Keynes [Verstappen follows Vettel as Helmut Marko's 'new project'] / ['Project' Verstappen top dog at Red Bull?], la presión de Jos Verstappen y las propias peculiaridades contractuales entre Max y Red Bull [Horner "totally relaxed" about Verstappen's future], no sé si tiene mucho sentido hablar de Pierre Gasly y Alexander Albon en términos estríctamente deportivos, ya que ambos están ahí para ayudar a que la joven naranja mecánica sea más naranja, más grande y más letal...

La mediatización de los segundos pilotos supone un clásico en el paddock y también en Nürbu. En la última década sólo ha habido un caso de segundo piloto en una de las grandes que haya conseguido sacar la cabeza frente al uno: Nico Rosberg, el resto simplemente ha desaparecido entre escupitajos y pedradas, porque para valorar a los escuderos siempre nos ponemos muy finos y todos estaban sobrevalorados o pasados de rosca o no aguantaban la correspondiente presión. 

domingo, 25 de agosto de 2019

El agente Ocon


Esteban Ocon vuelve a Enstone, o eso se canturrea en los mentideros de internet. En fin, a falta de saber qué ases saca de la manga Nico Hulkenberg para retener su asiento en Renault, el francés tiene todas las papeletas para ocupar la plaza del alemán en la gala...

También se le sitúa en Haas, pero por razones obvias prefiero verlo vistiendo los colores amarillo y negro antes que el negro sobre negro —parece el título de una obra suprematista de Malevich, que sé que me entendéis—, así que apostemos porque Banchi no cae en las manos de Steiner y acaba en las de Abyteboul, ya que seguramente nos irá mejor a todos, sobre todo a él; y preguntémonos a renglón seguido qué coño hace un agente Mercedes en territorio Renault, porque, admitámoslo: aunque lo neguemos con la cabeza, nos gustan las conspiraciones más que un tonto una tiza.

Redoble por Sato


Decimoquinta prueba del calendario NTT IndyCar Series 2019, tres carreras por disputar para concluirlo: Gateway, el último óvalo de la temporada...

Con la sombra de lo sucedido una semana antes en Pocono sobrevolando el fin de semana [El diablo sobre ruedas], la Bommarito Automotive Group 500 se celebraba siguiendo los cauces normales y habiéndose disputado la clasificación. Josef Newgarden en pole y con un nuevo punto acumulado en su casillero mientras que su principal rival para el título de la serie, Alexander Rossi, tenía que conformarse con salir muy retrasado después de no haber sabido encontrar la velocidad necesaria en su vehículo. Las espadas estaban en lo alto, pero al menos, esta vez los contendientes arrancaban con los deberes hechos.

sábado, 24 de agosto de 2019

Todo es ponerse...


Mi manager Cifu me ha programado un combate para el 7 de diciembre, que no sé si llegaré entero a la fecha señalada porque tal y como tengo la existencia ahora mismo, las programaciones me pillan todas al bies, incluso la del horario de ir a la compra...

Esto de que la vida no te pertenezca tiene su aquél. El hombre propone, Dios dispone, y doña Matilde afina el timming en el último momento, que para eso acumula 92 años y ¡qué coño!, se lo ha ganado con creces.

Falso robado


Son demasiados desencantos a lo largo de las temporadas como para que rinda alegremente mi corazoncito a las propuestas a futuro de nuestro deporte...

El modelo mostrado esta semana en el túnel de viento de Sauber está molón, no vamos a negarlo [Formula 1’s 2021 car in the wind tunnel]. Sigue la línea de los bocetos que nos enseñó el año pasado Ross Brawn y aunque es un modelo escala 1/2, ya se perciben en él las soluciones del añorado Mundo Feliz de Aldous Haxley, así que, sintiéndolo mucho, prefiero poner en cautela todo el paquete de información que se ha sacado de las pruebas porque, como Santo Tomás, prefiero ver cómo van en la pista, en competición y, sobre todo: qué da de sí en términos de espectáculo...

viernes, 23 de agosto de 2019

Los cinco de Prost


Mucho hablamos de Balestre, sobre todo desde la distancia profiláctica que les proporciona Youtube a nuestros yogurines, pero en 1988 la FIA (de Balestre) tenía contemplado que sólo contabilizasen para el campeonato los 11 mejores resultados, y hete aquí que Alain Prost se tomó como un hombre (no como Hamilton en 2016), tener que ceder el cetro que le correspondía legítimamente a un tipo como Ayrton Senna, que se desenvolvió bastante peor que él en el campeonato.

El resultado bruto arrojaba 105 puntos para el francés por 94 para el brasileño, vamos, el galo había ganado aquello de calle; pero el neto supuso una puñalada por la espalda. El paulista acumulaba tres ceros en su casillero por dos del de Saint-Chamond, y a la hora del reparto resultó todavía peor: Senna cedía cuatro miserables puntos conseguidos en Portugal y España, mientras que Prost debía descartar tres segundos puestos: dieciocho puntos labrados a base de buena conducción y sus consiguientes riesgos.

jueves, 22 de agosto de 2019

The third man


En la imagen de más arriba aparecen una serie de personajes que podemos ordenar como mejor nos plazca, lógicamente. Habrá quien tome primero al ogro asturiano y después a su pérfido jefe, y de ahí p'alante ya que la felonía que se materializó en el Gran Premio de Singapur 2008 es la trampa más tramposa de todos los tiempos mundiales y tal, aunque yo prefiera fijarme en el tercer hombre del podio, que venía a la capital de la República de Singapur con mi Felipe literalmente pegado a los talones y salió de allí con siete puntos de ventaja sobre el paulista que no le sirvieron de demasiado, porque precisó de una carambola del destino en Interlagos para calzarse aquel Mundial por un miserable punto.

Pero centrémonos. Obviamente he elegido como título de esta entrada el de una de las obras más famosas de Graham Greene porque «A quien realmente benefició Nelsinho Piquet fue a Lewis Hamilton» quedaba demasiado largo...

miércoles, 21 de agosto de 2019

¿Pero qué me cuenta usted...?


El nivelazo que alcanzan algunos razonamientos explica a las claras por qué seguimos yéndonos al cagarrón como sociedad. Ahora resulta que el alonsismo tiene la culpa de que Antonio Lobato y su equipo retransmitan el Mundial de Fórmula 1 a través de la plataforma que opera en España, cuando lo que sucede es que el formato exclusivo (y de pago) ha atrapado las avellanitas de sus principales promotores.

No hay que ser muy inteligente para comprender que las empresas de comunicación velan por sus intereses y resuelven sus problemas con soluciones que no siempre gustan a todo el mundo. Nos manejamos en un mundillo que sinceramente se me escapa. No sé cómo está el tema de las audiencias en la actualidad ni si es mejor o peor que antes, tampoco manejo información sobre la rentabilidad del actual producto en comparación con el anterior, lo que sí sé es que a mucha gente se le puso la herramienta bien gorda en cuanto tuvo oportunidad de separarse del vulgo, y que en el pecado estaba la penitencia.

Fernando y el Dakar


Fernando Alonso, que ya debe tener atemorizada a toda la cúpula de Toyota Gorliz, Toyota Europa y Toyota Apiticain, mor nau, se nos ha montado en un Hilux V8 4x4 oficial y en tierras namibias comenzará a ver qué tal se le puede dar hacer un Dakar... Hasta aquí la noticia, que decía aquél.

El Nano no es caprichoso, como les gusta dibujarlo a algunos, es un piloto que pretende dejar su impronta para la posteridad afrontando retos y divirtiéndose, y ganando si puede, obviamente. Así que estamos ante una prueba de la que él sacará conclusiones que, consecuentemente, le permitirán tomar decisiones de cara a un futuro próximo o lejano, vaya usted a saber.

martes, 20 de agosto de 2019

Veinte caballos


Ferrari tiene previsto inyectar algún caballo más a su unidad de potencia para intentar llegar viva hasta Abu Dhabi y en principio no parece ni mala idea ni que la solución llegue tarde como insinúan algunos medios especialistas.

Doy por descontado que Maranello está pensando más allá de 2019. La normativa estrenada este año se prolonga el siguiente y no resulta descabellado aprovechar lo que queda de campaña para terminar de pulir un concepto que, habiendo empezado de maravilla, se maladó prácticamente desde el pasado Gran Premio de Australia.

lunes, 19 de agosto de 2019

El diablo sobre ruedas


Juntas una carrera en la que por causas meteorológicas la parrilla se compuso siguiendo el orden de la clasificación general del campeonato, con un final de temporada apretadito y con un óvalo peculiar de tres vértices (tri-oval) —controvertido por su supuesta peligrosidad y porque el año pasado fue triste escenario del brutal accidente sufrido por Robert Wickens, que permanece en el alero porque posiblemente en 2020 ya no forme parte del calendario de la IndyCar Series—, y ya tenemos la Pocono 500 disputada sobre el Pocono Raceway de Long Pond, Pensilvania.

Sin duda hay que rebobinar un poco. La meteorología adversa hizo acto de aparición el sábado y la clasificación oficial no se llevó a cabo porque la organización prefirió abrir espacio para que los participantes rodaran sobre el trazado, y aquí tenemos, muy posiblemente, una de las claves para entender la prueba, ya que los pilotos más rápidos en entrenamientos no ocupaban las plazas privilegiadas en la salida porque, como decíamos en el primer párrafo, la arrancada se dio siguiendo el orden del campeonato.

Historias de Locomotoro


Charlaba con mi buen amigo Jose (Tortajada) sobre la propuesta de que Marko hiciese de sargento chusquero en Ferrari [Nasíos pa matá], e inmediatamente surgía Flavio Briatore como candidato perfecto... pena que estuviese excluido vitaliciamente de la Fórmula 1. Y no, el italiano le ganó la partida a la FIA en 2010 y desde el 1 de enero de 2013 puede hacer con su vida lo que le venga en gana dentro o fuera del paddock, otra cosa bien diferente es que no le apetezca volver profesionalmente a la máxima disciplina del automovilismo deportivo.

Bueno, los juicios populares tienen lo que tienen, Jose y yo lo sabemos de sobra, y con esto no me estoy refiriendo a los juicios legales que abren sus puertas al público, sino a los otros, a los que se celebran en Sálvame, en el programa de Ana Rosa Quintana o en redes sociales, en los que te cae un sambenito y no te lo quitas de encima ni con agua caliente y vinagre. Y como aquí valen poco los enlaces a la prensa española que se hicieron eco de la noticia, os pongo una en british language para que quede meridianamente claro [Flavio Briatore free to make F1 return in 2013 as FIA lifts life ban].

domingo, 18 de agosto de 2019

Con las zapatillas puestas


En teoría puedo empezar a pensar en la jubilación, pena que llevando calzones cortos y camiseta holgada prácticamente todo el año no me lo tome en serio ni yo, así que aténgase ustedes a las consecuencias porque como diría Mac Taylor: uno acumula años para ganarse el derecho a ser cascarrabias...

Sestea agosto y los gatos de Gorliz andan esta noche especialmente revoltosos, maullando a la luna. En Reading he recibido carta de Oscar, me he reído y aprendido lo lejos que queda Cadiz, que no debo correr como un niño cuando no hay brazos para recogerte y que por muchas veces que circunnavegue Nürbu aún quedan sitios, secretos y dificultades por visitar. No sé lo que nos deparará el mañana, obviamente, pero seguro que nos divertimos descubriéndolo.

Pasad buena noche. Os leo.

La jeta de Marko


Red Bull ha metido la directa para pillar a Ferrari. Desde mi humilde punto de vista la sustitución de Gasly por Albon sólo tiene una lectura: ha llegado Honda antes de lo previsto, la italiana se ha mostrado más débil de lo estimado en pretemporada y, lógicamente, en Milton Keynes han desempolvado los timbales de guerra y se han puesto a aporrearlos...

A ver, que hay que explicarlo todo. Una cosa es que no me guste un pelo Helmut Marko salvo como sargento chusquero que podría meter cuatro gritos y poner algo de orden en Maranello, o que me parezca insoportable su manera de tratar a los pilotos como si fuesen kleenex, y otra muy diferente, que no sepa meterme en el interior de la cabeza de este jeta descomunal y entrever que su movimiento de fichas forma parte de un juego bastante ruin y ventajista enfocado a joder a la rossa donde más duele.