jueves, 29 de septiembre de 2022

Mierdismo en Fa sostenido

Cuando un tipo como Adrian Sutil te llama «mierda» por haberte hecho el orejas a la hora de testificar a su favor después de haberte comprometido a ello, lo menos que se puede esperar de ti es que gastes tu vida y las siete de tu gato en desdecir al alemán con hechos, no con palabras, que siempre se las lleva el viento.

Contrariamente a este axioma que debe tener grabado en su mollera cualquiera con dos dedos de frente, Lewis no ha hecho otra cosa desde aquel lejano 2012 que profundizar en su mierdismo inherente, dando la razón a Sutil y a cuantos lo miramos de reojo fuera del coche y, desde 2017, también dentro.

miércoles, 28 de septiembre de 2022

Spasibo!

Si queremos detectar cuñaos en redes sociales y papers, estamos de suerte: el Gran Premio de Singapur es el momento adecuado, pues fieles a su cita anual saldrán de sus cuarteles de invierno, o ya lo habrán hecho, para recordarnos lo sencillo que resulta hacer el ridículo en público.

Desconociendo que fue Nelshino Piquet quien propuso a Briatore y Symonds provocar un Safety Car, nos hablarán del brasileño como víctima de sus jefes e incluso derramarán algunas lágrimas por cómo fue tratado. Sin atender a que la FIA (Whiting) y Max Mosley sabían del asunto al poco de terminar la carrera, un día como hoy de 2008, pero decidieron abrir el caso (sic) más de diez meses después, ya en verano de 2009, se rasgarán las vestiduras ante ¡uno de los mayores escándalos de la historia de la Fórmula 1! —no, no se referirán a la cuestionable actitud de la Federación y sus representantes sino a lo otro, capisci?

Singapore rain

Seguro que José Feliciano no pensaba en Singapur cuando compuso Rain. A pesar de estar situada en una zona azotada por las lluvias recurrentes durante la época de los monzones, en realidad, pocos imaginaban el tabletear de las gotas de agua sobre su asfalto un 2 de octubre, aunque los pronósticos auguran tormentas para este próximo domingo, cuando se celebra el Gran Premio.

Llueva o no, nuestra actividad no está preparada para este tipo de sustos, pues no es lo mismo una tarde lluviosa en Spa-Francorchamps, un ejemplo, que circular bajo una cortina de líquido iluminada por los focos que dan vida al GP nocturno y los destellos de las lucecitas traseras de los monoplazas. Mejor que no llueva y disfrutemos de piso seco, ya regaremos las plantas sin tener que sacar los tiestos a la calle.

Os leo.

martes, 27 de septiembre de 2022

Saturación

Se mire como se mire, seis carreras en ocho fines de semana supone un maratón de Fórmula 1 que a más de uno se le puede indigestar porque no habrá tiempo ni para ir al baño.

Al negocio supongo que le irá bien, si no de qué, ¿no?, pero lo de la excelencia y la máxima categoría y tantas chorradas como nos venden, creo que casa mal con este maltratar el producto impidiendo que el consumidor lo deguste placenteramente. 

lunes, 26 de septiembre de 2022

1930, Lasarte

El VIII Gran Premio de España tuvo lugar el 24 de septiembre de 1933, pero tanto había ido el cántaro a la fuente en las ediciones de 1928 y 1929 que todavía consta en algunos anales y archivos como celebrado cuatro años antes, concretamente el 5 de octubre de 1930, equivocado, cómo no, con el VIII Gran Premio de San Sebastián [MotorSport Magazine; 1930 Spanish Grand Prix].

Europa había comenzado a sufrir las consecuencias del Crac del 29 y el futuro no auguraba nada bueno. En España, el Directorio de Miguel Primo de Rivera se agotaba preludiando el exilio de Alfonso XIII y la proclamación de la Segunda República en abril de 1931. La moneda oficial, la peseta, había sufrido una fortísima depreciación, había poco pan y quedaban menos ganas de circo...

domingo, 25 de septiembre de 2022

Animaladas

Seguramente conoceréis muchos pilotos que habiendo decidido abandonar una escuadra, lejos de hacer lo que la mayoría, se marcharon poniendo el listón lo más alto posible. Desgraciadamente sólo recuerdo un ramillete que se puede contar con los dedos de una mano. 

Juan Manuel Fangio tenía claro que dejaba Ferrari al terminar 1956. No hacía migas con Il Commendatore y la cosa carecía de solución, así que marchó de Maranello habiendo hecho los deberes y con el cuarto Mundial de su cuenta personal bajo el brazo. Décadas después, Niki Lauda hizo lo propio en 1977, y más tarde aún, Alain Prost se permitió el lujo de salir de McLaren en 1989 con su tercero en el bolsillo, para irse a La Scuderia...

El ángel de la guarda

Resulta complicado imaginar a Colin Chapman embarcándose en la aventura Lotus 76 (1974) sin tener el 72 como bala en recámara, circunstancia que pone todavía más en valor al protagonista de la charla que mantuvimos Jero y yo hace tres meses.

El 76, firmado por el propio Chapman y Ralph Bellamy, con Tony Rudd haciéndose cargo de una buena porción de cometidos aerodinámicos, buscaba ser la respuesta adecuada a un Lotus 72 que ya comenzaba a consumir los últimos años de vida útil tras haber conseguido para la marca británica tres títulos de Constructores (1970, 1972 y 73) y dos de Pilotos (Jochen Rindt en 1970, y Emerson Fittipaldi en 1972). Sin embargo, la radicalidad de alguno de sus conceptos le supusieron la entrada en una vía de la que no salió nada bien.

sábado, 24 de septiembre de 2022

Avecinables

Resulta paradigmático que la FIA o Liberty, o ambas y demasiadas veces con el concurso de los equipos, acaben destrozando en un único movimiento lo que con tanto esfuerzo han construido, o eso dicen, que Charly tiene otras ideas al respecto de en qué invierten el tiempo estos tunantes y sin duda lleva razón.

Para quien no haya entendido el chiste del calendario propuesto para 2023, decir que se explica fácil:

viernes, 23 de septiembre de 2022

Herta calienta

No voy a entrar a fondo en el tema Colton Herta porque me viene grande, porque en realidad me importa poco la trastienda de su posible desembarco en la Fórmula 1, y, fundamentalmente, porque me parece una gigantesca meada fuera de tiesto que la FIA cierre el paso, por un miserable asunto burocrático, a un piloto de las características y experiencia al volante del californiano.

Dicho esto, ¿qué pinta el norteamericano en el sarao que monta esta semana que viene Alpine en Hungaroring?

jueves, 22 de septiembre de 2022

Si hay que ir se va...

La propuesta de calendario 2024 que ha presentado la FIA parece hecha por el enemigo de don Miguel Gila, aquel que estaba al otro lado del teléfono del humorista español. 

Si buscábamos ejemplo de sostenibilidad medioambiental y económica, o coherencia entre lo que se proclama desde la Federación y el deporte y lo que se hace luego, obviamente no es el lugar adecuado el esbozo de anuario para la temporada que viene. Otra cosa es que esto penalice, que a mi modo de ver no lo hace en modo alguno, ya que forma parte del ADN de la Fórmula 1 y acaso magnifica su legendaria cualidad dramática. Y ojito con las comparaciones, no sea que los noveles no hayan descubierto todavía los monstruos que esconden esas disciplinas que, dicen, son menos hipócritas que la nuestra.

¡Que viva el vino! Os leo.

The Mechanic

Alguien tenía que decirlo y se ve que voy a ser yo: The Mechanic; The Secret World of the F1 Pitlane es un mal libro y no por lo que pueda decir sobre lo ocurrido en McLaren durante 2007, sino porque es literatura barata que promete mucho pero no aporta absolutamente nada a lo que ya conocemos, y sin salir de la sombra de la prensa anglosajona, que se dice rápido.

Cuando no estás acostumbrado a leer textos complejos o abusas del género de manuales de lavadoras en que se ha convertido la producción literaria que nos afecta, puedes caer en la tentación de pensar que Marc Priestley, aka «Elvis», tiene algo que decir por haber sido protagonista, pero nada más lejos de la realidad. 

miércoles, 21 de septiembre de 2022

Santo Tomás Szafnauer

Que Laurent Rossi defienda la utilidad de Szafnauer no debería sorprender a nadie, a fin y a cuentas, a Alpine sólo le faltaba sumar un mosqueo de BWT al roto deportivo que tiene hecho en el casco de la escudería. Es su trabajo, ¡coñe!

De lo otro, de restañar las heridas producidas por la salida de Alonso y la no entrada de Piastri ya se encarga el bueno de Otmar, a quien no le ha temblado el párpado a la hora de elegir a Esteban Ocon como líder —¡qué remedio!—, pero alberga dudas al respecto de la mejor opción como segundo piloto y va a disiparlas esta próxima semana en Hungaroring. 

1929, Lasarte

La ausencia de criterios consistentes al respecto de qué modelo de carreras podían utilizar el término Grand Prix del país correspondiente, llevó en 1929 al Real Automóvil Club de Guipúzcoa a proponer la denominación VII Gran Premio de España para sus XII Horas de Turismos, mientras que la prueba de fórmula libre celebrada días antes adoptó el nombre VII Gran Premio de San Sebastián.

Obviamente se replicó el lío originado en la edición anterior [1928, Lasarte], lo que trajo consigo una extensísima tradición de equivocaciones que, incluso hoy en día, sigue dando por bueno que aquel Gran Premio de San Sebastián fue el Gran Premio de España y Louis Chiron su ganador [MotorSport Magazine; 1929 Spanish Grand Prix], pero mejor vamos por partes.

martes, 20 de septiembre de 2022

Buscando petróleo

Después de someternos a la terapia de consagrar la nada como «noticia», nuestra amada prensa y sus nunca suficientemente valorados representantes, insiste en su seriedad y reprueba la competencia desleal de los aprendices de brujo que siguen sus pasos.

Siempre advierto lo mismo: hay excepciones, obviamente, pero son tan escasas que se puede hablar genéricamente sin que nadie se moleste, o eso espero, que con estas cosas uno nunca sabe si pisa charco o juanete. El caso es que, de momento, Audi no ha comprado McLaren Group y Porsche no ha hecho migas con Red Bull, y, en otras coordenadas, Fernando Alonso sí tenía donde caerse, Oscar Piastri no ha acabado sustituyendo al asturiano en Alpine, y Álex Palou sigue con Chip Ganassi Racing aunque se ha sacado boleto para colaborar con Woking.

lunes, 19 de septiembre de 2022

Negro y blanco

Me sigue dejando noqueado que en el declive de algunos pilotos los matices sean sacrificados sin compasión y sólo quede lugar para el brochazo gordo, la luz y la oscuridad, el blanco y el negro, lo negro y lo blanco en el caso de Daniel Ricciardo.

En lo de aussie junior McLaren no ha tenido nada que ver. Woking no tiene que pedir disculpas ni Seidl es responsable de nada, mucho menos de la extrañísima pérdida de rendimiento de un conductor acostumbrado a brillar pero al que se le ha puesto muy cuesta arriba el monoplaza de este año, así, sin Alka Seltzer, que a Hamilton también se le ha atragantado el W13 pero su caso es diferente según afirman los especialistas. 

1928, Lasarte

En descargo de los organizadores del VI Circuito de San Sebastian, conviene recordar que, hace 94 años, nadie se paraba a pensar en la trascendencia de sus decisiones más allá de un puñado de años, ni mucho menos en los debates que abrirían éstas, décadas después, entre los celosos de las estadísticas y las denominaciones oficiales.

En 1928 no corrían buenos tiempos para el Viejo Continente. Mientras mantener los imperios coloniales consumían recursos difíciles de justificar, el comunismo suponía una constante amenaza en toda Europa, el fascismo había arraigado en Italia y el nazismo se armaba ideológicamente para llamar a la puerta del Reichstag y comenzar a liarla parda a partir de 1933. España no quedaba ajena a esta vorágine, cuyos síntomas más evidentes fueron la inestabilidad social, económica y política, y la Monarquía ya no suponía ninguna seña de identidad que aglutinara intereses, sino, más bien, una gruesa y molesta china en el zapato del Directorio de Miguel Primo de Rivera.

domingo, 18 de septiembre de 2022

Historial delictivo

Se ha puesto muy buena mañana para recordar que nos queda semana y media de solaz y descanso, antes de meternos entre pecho y espalda el menú apretaíto que nos ha preparado Liberty para el próximo mes, y dando gracias a que tumbaron Rusia, porque de no haberlo hecho octubre empezaría el último fin de semana de este septiembre, éste próximo, para más señas.

En fin, aprovechando tan amable coyuntura y que ando curando un molesto catarrazo que llevo a cuestas desde este pasado jueves, me apetecía echar el ratito recordando que no basta aplicarse a uno mismo términos como «irreverente» o «molesto», o «políticamente incorrecto» o «pollas en vinagre», y que conviene demostrarlo pues, ya se sabe: obras son amores...

sábado, 17 de septiembre de 2022

El último que apague la luz

Tuve suerte, el veneno de los bólidos de carreras me lo inoculó una persona a la que jamás solicité un dato o una referencia que diera fe de la veracidad de sus palabras...

Hablaba de sus héroes y las audacias de los creadores de monoplazas con apasionamiento desmedido, y de sus labios bebí la leche más tierna de la que cabía imaginar alimentarse a finales de los sesenta y comienzos de los setenta del siglo pasado. Él ocho años mayor que yo, un padawan retaco que, con el tiempo, acabaría siendo más diestro que su maestro pero igualmente generoso con quienes se acercan a Nürbu sólo por escuchar, por leer, por descubrir qué es todo esto y en qué consiste sentirse uno más entre tantos que buscan lo mismo.

viernes, 16 de septiembre de 2022

The End

Con ésta hacen 6.901 entradas publicadas en Nürbu y será la última que dedico texto a la IndyCar como campeonato. 

Comencé a narrar la Serie en 2020, durante la pandemia, por hacerme un poco idea de por qué tiene tanto predicamento entre los friquis y la nueva oleada de redactores de contenidos, y, desde luego, por pisar terreno firme a la hora de dar la razón a Maese, que la llevaba ya en 2011 [#VKt-02 (Carlos Castellá)], porque sólo con óvalos yo no iba a ninguna parte.

jueves, 15 de septiembre de 2022

Mejor con casco

Si os soy sincero diré que no me esperaba el patinazo de Sebastian con Sergio Mattarella, Presidente de Italia —«Ho sentito che il Presidente italiano ha insistito affinché venisse eseguita l’esibizione. Ha circa 100 anni, quindi credo che sia difficile per lui andare oltre queste cose egoistiche» [Vettel contro Mattarella per le Frecce Tricolori: “Ha circa 100 anni difficile non essere egoista”]—, pero está visto que con el ascenso de nuestros grandes pilotos a las cumbres de la militancia quien no se muestra tonto de raíz acaba pareciéndolo.

Le ha ocurrido a Lewis Hamilton con sus excesos, y, por lo visto, Vettel tampoco ha sido capaz de evitar el daño que produce sentirse llamado por el destino a cambiar el rumbo de las cosas a la mayor brevedad posible. 

miércoles, 14 de septiembre de 2022

Notable alto

Hubo que sacar a Nyck del habitáculo de su Williams casi con cucharilla, pero al menos él no sobreactuaba como Lewis en Canadá, ni recurrió a la cachavita. 

El frisón lo había dado todo en Monza, que ahora dicen que es un circuito no muy exigente para los pilotos, aunque qué queréis que os diga, en un estreno suelo fijarme en otras cosas: puntitos para su escudería, somanta al hijo del que seguramente ha pagado tantas pegas y peros, etcétera.

1927, Lasarte

A finales de julio de 1927, mantenerse cerca de la Familia Real española no suponía lo mismo que doce meses antes. La situación social y política del país era delicada entonces y la monarquía atravesaba momentos muy bajos de popularidad, ahora también entre la burguesía y clases adineradas. La Bella Easo seguía siendo el lugar idóneo para el veraneo, pero los mismos que disfrutaron de rodearse en ella de los aromas destilados por Alfonso XIII y su Corte, habían comenzado la espantada.

Por otro lado, el Directorio de Miguel Primo de Rivera no estaba por la labor de desaprovechar los numerosos beneficios que proporcionaba, puertas afuera, un evento de las caraterísticas del Gran Premio de España de automovilismo, y Madrid animó a los medios generalistas a promocionar la cita a pesar de que el Palco de Autoridades en Lasarte no iba a mostrar el esplendor de años anteriores. Obviamente, el trabajo del Real Automóvil Club de Guipúzcoa tuvo el mismo enfoque.

martes, 13 de septiembre de 2022

Desde la Nostromo

Mi vida, ahora mismo, es lo más parecido a formar parte de la tripulación de la USCSS Nostromo tras haber recuperado el cuerpo de Gilbert con el facehugger bien agarradito a su cuello. 

A Ridley Scott y los guionistas de Alien, El octavo pasajero, se les pasó argumentar debidamente que el gato Jonesy era ése octavo viajero al que aludía el título, que luego andaba yo aunque no quedó rastro de mí en la fase de montaje definitivo de la cinta —comprensible porque no era ni medio normal verme aparecer en la escena de la cena armado hasta los dientes y sin quitar ojo a la tripita y tórax de Kane—, y que el xenomorfo extraterrestre a lo sumo hacía de décimo en discordia.

lunes, 12 de septiembre de 2022

Gracias por los favores recibidos

La FIA se está comiendo los marrones y las furias del aficionado, pero, siendo honestos, el pantallazo de lo sucedido en Monza delata el estúpido marco político que gobierna nuestro mal llamado deporte y, lógicamente, a Liberty Media como gran y última responsable. 

Sí, la norteamericana prometió no sé cuántas cosas que no se están cumpliendo; y no, no fue la Federación, que en estos saraos acostumbra a hacer de esposa sumisa o tonta útil que acaba pagando los platos rotos...

Mi bigote y yo

Visto lo visto, La Scuderia se ha empeñado en que siga luciendo barba y bigote más allá de la Nochevieja de este año, y, la verdad, contrariamente a la impresión que puedo dar, lo cierto es que lo he tomado bastante bien. 

Ha sido bonito mantener la esperanza hasta el último instante, soñar que esta vez era la buena, que las campanas no repicaban por mí ni por todos aquellos tifosi que sostenemos la ilusión ferrarista incluso cuando caen chuzos de punta para la rossa y hace un frío de cojones ahí fuera, cuando los de la lógica y lo razonable alardean de que ya lo advirtieron.

domingo, 11 de septiembre de 2022

Atado y bien atado

Me encanta el bullicio y alegría que reinan a estas horas. Con la victoria de hoy Max Verstappen alcanza un pasito para convertirse en bicampeón del mundo, pero el personal la ha tomado con la gente de la FIA y su contribución al espectáculo: que si esto, que si lo otro, que si muy lentos en reaccionar, que si Monza estaba para bandera roja, que con el Safety Car valía, que ya lo dije en Abu Dhabi 2021 y la medallita es mía, que sí, que no; los puros de corazón a sus cosas, los demás a las suyas...

A mí me sorprende el cierre de filas de nuestras Biblias y santones sobreanalizando una situación que, en el caso de haber tenido otro protagonista, no habría merecido ni el estudio de una coma. 

El virtuoso Charlie

Charlie Whiting tiene que estar descojonándose allá donde esté, porque, en su etapa al frente de eso que dice la FIA que sirve para que las carreras salgán fetén, nadie osaba cuestionar la limpieza de la competición, y quien, al fin y al cabo se atrevía a hacerlo, era tildado inmediatamente de mal aficionado, mal perdedor, conspiranoico y vaya usted a saber qué otros pecados.

Hoy es diferente, desaparecido el virtuoso Charlie, ejercer Dirección de Carrera se ha convertido en un deporte de alto riesgo pues no contenta ni a los más firmes defensores de la ley y el orden, aquellos que prosperaron en redes cazando alonsistas (sic) y se duelen, en la actualidad, de las decisiones que afectan a Leclerc o Hamilton, por citar dos ejemplos reconocibles. 

Hipocresía nivel Dios

No es buena idea abusar de la lectura de la Autosport y medios de idéntico pelo, o creer a pie juntillas lo que dicen en Sky Sports para luego ir de entendido. Soy consciente de que es el estilo de vida elegido por muchos, pero aunque no mate, como el tabaco y el alcohol, destruye una elevada cantidad de materia gris en nuestros cerebros y pasa lo que pasa.

Hombre, da mucho que pensar que los anglosajones (precisamente ellos) se hayan convertido de la noche a la mañana en los adalides de la limpieza en nuestro deporte, que es el suyo, a ver. No hay atisbo de racismo que no combatan, no queda pizca de incorrección política que no señalen, ni comportamiento reprobable que no delaten; en definitiva no hay Dios que se salve de que lo acusen de hooligan o cosas peores, siempre y cuando el acusado sea de allende sus fronteras, las suyas, of course!

sábado, 10 de septiembre de 2022

El lobo ya está aquí

De las 16 clasificaciones celebradas hasta el momento, Charles se ha calzado la mitad de pole positions, que se dice pronto...

Verstappen acumula 5, y las restantes se reparten entre Pérez, Russell y Sáinz, pero en las retransmisiones —la británica también—, se hace especial énfasis en el holandés cuando lucha por el mejor crono, adornándolo con atributos animales y grititos varios que no hacen otra cosa que desvirtuar la realidad. Tenemos un Rey en clasificación y se apellida Leclerc. Incontestable a un vuelta, capaz de asumir riesgos que no aborda nadie más, eficaz parando el reloj en el menor tiempo posible. El lobo no es Max intentando batir al monegasco, el lobo ya está aquí, pero, desgraciadamente, para muchos sigue siendo como si no existiera.

Os leo.

European Grand Prix 1926

Ha quedado muy buena mañana para recordar la impotancia que tiene mantener viva nuestra dilatada historia en el automovilismo deportivo mundial, pues en caso contrario corremos el riesgo de pasar por unos mindundis que llegaron a la Fórmula 1 con Fernando Alonso, sin más bagaje que las ínfulas alimentadas por aquellos dos títulos conseguidos por nuestro compatriota en 2005 y 2006. ¿Qué sabremos nosotros, verdad?

Lo cierto es que ni con calzador encaja meter el Gran Premio de Europa de 1926 en esta saga dedicada a los Grandes Premios de España, porque, como mencionábamos la vez pasada, a pesar de celebrarse en el mismo trazado de Lasarte-Oria y con apenas ocho días de diferencia, la de España y la de Europa fueron dos pruebas totalmente dispares disputadas bajo reglamentos diferentes, con premios y enfoques deportivos distintos [1926, Lasarte].

viernes, 9 de septiembre de 2022

El carro y el burro

El contrato de renovación del Autodromo Nazionale di Monza en el calendario F1 precisa de una notable inyección de dinero público —no es la pólvora del Rey sino que sale del bolsillo de los contribuyentes, y lo hará, si es el caso, en un momento peculiarmente complejo en lo económico—, y el CEO de Liberty Media, Stefano Domenicali, no ha tenido mejor ocurrencia que recordar a las autoridades del circuito que la historia no es suficiente [F1, Domenicali avverte Monza: «La storia non basta più per avere un futuro»].

Negar la mayor en según qué casos supone pecado de estupidez supina y alguien acaba de cometerlo. 

jueves, 8 de septiembre de 2022

Al servicio de Su Majestad

Me enseñaron a ser generoso, y siquiera por los buenos whiskies que produce Reino Unido —escoceses en su totalidad—, me adhiero públicamente al pésame generalizado por la muerte de la Queen del enemigo en la Fórmula 1 y en tantas otras cosas más.

El año que viene el Nano militará en Aston Martin, y porque no digan hoy evacuaré aguas mirando hacia París, que vaya tontorrón subido tiene Macron, y antes de meterme al sobre rezaré una oración o dos por Isabel II como las recé por mi suegra, un poco porque los vizcaínos de bien somos así y otra pizca porque hay batallas que no merecen ni la pena. 

Tanto para tan poco

Parece mentira que sigamos comparando fenómenos similares que se obtienen mediante conceptos bastante distintos, y encima los cataloguemos de menos a más.

En fin, que los monoplazas de finales de los setenta y comienzo de los ochenta del siglo pasado pudieran circular sin alerón delantero, no significa que la downforce que producían a su paso fuese más potente que la obtenida por los vehículos de 2022, sólo supone que las alas anteriores no estaban implicadas como ahora en lograr el efecto suelo, ya que los pontones iban sellados con faldillas, polleritas, como cariñosamente las llama Estefanía, y éstas formaban parte «indispensable» de aquel milagro.

miércoles, 7 de septiembre de 2022

Escrito en arena

Ferrari estrena decoración conmemorativa en Monza (sic), pero su nivel de credibilidad competitiva roza mínimos y lo mejor que se puede decir de tan rocambolesca situación es que no hay de qué quejarse porque el muro de la rossa ha hecho papilla el sueño de los tifosi con sus generosos regalos a Red Bull.

¿Lo peor? Lo peor sería admitir que si viviera Enzo Ferrari los F1-75 se olvidaban de vestir el Giallo Modena porque no hay nada que celebrar, y que alguno se iba a casa para no poder sentarse en una silla en un par de semanas o tres. Cada día entiendo menos qué coño sucede en Maranello para que ni siquiera reaccione a la vecchia maniera ante lo que puede suponer una bomba que le estalle en las manos. Primero dar la talla en pista y en lo posible vencer, más tarde se festeja lo que haga falta; desde luego, cuando hacer el ridículo haya dejado de ser la normalidad de La Scuderia los domingos de carrera.

Os leo.

A por Lotus

Empecemos la mañana con alegría y buen humor, y de manera breve, sobre todo breve, que ya decía el poeta que lo bueno, si breve, dos veces bueno —poned la voz de Lola Flores a esto último, suena infinitamente mejor que leído a pelo.

Bueno, el caso es que a cuenta de mi última intervención en el canal de Jero he compartido con vosotros una serie de siete entradas a modo de ampliación de contenidos tocados en nuestra charla, y he decidido etiquetarla [#A por Lotus] para facilitar que accedáis a todas ellas y echéis un buen ratito leyéndolas en orden cronológico, que siempre sabe más nutrido.

martes, 6 de septiembre de 2022

Duende

Duende. Duende es el término que no encuentran todos esos que afirman que no hay palabras para definir lo que hace Alonso, que si miras sus números no has entendido nada, que por aparentar equidistancia se ahogan en vaguedades y circunloquios con tal de evitar pronunciar que el asturiano tiene duende, quizás porque el puente que se tiende hacia el concepto «mágico» (Magic) es tan evidente que podría acarrearles problemas.

«Encanto misterioso e inefable (que no se puede explicar con palabras)», esto es lo que nos dice el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española que significa duende en su segunda acepción, y es innegable que Fernando tiene duende, como demostró de nuevo en Zandvoort el domingo pasado, por eso resulta tan especial.

Os leo.

lunes, 5 de septiembre de 2022

Otra de George

A la chita callando, sin levantar polvo y, desde luego, nadando contracorriente del guión que le han preparado en casa para este año, Russell sigue acumulando podios —6 en lo que llevamos de temporada—, y supera en 30 puntos a su compañero el heptacampeón del mundo.

Hay que dar gracias al cielo porque nuestra actual Fórmula 1 no sea como la de 2008, cuando la puntuación valía dos veces y media menos, sólo puntuaban los seis primeros y en el reparto de pasta, el «punto» no era tan relevante, económicamente hablando, porque los enjuagues de Bernie mantenían bastante bien a toda la familia y sin hacer esfuerzos. Hoy es diferente, y la necesidad de equilibrar las cuentas a base de resultados en pista, y el dinero consiguiente, ha obrado el milagro de que Brackley no triture a nuestro protagonista como hizo Dennis con Heikki Kovalainen, un ejemplo.

Rozar el cielo

En el momento de escribir estas líneas quedan sólo una prueba para cerrar la NTT IndyCar Series de este año y únicamente cinco candidatos al título: Will Power, Josef Newgarden y Scott Dixon (empatados), Marcus Ericsson, y con menos probabilidades Scott McLaughlin, y precisamente, éste último fue el vencedor del Grad Prix of Portland que reseñamos hoy.

Obviamente, la clave de la carrera estuvo depositada en gestionar las posibilidades de acariciar el cielo en Laguna Seca para los principales opositores, y para aquellos que mantenían esperanzas ante la penúltima cita del calendario, en el sueño de conseguir pasaporte para la fiesta final en Monterey —Álex Palou decía adiós definitivamente a sus aspiraciones de revalidar título, si es que alguna vez las tuvo tras estallar el affaire Ganassi [La ducha fría], y Patricio O'Ward, a pesar de su bravo desempeño en el Portland International Raceway, sencillamente no lo consiguió.

domingo, 4 de septiembre de 2022

Oscuro objeto de deseo

Partiendo de que para fenómeno extraño (X-File) en Zandvoort ya hemos tenido bastante con la actuación de Ferrari, incluyendo la abducción del mecánico de Sáinz con su rueda, ¡glups!, lo de Yuki Tsunoda no deja de ser una simple anécdota de las tantas que sazonan nuestro mal llamado deporte... cuya ingenuidad no han entendido en Brackley ni los fans del heptacampeón.

Fuera de bromas, y a ver cómo lo digo sin ofender a nadie: la posibilidad de que un azar interfiera de manera artificial en el normal desarrollo de una prueba es amplia, lo ha sido siempre, y, desgraciadamente, se ha ido acrecentando con el paso de los años y la necesidad de las escuderías fuertes de controlar parcelas cada vez más grandes de la competición a través de equipos cliente y pilotos que obedecen a su amo.

Pazuzu en Maranello

No sé vosotros, pero yo empiezo a percibir en La Scuderia una tendencia excesivamente marcada a hacerse el seppuku (harakiri de toda la vida pero dicho en culto), un exacerbado empeño en convertir a Verstappen en bicampeón del Mundo, un no sé qué ponzoñoso por machacar a Leclerc y Sáinz —incluso donde los expertos que no suelen dar una hablaban anteayer de territorio Ferrari—, quién sabe si para ofrecerlos en sacrificio a un sanguinario demonio ancestral y asegurar así años y años venideros de fortuna para la rossa.

No descarto que Pazuzu se haya trasladado a Maranello —tampoco lo afirmo, a ver—, pero si no hay Dios que entienda nada, las razones deben estar en el otro lado, el de la oscuridad y las sombras. Max se muestra intratable y no desaprovecha ninguna oportunidad que se presenta, como se ha vuelto a palpar esta tarde en Zandvoort, y lo raro es que la italiana sigue pareciendo que no hace nada por impedirlo...

Os leo.

El mago de los fierros [Alberto Perrone]

El título completo de este pequeño volumen es Juan Manuel Fangio, El Mago de los Fierros (Grupo Santillana Argentina), y fue publicado en 2006 bajo el sello Aguilar para el diario La Nación, como número 2 de su colección «Protagonistas de la Cultura Argentina».

Como cualquier libro de similares características —coleccionable que pretende popularizar determinado contenido sin demasiadas complicaciones ni profundidad—, El Mago de los Fierros es oficialmente una obra de autoría difusa que, sin embargo, y dado que en créditos se destaca su nombre como responsable de Informes e Investigación, ésta debería corresponder a Alberto Mario Perrone, periodista, crítico de arte, poeta y novelista argentino, que en su trayectoria como escritor ha publicado también otras biografías. Desde luego, en Nürbu se la vamos a reconocer.

sábado, 3 de septiembre de 2022

Cosas de Zandvoort

Max no ha estado por labor de devolver favores ni mucho menos de hacer rehenes, de manera que la clasificación para el Gran Premio de Países Bajos se ha resuelto, literalmente, a cara de perro, con los cuatro primeros clasificados metidos en apenas 3 décimas, lo que dura un pestañeo, vamos.

A estas horas el vaso contiene un dedo de agua pero sigo viéndolo medio lleno... Mañana Dios dirá.

Os leo.

Orgullo y pasión

Seguramente ni nos habríamos enterado de la opinión que merece la Formula E a Sebastian Vettel si Lucas Di Grassi no le hubiera «contestado» en los términos que lo ha hecho [Di Grassi accuses Vettel of greenwashing after FE criticisms].

De base estoy con Seb, vaya por delante, y aunque esa sea otra historia conviene matizar el lío montado por el brasileño, sí, por el brasileño, porque hay bastante tela que cortar y el piloto paulista da la sensación de haber querido aprovechar para ensalzar las virtudes de la disciplina que lo convirtió en campeón en 2016/17, que el alemán quizás no fue lo suficientemente cauteloso al esbozar su rechazo, o políticamente correcto, que se dice ahora.

Sono qui!

Haber regalado tantos puntos con tal de mantener vivo el drama y el campeonato, y no por este orden [Cars a la Carta], le ha supuesto a Ferrari llegar a Zandvoort con un puñado de obligaciones inexcusables, por decirlo en suave, y la más importante de ellas pasa por poner sus coches, en lo que queda de campeonato, en las dos primeras posiciones tanto en clasificación como en carrera, parte espinosa del asunto porque viene siendo el Talón de Aquiles de la italiana, ¿¡qué os voy a contar!?

Lo de ocupar las primeras plazas en clasificación tiene su aquél en que así limitamos los riesgos de que Mattia e Iñaki se enreden elaborando estrategias defensivas durante la prueba —¡patadón y p'alante!, que decía el bueno de Javi Clemente. 

viernes, 2 de septiembre de 2022

A ver si nos centramos

Nos reímos de Ferrari, pero Alpine se ha dejado (en puntos) lo que no está escrito frente a sus rivales, y total porque Szafnauer confiaba en el plan que creía tener —no equivocar con el P14N, que como los buenos días siempre hay algún bobo que los acaba jodiendo. 

Hoy sabemos que Oscar Piastri había firmado por McLaren, que la FIA hace prevalecer este acuerdo, y constatamos que la gestión deportiva de Alpine ha sido lo suficientemente pacata como para que pasemos página, evitemos sacudir más de lo recomendable al bueno de Otmar por no haberse enterado de qué iba la historia, para que encendamos un par de cirios a la Virgen de Covadonga y nos encomendemos a ella con tal de que las cosas salgan en Enstone mucho mejor de lo que llevamos recorrido. 

¡Gensanta!

Desahoga mucho saber que es viernes y comenzar la mañana dedicando el grito de guerra del gran Forges a los numerosos plastas que insisten, en redes sociales, mayormente, en que no nos conviene soñar despiertos con lo que puede hacer o no nuestro bicampeón mundial. ¡Gensanta, qué peña! 

Si no teníamos bastante con aguantar a los otros —ver película de Amenábar—, los fantasmones de la seriedad han tomado posiciones para indicarnos qué pecados podemos cometer y cuáles no, y lo hacen ahora que el horizonte está plagado de interrogantes, porque como Alonso comience a obtener réditos en Aston Martin se evaporarán o agarrararán a cualquier chuminada, incluso por las solapas, al igual que hicieron cuando el asturiano abordó su aventura en Resistencia o el Dakar mismo.

jueves, 1 de septiembre de 2022

1926, Lasarte

Era 25 de julio de 1926, Santiago Apóstol. Fangio había cumplido 15 años el 24 de junio anterior y soñaba ya con convertirse en un astro del fútbol al que conocerían mundialmente como Chueco, aunque los autitos habían llamado a su puerta para, apenas tres décadas después, llevarlo a ser un referente universal y el mejor piloto de automovilismo de todos los tiempos. En México, según abundantes estudiosos aún no había concluido la Revolución iniciada en 1910, y a 9.500 kilómetros de distancia del territorio mesoamericano, en Mónaco, Antony Noghès ya acariciaba la idea de celebrar un Grand Prix en las calles de El Principado tras el éxito cosechado con su Rally de Montecarlo.

España despertaba de los estertores de la Sanjuanada, primer intento serio de golpe de estado contra Primo de Rivera, y vivía con miedo y expectación las posibles consecuencias para el país y el viejo continente de la huelga general de Gran Bretaña de primeros de mayo. Social y políticamente estaba quebrada y la monarquía cada vez tenía mayor contestación por su apoyo al Directorio, pero la Bella Easo continuaba siendo el lugar de vacaciones estivales de la Familia Real y, por tanto, el centro neurálgico del verano así como un atractivo aliciente para el turismo nacional e internacional que visitaba las costas orientales del Cantábrico.

martes, 30 de agosto de 2022

Lewis no merece la pena

Me gustaría escribir que me importa algo lo que dice este genuino hijo de la modernidad a sus numerosos entregaditos, pero gracias a Dios sigue siendo que no, eso sí, me apetece puntualizar que no supone el mejor camino para entender a Lewis Hamilton ver resúmenes en Youtube o asistir a clases magistrales impartidas por «gente seria» y criaturas que, en 2007, o no sabían todavía atarse los zapatos, o, en el mejor de los casos, tenían la cara cubierta por el acné.

Cualquiera de ellos daría lo que no está escrito porque Emerson Fittipaldi hubiese llamado Maestro al figura, o porque Jackie Stewart lo considerase un Genio, o llegado el caso, porque el escocés y Nigel Mansell aceptasen sin reservas ni peros que el de Stevenage es realmente The Great Of All Time, pero no, la edad nos vuelve a unos pocos tan cicateros con las chuches como generosos con quienes lo merecen, y comprendo perfectamente que vivir entre tanto enemigo declarado se hace muy cuesta arriba para tipos prefabricados como el heptacampeón del mundo.

1925, Lasarte

La noticia de que San Sebastián albergaría al año siguiente el Gran Premio de Europa (AIACR, Association Internationale des Automobile Clubs Reconnus), incentivó el compromiso y apoyo a la carrera tanto de autoridades provinciales y municipales como de iniciativas privadas, en consecuencia, el circuito Lasarte-Oria sufrió en 1925 algunas mejoras en su piso y seguridad, aunque la variante que evitaría el complicado paso por Hernani se dejó para 1926 dado lo costoso de las obras y su dependencia prácticamente total de la Diputación de Guipúzcoa y el Ministerio de Fomento estatal.

Así las cosas, el III Gran Premio de San Sebastián volvía a ser el Gran Premio de España en su tercera edición. La cita se celebró el 19 de septiembre de 1925 dentro de la Semana Automovilística de San Sebastián, que también albergó las XII Horas para Turismos, con presencia de la Familia Real, rodeada, cómo no, por lo más señero de la aristocracia, burguesía y empresariado prominente del momento.

lunes, 29 de agosto de 2022

El periodismo y la madre del cordero

Produce toneladas de ternura observar cómo el guión de la Fórmula 1 se sigue escribiendo en Gran Bretaña y aquí hay quien se siente ofendidito si se lo dices, y más si les recuerdas que él y los suyos callaron como rameras y aplaudieron en su momento, y hasta con las orejas, todas y cada una de las porquerías que hacen que nuestra actividad palidezca ante el espectáculo que ofrece una carrera de F2, de la IndyCar, la NASCAR, o simplemente de canicas —no menciono la Formula E por no zaherir más de la cuenta.

Verstappen fue ayer imparable, su dominio en pista resultó incontestable, y puesto que los milagros no existen en Fórmula 1, convendría haber comenzado la tarde cuestionando de dónde coño ha surgido el milagro después del periodo de parón obligatorio en agosto, si se ha vigilado suficiente que nadie se pase de listo, por qué la FIA no ha entrado a investigarlo de oficio y, estirando la cosa, por qué los «periodistas» lo han dado por bueno evitando meterse en jardines, etcétera.