miércoles, 30 de enero de 2019

Carpe diem!


Os confieso que me suena muy a señorita Rottenmeier o a docente rancio de cojones lo de no hables si no sabes y vuelve sólo cuando sepas de lo que hablas. Por suerte nos ha sido dado el don de la comunicación y maldita la gracia que hace que haya quien reniegue de que precisamente comunicándonos, hemos avanzado como civilización y crecido como seres humanos, bueno, no todos, que algunos parece que siguen empeñados en perpetuar costumbres decimonónicas.

Por mucho que cueste leerlo, todo esto sabe al típico ¡cállate la puta boca, niño, que esto es cosa de mayores...!, y os cuento una cosita: a Paul Cézanne también se lo dijeron en su día, cuando la Académie des Beaux-Arts le impedía exponer sus hallazgos junto a los que sí sabían

La visibilidad


No ha llovido ni nada desde que traté de poner luz en este asunto que tratamos hoy: la visibilidad [Pon un dummy en tu vida]. 

Transcurría abril de 2009 y ya entonces se hacía complicado de entender que carreras como el Gran Premio de Malasia hubiesen sufrido una conclusión prematura a 25 vueltas de la distancia programada. A cambio pudimos a Kimi disfrutando de un helado, pero la escena no compensaba porque se suponía que bajo condiciones de lluvia extrema, tanto los coches y sus ruedas (Bridgestone) podían correr sobre mojado... ergo los pilotos eran poco menos que unos moñas.

martes, 29 de enero de 2019

Valtteri in sad


El año pasado sí pensaba que Valtteri iba a disponer de oportunidades en Brackley, pero se me ha pasado...

Cuando en abril del año pasado escribí que Stuttgart pretendía suplantar a Maranello abordé el asunto en términos políticos, de poder en el paddock y eso [Mercedes quiere ser Ferrari], y se me pasó por alto contemplar que en Fórmula 1 vales tanto como puedes aparentar y que aquí entraban los siete títulos de Michael prácticamente como un fijo en la quiniela. 

La lastimita


No os alarméis mucho por lo que voy a decir, pero se habla poco de Williams porque la pobrecita no justifica el esfuerzo de escribir sobre ella, total, nadie lo cree.

En plena lucha por conseguir más clics que los compañeros de redacción, tocar a Grove supone penalizar lecturas, y en el peor de los casos, que el jefe o la jefa te llamen la atención porque tus estadísticas son muy bajas, así que por evitar disgustos, lo normal es que los medios pasen de puntillas sobre los hechos y acaecidos de la británica porque total pa'qué.

lunes, 28 de enero de 2019

Pierre en la ratonera


Dean Martin o Anita Kesley. A pesar de que la versión de Michael Bublé está rebuena, que decía aquél, me quedo con Sway en la voz de Dean o Anita, tal vez más con la de la británica, y eso reconociendo que pisa parecidos terrenos que Rosemary Clooney...

No me enredo que vamos por la cuarta línea. Esto iba de mejores versiones y de que teóricamente todos tenemos interiorizado que en el paddock miente hasta el que usa la fregona, y esto nos pone ante la elección de mentiroso más creíble.

El plan B de Liberty


Como he dicho en otras ocasiones, si Liberty Media pretende salir de la Fórmula 1 no está preparando el plan B ahora, sino que ese plan está grapado junto al A desde el momento mismo en que se iniciaron las conversaciones con Bernie para obtener la titularidad de la Fórmula 1.

Si no recuerdo mal, llevamos con este runrún desde finales del verano pasado y la bola se ha hecho más y más grande coincidiendo con lo que tradicionalmente conocemos como silly season. Sumas dos y dos y pones al resultado la voz de don Miguel Gila y casi te sale de corrido el «alguien quiere matar a alguien.»

El mejor y lo mejor [30-12-2018]


Yo también estoy cerrando 2018 a mi manera, y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid me apetecía compartir con vosotros este texto que escribí antes de Nochebuena para mi espacio en Graining.es. Pascal aún no sonaba vistiendo de rosso en el simulador de Maranello y, obviamente, Alonso no había vencido en la Rolex 24, aunque como decíamos hace nada [Puertas al campo], hay cosas incomprensibles en nuestro deporte que desgraciadamente para nosotros, tienen muy sencilla explicación...


La salida de Fernando Alonso ha dejado la Fórmula 1 sumida en un supuesto mar de contradicciones que, en sentido estricto, siempre ha estado ahí.

domingo, 27 de enero de 2019

La danza del vientre


Salvo en la intimidad bailo rematadamente mal. Bueno, en la intimidad también debato en perfecto inglés con el Speaker del Parlamento Británico y canto que ni Beyoncé, pero creo que es más culpa de ella que mía porque la muy engatusadora me quiere como una madre.

En la intimidad también pensaba que Fernando podía ganar la Rolex 24 at Daytona de este año y hasta entrené la danza del vientre por si hacía el caso, pero una cosa es la intimidad y otra el terreno abierto, y ahí me empezaban a temblar las piernas en cuanto se daba el banderazo de salida. Jordan iba sexto al principio ya que el Cadillac dorsal número 10 había partido sexto, y nos reíamos porque tengo una marcada tendencia a calmar los nervios tirando de sentido del humor, a veces negro zahíno, algo que sea dicho de paso, suele sacar de quicio a los funambulistas del rigor y las buenas costumbres, ¡ejem, ejem!

Y McLaren, ¿qué? [28-12-2018]


Esta semana toca ir poniéndose las pilas con la Fórmula 1 y qué mejor que retomar la actividad preferida de Nürbu recordando este texto que escribí hace prácticamente un mes para TercerEquipo. Ojo al dato, todavía no se conocía el fichaje de Andreas Seidl...


Con todo esto del final de la temporada 2018 resulta inevitable el repaso a los hechos y acaecidos de la temporada, y entre ellos, sin duda, la valoración de por qué un piloto como Fernando Alonso no ha encontrado posibilidades para continuar en la parrilla y, en consecuencia, ha dado la espalda a nuestra disciplina, bien de forma definitiva o momentánea, cosa que todavía está por ver.

El Vettel que me interesa


Os sorprendería la cantidad de cosas raras que hago a diario. Ha hablado Irvine sobre Vettel y me ha pasado parecido a cuando leí a Marko hablar sobre la Formula E: se me ha escapado una sonrisa como la del tipo del anuncio que se despierta y asimila sentado en la cama que es millonario.

No está mal que la verdad acabe aflorando aunque habría preferido que las verdades de Eddie se hubieran vertido cuando hacían falta, o mejor dicho: cuando le habrían servido de algo al Sebastian que crecía entre algodones. Y es que todo esto me parece una irvinada más, que como todo lo que rodea a este tipo impagable surge más que de una reflexión profunda, de la necesidad que tiene el norirlandés de andar metiendo el dedo en salva sea la parte de todo el mundo, mayormente de aquellos que considera dianas de sus hazañitas bélicas.

sábado, 26 de enero de 2019

Puertas al campo


Que un animal de carreras como Fernando Alonso haya tenido que dejar la Fórmula 1 debería llevarnos a pensar si ésta es, realmente, la máxima expresión del automovilismo deportivo. 

Comprendo lo espinoso de la reflexión y sé perfectamente que no hay demasiada gente capaz de hacerse este tipo de preguntas, menos si cabe con lo mullido que resulta esquivarlas aludiendo al supuesto carácter complejo del asturiano, afirmación que desgraciadamente para los abonados a este tipo de argumentario, lleva a otra pregunta sobre la que, evidentemente, cabría echar el ratito también: ¿por qué su carácter no es problema en la IndyCar, el WEC o la Rolex 24 at Daytona, y sí lo es en el pináculo del motorsport?

Los yelmos de Anubis


De los creadores de «no puedes hablar mal de tu casa si no has construido edificios» o «no puedes criticar un mueble si no eres ebanista o carpintero», ha surgido esta misma mañana la especie: «Alonso se ha dado cuén de que la Rolex24 no va a ser tan facilona como disputar el WEC sin rivales.»

Estas cosas me enternecen mucho. El asunto no habría llegado a mayores si se empieza admitiendo que hay quien no sabe hablar de motorsport si no mete al asturiano por medio, pero como «no puedes quejarte del tiempo si no eres meteorólogo», «no puedes entender una noticia si no eres periodista», «no puedes rechazar una película si no eres director» o «no puedes quejarte del sabor del café si no eres Juan Valdez, el de Saimaza», para salvar el tipo no te queda otro remedio que tirar de lo que te ha dado de comer todos estos años pasados, eso sí, con el apoyo incondicional de alguien supuestamente respetable que no entiendo cómo se mete en estos fregaos.

¡Que viva el Pravda!


Vaya por delante mi más absoluto y profundo respeto por los profesionales y no tan profesionales que narrarán puntualmente las peripecias y andanzas del automovilismo deportivo pero sólo a los abonados que han pasado por caja, incluso aquellos que defienden en público que son soluciones el geobloqueo de restransmisiones alternativas o el capado de contenidos por parte de la plataforma que ostenta los derechos exclusivos, que ha pagado por ellos y obviamente se los folla como quiere.

Comprendo que huelga cualquier comentario teniendo tan a mano la salmodia de que el alonsismo es el culpable de que la cosa no remonte en España, más bien se retraiga, una vez Alonso ha dado la espalda a la Fórmula 1, pero me apetece echar el ratito sobre la perfidia y lo contraproducente que resulta, a mi modo de ver, este bendito modelo de explotación.

viernes, 25 de enero de 2019

Es veinticinco. Es enero...


Sueño con que el final sea igual que el principio aunque no sé si puedo permitírmelo. Vuelve a cumplir años mi abuela María y vuelves a evaporarte tú, diciendo adiós con la mano. Es veinticinco. Es enero...

Mañana dan por la tele El Retorno del Rey pero ya ha tenido lugar la batalla en los campos de Pelennor con los eorlingas aplastando las hordas de Mordor. Gondor goza de un pequeño momento de calma y el hobbit Pippin reflexiona ante Gandalf sobre la muerte, admitiendo que nunca pensó en este final.

Espuma de Daniel a la trufa


La modernidad era esto: dar nuevos nombres a las cosas de toda la vida. Dicen que el hombre es el único ser capaz de tropezar en la misma piedra dos veces y uno se acaba preguntando a qué santo Juan el Evangelista se tomó la molestia de indicarnos en qué trampa estábamos condenados a caer siempre: In principio erat Verbum et Verbum erat apud Deum et Deus erat Verbum...

A ver, es normal que se vuelva a tropezar en ella si a una piedra no la reconoce ni la madre que la parió después de que haya pasado por las manos de cualquiera de nuestras exquisiteces actuales, que lo mismo llaman ahora nesting al zanganear en casa el fin de semana que breasting al mojar pan en el café con leche. Indudablemente acabarán descubriendo el Mediterráneo y casi me jugaba el brazo con que dibujo a que terminan llamándolo Mare Nostrum.

Pon un Stratos en tu vida


No sé si os he contado alguna vez —seguro que lo he hecho—, pero de chavalín era un destroza juguetes. A ver, no es que me gustara romperlos, era que lo que me emocionaba de verdad era comprender cómo funcionaban, entender su mecanismo, vaya.

Por suerte, mi hijo Josu no heredó esta coño facultad mía sino su consecuencia. Su colección de juguetes de cuando crío sigue prácticamente intacta, quiero creer que debido a que siempre tuve a mano un montón de piezas desperdigadas en montones de cajas con las que explicarle cómo funcionaba el mundo. En fin, él es ingeniero y yo sigo siendo demasiado aficionado a rebuscar en las entrañas de todo cuanto cae en mi radio de acción, incluso en lo más profundo del comportamiento de los seres humanos que me rodean, lo que me ha dejado como regalo una capacidad de empatía brutal que en vez de mejorarme la vida, demasiadas veces me la ha complicado.

jueves, 24 de enero de 2019

Sin pestañear


Seguramente no es el mejor momento para ponerse a escribir aunque ya iba siendo hora de dar por terminadas mis pellas, así que puesto que tenemos encima la Rolex 24 at Daytona de este año, qué mejor que dedicarle unas líneas.

El BoP (Balance of Performance) de los DPi ha sido retocado estas últimas semanas para favorecer la competitividad en lo que va a ser el plato fuerte de este fin de semana. Cadillac, Acura, Nissan y Mazda se van a ver las caras y bien vistas, pero como sucede en las 24 Horas de Le Mans, en la Rolex no hay nada escrito de antemano ni se puede dar algo por seguro.

martes, 22 de enero de 2019

Los tapados, 1938 [#24LeMans 15]


Se avecinaban tiempos difíciles. La Guerra Civil española avanzaba hacia su segundo año de duración y, a mediados de marzo de 1938, la Alemania nazi había culminado ya sus esfuerzos por anexionarse Austria, ocupándola en lo que se conoce como Anschluss.

En un clima indudablemente prebélico, Hitler se preparaba para llevar a cabo su sueño europeo mientras Francia se dispone a acoger la Copa Mundial de Fútbol, trofeo que ganará por segunda vez consecutiva la Italia de Mussolini. Las 24 Horas de Le Mans se celebrarán durante los calurosos 17 y 18 de junio —por primera vez entre viernes y sábado, dejando libre el domingo 19 para no solapar fecha con la gran final balompédica que enfrentará a Hungría e Italia en el Stade Olympique de Colombes, localidad próxima a París—, y tiene una inscripción previa de 58 vehículos de los que únicamente 43 tomarán la salida.

1.000 años después


Recuerdo cuando la prensa amiga y los amigos de la prensa amiga nos repetían, una y otra vez, que sin Ecclestone iba a ser complicado que la Fórmula 1 continuase siendo sostenible. 

Bueno, no es que fuese precisamente sostenible entonces, aunque sí era tremendamente opaca y contaba con legiones de mamporreros que cantaban a todas horas aquello de todos somos contingentes pero Bernie es necesario, con tal de que nos entrara el miedo en el cuerpo ante la sola idea de que la Bruja de Blancanieves nos abandonase a nuestra suerte. Era insustituible, decían.

lunes, 21 de enero de 2019

La mala moneda


Ahora mismo no me gustaría estar en el pellejo de Vettel, para qué os voy a contar otra historia. Da la sensación de que la prensa le está esperando con el atizador en la mano para empezar a sacudirle al más mínimo error, y como ya hemos pasado por situaciones similares con otros pilotos, incluso con Fernando, qué queréis que os diga...

Lo cierto es que como en todos los follones que se ha buscado en su carrera profesional, en éste también se ha metido solo. 

domingo, 20 de enero de 2019

Rubinho y los hombres buenos


Le hablas de esto a los integrantes de la chavalería actual y te buscas un marrón seguro, pero hubo un tiempo, aquí mismo, en eso que llamaban la web 2.0 de entonces, en que todos teníamos además de un héroe y un villano en la parrilla, a un par de buenos reservas, o tres, todos ellos pilotos cojonudos a los que se quería y defendía porque sí, desde las entrañas.

Mi último offensive guard aparte de mi Felipe, claro, fue Pastor Maldonado, todo un señor incomprendido que tras vencer en Montmeló y ser elevado por Kimi y Fernando sobre sus respectivos hombros, tuvo los santos cojonazos de ayudar a evacuar el box de Williams después del incendio que se montó allí, incluso llevando a un chaval sobre sus espaldas. Creo que era su sobrino, pero qué más da ahora, la memoria de los Isusi está aquí para recordaros que la cara de pánico del zagal resaltaba la serena fiereza cobriza del rostro del cacique indio que ha iluminado siempre a un tipo que aterrizó tarde en la Fórmula 1, porque si llega a hacerlo cuando Juancho Montoya no tenía que pedir permiso por radio para adelantar y Michael se abría paso a codazos, seguramente otro gallo nos cantaría...

Vértigo


Produce un poquito de eso mismo: vértigo, imaginar siquiera que Honda ha dado en la tecla, que en el laboratorio de alquimia de Milton Keynes han encontrado la piedra filosofal y que el RB15 de 2019 lo van a conducir Pierre Gasly y mad Max...

Quizás por todo este cúmulo de sensaciones mareantes nadie osa intentar poner el cascabel al gato y todo son cachondeos porque para esto sí sirve la risa, hoy tan mal vista en ambientes empíricos, incluso en Twitter, que en principio estaba concebido para que nos relacionáramos y tal.

sábado, 19 de enero de 2019

Eppur si muove


Gracias a la desinteresada contribución de mi colega del alma y compañero en SafetyCast, Antonio Moratilla, aka Bigotum Maximus, ya tenemos título para esta mini saga cachonda que iniciamos a primeros de mes [La madre que nos parió].

Sí, la vamos a llamar #SeTeHaCaídoEsto porque efectivamente: se te ha caído esto es lo que dan ganas de decirle a la mucha gente que hoy va por la vida de refinada, pulcra y rigurosa, que entonces, hace unos nueve o diez años, miraba de reojo o tachaba de conspiraciones las ocurrencias y descubrimientos de los integrantes de un grupo de aventureros que diseminados por diferentes blogs, portales o foros, dábamos sentido a la realidad cotidiana con rudimentarias herramientas pero animados por una gigantesca ilusión que, desgraciadamente, hoy es historia...

Volverán a picar


Anteayer concluía la edición del Dakar peruano de este año con victoria de etapa de Carlos Sáinz y Lucas Cruz, y con Nasser Al-Attiyah y su navegador Matthieu Baumel como vencedores absolutos, seguidos por Nani Roma y Álex Haro en la segunda posición.

Toyota por fin se ha sacado la espinita que tenía en esta aventura que echó a andar en enero de 1979, imponiéndose en un Raid corto por razones de fuerza mayor (tan sólo 10 etapas debido a la no participación de Chile, Argentina y Bolivia), que ha concitado abundantes quejas después de que Daniel Elena, copiloto de Sébastien Loeb, abriera la caja de Pandora de las numerosas y peligrosas imprecisiones del roadbook oficial.

miércoles, 16 de enero de 2019

McLarenitis


Aunque tengo el cuerpo como si fuese un leño seco de árbol, no me resisto a echar el ratito mañanero hablando de Fórmula 1 en Nürbu.

Estoy leyendo bastante porque en algo hay que entretenerse metido en la cama durante los episodios en que estoy despierto, porque, la verdad, duermo ahora lo que no está escrito, aunque sea a deshoras y hoy lleve en vela desde las dos de la madrugada. En fin, a lo que vamos: percibo en el ambiente formulero una creciente pulsión tendente a facilitar la vida de McLaren —que ya iba siendo hora, para qué vamos a engañarnos—, y me apetece compartir con vosotros mis inquietudes.

martes, 15 de enero de 2019

Truño, animal de compañía


He leído a Pat Symonds venirnos con la misma cantinela que usaban nuestras abuelas o madres cuando veían que resultaba imposible convencernos de algo: como el asunto puede ir a peor, mejor que aceptes lo que tienes y cierres la boca. Y tan calentitos, añado.

En realidad, ésta nos la sabíamos [Cosas que no cambian]. La promesa de mejoras con el apaño que se ha hecho al reglamento técnico de 2017, aplicable esta temporada, prometía quedar en poco o nada porque se enfrentaba al mismo escenario de siempre, plagadito de restricciones, que es donde considero que está el auténtico meollo, y leyendo al bueno de Pat se ve que nos conocemos todos, seguramente demasiado.

El efecto Alonso


Da un poquito de pereza repetirlo, pero ahí va de nuevo: queda muy feo culpar al alonsismo de la situación el automovilismo deportivo en España, básicamente porque han ocurrido muchas más cosas.

Pasando de puntillas sobre el espinoso asunto de la caída global de audiencias, en nuestro país hemos dado el salto de un modelo de retransmisión en abierto a otro que consiste en pasar por caja. De la media docena de medios en los que se podía confiar hace una década, estamos en la actualidad en la era de las redes sociales, los influencers y el bendito clickbait. Ya no importa tanto la calidad de la información como llegar el primero a la exclusiva, al ya lo dije, al como avanzábamos el otro día.

lunes, 14 de enero de 2019

El sexto de Lewis


Hamilton está haciendo en estos instantes lo mejor que puede hacer: divertirse sin descuidar su preparación física, ya que el año viene cargadito y aunque los nubarrones se ciernen sobre Maranello, él va a tener que defender en pista sus cinco títulos, los colores de Brackley y las opciones de acercarse un poquito más a los números de Michael Schumacher, lo que bien mirado tampoco es moco de pavo.

Por aquello del contraste yo ando con la gripe a cuestas y al ver a Lewis haciendo surf no he podido contener un pequeño brote de envidia —¡qué bien viven los dioses, pardiez!—. No sé si es vírico o no, tampoco me he puesto a descubrirlo, pero ahora entiendo mejor a los vecinos de Stevenage cuando cargaron contra el pentacampeón por lagrimear un poco narrando sobre su niñez...

Libros de caballería


Charlar sobre nuestro deporte a diario no me resulta una carga ni mucho menos un esfuerzo sobrehumano, que sé que hay quien lo piensa: ¡ahí, dale que dale. Jose escribe para tener razón siempre...!, que es como llamarte gilipollas pero sin mancharse las manos. En fin, se dice que cree el ladrón que todos son de su condición, así que pongamos los puntos sobre la íes y dejémonos de hazañitas bélicas o pensamientos demasiado elaborados para determinados dedos, porque nada de esto encaja en la actividad de Nürbu.

Haciendo mías las palabras de Josep Lluís Merlos en la entrevista que le hicimos en marzo de 2017 [#VKt-04 (Josep Lluís Merlos)], debo decir que yo también soy un pringao, eso sí, con bastante suerte porque trabajo desde casa y el cuidado de las abuelas y el llevar adelante el día a día me deja abundantes tiempos muertos que suelo ocupar «echando el ratito», hablando sobre lo que me gusta, mayormente Fórmula 1, que sé perfectamente que no todo el mundo puede decir lo mismo.

domingo, 13 de enero de 2019

Pascal en Maranello


No le arriendo mucho recorrido a que Pascal Wehrlein acabe ejerciendo como piloto de desarrollo en Ferrari. La cosa aún no está hecha pero llevamos con el runrún desde hace unos días y a falta de confirmación oficial por parte de la rossa, todo indica que sí, que el de Sigmaringa puede vestirse de rojo antes de que se inicie la temporada.

Hombre, puesto en plan conspiranoico total, el asunto podría suponer que las horas de Vettel están contadas y que Pascal sería su sustituto en 2020, haciendo pareja con Charles Leclerc, claro, pero ya he esbozado en la primera línea que de momento no lo veo nada claro porque la figura de «piloto de desarrollo» me trae malos recuerdos y me produce peor feeling.

Bugatti, 1937 [#24LeMans 14]


El esfuerzo de rearme previo a la II Guerra Mundial ha estado influyendo de manera clara y contundente en la industria del automóvil aunque todo ello haya quedado ajeno para el gran público. Lejos del limitadísimo papel que interpretó durante la Gran Contienda de 1914, la aviación se ha convertido en una prioridad para las potencias occidentales de los años 30 del siglo pasado, que dotan a la investigación aeronáutica de generosas partidas presupuestarias.

Ahora bien, si hablamos de aeronaves, tanto de transporte como de combate, estamos hablando, también, de aerodinámica, de materiales ligeros así como de motores más potentes y dotados de un menor consumo, lo que inevitablemente resultaba de sumo interés para el mundo de la automoción y, por ende, del automovilismo de competición. 

sábado, 12 de enero de 2019

Los hombros de Horst


El vals que compuso Alexandre Desplat para Philomena suele acompañarme en momentos como éste, en los que uno no sabe qué decir pero sabe, sin lugar a dudas, que debe dejar atrás los miedos y atravesar la pista de baile para solicitar clemencia de alguien querido que en estos instantes se duele de una pérdida irreparable.

—Soy un perfecto patoso, pero si me hace usted el honor de cederme este baile la llevaré gustoso al son de las notas de este bonito «parisien»...

Mal asunto


A pesar de que lo he pedido por activa y por pasiva, nadie parece haberme hecho caso con Charles Leclerc y el chaval está siendo manoseado sin siquiera haberse subido al coche de 2019.

No voy a poner más peros al asunto porque a fin y a cuentas su caso es idéntico al de otros pilotos y a falta de gallina buenas son las habas, que dicen. Los inviernos en Fórmula 1 son proclives a este tipo de situaciones plagadas de hipérboles y en tanto en cuanto no se demuestre lo contrario, podemos aceptar como animal de compañía que Charles es la esperanza de Ferrari y le va a poner las cosas mucho más difíciles a Sebastian.

How To Build A Car [Adrian Newey]


Creo que éste es el primer libro que reseño prácticamente después de haberlo leído. Me lo regalaron en las Navidades del año pasado junto a Patria de Fernando Aramburu, y me ha costado lo mío devorarlo al completo porque está publicado en el idioma de William Shakespeare —con quien por cierto, Adrian Newey comparte localidad de nacimiento: Stratford-upon-Avon—, y porque no tiene desperdicio, vamos, que algunas partes las he disfrutado dos o tres veces.

Lejos del empaque inicial, How To Build A Car (HarperCollinsPublishers; Londres, 2017) resulta cercano y el tratamiento de su texto es adecuado para el aficionado medio e incluso para el lego en la materia, con lo que destierra rápidamente la sensación de que Newey pueda pretender ofrecernos en sus páginas una clase magistral indicada sólo para ingenieros.

viernes, 11 de enero de 2019

Wihuri causa baja


El caso de Wihuri resulta paradigmático en nuestro actual estado de cosas. Deja de patrocinar a Valtteri Bottas y la inmensa mayoría de titulares aluden al bajo rendimiento del finlandés como causante, cuando la causa es el alto precio que le supone al conglomerado participar en el exclusivo club de la Fórmula 1 para el poco rendimiento que obtiene a cambio, claro está, que es donde encaja el piloto de Nastola, pues el pobrecito mío sólo ha sido quinto en la general de conductores conduciendo un W09, entre otras cosas porque hace de segundo en Brackley y Toto incluso consideró inteligente impedir que venciera en el Gran Premio de Rusia para mayor gloria de Hamilton.

Escribo a vuelapluma y no sé ahora en qué carrera de esta temporada los aficionados finlandeses reclamaron un mejor trato para sus compatriotas durante la ceremonia del podio. Sería cuestión de buscarlo, aunque, en fin, parece un poco irrelevante si no fuera que aquí intuyo que está la raíz de todo.

jueves, 10 de enero de 2019

¡¿Qué pachaaa?!


Si os cuento en qué invierto mis horas y mis días actualmente a lo peor nos caemos todos de culo, así que mejor lo dejamos en que yo estoy aquí, en mitad de la bruma virtual, y vosotros ahí, cerquita, que aunque haga frío os siento.

Y bueno, es jueves noche y he abierto la botella de Macallan que me regaló la semana pasada Ernesto, más que nada por probar a qué saben los regalos más inesperados y entrañables. En fin, los idiotas siguen intentando atravesar los muros de Nürbu y, la verdad, no cejan en sus estupideces, y ahora, cuando toca echar el ratito, me ha dado por pensar en que mantengo correspondencia habitual con buenos profesionales de nuestro deporte que jamás me han reprochado ni una tilde que varée los malos modos de la prensa que se dice especialista y nutre de contenidos a los que siempre van de ofendiditos por la vida.

Fuerza mayor, 1936 [#24LeMans --]


La situación económica y social ha ido empeorando paulatinamente y como hemos ido narrando en las entradas anteriores, el escenario apuntaba maneras y en 1936 estalla definitivamente.

En un escenario plagado de huelgas, las elecciones legislativas tienen lugar entre finales de abril y primeros de mayo y dan como resultado el gobierno de una coalición de izquierdas (Front Populaire) que ha llegado al poder con más promesas que posibilidades de sacarlas adelante. Francia ha perdido un tiempo precioso y necesita con urgencia encarar la amenaza que suponen la Alemania nazi y la Italia fascista, pero la economía no acompaña y las instituciones están demasiado debilitadas.

miércoles, 9 de enero de 2019

Lagonda, 1935 [#24LeMans 13]


A pesar del atosigante ambiente social, político y económico, que planea sobre la mitad de la década de los años treinta del siglo pasado, las carreras de coches y los Grand Prix se han convertido en una actividad sumamente lucrativa. Además, los ases del automovilismo son tratados como auténticos héroes y arrastran consigo a las multitudes...

Existe el mismo problema de siempre: conseguir un buen monoplaza o vehículo de competición resulta una quimera para la mayoría de pretendientes, sin embargo, parece más asequible encontrar hueco en un equipo privado o en alguno de fábrica, siempre y cuando se hubiesen podido demostrar antes las cualidades al volante, claro. 

Amores que matan


Al lío. Es miércoles y a Maurizio Arrivabene le están cayendo boinazos como panes y me da que el personal no ha calibrado correctamente que con este temazo del invierno le está haciendo el trabajo sucio a los mamporretas del reino, sean foráneos o nativos, mayormente a los primeros. 

No es que el de Brescia no tenga culpa en todo lo que ha sucedido de 2015 a esta parte, que la tiene, es que si cargamos las tintas con él, si sobreactuamos con él o señalamos a Ferrari constantemente, el tema Sebastian Vettel nos queda más limpio que una patena, y esto es esencial para el guión de la película inglesa que nos están contando, ya que con un Vettel que no ha podido porque no se han hecho bien las cosas (tesis de Bernie, por cierto), el pentacampeonato del mundo tiene más valor y los que viven de la sombra de Hamilton pueden continuar tirando un trecho más.

martes, 8 de enero de 2019

Ben-Hur


Creo que todavía estaría durmiendo si no me llega a despertar Cata esta mañana. Ella hacía noche con mi suegra y me quedé leyendo el libro de Newey en la sala mientras en la tele Cenicienta perdía su zapato de cristal. Y bueno, el calorcillo, los gatos, la perrilla y el esfuerzo de desentrañar el idioma de Shakespeare a esas horas, me tumbaron poco después, más o menos cuando a la madrastra la iban a hacer condesa o no sé qué...

A la cama de madrugada después de realizar el recuento y comprobar que no había novedades reseñables en el centro neurálgico de nuestro domicilio en Gorliz: primero Amama, luego Pompón, Luisita, Minourtxu, Guillermo, Bagheera, Lisa e Hilargi, y con Eileentxu amodorrada siguiéndome los pasos por el pasillo, hacia el dormitorio con el sentimiento del deber cumplido y la constancia de que la tribu permanecía intacta una jornada más. Y de ahí a la cama y como los buzos cuando se sumergen en las dársenas de los puertos: hasta tocar el fondo que tiene habilitado Morpheo para los cansados...

¿Mano a mano Mazda/Cadillac?


Se esperaba que los Acura ARX-05 DPi supusieran la sorpresa en estas próximas Rolex 24 at Daytona, pero a tenor de lo visto en el Roar de esta pasada semana, el duelo que resulta más previsible cuando se dispute la prueba, tendrá lugar entre los Cadillac DPi-V.R. y los livianos Mazda RT24-P, manifiestamente beneficiados por el BoP de este año.

El Balance of Performance (BoP) de la pasada edición trataba de meter en el mismo saco a los DPi y los LMP2, lo que en cierto modo desvirtuaba las prestaciones de los primeros en favor de los segundos. Obviamente un DPi sigue siendo un DPi por muchas trabas que se le pongan, lo que hizo inevitable que los majestuosos vehículos de la categoría superior impusieran su ley en el Daytona Internacional Speedway con victoria en 2018 del Cadillac de Albuquerque, Fittipaldi y Barbosa (Mustang Sampling Racing).

lunes, 7 de enero de 2019

Los despojos de Sergio


Por regla general no me gustan los episodios de inestabilidad. Si había que echar a Maurizio se han desaprovechado un montón de oportunidades para hacerlo en tiempo y hora. Si había que quitárselo de encima, sinceramente, me parece demasiado tarde que se anuncie ahora...

No he comprado la guerra de personalismos entre Arrivabene y Binotto porque es muy simplona y porque siempre que dos obispos se lían a hostias hay dos cardenales detrás, que los apoyan y no salen en la foto. Fue morir Marchionne y que empezaran a suceder cosas extrañas en Maranello, como el anuncio extemporáneo del fichaje de Charles Leclerc en plena lucha por los títulos. Chronos se aliaba con Brackley entonces, Monza, y de ahí pa'lante, que decía aquél.

Enero pa'lante


El mes de enero es tradicionalmente complejo aquí, en Nürbu, y desde que Fernando se nos ha ido a hacer las Américas como hay que hacerlas: sin complejos, se ha complicado un poquito más.

The Roar ha concluido. El Dakar lleva unos días poniéndose las pilas en Perú y hoy se da el banderazo de salida a la primera etapa oficial. En fin, la Formula E llega a Marruecos en nada y en unas semanas tendremos el Rally de Montecarlo y disfrutaremos de la Rolex 24 at Daytona, y como de costumbre, poco a poco la Fórmula 1 comenzará a impregnarlo todo con su presencia: una preview de un alerón por aquí, un render de un vehículo por allá, análisis sobre la superficie del agua, estimaciones que se las llevará el viento, y los diseñadores gráficos se liarán la manta a la cabeza imaginando decoraciones posibles, alternativas, vintage...

domingo, 6 de enero de 2019

La ciénaga «rossa» [30-11-2018]


El pasado 30 de noviembre de 2018 reflexionaba desde mi espacio en TercerEquipo sobre la extraña y delicada posición que ocupa Ferrari a la hora de enfrentarse a la temporada 2019. Soy conciente de que este tipo de sinceridades ni se estilan ni son del gusto de los que prefiren adormercerse entre apasionamientos varios, pero en realidad, a mí no me va nada en tomar el pulso a la realidad y compartir con vosotros mis inquietudes y sensaciones. Vamos, que continúa siendo un lujo que gracias a Dios puedo seguir permitiéndome...


Si algo ha dejado tras de sí el Mundial 2018 es la sensación de que Ferrari ha desperdiciado una gran oportunidad, y aunque produzca cierto miedo decirlo: que puede ser la última, al menos en unos años.

sábado, 5 de enero de 2019

Mis Reyes Magos


Para los que no hemos asesinado todavía al chiquillo que llevamos dentro, la noche de Reyes significa bastante más que una estúpida consigna. 

También es verdad que dejas estas cosas en manos de los tenderos y los miserables y te la convierten bien en una seña de identidad patria o bien en un pase en bucle de esperpénticos anuncios de fragancias y perfumes, que la verdad, no sé si se pretende con ello que de paso aprendamos inglés y francés en plan gilipuá, pero voto a Bríos que es lo más parecido al infierno que conozco...

Privateers, 1934 [#24LeMans 12]


El 3 de abril de 1934 nace la primatóloga Jane Goodall, importante para nuestra historia porque su padre, Mortimer Morris-Goodall, ya se ha estrenado en las 24 Horas de Le Mans de 1933 sobre un Aston Martin Le Mans que se vio obligado a abandonar en la vuelta 84. 

Mortimer vuelve a intentarlo de nuevo en 1934, cuando su chiquilla apenas tiene tres meses de vida. Su equipo volverá a claudicar, esta vez con casi el doble de distancia recorrida (giro 155), pero si traigo esta anécdota a colación es por sustantivar que más allá de los intereses políticos que adornan la época y afectan, cómo no, a la propia prueba, Le Mans sigue siendo la tierra prometida de los aventureros del automóvil de entonces, donde pueden convivir y medirse un Sommer, un Nuvolari o un Chiron, por poner tres ejemplos a mano, con candidatos al olvido como Morris-Goodall.

Total Competition [Ross Brawn & Adam Parr]


Total Competition: Lessons in Strategy from Formula One, así se titula el volumen, es un libro atípico y en cierto modo extraño dentro de la ortodoxia bibliográfica que acostumbramos a consumir los aficionados, y lo es porque en realidad supone la transcripción de una larga entrevista protagonizada por dos figuras de la Fórmula 1 que apenas necesitan presentaciones, y, fundamentalmente, porque surge de la necesidad que siente Parr por contrastar su concepción de la estrategia en nuestro deporte con la de un tipo bregado como Brawn.

Estamos ante el academicismo frente a la experiencia de campo, por circunscribir el asunto. 

viernes, 4 de enero de 2019

Las uvas que no has de comer


La nueva vida que me he pedido como regalo de Reyes aún no ha llegado pero ya noto sus efectos. Recuerdo, por ejemplo, cuando se decía que la Fórmula 1 debía mirarse en el espejo del automovilismo americano y cómo fue éste el asunto de una de las preguntas que le hice a Carlos Castellá cuando le entrevisté a finales de 2011 [#VKt-02 (Carlos Castellá)].

Doy por seguro que Maese, de vivir todavía, habría matizado mucho sus apreciaciones de entonces. La Fórmula 1 ya no la dirige Ecclestone sino un grupo norteamericano, Liberty Media; también la parrilla cuenta con un equipo del otro lado del Atlántico, Haas; y Fernando Alonso está facilitando que las cosas no parezcan tan estancas como hace ahora siete años...

La nueva vida de Kimi


Si tenemos más o menos claro qué tipo de organización reinará entre los pilotos de Maranello, en Alfa Romeo Sauber todo resulta una hermosa incógnita, y digo hermosa porque Hinwil es sin duda la niña bonita de Ferrari, toda vez que Haas decidió en 2018 que iba a seguir haciendo la guerra por su cuenta, y porque si Frédéric Vasseur cumple su palabra de trato igualitario entre Antonio y Kimi podremos disfrutar de verdad, ya que ambos contarán con opciones y equipo detrás.

El C38, o como se llame definitivamente el cacharro suizo, va a tener mucho que decir, obviamente, pero nada nos impide soñar en estos momentos que será mejor que el C37 de este año pasado, si las expectativas se cumplen y se adapta bien a las nuevas exigencias que plantea el reglamento que estrenaremos en breve.

jueves, 3 de enero de 2019

El marronazo


Vender un proyecto ilusionante es mucho más sencillo cuando el respetable apenas conoce al mago que después de cuatro años sin que los trucos hayan hecho gracia. 

Arrivabene lo tiene sumamente jodido para convencer a nadie de que esta vez va la buena. Todos le conocemos, y sabemos ahora que dentro tiene casi tantos enemigos como fuera, lo que bien mirado, también nos habla de su estatura humana ya que él, principalmente, sabe a qué está jugando y qué se juega, y ha aceptado el reto de continuar.