jueves, 19 de mayo de 2022

So long ago, so clear

Fuimos jóvenes, tuvimos sueños y gozamos de banda sonora cuando creíamos ser capaces de comernos el mundo antes de la primera derrota, de las siguientes derrotas; de esa derrota en particular que descuadernó nuestro barco, hizo que las tracas del forro saltaran en mil pedazos y finalmente lo varó, herido de muerte, en las arenas que una vez hollaron los pies del equipo de atletismo de Inglaterra.

Bastaba creer. Todo era tan sencillo como creer que la victoria resultaba posible, que el duro entrenamiento servía de algo, que el monstruo dejaría de destruir nuestra infancia, que Isa estaría siempre a nuestro lado...

miércoles, 18 de mayo de 2022

¡Que Dios se lo conserve!

La renovación de Alonso con Alpine está proporcionando más hype por centímetro cuadrado del que muchos aspirantes a gurú pueden tolerar.

No veo mal vivir del asturiano, a ver, a fin y a cuentas de algo hay que tirar para llegar a fin de mes, pero no jorobemos que la bendita renovación pueda estar originando más ríos de tinta que los que brindó la susodicha de Hamilton por Mercedes AMG a finales de 2020, y eso que uno era ya heptacampeón y Kallenius andaba de nones.

lunes, 16 de mayo de 2022

Menos hostias, más carreras

Con estas cosas siempre hay que mostrarse cauto y poner algunas velas al santo correspondiente y también al diablo, por lo que pudiera pasar, pero llevamos cinco citas a cuestas, la magnitud del compromiso de Verstappen y Leclerc es elevada, ambos litigan por liderar el campeonato pero, ¡oh, cielos!, el nivel de limpieza en la rivalidad roza máximos, circunstancia que es muy de agradecer visto lo visto la temporada pasada.

No quiero señalar a nadie —tal vez sí, quién sabe—, pero durante estos primeros compases de 2022 los contendientes están demostrando que cuando se quiere se puede y que nuestro deporte no necesita emuladores de lo peor de Ayrton Senna o Michael Schumacher. 

domingo, 15 de mayo de 2022

Lasarte, 1924 a 1935

Ni cotiza que como colectivo tenemos un grave problema a la hora de dar valor a nuestra «herencia automovilística», circunstancia que se está agravando con la politización chorra y la paulatina incorporación de aficionados que creen en los datos oficiales y enlaces como si fuesen el canon de cualquier franquicia. 

Más allá del «todo nació con Alonso», el «como país llegamos tarde al motorsport» o la curiosísima ordenación que sigue el Circuit [Presentada la 32ª edición del Fórmula 1 Pirelli Gran Premio de España 2022], existe un inabarcable rosario de iniciativas desperdigadas por nuestro país a lo largo y ancho del tiempo, que contradice estos asertos de taberna y nos recuerda lo bobos que somos tirando piedras a nuestro propio tejado, dejando que sean otros los que dibujen nuestra historia, o desdibujándola nosotros por intereses espurios.

sábado, 14 de mayo de 2022

A pesar de...

Le sucedió a Daniel Ricciardo en 2014, antes a Nico Rosberg en 2010, y, por lo que parece, George Russell tampoco va a tener la suerte de que Brackley le mire a él, en vez de al heptacampeón, para encontrar el cabo guía que saque al W13 del atolladero en que está metido.

Seguro que hay más pilotos que han sufrido la misma fortuna, y es que, entendiéndolo pues me llegan las luces para ello, sigue sin entrarme en la cabeza que determinadas estructuras (equipos), prefieran enfatizar los supuestos males que aquejan a los monoplazas que llevan entre manos sus estrellas, en vez de tirar por el camino marcado por los que sí entienden el coche y lo exprimen en pista.

El Vettel padre

La gente cambia, o debería hacerlo, más bien, y bajo este sencillo punto de vista no puedo hacer otra cosa que saludar la «transformación» de Sebastian Vettel, matizando, eso sí, que sólo la critican los que piensan que la coherencia se consigue siendo como una piedra de granito, inmune al desaliento y los sinsabores y alegrías que proporciona el paso del tiempo...

Me gusta este «nuevo» Vettel porque es hijo de la reflexión, independientemente de que la valoremos en términos positivos o negativos —para gustos los colores, ya sabéis—. A diferencia de Hamilton, por tirar de un ejemplo a mano, al de Heppenheim la madurez se le nota en su postura adulta frente al mundo y sus exigencias, y apuntaría a que Emily, Matilda y el chiquitín, han tenido mucho que ver en esta renovación.

jueves, 12 de mayo de 2022

Senna, Historias desconocidas... [J.M. Rubio y L. Martins]

Senna: Historias desconocidas, 25 años más tarde —éste es su título completo—, es un libro sobre el astro paulista cuya principal virtud estriba en que puede servir, perfectamente, como ventana para las nuevas generaciones a la vida y milagros de quien, hoy por hoy, se ha asimilado entre buena parte de la afición como el piloto más importante de nuestro deporte, con permiso de Fangio, añado.

El periodista español José María Rubio, junto al también periodista brasileño Lemyr Martins, abordan su acercamiento al ídolo sin pretender desprenderse del halo de arrobamiento que empapa la mayoría de textos que se han escrito sobre él, incluso aquellos que pretendían ser críticos. Ahora bien, lejos de suponer un problema, la óptica elegida facilita al lector la rápida comunión con lo que se narra en el volumen, lo que considero una interesante ventaja.

miércoles, 11 de mayo de 2022

Max, the one

Verstappen está llegando porque como piloto goza de ese puntito especial que le permite extraer a su monoplaza algunas décimas más de las que señala el manual de instrucciones. 

Esta peculiaridad dio en su momento para horas y horas de entretenimiento leyendo a los obispos de la cosa argumentando que el conductor no puede superar a su coche, básicamente porque no, nunca, aunque luego veías a Leclerc volando en Singapur en pos de la pole (2019, creo), a Russell merendándose a Hamilton en Miami, a Alonso en Pouhon o al propio holandés sobre el RB18, y aceptas que a los obispos mejor los trague su madre por mucho que concluyan sus alocuciones con música de Two Steps From Hell e imágenes en cámara lenta, y que sí, que hay tíos especiales que son capaces de llevar su herramienta un pasito más allá de lo que imaginaron que llegaría los ingenieros que la crearon.

martes, 10 de mayo de 2022

In Flavio we trust

Hoy ha sido un día excelente para lo que vienen siendo mis jornadas habituales de unos meses a esta parte. He conseguido dibujar unas seis horitas bien labradas —colorear al Photoshop, más bien—, y hacia el mediodía me ha sonado la alarma «clasista mierder de barra de bar», que me avisa de que alguien alude a mi bendito sofá para tratar de desmerecer mis opiniones.

Tras un par de fintas me he quitado de encima al tostón «clasista mierder», y luego de desembarazarme del Alonso ese que tienen en boca todos los que dicen estar hasta los cojones del asturiano pero no saben vivir sin él, he acabado aterrizando en una amena conversación con Pedro Fermín Flores, una de esas pocas personas a las que puedo llamar amigo sin que se ofenda.

¡Ay, que le viene grande!

Continuamos de pretemporada unoficial y hasta después del Gran Premio de Azerbaiyán me va a seguir pareciendo precipitado extraer conclusiones de calado, más allá, claro, de que Ferrari y Red Bull están llamadas a cortar el bacalao esta temporada, siquiera por la ventaja conseguida en estos primeros compases. No obstante, hay conejos cuyas orejas asoman y cabe apuntarlos con la cámara...

Y es que sí, con cinco carreras transcurridas se puede insinuar ya que las maneras de Otmar Szafnauer no parecen las más adecuadas para liderar un equipo que tiene por delante toneladas de deberes sin hacer.