jueves, 22 de julio de 2021

Da gracias, Max

Da gracias, Max. No está al alcance de cualquiera parecerse a Alain Prost sin haber ganado un miserable título ni llegar a la suela de los zapatos a Le Professeur, menos si antes dijeron de ti que eras el Ayrton Senna de las nuevas edades, cuando no suponías una amenaza, claro; pero estos tiempos convulsos que vivimos dan para eso y para mucho más, incluso para que la historia se repita ad nauseam y la prensa británica, lejos de corregir los errores cometidos, insista en sacar sus viejos conejos de su apolillada chistera.

No falla, todas las víctimas de Lewis Hamilton han sido sus verdugos desde que él apareció en la Fórmula 1. Fernando Alonso, Felipe Massa —no el de 2008, no, el triste de 2011—, Nico Rosberg y ahora Max Verstappen, todos han cumplido el papel de villanos, de archienemigos, ayudando con ello a consagrar al astro británico como un ser especial que es odiado y envidiado por su color, por su pelo, por su caballerosidad al volante, por Roscoe, por lo que sea.

miércoles, 21 de julio de 2021

Sigue siendo los padres

Como buen trilero, Ross Brawn ha cogido el bastón de brujo y ya está pensando en mejorar la clasificación al sprint con más puntos y más puestos puntuables mientras sueña con un apretón de manos entre Lewis Hamilton y Max Verstappen, que selle la paz entre dos de los tipos más consentiditos de la parrilla.

Llegados a este punto de la película uno no sabe si lo de detrás son bailarines sujetando siluetas de gacelas, o la proteína de guepardos y leones en la sabana es la que mueve sombras chinescas con forma humana...

Yo, lo que diga Bernie

Haceros un favor y cuando leáis algo que ha dicho Bernie buscad el original, ya que el ex patrón de la F1 siempre suena mejor en versión original que en doblada a otro idioma...

Y bien, el Boss charló del incidente Hamilton/Verstappen con Sportsmail, diario deportivo del mismo grupo editorial que el Daily Mail, y la cabecera principal recogió sus palabras en un artículo publicado ayer [Lewis Hamilton WAS to blame for 180mph crash with Max Verstappen at Silverstone...], que convendría leer porque es de donde ha surgido la idea de que Ecclestone lo consideró un lance de carrera.

Monza es Monza

A diferencia de las 8 Horas de Portimao [¡Por Dios, dejadlos correr!], las 6 Horas de Monza del WEC, celebradas este pasado domingo, me han dejado mucho mejor sabor de boca incluso teniendo que simultanear la prueba con el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1, que, recordaréis, comenzó a las 16:00 y básicamente terminó a la vez que la cita de Resistencia italiana.

La cercanía de las 24 Horas de Le Mans, el estreno de los SCG 007 LMH de Glickenhaus, la lucha fratricida de los GR010 Hybrid de Toyota... Al final de todo, me quedo con el trazado en el instante de escribir estas líneas mañaneras, porque Monza no permite ser pequeño ni lento, ni deja que se note demasiado el Success Handicap, y esto se percibió desde que se apagó el semáforo. 

martes, 20 de julio de 2021

48 vueltas

Gracias a Dios hay vida más allá de la que nos obligan a mirar Lewis Hamilton y su corte de pichasbravas, y toca centrarse en aquellos aspectos limpios de nuestra Fórmula 1 que, así y todo, generan espectáculo sin obligar a nadie a dormir en el hospital. La Scuderia, Leclerc y Sáinz, por ejemplo.

No hemos cubierto aún la mitad del campeonato y Maranello se mantiene a 15 puntos por detrás de McLaren, con un colchón de casi 100 sobre Alpha Tauri, su inmediata perseguidora. Parece obvio que esta Ferrari no se corresponde con la que dibujaban los ex-pertos a comienzos de año. También es cierto que 2020 ha pasado una gruesa factura al equipo: el acuerdo secreto con la FIA que afectó al rendimiento de la unidad de potencia italiana, los brazos caídos de un Vettel que ya pensaba en vestirse de verde, Binotto, a quien todo parecía venirle grande...

lunes, 19 de julio de 2021

La realidad esa de la que usted me habla

Un monoplaza no se convierte así como así en un amasijo de hierros, salvo que el accidente tenga lugar en una de las zonas más rápidas del campeonato: Becketts (Silverstone), compuesta por tres giros que hay que acometer con una buena aceleración en todos ellos ya que, si encallas en Copse, tramitar Maggots y Chapel se pone muy cuesta arriba...

Lewis Hamilton sabía perfectamente que la rapidísima entrada a Becketts suponía su as en la manga para neutralizar a Max Verstappen, pues su ventaja a la salida de Chapel sería muy generosa impidiendo que el holandés dibujara correctamente Copse. Como buen animal de carreras que es, el británico se puso a dar caza al líder del Mundial pero comete un error de bulto, o se equivoca estimando sus posibilidades, como prefiráis verlo, y trata de salir del atolladero donde se ha metido él solito protagonizando una cerdada de libro.

domingo, 18 de julio de 2021

Cerdo

Ser cerdo no es el problema, celebrarlo sí...

La maniobra de Hamilton en Copse sólo tiene una lectura salvo que seas tan mierda como él y tires de esa Fórmula 1 que hace años que no existe, para justificar una acción injustificable bajo nuestros actuales parámetros deportivos, reglamento incluido. 

Clasificando, que es gerundio

Una clasificación para otra clasificación es cacofonía, vamos, que, a partir de los puestos que se obtuvieron ayer en la prueba al sprint en Silverstone, bien podríamos celebrar dentro de unas horas otra clasificación para el Gran Premio de Gran Bretaña, o dos, o acaso tres si hay tiempo, porque clasificar no es el problema... Definir el puesto de salida sí lo es, y, desgraciadamente, para ello bastaba hacer una puta clasificación y dejarse de marear la perdiz.

El caso es que en la idea de Liberty hacía falta una clasificación para poner en marcha el mecanismo de la gilipollez supina y la celebramos el viernes por la tarde, pero en vez de que sirviese para dos eventos diferentes, uno corto que haría las veces de entremés y otro distinguido con todos los sacramentos, se ha preferido sacrificarla para dar entidad al invento, con lo que el poleman de toda la vida ahora se llama Speed King —disculpadme, pero hay que ser matao para haber parido un término tan infantiloide—, y llamamos ahora así al ganador de una carrera de 100 kilómetros que ha sido excesivamente larga para su propósito, precedible como suele ser costumbre, y, en definitiva, ha resultado excedente de abarrote.

sábado, 17 de julio de 2021

La «no pole»

El respeto que se profesa nuestro deporte es el mismo que nos dispensa a nosotros, los sufridos aficionados: ninguno, y podemos maquillarlo o pintarlo de rosa pero no deja de ser así. 

El hombre que en 2017 poco menos prometió devolver la Fórmula 1 a sus raíces (sic), ha liderado una gilipollez que ayer por la tarde nos brindó su primer acto, una clasificación como las de toda la vida que, sin embargo, perdía la mayor parte de su interés porque no sirve de nada en términos deportivos ya que la pana se corta en unas horas, durante una carrera al sprint que definirá la parrilla de mañana domingo. 

lunes, 12 de julio de 2021

Emosío engañaos!

Como he confesado innumerables veces tengo muy poquito de futbolero, prácticamente nada, por aquello de concretar. Mi Athletic seguido desde la distancia, la roja cuando pasa de cuartos, algún derby contado con los dedos de la mano y, según lleve yo el día, las finales que juegan los míos o incluso las que juegan otros...

Anoche pequé como estaba mandado. Wembley, Italia vs. Inglaterra, ya sabéis. Por inclinación natural iba con la azzurra y, bueno, al final estuvo bien, aunque viendo los prolegómenos que nos regalaron muchos hinchas ingleses por las calles de Londres, el intento de asalto al estadio y el fiestón bárbaro que se montó fuera mientras dentro se celebraba un akelarre en tiempos de pandemia, no dejé de pensar en cuántos de ellos serían también seguidores de la Fórmula 1 y en lo imbéciles que somos aceptando sin más que esta gente tenga algo que enseñarnos en cuanto a fair play, respeto al rival y cultura deportiva.