lunes, 21 de enero de 2019

La mala moneda


Ahora mismo no me gustaría estar en el pellejo de Vettel, para qué os voy a contar otra historia. Da la sensación de que la prensa le está esperando con el atizador en la mano para empezar a sacudirle al más mínimo error, y como ya hemos pasado por situaciones similares con otros pilotos, incluso con Fernando, qué queréis que os diga...

Lo cierto es que como en todos los follones que se ha buscado en su carrera profesional, en éste también se ha metido solo. 

domingo, 20 de enero de 2019

Rubinho y los hombres buenos


Le hablas de esto a los integrantes de la chavalería actual y te buscas un marrón seguro, pero hubo un tiempo, aquí mismo, en eso que llamaban la web 2.0 de entonces, en que todos teníamos además de un héroe y un villano en la parrilla, a un par de buenos reservas, o tres, todos ellos pilotos cojonudos a los que se quería y defendía porque sí, desde las entrañas.

Mi último offensive guard aparte de mi Felipe, claro, fue Pastor Maldonado, todo un señor incomprendido que tras vencer en Montmeló y ser elevado por Kimi y Fernando sobre sus respectivos hombros, tuvo los santos cojonazos de ayudar a evacuar el box de Williams después del incendio que se montó allí, incluso llevando a un chaval sobre sus espaldas. Creo que era su sobrino, pero qué más da ahora, la memoria de los Isusi está aquí para recordaros que la cara de pánico del zagal resaltaba la serena fiereza cobriza del rostro del cacique indio que ha iluminado siempre a un tipo que aterrizó tarde en la Fórmula 1, porque si llega a hacerlo cuando Juancho Montoya no tenía que pedir permiso por radio para adelantar y Michael se abría paso a codazos, seguramente otro gallo nos cantaría...

Vértigo


Produce un poquito de eso mismo: vértigo, imaginar siquiera que Honda ha dado en la tecla, que en el laboratorio de alquimia de Milton Keynes han encontrado la piedra filosofal y que el RB15 de 2019 lo van a conducir Pierre Gasly y mad Max...

Quizás por todo este cúmulo de sensaciones mareantes nadie osa intentar poner el cascabel al gato y todo son cachondeos porque para esto sí sirve la risa, hoy tan mal vista en ambientes empíricos, incluso en Twitter, que en principio estaba concebido para que nos relacionáramos y tal.

sábado, 19 de enero de 2019

Eppur si muove


Gracias a la desinteresada contribución de mi colega del alma y compañero en SafetyCast, Antonio Moratilla, aka Bigotum Maximus, ya tenemos título para esta mini saga cachonda que iniciamos a primeros de mes [La madre que nos parió].

Sí, la vamos a llamar #SeTeHaCaídoEsto porque efectivamente: se te ha caído esto es lo que dan ganas de decirle a la mucha gente que hoy va por la vida de refinada, pulcra y rigurosa, que entonces, hace unos nueve o diez años, miraba de reojo o tachaba de conspiraciones las ocurrencias y descubrimientos de los integrantes de un grupo de aventureros que diseminados por diferentes blogs, portales o foros, dábamos sentido a la realidad cotidiana con rudimentarias herramientas pero animados por una gigantesca ilusión que, desgraciadamente, hoy es historia...

Volverán a picar


Anteayer concluía la edición del Dakar peruano de este año con victoria de etapa de Carlos Sáinz y Lucas Cruz, y con Nasser Al-Attiyah y su navegador Matthieu Baumel como vencedores absolutos, seguidos por Nani Roma y Álex Haro en la segunda posición.

Toyota por fin se ha sacado la espinita que tenía en esta aventura que echó a andar en enero de 1979, imponiéndose en un Raid corto por razones de fuerza mayor (tan sólo 10 etapas debido a la no participación de Chile, Argentina y Bolivia), que ha concitado abundantes quejas después de que Daniel Elena, copiloto de Sébastien Loeb, abriera la caja de Pandora de las numerosas y peligrosas imprecisiones del roadbook oficial.

miércoles, 16 de enero de 2019

McLarenitis


Aunque tengo el cuerpo como si fuese un leño seco de árbol, no me resisto a echar el ratito mañanero hablando de Fórmula 1 en Nürbu.

Estoy leyendo bastante porque en algo hay que entretenerse metido en la cama durante los episodios en que estoy despierto, porque, la verdad, duermo ahora lo que no está escrito, aunque sea a deshoras y hoy lleve en vela desde las dos de la madrugada. En fin, a lo que vamos: percibo en el ambiente formulero una creciente pulsión tendente a facilitar la vida de McLaren —que ya iba siendo hora, para qué vamos a engañarnos—, y me apetece compartir con vosotros mis inquietudes.

martes, 15 de enero de 2019

Truño, animal de compañía


He leído a Pat Symonds venirnos con la misma cantinela que usaban nuestras abuelas o madres cuando veían que resultaba imposible convencernos de algo: como el asunto puede ir a peor, mejor que aceptes lo que tienes y cierres la boca. Y tan calentitos, añado.

En realidad, ésta nos la sabíamos [Cosas que no cambian]. La promesa de mejoras con el apaño que se ha hecho al reglamento técnico de 2017, aplicable esta temporada, prometía quedar en poco o nada porque se enfrentaba al mismo escenario de siempre, plagadito de restricciones, que es donde considero que está el auténtico meollo, y leyendo al bueno de Pat se ve que nos conocemos todos, seguramente demasiado.

El efecto Alonso


Da un poquito de pereza repetirlo, pero ahí va de nuevo: queda muy feo culpar al alonsismo de la situación el automovilismo deportivo en España, básicamente porque han ocurrido muchas más cosas.

Pasando de puntillas sobre el espinoso asunto de la caída global de audiencias, en nuestro país hemos dado el salto de un modelo de retransmisión en abierto a otro que consiste en pasar por caja. De la media docena de medios en los que se podía confiar hace una década, estamos en la actualidad en la era de las redes sociales, los influencers y el bendito clickbait. Ya no importa tanto la calidad de la información como llegar el primero a la exclusiva, al ya lo dije, al como avanzábamos el otro día.

lunes, 14 de enero de 2019

El sexto de Lewis


Hamilton está haciendo en estos instantes lo mejor que puede hacer: divertirse sin descuidar su preparación física, ya que el año viene cargadito y aunque los nubarrones se ciernen sobre Maranello, él va a tener que defender en pista sus cinco títulos, los colores de Brackley y las opciones de acercarse un poquito más a los números de Michael Schumacher, lo que bien mirado tampoco es moco de pavo.

Por aquello del contraste yo ando con la gripe a cuestas y al ver a Lewis haciendo surf no he podido contener un pequeño brote de envidia —¡qué bien viven los dioses, pardiez!—. No sé si es vírico o no, tampoco me he puesto a descubrirlo, pero ahora entiendo mejor a los vecinos de Stevenage cuando cargaron contra el pentacampeón por lagrimear un poco narrando sobre su niñez...

Libros de caballería


Charlar sobre nuestro deporte a diario no me resulta una carga ni mucho menos un esfuerzo sobrehumano, que sé que hay quien lo piensa: ¡ahí, dale que dale. Jose escribe para tener razón siempre...!, que es como llamarte gilipollas pero sin mancharse las manos. En fin, se dice que cree el ladrón que todos son de su condición, así que pongamos los puntos sobre la íes y dejémonos de hazañitas bélicas o pensamientos demasiado elaborados para determinados dedos, porque nada de esto encaja en la actividad de Nürbu.

Haciendo mías las palabras de Josep Lluís Merlos en la entrevista que le hicimos en marzo de 2017 [#VKt-04 (Josep Lluís Merlos)], debo decir que yo también soy un pringao, eso sí, con bastante suerte porque trabajo desde casa y el cuidado de las abuelas y el llevar adelante el día a día me deja abundantes tiempos muertos que suelo ocupar «echando el ratito», hablando sobre lo que me gusta, mayormente Fórmula 1, que sé perfectamente que no todo el mundo puede decir lo mismo.