lunes, 31 de mayo de 2021

Certificado de Calidad

Ya dejó escrito el filósofo que el sueño de la razón produce branquias, en lo que viene siendo un aviso a navegantes para que no se abuse de la logica ni del razonamiento deductivo, inductivo, transductivo y acaso del hipotético-deductivo, ni mucho menos se razone de forma crítica en cualquiera de sus modalidades, so pena de quedar convertidos en el padre de Nemo, famoso pez payaso con voz de Enrique Pastor.

Imaginaba yo, ingenuamente por lo que se ve, que íbamos a tener consenso en España, y aquí paz y allá gloria, con la gran actuación de Àlex Palou en la centésimo quinta edición de las 500 Millas de Indianápolis celebrada ayer, pero hete aquí que siguen existiendo rutinas parasitarias que impiden disfrutar del merecidísmo segundo puesto conseguido por el catalán, pues, para algunos, tu alegría significa que el ganador no lo ha merecido tanto (sic).

domingo, 30 de mayo de 2021

Días de Trueno, 1971 [#24LeMans 39]

La Guerra de Desgaste (War of Attrition) entre judíos y egipcios había terminado en agosto de 1970 pero iba a acarrear funestas consecuencias para la economía mundial. El apoyo de EE.UU. y Reino Unido a Israel sirvió como excusa a los países árabes que integraban la OPEP (Organization of the Petroleum Exporting Countries), para arrastrar a sus socios a un pulso con las petroleras británicas y estadounidenses, que hasta ese momento fijaban los precios en solitario.

Tras duras negociaciones se firmó en febrero de 1971 el Acuerdo de Teherán, con el que la OPEP pasaba a decidir mancomunadamente el importe del barril mientras anulaba la perversa dependencia del dólar. Resultaba obvio que el crudo se iba a poner por las nubes en poco tiempo —en 1973 estallaría la llamada Primera Crisis del Petróleo—, y la situación pilló con el pie cambiado a la CSI (Commission Sportive Internationale), que, ni corta ni perezosa, eliminó para 1972 los Sport Cars de gran cilindrada con el Mundial de Resistencia del 71 ya iniciado.

El cántaro y la tuerca

Me cuentan que el pitón y la tuerca de la rueda delantera derecha del coche de Valtteri en Mónaco ya está en manos de Cuarto Milenio, para que Íker y Carmen y su equipo de espeleólogos del misterio aclaren, en la medida de sus posibilidades, claro, ¿qué coño pasó? ¿Illo, qué coño pasó...?

Si os soy sincero intuyo qué sucedió, aunque soltarlo sin envoltorio y lazo de regalo me costará algún disgusto por mucho que la mayoría de vosotros piense prácticamente lo mismo. 

Indy day

Esta noche cae la edición de las 24 Horas de Le Mans de 1971 en Nürbu, escrita desde hace algunos días, y, seguramente, en cuanto termine estas breves líneas pula y programe otra entrada para media tarde porque, lisa y llanamente, me voy a tomar el día libre de obligaciones para disfrutar de la Indy 500 sin distracciones.

Ha llovido bastante desde que, en 2017, el alonsismo desembarcaba en la disciplina norteamericana para emponzoñarlo todo, para hacer hooliganismo puro y duro, en vez de a descubrir un universo competitivo totalmente nuevo. Pero los años transcurridos han vuelto a llamar idiotas a los engreídos que consideraban que esta pequeña parcela del mundo les pertenece en exclusiva. Continúan ahí, en sus torrecitas de marfil, pero con Alonso llegaron a la IndyCar muchos que se han quedado y disfrutan hoy con la actividad, y cruzan los dedos para que les vaya bien a Palou, Herta, Dixon, Newgarden, etcétera. Sobre todo con Àlex o Pato, por aquello de la afinidad, o con Arrow McLaren SP.

sábado, 29 de mayo de 2021

Espectáculo eres tú

Pienso que habría que hacer unas jornadas de hermanamiento entre la chavalería y los llamados pollaviejas, con la intención de dirimir a la luz de la hoguera a qué coño llamamos espectáculo y si éste es un concepto único o polivalente, si coinciden a la hora de llamarlo así o la brecha generacional hace imposible cualquier tipo de consenso, etcétera. 

Seguramente no ganaríamos nada, pero al menos podríamos decir ¡que nos quiten lo bailao! a la finalización del campus de convivencia, porque mientras la cosa siga tan desigual como ahora me temo que será complicado tender puentes.

viernes, 28 de mayo de 2021

La primera de Porsche, 1970 [#24LeMans 38]

 
Las 24 Horas de Le Mans de 1970 sirvieron de base a la mítica cinta Le Mans estrenada el 23 de junio de 1971. Muchos participantes intervinieron en el rodaje y alrededor de 75.000 metros de película se obtuvieron desde las cámaras del Porsche 908/2 dorsal 29, inscrito a nombre de Solar Productions y conducido por Herbert Linge y Jonathan Williams, que terminó octavo en la general aunque no clasificó al no cubrir la distancia mínima requerida. El propio Steve McQueen estuvo a punto de disputarla junto a Jackie Stewart, sobre un 917K, pero los seguros no quisieron afrontar el riesgo...

Más allá de esta anécdota, 1970 supuso el vigésimo aniversario de la primera participación de Porsche en Le Mans y Ferry Porsche hizo los honores dando el banderazo de salida, en lo que, a la postre, iba a significar un festival para la de Stuttgart. 

martes, 25 de mayo de 2021

Un buen D'Artagnan

No me preguntéis por qué, pero me gustan más esas imágenes densas que nos regala Carlos de vez en cuando, mayormente cuando parece que el mundo no existe para él y permanece concentrado como si sirviese de modelo para el cincel de un artista griego.

Entre el Sáinz del sábado y el que vimos el domingo por la tarde mediaba el tránsito entre una clasificación abortada y la incertidumbre previa a una carrera plagada de incógnitas, al sabor dulce de haber conseguido el primer podio vestido de rosso. Mónaco sirvió de decorado. Podía haber sucedido en cualquier otro lugar pero fue allí, precisamente, con el Mediterráneo lamiendo los pies del Principado.

lunes, 24 de mayo de 2021

Ha muerto el cacique

Por fortuna puedo elegir a mis muertos y, sin duda, Max Mosley no es uno de ellos, así que, con vuestro permiso, diré que como me sucedió con Charlie Whiting, no siento ningún estímulo que me lleve a reverenciar su figura pública —de la privada no soy quién para decir nada—, ni para honrarle en estos instantes, ni mucho menos para pasar de puntillas sobre sus miserias al frente de la FIA.

Buen británico, era arrogante, rencoroso, clasista, nepotista, caprichoso y prevaricador. Amigo de sus amigos fue feroz con los enemigos que se hizo en vida, y, en consecuencia, impregnó con este mismo talante una institución cuyo manto debería dar sombra a todos. Sin él, la Federation Internationale de l'Automobile no sería tal como la conocemos, eso es cierto, aunque tampoco está en mi mano saber qué tal nos habría ido con otro digno representante de la cultura de amiguetes que empapa nuestro pequeño mundo.

Después del «Fast Nine»

Si el año pasado —bueno, nueve meses, para ser exactos— Àlex Palou nos emocionaba metiendo su Dale Coyne el la séptima posición de parrilla al término del Fast Nine, ayer rubricaba su estupendo maridaje con los óvalos de la IndyCar, colocando el Ganassi que conduce esta temporada en la sexta plaza de parrilla para la Indy 500 que se celebrará este próximo fin de semana.

Con zambombazo contra el muro incluido, el español conseguía el sábado el pasaporte para el Fast Nine tras obtener el séptimo mejor registro.  

domingo, 23 de mayo de 2021

Camino a Betania

La cosa de ayer fue tan sutilmente preparada que Charles se ha quedado sin poder participar en el Gran Premio de Mónaco porque, a pesar de los esfuerzos desplegados por los mecánicos de Maranello, su monoplaza seguía dañado, esta vez de muerte. Y con ésta van dos que le debe Ferrari al monegasco.

La primera sucedió en Bahrein 2019, cuando el chaval se desató la melena e hizo soñar a los tifosi con una victoria que terminó evaporándose cuando dijo basta la unidad de potencia de su SF90. La segunda ha ocurrido hace unas horas y, como yo, hay muchos que no entienden cómo la italiana ha roto el curfew para nada...

Sí hay 5º bueno

Hubo un tiempo en que nos miraban raro a los seguidores de Alonso cuando el asturiano clavaba su tradicional 5º puesto en carrera, pero hete aquí que los años pasan para todos y los que no han parado hoy de dar botes han sido los seguidores de Vettel, tanto que alguno se ha animado a hablar de resurrección...

No quito ni pongo nada a la actuación del alemán en El Principado. En un trazado de alta carga aerodinámica y exigente con el propulsor, imagino que en Aston Martin no han tenido que tocar demasiado el AMR21, de manera que Sebastian se ha encontrado en su salsa y nos ha regalado una bonita tarde —hachazo incluido a Gasly—, en la que hemos vuelto a verle como hacía demasiado que no le veíamos. Y me felicito, qué coño, ya que no hay nada más triste que observar a un tetracampeón enmoheciéndose porque el monoplaza no acompaña, y ello, aunque el saldo final haya sido la 5ª plaza que nos hacía tanta ilusión a los alonsistas y producia hilaridad en el vettelismo.

¡Bienvenido, Seb! ¡Y que dure! Os leo.

El peregrino

Hemos sufrido suficiente como para no arrugarnos por cuatro chorradas... ¿Dónde coño está Alpine?

La pregunta más recurrente de este inicio de temporada 2021 tiene una respuesta sencilla: donde tocaba estar, de momento, aunque ese bendito lugar no sea el que señalaron los vendehumos a comienzos de año, cuando tocaba inflar el globo del retorno de Fernando a la máxima disciplina porque el asturiano no podía volver a un equipo cuyo objetivo estaba puesto en 2022, no, que mira que lo han repetido veces, sino que tenía que regresar con opciones de victoria y bla, bla, bla...

sábado, 22 de mayo de 2021

Milagro de Santa Devota

¡Vaya!, ¡se ve que no ha sentado bien que Charles haya retenido la pole después de haber destrozado el coche, provocando con ello la bandera roja...!

Entra dentro de lo lógico tanto que Carlos se haya sentido molesto por no poder intentarlo como algunas quejas de pilotos y equipos, pero el ruido que aflora todavía en redes sociales tiene mucho demasiado que ver con esa manía tan exquisita de quitarse la pinza de la nariz sólo cuándo se mueve Ferrari, porque si la italiana no gana con artimañas, pues eso, no gana. Lo demás consiste, lisa y llanamente, en saberse poner bien la bendita pinza para no oler lo que no conviene, actitud en la que algunos destacan como verdaderos artistas.

Inneres auge

En nada nos metemos en los terceros entrenamientos del Gran Premio de Mónaco y llego casi inmaculado, un decir, tras pasarme un par de días holgazaneando por encima de mis posibilidades. 

No alcanzaré a cubrir la tercera jornada de far niente porque mis dedos se hacen huéspedes y no es plan dejar que sean presas de la ansiedad, pero está bien que apure estas horas que me quedan libres antes de volver a la faena, disfrutando de la Fórmula 1 como si la viera por primera vez, olvidando lo que sé o recordando que no sé nada porque lo bonito aquí es verlo todo con ojos de niño.

miércoles, 19 de mayo de 2021

Monaco mon amour

El año pasado no pudo ser, pero éste volvemos a Mónaco con todos los bártulos a cuestas, incluidos los miedos de Toto a que Red Bull pueda con Mercedes AMG en ese mundo imaginario que se ha montado para guarecerse del éxito que acompaña a su escudería desde 2014.

Ahí fuera, los tertulianos han rescatado sus másteres en crisis humanitarias, Marruecos y política internacional, después de plegar y guardar, para mejor ocasión, sus especialidades en pandemias y en lectura de pronósticos electorales, o en cualquier otra cosa, para qué vamos a mentir si nos conocemos todos. 

martes, 18 de mayo de 2021

Despertar en primavera

No hay que preguntarse por quién bailarán a partir de ahora los derviches porque el mago dejó dicho que despertaría en primavera, y primavera es hoy, un extraño 18 de mayo en que lo último que nos faltaba era sabernos un poco más huérfanos de lo que estábamos ayer.

Franco Battiato ha tenido la delicadeza de dejarnos su música para que encontremos solos el cielo únicamente si somos capaces de olvidar el dedo que lo señala. Tejió maravillosas canciones enhebrando sílabas a las notas de cada melodía. Nunca el mundo fue mejor que cuando vivía y podíamos recurrir a él para acompañar la escritura de un texto, o su lectura, o para mecernos en las volutas del humo de pipa fumada con los pies descalzos, mientras jugábamos a divisar a través del cristal del vaso y el ámbar oscuro del Jack Daniels, si las luces del ocaso esconden también una primavera para nosotros.

Os leo.

lunes, 17 de mayo de 2021

Heather dies

No os voy a estropear la fiesta. Me gusta la librea elegida por McLaren para el Gran Premio de Mónaco pues me recuerda tantas y tantas cosas bonitas que casi no caben en mi pequeño mapa del mundo, pero no deja de ser un gag publicitario vacío de contenido, como casi todo lo que nos sucede a diario.

Tengo mis estudios sobre semiótica y comunicación muy apolillados, pero me dan para considerar un tanto tontorrón recurrir a una decoración característica de la Resistencia para festejar algo, lo que sea, en nuestra disciplina de monoplazas. Jamás un coche vestido con esos colores ha rendido tributo a Mónaco en Fórmula 1, ni ha vencido en El Principado, menos habiendo sido parido en Woking. 

Con permiso de VeeKay

El GMR Grand Prix o Grand Prix of Indianapolis, celebrado el sábado pasado sobre el trazado rutero del Brickyard (Indianapolis Motor Speedway), trajo consigo tres agradables sorpresas: el trunfo de Rinus van Kalmthout, aka Rinus VeeKay, la muestra de la rápida adaptación a la disciplina de Romain Grosjean, y un Àlex Palou cuya cabeza piensa seriamente en la victoria en el campeonato IndyCar 2021 a pesar de que la de Indiana suponía sólo la quinta prueba del calendario.

Tras la sorprendente y merecida pole conseguida por el expiloto de Fórmula 1, la carrera se prometía un recital de los gigantes de la actividad, no obstante, el francés supo defender su posición de privilegio y prolongarla hasta el primer cambio de gomas. Para ese instante ya se pudo comprobar que la estrategia de haber comenzado con neumáticos duros podía ser la apuesta ganadora. VeeKay los montaba...

domingo, 16 de mayo de 2021

Máximos, mínimos, y luego lo demás


Empecemos el domingo con alegría, con infinita alegría, pues mientras mucha gente se sigue preguntando qué hace Valtteri en Brackley más allá de comparsa del elegido para la gloria, el heptacampeón nos desvelaba ayer qué no hace él: «I hardly ever drive on the simulator. I maybe do 20 laps a year, maybe. I have no interest in the simulator...» [Hamilton doesn't care about simulators or track walks].

Esto es muy inspirador, no me digáis que no. El astro apenas pisa el simulador ni da paseos para reconocer el estado de la pista por no cansarse (guardar energía es no cansarse, de toda la vida de Dios), pero si preguntas, el 85% de la peña cree que Hamilton prepara su coche y lo afina como un Stradivarius, y afirmará sin que le tiemble una ceja que jamás necesitó para estos menesteres a Alonso, Button, Rosberg y ahora Bottas.
 

viernes, 14 de mayo de 2021

Cuesta abajo y sin frenos

Me ha cogido por sorpresa, lo admito. Años y años recibiendo pedradas por decir que huíamos hacia delante y hablar de contenidos papilla, de potitos y otros productos indicados para críos que no originan acidez ni flatulencias, y ha tenido que venir Ross Brawn a poner el clavo dulzón en el ataúd de la Fórmula 1: «Things change and young people don’t necessarily want to watch two hours of racing on a Sunday afternoon. We may find the short format racing’s more appealing to them...» [Sprint Qualifying aimed at ‘young people who don’t want two-hour races’].

Es posible que los chiquillos no aguanten la duración de un Gran Premio y toca probar si toleran 100 kilómetros, no sea que se nos escapen como target a futuro... Obvio, ¿no?

jueves, 13 de mayo de 2021

Somewhere over the Rainbow

Por fortuna para todos no somos necesarios en la vida de Checo, más allá, claro, de que sus afines formemos parte de esa grada virtual a la que alude el de Guadalajara cuando afirma que nos lleva en su corazón y siente cómo empujamos...

Sergio miente como mentiría cualquiera de nosotros sabiendo que su bosque es solitario y frío dentro del habitáculo. No alberga ninguna mala intención en su mentira benevolente. La vida es como es y cuando apuras la copa para jugártela al volante apenas queda sitio para Caro y los chiquillos, y acaso Marko y algún vago recuerdo de lo que significa el Magdalena Mixhuca, y lo que fueron Pedro y Ricardo, y el valor que adquiere México ahí dentro, en lo hondo del pecho de un mexicano.

El pasado fue distinto

Aprovecho esta bonita imagen en la que vemos el volumen posterior del Porsche 917L que llevaron Elford y Attwood en la edición de 1969 de las 24 Horas de Le Mans (abandonaron finalmente) [Y una más, 1969 (#24LeMans 37)], para despedir las instantáneas en bitono que hemos venido utilizando desde que empezamos esta serie en noviembre de 2018 [#24LeMans].

Han sido 38 entregas contando el texto relativo a 1936 [Fuerza mayor, 1936 (#24LeMans --)], y a partir de la trigesimonona (1970) comenzaremos a usar color en los encabezamientos, quizás por cambiar un poco o tal vez porque aquella fantástica época lo merece, en todo caso, vamos a vivirla en Nürbu de una manera diferente seguramente a partir de esta misma semana, pues ya estoy trabajando en las dos siguientes entregas y la primera de ellas está a puntito, que se dice...

miércoles, 12 de mayo de 2021

¡Ay, Montmeló!

Se puede defender Montmeló de una y mil maneras, lo que no se puede hacer jamás es entrar en el juego de defender El Circuit cuando, básicamente, sus problemas endémicos (sic) tienen que ver más con la actitud amarrategui de Pirelli que con las peculiaridades del trazado.

El juego en cuestión supone aceptar que no hay Dios que arregle un circuito peculiar, muy adecuado para servir de campo de pruebas —ayer y hoy mismo están probando allí las ruedas de 18 pulgadas Alpine, Red Bull y Alfa Romeo—, que en carrera produce tostones pues es bastante caro para adelantar debido a que la relación entre curvas de diferente radio, rectas e intersecciones, es muy equilibrada y no facilita alcanzar grandes velocidades ni permite un uso razonable del DRS, etcétera, etcétera, etcétera y bla, bla, bla...

lunes, 10 de mayo de 2021

Esteban I de Enstone...

Tal vez estamos malacostumbrados a que Bottas haga de Robin de un superhéroe, o a que el segundo asiento de Red Bull no se ajuste ni a Kvyat, ni a Gasly, ni a Albon, ni ahora a Pérez, y el caso es que uno piensa que la vida ahí dentro siempre es así, desigual, y aparece un tal Esteban Ocon y nos rompe los esquemas y le jode las estadísticas a Fernando y a alguno le está suponiendo idéntico dolor a como si le estuvieran pisando una callosidad del pie...

Ocon no ha sido de mis preferidos aunque, en 2017, le apodé «Banchi» por otro Esteban muy querido para mi, y bueno, con vuestro permiso estoy cambiando de opinión.

Buena tarde en Montmeló

De un tiempo a esta parte Montmeló sólo proporciona carreras estratégicas seguramente porque el peso de la actividad se ha trasladado definitivamente a este apartado más que a destacar la pureza competitiva. El Circuit, además, es un trazado muy técnico que suele ser elegido como campo de pruebas en pretemporada precisamente por esta característica, que, lejos de haber tomado vidilla con la reciente modificación de la curva 10, a mi modo de ver ha supuesto un pequeño retroceso porque la zona en cuestión es ahora más scalextric que antes y tampoco aporta gran cosa a la hora de iniciar la recta de tribunas. 

Bueno, al final siempre volvemos a lo mismo: los coches son grandotes, es complicado adelantar en trazados como el catalán, y Pirelli sigue a sus cosas, y en vez de haber propuesto una gama más agresiva trajo a Barcelona sus compuestos más duros, seguramente pensando en la incidencia milagrosa de la bendita remodelación, o no, ¿quién sabe?, yo hace años que no entiendo qué tipo de espectáculo busca la milanesa con estas decisiones...

domingo, 9 de mayo de 2021

Reír o llorar, this is the question

No las tenía todas conmigo pero sí, creo que ya podemos decir que Honda está para batallarle el sitio a Mercedes-Benz, de manera que más allá de la efeméride lograda por Lewis Hamilton ayer tarde —Schumacher precisó de 13 temporadas para conseguir poco más de la mitad del saldo del británico, básicamente porque había muchas menos pruebas por temporada—, me apetece recordar que para cantar ¡Aleluya! han hecho falta seis años y unos meses.

En concreto han sido necesarios 119 Grandes Premios sin contar los de 2021, invertir toneladas de dinero y esfuerzo, asumir centenares de puestos de penalización para los pilotos, amén de superar el escollo de los medios que apoyaron la tesis de que la japonesa llegaba en 2015 con una injusta ventaja (sic), sortear algunos juegos malabares de Charlie Whiting y la FIA, y haber sacrificado a Ron Dennis, Jenson Button, Stoffel Vandoorne, Fernando Alonso y alguno más que me dejo en el tintero...

sábado, 8 de mayo de 2021

Non succeredera piu

Qué me vais a contar a mí si en 2008 llamé a Hamilton «Llavero» porque era un producto fácil de llevar al cinto para parecer entendido en Fórmula 1.

Entonces yo era un envidioso lobatizado, pero ha querido el tiempo en que los bobos sean los que han comprado la fábula del tío que lo gana todo porque lo vale... cuando el manús no ha tenido esclavos blancos que se le cruzaran en el camino, cabe añadir. Fernandete lo empató a puntos, Jenson se lo pulió vivo y Nico lo hizo astillas aquel 2016 en que él se lo iba a tomar como un hombre pero acabó comportándose como un puto crío.

miércoles, 5 de mayo de 2021

¡Que viva «Pato»!

Al paso que vamos me veo haciendo crónicas de la temporada NTT IndyCar Series... Es broma, pero tampoco demasiado, ya me entendéis.

En fin, nos habíamos saltado de relatar St. Pete con la merecidísima victoria de Colton Herta y Palou reteniendo el liderazgo del campeonato y, aunque este pasado fin de semana pasado venía cargado hasta las trancas con las 6 Horas de Spa-Francorchamps y el Gran Premio de Portugal, pequé con la cita doble en Texas como estaba escrito. Vamos, que la cabra tira al monte y, bueno, aunque una fuese casi de madrugada en horario europeo y la segunda se iniciase un poquito antes porque era más larga, los óvalos en IndyCar siguen siendo óvalos a pesar de que sean cortos como el de Texas Motor Speedway.

domingo, 2 de mayo de 2021

Discretito pero informal


Debe ser que los trofeos patrocinados by Heineken son todos iguales o vaya usted a saber qué, pero el Gran Premio de Portugal me ha sabido a más de lo mismo aunque con algunos destellos...

A ver, yo a Hamilton no lo disfruto así, en plan matón en guardería. Ni viéndole errando el tiro en la resalida. Porque sé de qué va la película, porque son demasiados años, porque no me lo puedo quitar de la cabeza y porque me supone un handicap para el orgasmo o que se me vaya la olla y, en el hachazo a Bottas, imagine que el finlandés ha recibido previamente un mensaje por radio en plan «Aúpa ahí, Valtteri! Guiño, guiño, codazo, codazo», que en el librillo de códigos secretos de Toto Wolff significa: «¡Déjate pasar y pon cara de susto para que la pille la cámara del rádar!»  

¿Pudo ser el viento?

Sin otro ánimo que el de matar el rato, pues para profundizar en lo que voy a exponer ya tenéis gente mucho más preparada que yo, quiero explicar por qué pienso que el viento (racheado) pudo ser el causante de las diferencias de prestaciones entre monoplazas similares, como fue el caso de Norris y Ricciardo sobre el MCL35M, o el de Ocon y Alonso sobre el A521.

En principio, el viento racheado tiene como principal peculiaridad que no es una fuerza constante sino intermitente, que, además, carece de una incidencia clara así como de una intensidad predeterminada, algo que lo convierte en un serio problema tanto en aviación, en navegación a vela, en radiocontrol o mísmamente en Fórmula 1...

Spero rosso

Aprovechando que mi reloj biológico me ha chafado la ilusión de dormir a pierna suelta después de haberme ido a la cama con bastante buen sabor de boca —mañana o pasado echaré unas líneas sobre Pato y Àlex en tierras texanas, después de que hayamos disfrutado de la segunda ronda en Texas Motor Speedway, siempre y cuando sobreviva a esta próxima madrugada, claro—, voy a referirme brevemente al cada vez mejor estado de forma que muestra el SF21 de Ferrari, en plan anotación, nada más.

La verdad es que no hay que irse muy lejos para encontrar abundantes referencias a lo negro que pintaba 2021 para La Scuderia tras el desastroso 2020 que nos metimos entre pecho y espalda, pero las mejoras en la unidad de potencia y el curro que están haciendo en Maranello parece que empiezan a dar frutos. 

sábado, 1 de mayo de 2021

El Club de la Lucha

La primera regla del Club de la Lucha dice «Nadie habla sobre el Club de la Lucha», aunque la interesante aquí es la tercera, que consiste en que «La pelea termina cuando uno de los contendientes grita "basta", desfallece o hace una señal...»

Han querido los hados que el impagable Raimon Blancafort nos regalara ayer una historia de hombres [El día en el que los periodistas boicotearon un GP de F1] y que, apenas unas horas después, parte de la prensa se haya puesto de uñitas con Fernando Alonso por contestar en Portimao como hace un gladiador que abandona la arena del circo después de haber doblado la rodilla.

Jero en Youtube

Desgraciadamente conozco poco a Jero [@jeroitim]. Apenas intercambiamos saludos en Twitter o comentamos alguna que otra hazaña de nuestras máquinas y pilotos del Mundial, o compartimos alegrías y desencantos de esas que son consideradas de gente normal, pero me consta que es una gran persona por su inteligencia y gran sentido del humor, por lo mucho que se le quiere, y porque me retuitea. 

Este mundillo de las redes es muy cabrón. Como diría Miguel: favoritear pero no hacer retuit es cosa de tuistars y trepas que procuran no enmierdar sus timelines con tal de hacer ver que caminan sobre las aguas, y sobre los demás mortales, claro. Pues bien, Jero es de los generosotes de Sherwood. Sabe un huevo y la yema del otro de las cosas que trata, y si no conoce algo, pregunta o investiga sobre ello porque tiene el don de hacer sencillo lo complejo cuando lo comparte después.