domingo, 23 de julio de 2017

Hombres, Mujeres y Motores [Neubauer y Rowe]


Esta reseña hace la número 20 desde que empecé esta pequeña aventura de compartir lecturas, allá como un lejano 13 de agosto de 2015, jornada en que os animaba a leer el libro que nos había dejado como legado María de Villota.

Ha llovido lo suyo desde entonces pero me he dicho nada más levantarme: ¿por qué no hablar del comienzo? Sí, ¿por qué no hablar del comienzo...?

sábado, 22 de julio de 2017

Halo y redundancia


La idea de una Fórmula 1 en que se desayunaba sexo por las mañanas y se podía morir por la tarde hace años que pasó a mejor vida.

La seguridad es una prioridad desde mayo de 1994, algo a lo que nos hemos acostumbrado, a veces a regañadientes, y, sin duda, algo ante lo que habrá que hacer un esfuercito para seguir tragando con cuanta mejora suponga que los pilotos puedan seguir dando ruedas de prensa.

viernes, 21 de julio de 2017

Una de suizos [Sauber]


La situación de Sauber no es buena sino todo lo contrario. Con problemas económicos en cierta medida paliados por la inyección de dinero de Longbow Finance (Tetra Laval), la reciente salida de Monisha Kaltenborn ha puesto de relieve que siempre se puede caer más bajo cuando crees haber tocado suelo, y su sustitución por Frédéric Vasseur no indica otra cosa que un fichaje de supuestas campanillas sigue sirviendo como inmejorable parche ante los medios.

Muchas veces leo cosas sobre Sauber y no salgo de mi asombro ya que da la sensación de con un poquito de suerte o mejor gestión, la suiza podría volver a la pomada, pero a ver, el mundo de posibilidades reales que tenía de hacer algo este año ya se ha consumido y en justicia alguien debería decir que de aquí va a ser todo para abajo.

Origami [McLaren-Honda]


Aprovechando que hemos pasado el ecuador de la temporada y el verano amenaza mostrarse apacible como una siesta interminable, me dispongo a hacer un repaso escudería a escudería por situarlas a todas en su respectivo contexto. Y, cómo no, empezamos por la colista, la incombustible McLaren-Honda.

Atendiendo a los números, lo de Woking y Sakura no hay por dónde cogerlo, para qué vamos a negar las evidencias. 

jueves, 20 de julio de 2017

Ya estamos todos


2021 queda lo suficiente lejos como para que resulte plausible que Cosworth intervenga de nuevo en Fórmula 1, aunque si me permitís el atrevimiento, considero que todo esto viene a ser como cuando Phiplip K. Dick situó en 1992 el instante en que a la humanidad le tocaba preguntarse si los androides soñaban con ovejas ele´ctricas...

El mago de la ciencia ficción fue bastante previsor. Habiendo escrito su obra en 1968 se dio casi un cuarto de siglo para que se cumpliesen los pronósticos que habitaban sus páginas. Incluso Ridley Scott, cuando bebió de Do Androids Dream of Electric Sheep? para parir Blade Runner —película estrenada en 1982—, planteó un margen de treinta y siete años para que llegara 2019 en plan fecha fatídica donde contestar tan delicada pregunta.

Las pasadas de frenada


Si triunfar entre las masas consiste en evitar mojarse las pantorrillas pisando charcos o en clonar conceptos o ideas vertidos en otra parte, incluso señalando la fuente, huelga decir que como influencer tengo muy poquito recorrido.

Aunque pueda parecer lo contrario, ir por la vida de equidistante tiene su complejidad. Es todo un arte y como todo en esta vida, también tiene sus truquillos, siendo el más destacado de todos ellos saber elegir muy bien con quién te metes. 

martes, 18 de julio de 2017

Informe de avances [Gran Bretaña]


Ahora que el foco de atención mediática empieza a virar hacia Ferrari por aquello de que Maranello es la enemiga natural (y preferida) de la prensa británica y alemana, conviene que consideremos que el resultadismo sigue aplicándose sólo con determinadas escuderías o fabricantes.

Bien, desde un plano resultadista es obvio que el Gran Premio de Gran Bretaña no ha colmado las esperanzas depositadas en él —ni las mías, para qué vamos a engañarnos—, aunque los datos que nos ha ofrecido tampoco se puede decir que sean negativos.

lunes, 17 de julio de 2017

Preguntas en el inodoro


Salvando la imperdonable pérdida de tiempo en su paso por garajes, Max realizó un soberbio Gran Premio de Gran Bretaña que ponía punto y final a una secuela de abandonos que estaban lastrando sus opciones para este año. Cinco en total, la última tanda: de tres consecutivos.

Bueno, la imperdonable pérdida de tiempo de marras, en realidad supuso una fea puñalada en los riñones del holandés ya que pareció más bien un pequeño reajuste de la carrera por el bien del espectáculo... ¿Peco acaso de antivettelismo si lo menciono? Sea como fuere, espero que sepan disculparme ustedes, que ya he penado bastante hoy por mostrar mis fobias deportivas y no lucir filias impermeables a la lógica.

Luces y sombras


Hemos llegado al punto de todos los años: no se puede criticar a ése porque es la vaquita sagrada del cinismo, y ojito con esto, que no estoy llamando cínico a nadie en concreto, sino que me refiero en general a ese tipo de aficionado al que le escuece que se llamen las cosas por su nombre y justifica lo injustificable con tal de seguir sacando brillo donde no queda plata.

Como hay ciertas cosas que he dejado escritas cuando nadie hacía puto caso y no andaba ése en medio, voy a tratar de explicar por qué Mercedes AMG lo está haciendo infinitamente mejor que Ferrari sin necesidad de contar con el mejor coche, porque a pesar de que las evoluciones implementadas en Barcelona sobre el W08 están arrojando un buen saldo, si el SF70-H no le hace sombra es porque su gestión en pista es sencillamente nefasta.

domingo, 16 de julio de 2017

Ni te esperamos


Uno de los valores más representativos de la madurez en el ser humano es su gestión de la frustración. Si lo sabré yo, que no me sale una a derechas.

Fuera de bromas. Por la razón que sea las cosas tienden a no salir como uno quiere y aquí los críos agarran rabietas y los adultos apretamos los dientes. En fin, me gustaba el Vettel de hace un porrón de carreras: fino, frío, capaz de sobreponerse a cuanta piedra surgiera en su camino, pero ha sido que las cosas comenzasen a torcerse un poco y que el chiquillo haya suplantado al tipo inteligente en el interior del cockpit del SF70-H número 5.

Antialonsismo galáctico


Sinceramente, no le veo mucha utilidad a eso de enfocar ruindades y delirios sobre un piloto acabado que se arrastra por los circuitos y al que nadie quiere en su escudería. Pero pasa, sucede que hay un nutrido grupo de aficionados exigentes, que además entienden de Fórmula 1, que como las moscas ante una plasta de vaca no dejan pasar la oportunidad de hacer ruiditos en cuanto alguien sonríe o se felicita con Fernando Alonso.

Si ya resulta chusco negar al asturiano su importancia en nuestro deporte —¡oye, con todo el derecho, faltaría más!—, perder el tiempo rebatiendo una a una las supuestas tontunas que nos entran a sus numerosos seguidores por cualquier pijada, da para justificar una o dos sesiones con el psiquiatra. 

sábado, 15 de julio de 2017

Gracias, Garbi


Yo a esta señorita la respeto porque sí. Ni Wimbledon ni leches, Garbiñe me puede a casi todo lo que podría ponernos juntos compitiendo en algo. 

Incluso a juventud me gana, y no soy tan idiota como para venir ahora con monsergas paternalistas porque ella ha sido capaz de llegar donde yo no llegaré en la puñetera vida y en el fondo me jode. Que no me fastidia, entendedme. A mí no, de verdad. Hablo en general porque como decía en la primera línea, para mí sería un honor doblar la rodilla ante un ser que considero superior, muy superior aunque gaste braguitas en vez de gayumbos.

Son los caballos


Me joroba lo suyo que los gurúes y los analistas de frigoríficos se pasen la vida hablando de tornillos y chirimbolos, y liguen más que los vulgares mortales, para que luego, cuando su estimable contribución a la estabilidad de la afición se hace más necesaria que nunca, seamos los analistas de sofá quienes les sacamos las castañas del fuego...

A ver, la gente se ha quedado como Kimi en la foto con el asunto de la ganancia de potencia en la unidad de ídem de Ferrari, que lejos de obrar el milagro esperado se ha mostrado insuficiente como para hincar el diente a los de Brackley. Pues bien, aunque no lo parezca, el asunto es muy sencillo de entender y, además, tiene base científica, oh, wait!

Welcome to the ISS


Estamos de enhorabuena, aprovechando que de un tiempo a esta parte Honda se ha convertido en un perfecto sí es no es que no hay por dónde agarrar, los abundantes santotomases que desde febrero pasado venían reclamando que la japonesa se las pirara por donde había llegado, han comenzado a virar posiciones pero despacito, despacito, como dice la canción.

Es un buen síntoma, desde luego, pero va a haber víctimas, como si lo viera.

jueves, 13 de julio de 2017

Que no pare, por favor...


Empiezo a pensar que los días impares toca soltar globos sonda para pincharlos los pares. Lo de esta silly season es de nota, y por lo que se ve va para largo.

A pesar de que se había desmentido, hoy se reitera que la japonesa tenía algo con Sauber y el señor Vasseur, sustituto de Monisha y ex Renault, como amablemente nos recuerda Enrique en los comentarios a la entrada de ayer, en vez de estar preocupado por cosas serias y apremiantes, que la suiza rebosa de ellas, por cierto, quiere arreglar el tema Honda porque lo que ha escuchado que pasa en McLaren con la japonesa es aterrador (sic).

miércoles, 12 de julio de 2017

Honda nunca estuvo allí


Ya extrañó en su día lo raruno que resultaba que Honda apostase por trabajar con Sauber en 2018, mientras en las filas de la suiza parecía que continuaba un zagal de la competencia.

La presencia de Pascal no tendría mayor importancia si no fuese porque Mercedes AMG se puso muy tontorrona, pero mucho, mucho, con aquello de que McLaren pudiese filtrar información a la japonesa durante 2014 y que por eso... bueno, hasta la prensa británica dio por buena la reserva de la anglo-alemana e hizo que miraba para otro lado con tal de no defender a Woking.

martes, 11 de julio de 2017

Informe de avances [Austria]


El parte de guerra fue sucinto: «Spielberg a las tal y tal del día tal de tal. Vehículo número 14 derribado por fuego enemigo a pocos metros de iniciar el vuelo. Piloto extraído y fuera de peligro. Monoplaza número 2 completa fin de semana sin problemas. Conductor en casa.»

Decíamos ayer —no me lo toméis al pie de la letra, coñe— que McLaren-Honda está en configuración de inicio de temporada. La unidad de potencia japonesa sufre todavía de algunos problemas de juventud, ejem, ejem, pero el MCL32 puede por fin comenzar a aprender a caminar, lo que viene a suponer mucho más de lo esperado con la de malos augurios por centímetro cuadrado que nos han caído encima desde los entrenamientos de Montmeló.

Je suis désolé


Cuando los generales entraban en Roma después de una victoria con dirección al templo de Júpiter, iban acompañados por un esclavo que sostenía una corona de laureles sobre su cabeza y les recitaba: «Respice post te! Hominem te esse memento!»

Recordar que la vida y la fama son efímeras... 

lunes, 10 de julio de 2017

El periodismo de motor y el tren bala


Esta entrada no tiene nada que ver con el Gran Premio de Austria, o sí, pero puesto que tenemos el de Gran Bretaña en lista de espera y el poco tiempo disponible aprieta como un demonio, prefiero quitármela de encima cuanto antes con tal de abrir hueco para cosas, si no más importantes, sí más jugosas para nosotros.

Así que sin más preámbulos nos metemos en harina, ya que la «porquería» amenaza con no dejarnos respirar y pretendo explicaros por qué, pues el mecanismo es más simple que un chupete.

domingo, 9 de julio de 2017

Camarada VB-77


¡Ey, a mí no me miréis. En cuanto a McLaren-Honda, os recuerdo que todavía me sobra una carrera de margen...!

No, en serio, a estas horas del atardecer seguimos con el bullicio post Gran Premio y la sensación agridulce que ha producido ver cómo el Torpedo de Ufá se porta igual de demócrata con los grandes que con los pequeños, vamos, que sin agresión previa y de una tacada, se ha llevado  puestos a Max y a Fernando. Sin duda, cosas de la vida que arreglará a su manera Madame Helmut Marko por aquello de que su holandés no consigue terminar una disputa ni a la de tres y esta vez el responsable anda por casa.

viernes, 7 de julio de 2017

If. La mano que... ¿qué?


Todos sabíamos que este momento iba a llegar. Carlos es demasiado bueno e inteligente en pista como para soportar otro año más de tororrosismo de pandereta. Vamos, que sólo ha faltado el ciclista que lleva las pizzas a Milton Keynes criticando la salida de tono del español para que a la opereta que se ha montado esta tarde no le faltase de nada.

Toro Rosso pertenece a Red Bull, juega del lado de Red Bull y hace lo que manda Red Bull cuándo y dónde deciden las santas avellanitas de herr doktor Helmut Marko, y algo sabe Carlos que se trasluce en su desencanto. Que el presupuesto se acaba, que toca trabajar para la casa madre como el año pasado y el anterior, que como de costumbre, no hay futuro en Faenza más allá de la soldada y las zanahorias.

2007, balada triste [VI]


Como habéis podido comprobar a lo largo de lo que llevamos de saga, he dado poca o nula importancia al asunto del espionaje de McLaren sobre Ferrari porque, en realidad, la historia se soporta perfectamente sin él, y porque a poco que nos molestemos en colocar las piezas del puzle en secuencia temporal, se vislumbra inmediatamente que el spygate es un elemento que se aplica desde fuera. Vamos, un agente de presión de los de toda la vida.

Por fortuna para nosotros, el generoso reguero de evidencias que ha dejado tras de sí la prensa británica defendiendo a su chiquillo ante Rosberg, durante el periodo de convivencia del británico con el alemán en el seno de Mercedes AMG, lleva similar firma y se corresponde con idéntico modus operandi. Al final, se ve que los chicos de la british press agotaron sus cartuchos en 2007 y lo único que han hecho entre 2014 y 2016 ha sido evidenciar que siempre tocan el mismo laúd y la misma melodía cuando las cosas no salen como está previsto que salgan.

miércoles, 5 de julio de 2017

2007, balada triste [V]


La imagen es lo suficientemente elocuente como para que nadie cuestione si Alonso se había vestido de manera provocativa, si opuso suficiente resistencia o si se lo había buscado. Un tipo que no debería estar ahí se ha empeñado en hacer acto de presencia incluso insultando por radio a su jefe, y el equipo lo está esperando. No hay más.

Lo habíamos dejado en que las extra-lap de clasificación se repartían de manera alterna desde Canadá [2007, balada triste (IV)], que en Hungría le tocaba a Alonso la vuelta buena y que después del Gran Premio de Europa, Hamilton la necesitaba como agua de mayo porque en verano no había sido capaz de despegarse lo suficiente del asturiano...

martes, 4 de julio de 2017

Siempre será tu casa


No es buena idea otorgar inteligencia a los actos de quienes son simplemente necios. La tontuna ésta que nos envuelve desde lo de Vettel en Bakú, no es otra cosa que el resultado del reventón que se ha producido en las cañerías de aguas fecales de esa gentecilla que dispara por su boquita alonsismo, alonsero y alonsada, como quien pretende ahuyentar un fantasma con grititos y gestos histéricos.

Dicen que desayunan sexo por la mañana, como James Hunt, como los campeones, pero a mediodía se les ha pasado el efecto narcótico de haber visto seis veces seguidas Rush y otras tantas Senna, el documental, y empiezan a la menor oportunidad, a comportarse como chiquillos cuando salen del colegio un viernes por la tarde.

La tragedia de Pascal


He dormido a pierna suelta, y lo digo por aquellos que esperaban que lo de Vettel me quitara el sueño. 

Nos retratamos a diario y es cierto que yo lo llevo más jodido que vosotros porque me expongo aquí cada jornada. Dejémoslo en que para mí todo esto consiste en esperar a ver de qué lado cae la pelota, porque la pelota siempre cae y porque Sebastian no ha hecho pupita al asturiano, precisamente, sino al hijo del viento, a Lewis, y eso a lo peor no se lo perdonan tan facilmente los chicos de la british press ahora que el de Tewin tiene posibilidades de ser tan tetracampeón como el alemán, venciendo, además, a la pérfida y tramposa Maranello.

lunes, 3 de julio de 2017

To be, or not to be [¡Cagón al cuadrado!]


Es como para ponerse a mear y no echar gota. Una semana enterita sin disculparse públicamente y va Vettel y decide pasar por el aro cuando lo llaman al despacho del Director, eso sí, con los 2 puntitos extra por una hazaña de la que se responsabiliza ahora, intactos en el bolsillo... 

¡Ay, pobre Yorick! 

Un león sin melena


No se puede negar que el trasto de Brackley ha mejorado su comportamiento en pista después de los retoques sufridos en mayo pasado [El W08 y la madre que lo parió], aunque puede que no sea suficiente.

El Barcelona, el monoplaza anglo-alemán firmaba un bonito fin de semana, aunque a medias, ya que si bien Hamilton vencía de manera incontestable, Bottas sufría de males de motor y abandonaba. En Montecarlo los Ferrari pasaron literalmente por encima a los chicos de Mercedes AMG en un terreno que les venía que ni pintado, pero en Montreal, estos últimos devolvían la patada en la entrepierna a los de Maranello. En Bakú... bueno, en tierras azeríes, Ricciardo lograba colarse entre el mejor ganado de la parrilla sin haber sido invitado.

domingo, 2 de julio de 2017

Orange bullet


Cuando casi todo se reduce a que contemplas la vida según sea tu héroe preferido, casi como que doy las gracias por que Verstappen esté creciendo entre problemas y no a la luz de los faros que queman polillas.

Me gusta la bala naranja, y en este escenario poco lustroso (para él) puedo permitirme el lujo de decirlo bien alto sin que se me noten las fobias que ciñen mi cabeza. Max crece como hay que crecer, como sería obligatorio que lo hiciese todo piloto, si no fuera porque las prisas horadan el negocio y lo contaminan todo, incluso las opiniones que nos hacemos a diario.

sábado, 1 de julio de 2017

Ferrari en la picota


Hay gente a la que la palabra «deporte» le viene demasiado grande. No quiere que sus ídolos compitan, sólo aspira a que venzan, incluso a cualquier precio.

Por fortuna no todo vale, ni siquiera en Fórmula 1, ni siquiera en Ferrari, y lo menciono ahora porque lo más lamentable de la hazaña protagonizada por Sebastian Vettel el domingo pasado en Azerbaiyán, es que afecta a La Scuderia apuntando a su delicada línea de flotación.

2007, balada triste [IV]


Produce cierta cosica que nuestros más tiernos gurúes se empeñan en que no miremos a 2007 por aquello de no revolver la mierda, mientras la prensa inglesa y alemana, junto a alguno de los señeros del paddock, no hacen otra cosa que revisitarlo constantemente para intentar justificar que lo blanco era negro entonces y que así debe quedar para la posteridad. 

Fernando malo, Lewis bueno, el resto: caca, pedo, culo y pis, ya sabéis.