domingo, 29 de julio de 2018

Un respiro


Con la carrera de hoy concluye la primera vuelta de la temporada y se retomará prácticamente dentro de un mes (fin de semana del 24 al 26 de agosto), entretanto, se calmarán las procelosas aguas de la información y su caudal se reducirá considerablemente, como por otra parte, suele ser normal por estas fechas ya que la peña también tiene que descansar, ir a la playa y disfrutar de la paella en los chiringuitos, etcétera, etcétera, etcétera.

Para colmo de bienes, por estos lares terminamos julio con puente, ya que el martes celebramos la festividad de San Ignacio de Loyola debido a que el fundador de La Compañía de Jesús murió en Roma precisamente en esta fecha, y como el de Azpeitia ya era el santo patrón de los guipuzcoanos, por cuestiones que nunca he llegado a entender del todo, también es desde hace tiempo el patrón de la Comunidad Autónoma donde habito y desde donde os doy la turrada a diario.

Si os estáis preguntando a cuenta de qué ha venido este párrafo de evidente raigambre histórica, ya os digo que es mejor dejar de hacerlo. Es domingo tempranito, la chavalería ha estado dando la murga toda la noche porque hoy se acaban los Santiagos en Gorliz, y por algún lado había que empezar. No hay más misterio.

Y ya al lío, porque después del Gran Premio de Hungría la parrilla va a acusar los rigores económicos y vamos a notarlo a la vuelta de agosto, con el de Bélgica.

Force India está en concurso de acreedores y ayer mismo vimos que la de Silverstone no está para muchas vainas, y esto nos pone en que en el mejor de los escenarios debería concentrar todos sus esfuerzos en el VJM12 de 2019, obviamente dejando de la lado el posible progreso del VJM11 de esta temporada, que tampoco es que dispusiera de mucho, la verdad. En el peor de los casos, la convulsión puede pasarle factura para lo que queda de campaña y la venidera, así se puede decir sin demasiado temor a errar que la historia de Force India no da para más en 2018.

Williams no anda mejor. En realidad está mucho peor, deportivamente hablando, aunque su situación económica no es tan agobiante (en apariencia) y ello nos sitúa en que deberían haber abandonado a su suerte el proyecto FW41 para centrarse con todo lo que tiene en el FW42. No, Grove tampoco disfrutará de mucha historia en lo que queda de 2018.

Haas es mi tercera candidata a deshacerse como un azucarillo en agua a partir de septiembre. A pesar de tener un buen coche, sus pilotos son lo más cachondo que se ha visto en años. Mientras el monoplaza aguante habrá vida, que decía aquél, pero como la de Kannapolis anda muy canina en lo de la tesorería, lo razonable es pensar que se han metido ya con el VF-19 y que el VF-18 sobrevivirá con lo puesto hasta Abu Dhabi, lo que seguramente nos permitirá gozar como jabatos de Kevin y Romain con un vehículo más ramploncete que el visto hasta ahora.

Sauber ya anunció que se metía este verano con el C39 así que no hay mucho que contar. El C38 de 2018 aguantará lo que dé de sí, algo que, por otro lado, suele ser lo habitual en la de Hinwil, vamos, que no debemos alarmarnos. Y por último tenemos a Toro Rosso, plenamente enfocada a sacar astillas de la unidad de potencia de Honda pero sin James Key. No sé cómo anda su tabla de sustituciones de componentes pero la última vez que la miré ya estaba en rojo escarlata, así que resulta previsible que la danza de penalizaciones en parrilla para los chicos de Faenza comience a ser épica a partir de Spa-Francorchamps.

Y nada más por hoy. Los otros cinco equipos restantes siguen evolucionando, tres de ellos porque son los grandes: Ferrari, Red Bull y Mercedes AMG, y los otros dos (Renault y McLaren) porque no tienen otro remedio si quieren sacar la cabeza en 2019. In them we trust!

Os leo.

1 comentario:

Cao Wen dijo...

Yo sacaría de la última ecuación a Red Bull: Renault no va a evolucionar el motor para que trasladen las mejoras a Honda, y eso se lleva por delante la campaña de McLaren también, porque están obligados por la normativa a entregar cualquier actualización a todos sus clientes.