lunes, 28 de mayo de 2018

Vuelve el ogro... asturiano


De la mano de los creadores de El glamour es lo importante en Mónaco, acaba de estrenarse ¡Pero qué malo eres, Fernando. Si te has aburrido te callas...!

Hombre, entiendo que hay que alimentar este tipo de soplapolleces a diario si quieres mantener vivo, y estirar cuanto te sea posible, el rancio discurso de que el español tiene precisamente lo que se ha labrado a lo largo y ancho de su carrera profesional, básicamente por llamar pan al pan y vino al vino. 

Obviando que hemos disfrutado de personalidades mucho más díscolas y refunfuñonas que el de Oviedo, a las que se ha consetido todo, por cierto, el caso es que también se aburrieron durante el Gran Premio de Mónaco Hamilton, Vettel, Pérez y alguno más que no ha transcendido en el momento de escribir estas líneas, además de nuestro compatriota, claro.

Es evidente que detrás de todo este aburrimiento anda el tema de las tres unidades de potencia y prácticamente dos MGU-K para todo el año, y unos neumáticos que literalmente dan pena porque no responden a lo que se espera de ellos. También está por ahí el sobredimensionado tamaño de los coches y la tendencia a los elevados consumos de combustible en las calles del Principado, pero hasta hace nada, a decir de los expertos, para entender de qué iba realmente Mónaco había que estar allí y comprobar cómo se vive in situ el asunto del dinero, los negocios y el coño glamur...

Hemos hablado muchas veces de lo que renta al negocio de algunos mantener a Fernando permanentemente en el foco de la actualidad, cuando no convirtiéndole en el sujeto de ella.

Aunque parezca incréible, hay un portal en internet que está sacando petróleo cambiándole de escudería cada semana o mandándole hoy a la luna y mañana a descubrir las pirámides de Egipto y las fuentes del Nilo. Siempre según fuentes —que no falte el rigor y el pie de foto—, las mismas que afirmaron en su día que ni Indiana Jones ni pollas en vinagre, que El Arca de la Alianza lo había traído para casa el Nano. Así que espero que nadie se rasgue las vestiduras si reitero, una vez más, que nuestro bicampeón del mundo resulta mucho más rentable para los que le critican que para los que le hacemos mimines y eso.

Así las cosas, como decía hace unas horas, se podía haber preparado al personal para enfrentarse a un Gran Premio que en la etapa de moñez y ahorro extremos que nos está tocando vivir, tenía en 2018 cuantiosas posibilidades de resultar más truño que otras veces.

En cambio, en vez de explicar por qué se aburrieron Lewis, Sergio, Sebastian y por supuesto, Fernando, se ha elegido el camino de siempre: mirar para otro lado, el glamur en este caso, y señalar al ogro, y continuar tendiendo el caminito de ladrillos amarillos por si el muy cabroncete logra La Triple Corona y no queda ninguna mierdecilla a la que agarrarse, con la que maquillar la cobardía, la ineptitud y las mentiras de todos estos años.

Os leo.

6 comentarios:

cristobal casal dijo...

Orroe, el portal ese al que te refieres no será Don Balon o Diario Gol, verdad? Porque tanto uno como el otro son de traca. Estes dias, concretamente en Don Balon estan dando la murga con que Latifi padre va a echar a Alonso para colocar a su hijo, pero lo mejor de todo es que ni escriben el apellido correctamente (se refieren a el como "Lafiti").
Yo la verdad hasta dudo que el nombre del "periodista" que firma eses articulos sea autentico, porque dudo que nadie escriba semejante sarta de tonterias y firme con su nombre real en vez de un seudonimo...
Te leo, maestro!

Anónimo dijo...

Los de diario gol se llevan la palma, titulares para que la gente clique y luego en el interior na de na

Unknown dijo...

Estoy de diariogol hasta los cojones. Mucho concienciar con las fake news pero este panfleto siempre de los primeros resultados en búsquedas. Ya lo he visto citado como fuente en prensa inglesa (otra que tal baila). A veces no se si la gente es tan gilipollas cómo parece.

Miguel

Cao Wen dijo...

No había oído hablar de Diariogol en mi vida, Hulio!

Bertor dijo...

Yo siempre he opinado que Mónaco es de las carreras más aburridas, sólo salvable cuando hay SC o condiciones especiales. De lo contrario, todos en fila de a uno y si no pasa nada, terminamos como empezamos.

Ahora bien, reconozco que el trazado es mítico, que me encanta ver los F1 por sus calles y que desprende glamour, historia, leyenda... Una cosa no quita la otra.

Me encanta la F1, pero reconozco que a veces me duermo entre vuelta y vuelta porque casi siempre pasa más bien poco...

Anónimo dijo...

Lo siento pero Mónaco es lo más decadente que ha parido madre. La carrera en su conjunto, donde si no hay un castañazo no pasa nada de nada y el principado todo él viviendo de cuatro ilusos que pagan la entrada u otros tantos que se animan a ver la carrera por televisión año tras año.

Tan decadente como Eurovisión pero en su versión cochecitos dando vueltas sin parar como si de un vulgar encierro en la calle mercaderes se tratara.




King Crimson