martes, 29 de mayo de 2018

Pues vaya plan de caca


Lo siento en la profundidad de mi alma, sobre todo por aquellos que durante años han estado negando la mayor. La actuación de Force India durante el pasado Gran Premio de Mónaco y las declaraciones posteriores de Esteban Ocon, no dejan demasiado espacio a las dudas al respecto de que determinados equipos, fundamentalmente clientes, echan una manita a las escuderías oficiales cuando la ocasión lo merece, o reciben instrucciones... sí, sí, reciben instrucciones.

No pretendo ser muy cabroncete con esto, o a lo mejor sí. Estamos dando carpetazo a mayo florido y hermoso y quiero ser bueno pero no sé si la actualidad me va a dejar, porque esto de que los «B» ayudan a los «A» nos lleva a 2005 y a la necesidad de mantener el negocio como fuese, y a que Red Bull Racing comprara Minardi a Paul Stoddart para convertirla en Toro Rosso a partir del año siguiente. 

Nominalmente, la de Faenza era (y sigue siendo) una escuadra de fondo de parrilla, aunque como se demostró posteriormente, iba a servir de laboratorio rodante a Milton Keynes y en llegada la ocasión, iba a hacer todo lo necesario por ayudar a cumplir los objetivos de la austriaca, fuesen cuales fuesen.

En cristiano, que queda mejor: desde 2008, cuando la estructura estuvo lo suficientemente pulida como para intentar el asalto a los campeonatos, Red Bull dispuso de cuatro coches en pista mientras que sus rivales contaban con tan sólo dos por cabeza.

Desde luego, no parece ni muy ecuánime ni muy deportivo esto de jugar con tanta ventaja, ya que un Toro Rosso podía entorpecer en pista a un oponente, o ponerse duro ante un adelantamiento, de la misma forma que podía tender alfombra roja al jefe de filas, de todas las filas, para que lograra batir cuanto récord encontraba a su paso o alcanzase rápidamente el número de títulos de Alain Prost, por ejemplo. ¿Quién dijo miedo?

El caso es en 2014 este papel se sugirió que lo interpretaba Grove con respecto a Brackley —ésta conspi no la promoví yo, lo juro—, y ahora que parece que es cierto que hay llamaditas entre equipos oficiales y clientes recordando lo que hay que hacer, me pregunto de qué coño de higuera se han caído los que lo ven mal pero callaron como putas cuando era más que evidente.

Lo único que ha cambiado es que antes se hacía a puritito huevo y tratando de cuidar las formas, aunque de aquella manera, y ahora va de talonario, de hacer rebajas en las unidades de potencia o de pagar nóminas de pilotos que necesitan foguearse (sic).

Espero ansioso que alguien me refresque la memoria sobre cuál era el equipo «B» de Renault en 2005 y 2006, o me diga si este nivelón es comparable a la participación de Toyota en el WEC. Mientras recibo la anhelada respuesta, me limitaré a terminar esta entrada diciendo que si ésta es la Fórmula 1 que quieren Red Bull, Ferrari o Mercedes AMG para el futuro de nuestro deporte, casi que me hago una estampita con el careto de Ross Brawn y la rezo todos los días hasta que entregue la cuchara, porque el plan de los equipos grandes es una puñetera caca, por no llamarlo de otra manera más sonora.

Os leo.

5 comentarios:

Elin Fernandez dijo...

Saludos José
Creo en Jerez, a Norberto Fontana, en Sauber, Napoleón Bonaparte (Todt) dió su toquecito telefónico a Don Peter para dejarle dicho lo que debía hacer su piloto, bloquear a propósito a Villeneuve para que Don Schumi se fuera.
Y esta es vieja, muy vieja ya. Para aquellos nuevos de la era del rompe récords.
Brasil o Abu Dhabi, vimos creo a Jean Eric Vergne echarse a un ladito para que pasase su Majestad el rompe récords... otro ejemplo.

Manuel dijo...

Jose, algo que me ronda la cabeza. Si RB está barajando la posibilidad de montar motores Honda. ¿No sería ideal coger un Red Bull F1 y "pintarlo" de Toro Rosso que ya montan Honda? ¿Sería esto posible? ¿Crees que lo están haciendo? ¿Estoy conspirando en voz alta? jeje Un abrazote!!

enrique dijo...

Las declaraciones de Ocon me parecen las mas escandalosas en años y han pasado casi desapercibidas. Y lo peor es que a nadie le sorprenden, estamos tan habituados a la mierda que por un poco más no pasa absolutamente nada

Anónimo dijo...

Pensando en Mclaren y Renault, si no tienes equipo B... ¿eres el equipo B?

Un saludo
Sr. Polyphenol

Fabian Prieto dijo...

Como señaló Elin, recuerdo que a principios de los 2000 era una especie de "secreto a voces" la estrecha colaboración de Sauber y Ferrari. Recuerdo en 2003, una revista de mi país (Colombia) describía el Sauber de ese año como una versión B del F2003.