sábado, 3 de diciembre de 2016

Música para camaleones


Si las sucesivas reformas educativas, la publicidad y la televisión, no nos hubiesen convertido en perfecto eunucos intelectuales, todos y cada uno de nosotros tendría sobre la mesita de noche un ejemplar de Music for Chameleons y sentiría la obligación moral de leerlo al menos un par de veces al año.

El artista frente a sí mismo. Arañando su superficie y buceando en sus entrañas, haciendo introspección mirando fuera. Capote, confeso y mártir de Truman...

Nico Rosberg anunciaba ayer que se retira y nuestro cronómetro se volvió loco.

Incomprensible que un Campeón Mundial haga eso sin proteger su título. Puede morir de cualquier manera intentando defenderlo, pero retirarse no, ¡nunca! Expuso sus razones, pero no, tiene que haber otras, a poder ser más oscuras, que justifiquen lo mismo esa corona que todavía cuesta reconocerle, que sirvan para calmar nuestro sueño impidiendo que se desate el volcán de prejuicios que se originó anoche alrededor de la noticia.

No ha aguantado la presión... ¿Cómo? Esto lo sabía el equipo y por eso le ha echado una manita... ¿Qué? Hamilton es mucho Hamilton... ¡Con dos cojones y un palito!

El británico fue el que amenazó con irse después de Barcelona, quien no había hecho los deberes en Bakú, el que se vuelve iracundo cuando no le salen los planes, el que cuida peor el material (tenía que decirlo, disculpadme), pero el nenaza y el raro es Nico. El alemán tiene vida y quiere disfrutarla tras haber conseguido en la Fórmula 1 todo aquello a lo que aspiró. Es feliz y quiere seguir siéndolo, pero eso no encaja en nuestra mediocre manera de ver las cosas.

Rosberg ha venido a decirnos que nos entretenga nuestro puñetero padre. No hay más. El espectáculo sobrevivirá sin él, aunque nosotros, a cambio, tendremos que buscarnos otro payaso del que reírnos a la hora de justificar que Hamilton sea un depredador que ha tenido a su compañero contra las cuerdas, que ha jugado con él en cuanto ha habido oportunidad, que no ha sido sucio ni en pista ni sirviéndose del matonismo mediático anglosajón. En definitiva: que no tiene nada que temer del futuro.

Lo que son las cosas, será a través de Rosberg que sabremos antes qué hay de esos mecánicos tan buenos que sirvieron a Lewis en 2014 y 2015, que tras ser cambiados de box facilitaron que al tricampeón se le torciera el destino en 2016. Conoceremos también qué sucedió a partir de Bélgica 2014. Qué órdenes recibió para deshacerse como un azucarillo en agua tibia. Si tenían razón Jackie Stewart y David Brabham cuando no les salían las cuentas, o la tuvimos los que nos acorazamos a su alrededor porque entendemos que disfrutar de Hamilton no pasa por perdonarle sus numerosos pecados ni porque se nos nuble la vista.

El único Campeón Mundial de F1 alemán sobre las Silberpfeile se retira. Venció a Michael Schumacher, ha roto las rodillas de Lewis Hamilton. Con el mismo coche, en igualdad de condiciones. Y ayer nos comunicaba entre líneas que acabaremos echándole de menos porque tipos como él escasean. 

Tal vez por eso nos resulta tan extraño todo. Por eso y porque Música para camaleones no es nuestro libro de cabecera.

Os leo.

8 comentarios:

rudyBB dijo...

Esta persona nos ha dado una lección a todos. Está diciendo básicamente que la F1 es un pozo de estiércol con gente mediocre. Confirma que no es un deporte y que para sobrevivir tienes que ser un insensible.
Esto es una bofetada en toda regla como hace mucho tiempo que no veía. Los intereses de la F1 lo venderan como quieran, pero esto es una señor patada en el trasero.

José Miguel dijo...

Ha logrado su sueño, su objetivo y como él dice lo antepuso este año a todo lo demás, incluso a su propia familia y con su consiguiente estrés, presión y sinsabores.

Y ahora prefiere a su familia y su tiempo y sus cosas que a todo éste "circo" como tú bien dices.

Unua pena que yo en mi "trabajo" no puede hacer lo mismo xD )

Un saludo,
José Miguel

Javi Gonzalez dijo...

Puede acercar ésta decisión a alonso a Mercedes???
Creo que sería su último tren al título...

alex dijo...

Una posible llegada de Alonso a Mercedes sería una jugada perfecta para la alemana. Es ese tipo de publicidad que perduraría en los tiempos y de la que siempre se hablaría. Un segundo duelo Hamilton-Alonso, beneficia a todos incluida Blancanieves, con su F1 anestesiada. Mc Laren tiene problemas económicos, lamsalida de Alonso los aliviaría en cierta manera y Vandoorne esta listonpara dar la cara. Nos espera un invierno interesante.
Saludos deade Asturias.

Ángel Rodríguez dijo...

Perfectamente explicado!. Da gusto poder leer una síntesis tan certera en tan pocas palabras.

Rosberg es un pilotazo al que quizá sólo le falte un poco de punch en el cuerpo a cuerpo (algo que también se criticó a veces a Alonso y que por otro lado puede ser leído como inteligencia y limpieza en pista).

Yo me volví Rosberguista después de verlo en la pista...no sé por qué fue el piloto que más me llamó la atención en vivo y al que le vi algo especial.

Y está claro que muchas de las reacciones agresivas a su marcha vienen de los que se creyeron que Hamilton era la repanocha (en contra de muchísimos indicios) y que quizá tenían la esperanza de que pudiera volver a ponerlo en su sitio el año que viene...quizá con los mecánicos buenos otra vez y la FIA haciéndole la vista gorda.

Gran piloto Rosberg, campeón merecidísimo y valiente en su decisión.

Aficionando dijo...

Creo que el viejo Bernie debe estar fibrilando ante la posibilidad de repetir el duelo Hamilton-Alonso. Lo que no sé es qué pensarán los alemanes. Y más con la pasta que cobran estos dos: fácil por encima de los 60 millones anuales entrambos.

Interlagos dijo...

Pues sí, Nico ha tragado de todo y de su boca no ha salido una palabra más alta, pero hasta aquí ha llegado.

Y se va como ha sido en pista, siendo un señor al que vamos a echar mucho de menos al igual que añoramos a Webber o a Button, los últimos gentleman.

Saludos.

Anónimo dijo...

Vettel si ese coche es superior el año que viene sería el indicado para asegurar el campeonato. Con poles y aire limpio es imbatible. Hamilton fallaría más y necesitaría aguas turbias para sacar lo mejor de si mismo, y además su guerra psicológica no le valdría con el alemán porque es otro depredador pero de peor calaña. Si tiene que sacarlo de pista lo hará y encima lo insultará por radio. Si el Mercedes del año que viene no es el mejor, entonces la única opción es Alonso o Ricciardo porque lo harían ganador. Alonso se retirará pronto y con Lewis habría mal rollo. Así que la mejor opción es Daniel, el mejor piloto de este año junto a Alonso. De cualquier forma Ocon es una buena opción, piloto seguro y rápido que se parece bastante a Nico. Ojalá ficharan a Alonso por el bien de la F1 pese a todo para que de una vez por todas masacrara a Lewis y se viera la verdad. Por lo demás Vettel no se moverá de Ferrari y en 2018 se irá como se irán Lewis y Alonso. Uno a hacer drift, otro a hacerse cantante a lo Jacques y Alonso a otras categorías deportivas más interesantes.