lunes, 3 de noviembre de 2014

¡Tirad las palomitas!


Si hace un par de días os instaba a que os abasteciérais de palomitas, hoy no tengo más remedio que cursar aviso de que he puesto a la venta las mías en un canal de segunda mano.

El paquete hacía un total de siete kilos y medio, que pensaba yo, me iban a servir para llegar feliz a Abu Dhabi, pero fue asistir a esa cosa que llamamos Gran Premio de los USA, que siempre cae mal en el calendario y para colmo ayer, mostraba un tremendo tijeretazo en la parrilla, y que precintara con plástico de cocina las vituallas de tan prometido entretenimiento tras haber metido la mano en ellas, como quien dice tan solo un par de veces.

Digamos por sintetizar, que palomita arriba palomita abajo, ahora quedan dos o tres puñados menos, pero a cambio, creo que el precio que he puesto es sumamente competitivo: 5 euros por un montón de maíz inflado...

Y es que no voy a decir que me aburiera —a las 9 de la noche solo tenía sueño—, pero tampoco que el espectáculo me pareciera que merecía mucho la pena.

A ver, no sé si recordáis el ataque de Lewis Hamilton a Kimi Raikkonen en el Gran Premio de Bélgica 2008, cuando el británico superó al finlandés en la escapatoria de Bus Stop, devolviendo la posición pero cogiendo el rebufo del Ferrari para superarlo en La Source. El de Espoo no se quedó quieto a pesar de que llovía. Por dentro y fuera del asfalto, a cola siempre del MP4/23 de Hamilton, el querubín rubiales no tenía intención de ceder la rodilla y en Les Combes y con Nico Rosberg volviendo a pista, lograba su objetivo de dar caza a quien unas cuantas curvas antes había osado tocarle las pelotas.

Kimi pagaba caro aquello, abandonando tras colisionar contra las protecciones. Lewis ganaba pero sufría una penalización que lo postergaba al tercer cajón del podio.

Olvidadlo ahora. En Austin hace unas horas, Rosberg no solo perdía la primera posición sino que ni intentaba reponerse. Sí, existe debate al respecto de si Hamilton le sacó o no al prolongar su trazada, pero el hijo de Keke parecía cualquier cosa menos un piloto que lucha por el Mundial de Pilotos, y eso, amigos, duele.

A Lewis le quedan dos carreras para coronarse bicampeón del mundo y aunque Abu Dhabi puntúe doble por aquello de que favorecía a Maranello, lo que nos queda por delante, si os soy sincero, no merece tanta palomita.

Pero tirad las vuestras y comprad las mías. Al fin y al cabo eso es lo que nos dice siempre Bernie para mantenernos atados a todo esto, y funciona, ¿o no?

Os leo.

6 comentarios:

Jorge dijo...

Un duelo sin par Hamilton vs Rosberg, por mucho que nos lo quieran vender como un Senna vs Prost este duelo como pudimos ver ayer es un fiel reflejo de la actual F1, o sea una autentica bazofia infumable, dios mio que defensa de la primera plaza nos brindó ayer Rosberg, que raza que pundonor que coraje. Imposible no ver ayer reflejado a Senna y a Prost en estos 2 héroes. Ironias ya a parte a mi me parece que por supuesto ni Rosberg ni a mi juicio Hamilton llegan ni a la suela de los zapatos a los que fueron el mejor piloto de todos los tiempos (Senna) y otro de los 4 o 5 mejores de siempre (Prost).Conclusión ... lo único que me interesa de esta temporada desde hace meses es saber donde correrá Alonso la próxima temporada, ahí está la emoción de la temporada 2014, que triste es...pero que cierto.

GRING dijo...

Los onboard de esta F1 tienen menos emoción que los de la Play. Va a ser verdad que lo de Mercedes parece una carrera de taxis. Y en este circuito Miki Mouse lo mejor fueron las palomitas. Vamos, que ni Ramón Trecet estaba siguiendo la carrera, porque era mucho más interesante la serie "Honourable woman"; ya no podremos disfrutar de su análisis formulero. Adelantamientos espeluznantes basados en diferencias de estado de compuestos, ¡qué emoción!. Tendremos que esperar a la traca final del campeonato, si es espectacular o, como el resto de la sesión, tiene la pólvora mojada.
Un saludo!

Isaac dijo...

Pues sí, ya lo he dicho yo precisamente en los comentarios de ¡Abasteceos de Palomitas!, que lo de ayer, después de madurarlo, me huele a chamusquina... parecía un adelantamiento fantástico, pero... después de dejarlo reposar, me ha parecido todo muy fácil, y ROS tenía una cara de felicidad, de todo bien, ¡guauuu, uuu, no me importa nada, lo importante es que mi compi gane el mundial, uuu, aaah, karma y buen rollito!... que sinceramente, también vendo 7KG de palomitas a buen precio.

#ForzaJules!

Pelayo Blanco dijo...

Buenas a todos!! Este domingo me llevé una gran alegría en forma de excelente menú en una casa labriega cercana a Santiago de Compostela. Como tenía el alma henchida de gozo, al llegar a casa me dispuse a ver la F1 con la misma actitud que si fuese un gran espectáculo. Mi chica vio la salida y se durmió. Yo resistí. "Quien eres? Tú que veías en T5 en diferido a las tres de la mañana los GP de F1 te vas a dormir con un español corriendo en Ferrari y a las 21:00 horas?" A fuerza de afirmar mi yo interior, me mantuve despierto. Esto me sirvió para poder disfrutar de los adelantamientos de Alonso (diferencia de compuestos... y de piloto) y el "GP overtake". Nico da lo que tiene, y no se le puede reprochar su actitud. Hamilton es, a mi modesto juicio, junto con Alonso, el mejor de la parrilla, aunque bien es cierto que se le va la olla con demasiada frecuencia. Kimi, querido y malogrado Kimi, con u motor 2" por vuelta mas rápido que el Alonso se quedó enfangado y sin visos de mejoría. Vettel carrerón, para acabar pisándole los difusores a Fernando, con gomas mucho mas frescas. Al final, una F1 que exige lo mejor de nosotros para poder seguir diciendo a los nuestros que disfrutamos, mientras, en el fondo, esperamos que todo cambie y volvamos a ver dos leones peleando por un titulo, y no un león comiéndose a un garito. Eso sí, resultón.

Un abrazo y espero que Bernie pueda arreglar este desaguisado que el mismo ha pergeñado y que ha tardado 4 años en detectar.

Aficionando dijo...

Otra de las cosas llamativas del gran premio, aparte de la velocidad en pista superlativa de los Mercedes, superior a los Red Bull del año pasado, fue que los Mercedes fueron de los monoplazas que menos combustible gastaron. A mí que me lo expliquen.

Luis Costa dijo...

Pues hasta ahora todo parece un guión bien escrito luego del bochorno en Spa. Me imagino la reunión a puertas cerradas para "limar las asperezas" de los líderes del mundial, en el que se condicionan ciertos factores, para que todo se "juegue" en la última fecha doble de Abu Dhabi, sería algo así:
TW: "Nico, desde ahora cometerás pequeños errores para asegurar el primer lugar a Lewis y también tendrás que asegurar la segunda plaza para que salgamos campeones del mundo en ambos campeonatos".
NR: "Acepto mi culpa y haré todo lo que me piden"
TW: "Lewis, vas a dejar de criticar al equipo y ganarás varias carreras seguidas, te garantizamos el mejor auto, surgirás como el ave Fénix y llegaras primero en el campeonato hasta la última prueba"
LH: "Fantástico, seré el británico con más victorias!!!!"
TW: susurrando al oído de Nico ", "En Monza bloquearas los frenos y te iras por la escapatoria de la primera curva, como tienes mucha ventaja tendrás que sufrir en Singapur un abandono, en Suzuka puedes correr pero si Lewis te sobrepasa no lo persigas, en Rusia repite lo de Monza, en USA repetimos lo de Japón y en Brasil te espera otro abandono." "Pero no te preocupes, llegarás a 49 puntos de Lewis pero como Abu Dhabi puntúa doble ganarás el campeonato, pues tenemos un poco de sustancia extraña guardada en el contenedor. Todos creerán que ganará él, pero resurgirás y te alabaran por tu regularidad a pesar de no haber ganado tantas carreras. Que mejor que ganar el mundial por un solo punto y además un piloto alemán en un equipo alemán!!!.
Todo esto es una suposición influenciada por ciertos hechos que han ocurrido en el último tiempo (errores infantiles, sustancias extrañas, grandes bloqueadas, pasividad y una foto publicada por LH en el que muestra todo lo que oculta un iceberg. Ese iceberg es Mercedes y todo lo que decidieron ya está ocurriendo, ojalá no sea así y gane realmente el que más se lo merezca que en este caso a mi parecer es Lewis