sábado, 1 de noviembre de 2014

¡Abasteceros de palomitas!


Que no os arruinen la vida. Por mucho que se esté hablando del futuro de Fernando, la realidad pasa porque el Nano sigue militando en la rossa, ya que nadie sabe a qué atenerse aunque la ramerilla siga llorando a su muerto y la chica de la curva siga golpeando los flancos de mi paciencia con aquello de que leer Nürburgring resulta perjudicial para la salud... 

La vida sigue a pesar de ellos y ellas, que diría el lehendakari Ibarretxe. De todas estas circunstancias se infiere que se ha abierto la veda en Mercedes AMG y haríamos mal en no disfrutar de unas jornadas que van a resultar de infarto —sintetizando, que el espacio aprieta—, porque desde ya hasta el Abu Dhabi que puntuaba doble para favorecer a Ferrari (Bernie dixit), Nico y Lewis se van a partir la cara hasta ponérsela morada.

Lo dejé firmado [El socarrat] y me temo que es lo que hay.

Entre esta tarde y mañana noche, como entremés, el hijo del gran Keke va a ser el que fue y conocimos (ya ha hecho pole en Austin): el tipo duro de narices que no cederá ni tanto así a su compañero. Y el de Stevenage... pues eso, el de Stevenage, entre otra cosas porque Mercedes AMG ya es campeona del mundo y Dieter Zetsche siempre cumple su palabra...

Y os confieso aquí que no sé a qué atenerme. Odié tanto a Lewis hasta mediados de 2009 que ahora disfrutaría casi como un crío con zapatos nuevos viéndole ganar un campeonato en el último centímetro, y no como aquel gilipuertas que se calzó el título gracias a los problemas que tuvo Timo con los lisos bajo la lluvia en Interlagos 2008. Por otro lado, vi ganar a Nico en China 2010 y eso, para un seguidor del bigotón de Solna, el campeón más menguado de la historia de nuestro deporte (¡joder con aquel nefasto 1982!), viene a significar que en unas semanas podría (yo) restañar a través del linaje del finlandés una de mis heridas más profundas en Fórmula 1.

Dejémoslo en que me comportaré de aquí a que termine todo, como un vulgar bipolar estereotipo: hoy sol; mañana, luna.

Avisados de lo que hay os recomiendo que compréis palomitas. Eso sí, dejaros de imaginar dónde va Fernando o dónde demonios naufraga Sebastian y concentraros. Nico y Lewis. Lewis y Nico, son el presente y hacedme caso, porque si pestañeáis correréis el riesgo de perdéroslo.

Y a cambio, y si esto acaba pronto, os juro que como compensación os enseño con pelos y señales cómo las huestes de los antialonsistas actuales se nutren de alonsistas de antaño que no supieron aguantar los rigores del invierno y que por avatares del destino, dicho en fino, se han convertido en la actualidad en despreciativos exponentes de esa corriente de la Fórmula 1 que afirmándose como patanegra o neutra, reniega de dónde viene, bien borrando sus ruinas o afirmando aprender de todo el mundo en Twitter siguiendo empero, a un 10% de quienes creen en sus trampillas, todo con tal de seguir ejerciendo a un lado y a la otra de esa difusa linde, de puro y mediocre postureo.

Alex, dudo que leas esto, pero si estás ahí, va por ese Cardenal Mendoza que dejamos sin terminar.

Os leo.

7 comentarios:

Aficionando dijo...

Es ovbio. Mercedes juega en otra liga. Hoy el Mercedes de Rosberg ha sido más rápido que el Red Bull de Vettel del año pasado. No me parece que sus pilotos tengan nada celebrar más que ganarse el uno al otro.

Aficionando dijo...

Sigo creyendo que el mundial será para Rosberg.

LAN dijo...

Coincido con Aficionando.
¿Truco o Trato?
El truco, apaciguar a Lewis, cediéndole el liderato.
El trato, una vez asegurado el título de constructores, Nico recupera el terreno "perdido ", para ganar el de pilotos en Abu Dhabi.
Ojo que mañana sale Lewis segundo, y con neumáticos con un plano (Q2).
Saludos.

Tadeo dijo...

Ay los ñus, los ñus. Unos meses pacen aquí y unos meses más tarde pacen allá.

Saludos

Lola Cámara dijo...

Desde hace tiempo la máxima emoción de este mundial está en Lewis y Nico, y en rezar a los dioses por que la fortuna nos dé una carrera entretenida y Fernando no salga muy malparado. Poco más.
Y respecto a los ñus, a ver si van emigrando a otros lares, que ya no hay mucha comida aquí.

GRING dijo...

El 1982 tan peculiar, con tanta igualdad, se lo llevó Keke con un coche que no era el mejor, y con una competencia con nombres muy importantes en la historia de la F1. Es sin duda una de las temporadas más complicadas de ganar en la historia de la F1, y lo gano quien lo ganó porque supo y pudo poner el bigotón encima de la mesa. La recuerdo como una temporada espectacular precisamente porque no había dominadores claros: 16 carreras y 11 vencedores. Eso era igualdad!. Pero ¿qué me dices del título de Schekter 1979?.
Espero ansioso la deconstrucción de Sami Turrini Prostvuelve ;)
Saludos!!

Isaac dijo...

Pues yo pensaba que iba a ganar Rosgerg... Vi el adelantamiento de HAM y pensé "qué narices le ha echado", pero ahora, más fríamente, me queda la extraña sensación de que ha resultado demasiado fácil para HAM, que luego ROS no le ha dado batalla, como que ha bajado los brazos, no le ha perseguido, como si la carrera se hubiera terminado con el adelantamiento. Y lo más curioso es que me dio la impresión de que ROS estaba contento en el podium... ¿Sabrá algo que nosotros no sabemos? Me huele muy mal todo esto.
En fin, yo dije que VET se iba a Mercedes, HAM a McLata (después de que Rosgerg le hiciera un "Hamilton") y que el Nano se quedaba un año más Ferrari hasta que McLata aprendiera a usar el motor Honda. Ahora todo el mundo dice que VET va a Ferrari seguro, y no tengo tan claro que HAM se vaya de Mercedes si le siguen tratando así de bien. A ver si se acaba la silly season de una vez, que ya no está resultando interesante ni el duelo ROS HAM.
Gracias Orroe.

#ForzaJules