sábado, 30 de noviembre de 2019

¡A fuego...!


Ferrari parece tener fijada la estrategia para que sus pilotos luchen por el cuarto puesto del Mundial, y después de suicidarse una vez más en pista y que Sebastian haya vuelto a hacerlo —ayer no lo mencioné, pero fuera de nuestras fronteras parece que también le llaman «Spinvettel»—, a Lewis sólo le quedaba lanzar sus trencitas al aire y demostrar por qué es el mejor piloto de nuestra actual parrilla.

El británico no tiene la mata de pelo de Antonio Giovinazzi pero no deja escapar oportunidades así como así, y ante una carrera que va a estar marcada por la reglamentaria única parada y por el declive de temperatura del asfalto, ha preferido resolver las cosas en clasificación, a lo grande.

Mañana parte en Yas Marina desde la pole con Max Verstappen por el exterior y los rossos inmediatamente detrás, pero algo me dice que puede suceder algo culpa de La Scuderia o del Maestro Armero, que lleve a Vettel a seguir buscando los límites del trazado, los suyos propios o los de los tifosi, como ha venido haciendo todo el fin de semana, con lo que habremos resuelto de qué hablar después de que la temporada haya terminado oficialmente.

Tampoco me hagáis demasiado caso, pero visto lo visto hace unas horas creo firmemente en lo que decía al inicio: la italiana tiene claro que el cuarto y quinto puesto en el Mundial son un buen premio como fin de fiesta y, en consonancia, dejará luchar a sus pilotos y ya que Charles sale tercero y Sebastian arranca desde la cuarta plaza, pues a saber si llegamos vivos a la curva 1. Eso sí, esta carrera no se le escapa a Hamilton porque tiene pinta de que el hexacampeón va a ir a fuego y sin hacer rehenes...

Os leo.

1 comentario:

Cao Wen dijo...

La retención de Vettel que ha dejado sin última vuelta a Lecrerc me ha parecido juego sucio. Luego que me digan que si el tráfico y tal, pero a mí me ha parecido eso. Para luego hacer una mierda y quedar por detrás de su compañero. Genio y figura...