viernes, 16 de julio de 2010

Buena gente


Estamos tan empapados de la cultura anglosajona del loser and winner, que a veces se nos olvida que hay gente que compite simplemente porque disfruta.

Hablo de Pedro muy de vez en cuando porque siempre he sabido sacar algo positivo de su actitud ante la vida y su forma de ser, y porque como piloto lo elegí tempranamente a Marc Gené, a quien he tildado demasiadas veces de soseras. Antes ya me había ocurrido con Adrián Campos y Luis Pérez Sala en beneficio del segundo, menos envarado a mi vista que el valenciano, y que conducía un Minardi infinitamente más bonito, el M189, que para colmo reprodujo Scalextric y nunca he llegado a tener.

Aunque todo esto forma parte de esas cosas de las que me arrepiento a toro pasado, porque sin querer la injusta forma de tasar a unos y a otros me ha impedido disfrutarlos como siento ahora que debería haber hecho, retomo el hilo, y es que el barcelonés que corre en Sauber, además de un tipo que me ha caído siempre de cine, fue el primer piloto español que me gustó realmente en pista, a lo que ayudó sin duda el haber entrado en la F1 sin pasar por Minardi (soy un idiota, lo reconozco; firmaría ahora mismo y con los ojos cerrados por levantar un monumento a Giancarlo a cuenta de todo lo bueno que nos ha dado a los españoles), pues lo hizo a bordo de un Arrows.

Decía al comienzo que la cultura anglosajona nos está volviendo lelos a la hora de valorar con mentalidad abierta lo que no deja de ser un simple deporte de élite, hasta el punto de que el retorno de Martínez de la Rosa ha generado algunas expectativas que sólo se creen los que las esgrimen en su demérito, porque lo cierto es que Pedro ha vuelto para reencontrase como piloto tras años y años de ver los toros desde la barrera siendo sombra de otros pilotos en McLaren (Kimi Raikkonen, Juancho Montoya, David Coulthard, Lewis Hamilton, Heikki Kovalainen y su compatriota Fernando Alonso).

Por ello creo sinceramente que ha medido muy bien sus pasos y que tiene perfecto derecho a seguir aspirando a un volante para el año que viene, o para cuando le dé la gana, porque lejos de esperar triunfos deslumbrantes lo que quiere es seguir corriendo, compitiendo, disfrutando haciendo lo que le gusta, en una palabra, y si puede ser en una escudería puntera, mejor que mejor.

No es un perdedor en los últimos metros de una prueba, como pretenden que lo veamos algunos, sino un piloto que ha sabido labrarse una carrera profesional bastante limpia y provechosa que a su vez le ha permitido comenzar a cumplir su sueño con 39 años, y afirmo esto bajo la perspectiva que ofrecen sus monumentales cabreos cuando las cosas se tuercen, porque sin duda es una buena señal de que aún se siente vivo, deportivamente hablando, y que es precisamente eso lo que a él le interesa.

Lo digo honestamente, ¿o es que alguien recuerda a Ralf Schumacher molesto porque cualquiera de sus coches lo dejaba tirado? Pues eso.

11 comentarios:

F-1 A.L.C. dijo...

muy bien! realmente ha sido un placer ver a uno de mis pilotos favoritos de regreso al asfalto, donde pertenece.

esa cultura anglosajona, esa verticalización del mérito, es muy dañina, y sobretodo inútil en un deporte tan complejo y lleno de variables como es la F1.

pedro lo está hacindo bien, es un pilotaso, y sobretodo está ahi cuando hay una fila de niños con lindos cheques en la manos listos para tomar su lugar. Peter Sauber no le está dando los apretones de mano que al Japonés, pero sin duda sabe que no es de kobayashis que está lleno el camino al sucesso

una otra cosa: si te fijas en el histórico del Suizo, tiene la costumbre de contratar un piloto por varios años, especialmente si se trata de uno experiente. no dejará ir al español tan pronto, puedo apostar en ello

Juan dijo...

Si fuera por lo bien que nos cae a todos (y por algo será), yo le deseo cinco mundiales, pero ni los conseguirá (el trabajo y la inteligencia están en horas bajas frente al talento y el riesgo) ni falta que le hace.
A finales de año o en el que viene estará regularmente en los puntos, eso seguro.

Orroe dijo...

Buenas tardes.

Luis ;) ¿Qué quieres que te diga si no te cambiaría ni una coma, compañero? ;)

Juan ;) Yo aspìro a que sea más feliz de lo que es ahora, y si eso conlleva puntos, pues mejor que mejor ;)

Un abrazo

Jose

luison222 dijo...

Orroe,

Hoy has hecho una entrada facil ;-)

Pedro, además de ser un fenomenal piloto es una grandísima persona, se le ve buena gente, profesional, honrado y dudo mucho que haya alguien que pueda tener una opinión negativa de él. No creo que haya piloto alguno que genere más unanimidad que Pedro.

Una verdadera lástima que no podamos gozar con el los podios debido al coche con el que le ha tocado lidiar, pero como bien apuntáis, mientras el se divierta y vuelva a sentirse piloto, nosotros contentos. Yo personalmente, con ver cada día de Gran Premio su nombre en la parrilla ya me quedo contento y esbozo una sonrisa :-)

Saludos

Midori dijo...

Bueno...
En mi humilde opinión, Pedro es un tío majete, bonachón, currante y hasta políticamente correcto. Yo, además de un coche fetén, le pondría unas gotitas de mordiente a lo Alonso, un poquito de mala leche a lo quince podios, cuatro gotas de flor silvestre como la flor en el culo que lleva Button, y una esencia de rabia de frigodedo Vettel...agitar y servir en plato frío...como la venganza XDDD.
Slds
PD:
Ah! y en vez de a Reyes... a la Michibata -ja,ja,ja,ja-

pro_magicalonso dijo...

Pedro me cae genial y me encanta que este corriendo, aunque me da pena que no está teniendo nada de suerte, ojala que le cambie pronto para bien y logre terminar en la zona de puntos que es lo que él quiere.
Y ojala que tenga asiento para el año que viene también.
Saludos

Orroe dijo...

Buenas tardes.

Luison222 ;) XDDDDDD Sí, apostar por Pedro es hacerlo con garantías, pero me apetecía sacarlo a pesar de que el domingo pasado lo empitonaran de mala manera :P

Midori ;) Lo cambiarías por completo, y me explico: el Pedro que pides ya estuvo sobre la pista sustituyendo a Juan Pablo Montoya, el de ahora está disfrutando sin más, y por ello mismo puede tener todo eso que dices, y además una pizca del De la Rosa irrepetible que hemos visto en contadas ocasiones y existe ;)

Pro Magic ;) De momento Sauber parece que ha mejorado, y quedan 9 carreras, así que seremos también optimistas ;)

Un abrazote

Jose

J-CAR dijo...

XDDDDDD ¡Que se tiente las ropas Michael! ¡Pronto verá los dos Sauber por delante!
¡Saludos al anfitrión y a los PDLRistas!

Orroe dijo...

Buenas tardes.

J-Car ;) Yo diría que sí, Pedro ya lo hizo en 2006 XDDDDDDD

Un abrazote

Jose

Tadeo dijo...

Buenas tardes

Me encantaría darte la razón porque me parece una excelente persona.

Pero creo que si límite no está mucho más allá de lo que vemos.

Ojala me dediques una entrada desmintiendo mi opinión y poniendo a PDLR en el podio, me haría muy feliz.

En quién tengo más confianza es en Alguer, ahí creo que tenemos piloto para años.

Un abrazo

Orroe dijo...

Buenas tardes.

Tadeo ;) Precisamente que Pedro corra porque le apetece hacerlo es una garantía de que puede llegar alto, porque no tiene presión ;) De todas formas, como el barcelonés bese podio te juro que te dedico la entrada XDDDDDD Y sobre Jaime, aunque le dedicaré una entrada estos días y me extenderé un poco, sólo cabe decir que está mejor amueblado que muchos de los que corren en la parrilla :)

Un abrazote

Jose