lunes, 19 de julio de 2010

El aprendiz de brujo


La mitad de la temporada suele suponer un momento en que para algunas escuderías comienza a ser más rentable empezar a pensar en la próxima sesión que atarse lo machos para defender la corriente. Pura lógica económica, en una época, la nuestra, en que las lavadoras ya no duran veinte años como antaño, sino seis a lo sumo, y en la que como se te estropee el aparato es mucho más sencillo tirarlo a la basura y comprar uno nuevo que buscar quién te lo arregle a precio módico.

Dicen los que entienden que el ritmo de los acontecimientos y la deriva paranoica del mercado corre a cuenta del consumidor, de sus anhelos y preferencias, pero nunca lo he creído, como tampoco creo en esta F1 que nos han ido dejando Mosley y Ecclestone, seguramente porque así la deseábamos los aficionados, ¡hay que joderse!

Comentaba más arriba que me gustaría tener la edad que tiene Alguersuari, y si fuese posible, por delante, un mundo de ilusiones parecido al suyo, cuando las que me quedan sobreviven como pueden. Y es que le envidio, sí, ¡como para no hacerlo!, y me revienta que comiencen a surgir voces a su alrededor que afirman ahora no verle asentado y consistente como hace un puñado de carreras, pasando por alto que con el Toro Rosso que conduce es imposible hacer otra cosa, porque navega por los asfaltos del Señor disfrutando de un tiempo de descuento improrrogable, ya que sencillamente el presupuesto anual se ha consumido y la cosa no da para más.

Y en el fondo todo esto me hace gracia, lo admito, porque como pueblo llano tendemos a quejarnos de la mediocridad que nos rodea como si nos viniera impuesta, cuando lo que ocurre es que no tenemos paciencia para confiar en las circunstancias o personas que merecen la pena pero que necesitan tiempo para dar de sí todo lo que llevan dentro, de manera que por un quítame allá esas pajas lo mismo despellejamos a Fernando que jubilamos precipitadamente a Pedro o sembramos de dudas el camino de Jaime… ¿Quién coño es nuestro ídolo perfecto? ¿No vemos que los mediocres somos nosotros y así tenemos lo que tenemos?

Nos ganan, Charly, nos ganan, porque los británicos saben cuidar a sus héroes desde los cimientos, y los adornan con espumas anacaradas y los miman hasta que los destierran o los encumbran, como hacemos nosotros, sí, pero sin cobrarles en vida el duro peaje de la duda. Y de esta manera, Robin Hood, aunque ladrón, siempre será más conocido y venerado que nuestro Cid Campeador, todo un caballero y señor, ya que al nuestro lo hemos empapelado entre sombras de traiciones y delaciones porque a gilipollas no nos gana nadie.

Me pregunto qué sería de nuestra joven promesa sin en vez de llamarse Jaime o Jaume, como su padre, se llamara James, o Stefan, que los bárbaros del norte no se han quedado a la zaga en cuanto a la defensa de sus nuevos valores se refiere. ¿Qué sería de él si en vez de haber nacido en Barcelona lo hubiese hecho en Nottingham o Sttutgart?

Pues sí, ocurriría que en vez de mostrase agoreros como con nuestro compatriota, los mismos que le están metiendo una presión innecesaria a Alguersuari en unos momentos en que no ha lugar, estarían pidiendo un poco de paciencia, como hicieron con Sebastian Vettel durante su primer año en F1, antes de que triunfara con el viento de popa en Monza.

El chaval necesita tiempo, tiempo, tiempo... tiempo, y nuestra confianza.

13 comentarios:

silvo dijo...

Jaime es un muy buen piloto y con tiempo lo demostrará,no comenzó a correr ayer ni fue poe su cara bonita que llegó al programa Red Bull, saludos

Felipe Reyes dijo...

Grande, Orroe. No nos damos cuenta de lo sencillo que es perder la perspectiva. Jaime ya ha hecho lo que le exigíamos demostrando lo que vale. Tienes toda la razón.

Felipe.

Tadeo dijo...

"¿No vemos que los mediocres somos nosotros y así tenemos lo que tenemos?"

Nada más que decir, una lección de humildad que a todos nos falta

Un abrazo

Lola dijo...

Estamos en un país extraño, capaz de lo mejor y de lo peor, y una de estas últimas cosas es precisamente la forma en la que tratamos a nuestros "héroes", que es, básicamente, a palos día sí, día también, según el momento y la circunstancia.
Me parece, en mi modesta opinión, que la causa de todo esto ya la hemos mencionado mucho en este blog, pero tú aportas algo en lo que no había pensado, y es que nuestra propia mediocridad nos hace esperar de otros lo inalcanzable por nosotros mismos. Esas frustraciones que todos tenemos las pagamos con los que están en un escaparate público, aunque, además, está el factor envidia, que no podemos olvidar.

Un sociólogo se frotaría las manos con todo esto, quizás alguno británico.

cavallino dijo...

Mi confianza la tiene. Para mí es un piloto elegante y con un gran potencial.

Y con unos cinco añitos más igual hasta le hace competencia a Button.

Es broooooma XDDDDDDDDDD

¡Saludos y feliz noche!

Anónimo dijo...

Te leo todos los días pero hoy tengo que hablar: ¡eres la ostia! Pasión, datos, lógica, equilibrio, coherencia, sentido del humor y retranca. ¡Una pasada y con un buen leer que acojona! ¿Te cansarás, no te cansarás? Apuesto a que te pasa como a Pedro ¡ja,ja,ja,ja!

Ignasi dijo...

Jaime es el recambio a Fernando, y en su plan, guerrero. Pedro es más poeta. Me ha gustado lo que has dicho del Cid. Menos mal que a nadie se le ha ocurrido que pudo tirarse a su cuñada, porque así habría sido un cornudo además. En principio es tan ficticio como Hood, pero a pesar de tener peores ingredientes no le llega a la altura de los zapatos al héroe sajón, y la culpa es de nuestras gilipolleces, como dices.

Salu2

Ignasi

F-1 A.L.C. dijo...

compañero orroe, lo que acabas de decir (decir con los dedos, claro) puede aplicarse perfectamente a latinoamérica. coincidencia? sangre? o somos los mejores alumnos de la madre patria...

si necesitamos de heroes y mitos, es para vernos reflejados en ellos, en la inocencia de gené, el descalabro de Pedro, el descaso de Jaime, o en la gloria bicampeona de Fernando? depende de que desayunaste hoy por la mañana

Hiarbas dijo...

Jaime estaba el año pasado en el burladero, cuando de un empujon lo echaron al ruedo, al lidiar con el Toro Rosso. Lo supero.

Este año, esta toreando en distintas plazas, y aunque no ha salido a hombros, ha cortado alguna oreja, y recibido ovaciones. Asi que esta justificada su renovacion por otra temporada mas.

Espero que con la tranquilidad de la renovacion, siga en la buena linea, y sus jefes no pongan su asiento en venta, como al principio de esta temporada.

Un saludo.

winarthez dijo...

Siendo como es el programa de jóvenes pilotos de Red Bull, que te obliga a, además de ser rápido, a serlo en el día D y en la hora H, cualquiera que opine que Alguersuari no vale para estar en la F1, ya se está retratando. No todos los pilotos son Fernando Alonso. Posiblemente tardaremos mucho en ver a un piloto igual, y mucho más en España, pero como tú muy bien has dicho, "a gilipollas no nos gana nadie". Y ya sabemos que a envidiosos tampoco tenemos rival.

Un saludo

Orroe dijo...

Buenos días a todos.

Silvo ;) Tiene buenos mimbres, por eso pedía ayer un poco de paciencia con él, porque seguro que nos la devuelve con podios ;)

Felipe ;) Es que este es un deporte de coches y equipos también, y cargar sobre los hombros del piloto todos los resultados es pelín injusto :P

Tadeo ;) Es una verdad como un puño que deberíamos llevar tatuada para que no se nos olvide ;)

Lola ;) Nos falta confianza como país, en lo político, en lo social y por supuesto en lo deportivo, así que sentimos la necesidad de mirarnos fuera y así nos va, porque allí acostumbran a cerrar filas incluso con los pedruscos XDDDDDDD

Cavallino ;) ¿Qué ojazos, eh? XDDDDDDDDDDDDDDD

Anónimo ;) Se agradecen los elogios, pero hay que repartir, porque los comentarios a mis entradas se las traen XDDDDDDD Y sí, me pasa un poco como a Pedro, que estoy aquí porque disfruto XDDDDDDDD

Ignasi ;) Bienvenido. No me cansaré de decirlo: está bien hecho por dentro, y quien no lo vea es un perfecto mamonazo. Y mira que a principio de temporada también le exigí mayor implicación, y la está poniendo, pero me temo que con el Toro Rosso no va a haber mucho más que decir, y ojalá me equivoque :P

Luis ;) Yo creo que os hemos pasado la desconfianza eterna, la peor de todas :P Y me alegro de que menciones a Marc, porque mira tú qué cosas, incluso a mí se me había olvidado en mis reivindicaciones :P

Hiarbas ;) Yo también espero que le dejen reposar un poco para que pueda volver a la carga en cuanto la ocasión lo permita ;)

Winarthez ;) ¡Ay la envidia nacional! XDDDDDDDDDDDDD ¡Esa sí que merecería una biblia completa XDDDDDDDDDDDDDDDDD

Un abrazote

Jose

J-CAR dijo...

¡Muy bueno! Y bien cierto es que hay que mirar las cosas con perspectiva.
Por ejemplo, si te llamas Jenson y entras a la F1 con un 3º en la F3 británica. Entonces no importa que te sustituyan en Williams por el prometedor novato “The One”, y poco después en Renault por el prometedor novato Fernando. No importa si tienes detrás de ti a toda la prensa inglesa diciendo que para joven prometedor Jenson, que el viejo Frank debería retirarse y dejar que otros tomaran las decisiones si no quiere arruinarse, y que gracias a las absurdas decisiones de Flavio Renault se-está-yendo-de-la-F1 pero-ya-mismo-que-lo-sé-de-buena-tinta. Que “The One” está loco y Fernando es lento, brusco y rompecoches.
En cambio si te llamas Jaime y entras a la F1 como el campeón más joven de la F3 británica hay que cuestionar tu rendimiento desde el primer día sin tener en cuenta nada más. Unos porque se habrán sentido humillados en su casa y porque les has cerrado las puertas a sus nuevos “jóvenes-prometedores”. Otros porque te has ido a demostrar tu valía a otros chiringuitos F3, despreciando el suyo como aperitivo para picar de vez en cuando, … o por que quieran saldar alguna supuesta cuenta pendiente con papá Jaime. (Creo que la envidia nacional es aquí más concreta.)
Además que, viendo las poles de sus primos de RBR, tu coche debe ser la hostia… que con el dinero de las gaseosas atómicas no será para menos.
Preparando Mónaco en el simulador con el STR le dijeron a Jaime: nos queda algo de tiempo, espera un momento, vas a probar con el RBR. Se sacó un segundo a sí mismo y estaba casi en los tiempos de “Der Seb” y de Marc.
¡Saludos al anfitrión y a los invitados!

Orroe dijo...

Buenas noches.

J-Car ;) Conocía la anécdota del simulador con el RB6, pero ahora que la he vuelto a palpar tras leerte sólo me queda reiterar que somos un país de gilipollas, y que gracias a Dios, la generación de deportistas que tenemos, desde Fernando hasta Pulguita en motor, pasando por Rafa en tenis, por Pau, Verdasco, Contador, Dani, Jorge y los de las motos, la selección española, etcétera, etcétera, y una afición que los mira y empieza a verse reflejada en todos ellos con la cabeza bien alta, me permite seguir manteniendo la esperanza de que podemos cambiar este puñetero mundo miope y cortoplacista que nos rodea ;) ¿Quién dijo miedo? XDDDDD

Jaime es la muestra, y estoy seguro de que para cuando llegue a disponer de un coche como Dios manda, estaremos para protegerlo con lo aprendido durante los años de penuria patria :P

Un abrazote

Jose