miércoles, 26 de septiembre de 2018

Ferrari se refuerza


Sin lugar a dudas, supone una estupenda noticia que Antonio Giovinazzi haga pareja junto a Kimi Raikkonen sobre los Alfa Romeo Sauber de 2019, aunque, en el fondo, la situación certifique la trayectoria de nuestro deporte: dos equipos fuertes el año que viene, a cuyo alrededor encontramos una serie de satélites, y más allá, la nada.

La situación no parece halagüeña y, además, da muestras de disponer de inercia suficiente como para prolongarse en el tiempo.

La apuesta de Red Bull por Honda y la perspectiva de alcanzar resultados no antes de 2020, sitúa a la austriaca en el tercer puesto en la posible lucha por los títulos venideros. El caso de McLaren, salvando las distancias, es bastante similar —Zak Brawn anunció en verano que las buenas noticias llegarían a partir de los dos años, es decir, a partir de 2020—. Y el de Renault, pues ya sabéis lo que opino sobre la de Enstone: como la cosa de Ricciardo no funcione más pronto que tarde, a lo peor Carlos Ghosn cierra el grifo...

No me enredo. 2019 y 2020 tienen toda la pinta de ser una mano a mano entre Mercedes AMG y Ferrari, prácticamente como viene siendo desde 2017, con el aliciente (¿?) de una serie de escuderías —poquitas, tampoco exageremos— que disputarán los campeonatos a su sombra mientras quitan el poco aire que les queda a las restantes, porque esto va de dinero, no lo olvidemos.

Y bien Alfa Romeo Sauber está precisamente en este peldaño, en el de los clientes preferentes que no son otra cosa que una sombra alargada de las escuadras oficiales.

Entiendo en este punto lo que nos gustan los eufemismos y cómo abusamos de ellos, pero como insinuábamos el otro día [Embajador Ericsson], el círculo que convierte al de Hinwil en el equipo B de Ferrari se ha estrechado tanto que casi sería más apropiado decir que Kimi y Antonio van a reforzar la estructura en pista de Maranello, eso sí, conduciendo para una escudería en apariencia diferente.

Os leo.

3 comentarios:

Elin Fernandez dijo...

Al igual que Red Bull, Ferrari ya tiene oficialmente un Toro Rosso pero en uno de sus bólidos un experimentadísimo piloto y campeón del mundo.

Alberto GALINDO ANDRETTI dijo...

La idea por parte de Liberty Media no ha sido diferente a las que tenía Ecclestone, "nivelar o emparejar" la competencia entre todas las escuderías, si bien, es increíble que Red Bull tenga un mayor rendimiento que su proveedor de motor. Por otra parte, la descripción de los equipos "satélite" ha sido perfecta.
Ha sido frustrante haber tenido temporadas donde ya no hay nada mas que pelear, esperemos por el bien del espectaculo que las escuderías avancen tecnológicamente y económicamente ( que va de la mano) para poder pelear realmente por el campeonato.
Un fuerte abrazo José !

pocascanas dijo...

Quiero ver a Kimi el año que viene dejando pasar a Vettel, como han hecho los pilotos de Toro Rosso...
Honestamente no lo creo, pero esperemos a que se crucen en pista.