domingo, 30 de septiembre de 2018

Terraplanismo [VII]


El fandom tiene como peculiaridad que no suele responsabilizarse de los resultados después de haber intentado por todos los medios acomodar la realidad a sus intereses. Esto siempre ha sido así, pero el año que viene ya le pueden ir dando a la Fórmula 1 si continúa Antonio Lobato, por ejemplo. Esto siempre ha sido así, pero existen infinidad de categorías del automovilismo donde pasarlo mejor, etcétera...

La crítica a nuestro deporte estaba mal vista mientras andaba en ella Fernando Alonso. El alonsismo lo impregnaba todo. El alonsismo no nos dejaba gozar. El alonsismo resultaba fanático y profundamente envidioso; el alonsismo patatín patatán. Pero el asturiano no estará en 2019, y lejos de formularse a futuro un escenario donde dar rienda suelta a todo eso que nos han impedido disfrutar, el terraplanismo responde quejándose más y más fuerte: no se han hecho bien las cosas, se ha perdido una fabulosa oportunidad, parece mentira que en 2018 la gente siga pensando esto o aquello o lo de más allá...

¿Dónde ha estado esta peña? Pues quejándose del alonsismo, de sus profetas, de lo pernicioso que resultaba Lobato o de la pobre cultura del motorsport que hay en España, pero eso sí, sin poner un maldito ladrillo para cambiar las cosas, que eso siempre ha resultado muy cansado.

Y llega Paco con la rebaja el año que viene y aunque yo diría que hay un cierto pánico en el ambiente, entretanto seguimos con el mantra del esto ha sido invariablemente así mientras cada cuál se busca su correspondiente paraguas, porque, admitámoslo, va a tener infinita menos gracia autoafirmarse como apasionado de todo esto, o seguidor de Hamilton o Vettel, sin el alonsismo y Lobato enfrente. 

Éste es el matiz: con Alonso todo tenía sentido, sin él, está por ver que lo tenga para los terraplanistas que han crecido y se han crecido en la oposición a la esfericidad de la Fórmula 1. 

Además, ahora alaban al de Oviedo desde esos ámbitos que hasta hace cuatro días sabían más de automovilismo que todos los españolitos juntos. Y para colmo, desde el seno de nuestra actividad ya se critica abiertamente a Vettel o se admite que nuestro deporte deja mucho que desear como cúspide de la competición sobre cuatro ruedas. ¿Malos tiempos? Hombre, yo no llegaría a tanto porque el fandom siempre tiene recursos para convertir en victorias sus derrotas. Queda reescribir la historia, por ejemplo, o solicitarle a Disney que retire El último Jedi de la saga oficial de Star Wars. Todo sea por seguir conciliando el sueño creyendo que la Tierra es plana, como Dios manda y porque esto siempre ha sido así.

Os leo.

4 comentarios:

Antonio L. dijo...

Tres pecados y dos campeonatos

Un joven piloto que ha llegado "ahora mismo" a la F1, se atreve a destronar a un gigante agigantado por la prensa especialista de la F1 con un coche con las mismas prestaciones o que la del gran campeón. Lo derrota dos veces seguidas en el cómputo final de dos campeonatos y en uno de ellos con todo en contra por que a "los poderosos del cotarro" los puso en evidencia al señalar las "vergüenzas de estos impresentables". Su segundo pecado

Cometió un primer pecado en su primer campeonato (desde el punto de vista de loe "entendidos"), no agradecer a "todo quisqui" lo buenos que habían sido con él los que ¿le habían dado su apoyo, dinero y alabanzas?................. ÉL se acordó de su familia y en concreto de su Abuela porque eran los que verdaderamente le habían apoyado en los momentos malo de verdad.

Uno de los equipos más poderos en ese momento, lo tienta y le hace creer que él sería su nuevo mesias, pero en secreto este mismo equipo le estaba preparando la trampa del OSO.............. Menudo abrazo que le dieron, lo dejaron tocado y casi hundido pero en vez de agachar las orejas y decir "Si Buana...." él se atrevió a dejarlos, a ellos, los más guais y los más de lo más del mundo entero. Tercer pecado

Menuda condena y penitencia que le iban a imponer los "poderoso del cotarro", se iba a enterar este "niño" de lo que vale no seguir las reglas establecidas.

A un poderoso en esos momentos venido a menos, no le quedó otra que contratar al "revoltoso". Un primer año de idilio que salió rana por que a los jefes les entró el miedo escénico y en el último momento fueron "amarrateguis". Ay................ que contentos estaban los poderoso del cotarro" por fin empezaban a saborear su venganza.

Encumbraremos a ese chaval del equipo de las "bebidas esquizofrénicas" que nos ayudó a levantar el campeonato de Rallys que estaba en la UVI y así matamos dos pájaros de un tiro, al "que nos pone en evidencia" y a los de "colorao" que estaban muy subidos de tono últimamente.

Luchó contra molinos de viento pero si el "caballo" es un "asno" pues que os voy a decir, ni el mejor de lo mejor podría conseguir el milagro..........o sí, faltó que "los poderosos del cotarro" aplicaran sus normas en la última carrera de un campeonato milagroso para el "ya no tan joven genio de los coches".

Cambio de reglas, una nueva oportunidad, pero ni con esas con otro "asno" bajo su culete imposible que andara lo que sus "jefes" decían que iba a andar. ¿Que hacemos? pensaron estos genios.........pues vamos a demonizar al genio que todos quieren destruir y así nos darán una nueva oportunidad de ganar el torneo de las vanidades. Oye....... y si de paso contratamos al "niño mimado" de los poderosos para que nos dejen hacer nuestra cosas...... Atención tropa vamos al ataque que ya tenemos más que amortizado al GENIO.

Y a partir de este momento, al GENIO le prepararon "los poderosos" una nueva trampa y al cabo de cuatro años Fernando Alonso Díaz ha dicho BASTA.

Un Alonsista desde el corazón.

Anónimo dijo...

Antonio a lo que haz dicho Amén, no hay más que agregar. La vida no es justa, es lo que es.
Los que vemos y disfrutamos de este ¿deporte? desde hace muchos años, sabemos que Alonso es el mejor por lejos de esta camada de pilotos y posiblemente de las venideras.
Se enfrentó al establishment y no pudo con él, era una lucha muy desigual. Aún así les costó y mucho, doblegarlo
Nosotros lo sabemos y este sitio es el mejor lugar para decirlo. Un abrazo a José también, el hacedor de este templo del saber.

Anónimo dijo...

No le han doblegado. Nada de eso. Sigue siendo el mismo irreverente, que les sale al paso y le cuenta al mundo que se va, porque hay desafíos más grandes. En sus putas caras.

Y ojito con los líderes formadores de opinión. Que te descuidas, y te envenenan a las audiencias. Luego estás van y preguntan cómo sintonizar la Indy. Ojito.

Yo digo que, más allá de lo que diga, volverá a la F1 si le apetece, a la mínima oportunidad. Sé que es un mentirosillo de caca, como dice el anfitrión, jajaja!

Elin Fernandez dijo...

Mil aplausos...