martes, 10 de abril de 2018

¡Oh, qué lástima!


Os tengo dicho que, a lo peor, el supuesto nivelazo informativo que se gastan los especialistas deportivos de allende nuestras fronteras, ni es tan distinto ni por supuesto mejor que el que gastamos dentro. Estos días, por ejemplo, estamos visualizando de nuevo cómo juega al frontón la prensa británica y cómo crea sus noticiones y de qué pelaje los viste. 

Si antes ya era simple el mecanismo que utilizaban: suelto cosita que se me ocurre que recoge y publica un colega no avisado de otro país y yo la pillo a la vuelta con enlace y todo, y of course!, bien vestida de veracidad para poco espabilados; ahora resulta que tenemos tanto imbécil por centímetro cuadrado que los poco espabilados también escriben en diarios y portales, acarreando con ello que la rutina se haya vuelto pelín más simple y a la vez más perversa, ya que a los british les basta con escarbar en el lodo español para dar carta de naturaleza a sus chorradas y casi sin despeinarse.

No pongo nombres ni doy señales por razones obvias —vamos, que ni un clic—, pero si en la casquería informativa la cosa está que pone los pelos de punta, arriba tampoco está mejor, que es donde quería llegar yo.

Leo gracias a Conny a Martin Brundle escribiendo para SpeedWeek y no salgo de mi asombro del nivelazo que se gasta el comunicador británico: «Kimi tut mir leid. Wegen der Safety-Car-Phase in Australien und des verpatzten Stopps in Bahrain ist er zum Wasserträger degradiert für den Rest der Saison. Vielleicht hat auch er einmal Glück in den kommenden Rennen» [Martin Brundle zu Ferrari: «Räikkönen tut mir leid»].

Venga, va, lo traducimos que así gano de paso unas líneas: «Lo siento por Kimi. Debido al Safety Car en Australia y la parada fallida en Bahrein, pierde importancia en el equipo para el resto de la temporada. Tal vez tendrá suerte en las próximas carreras...»

¿No os ponen tiernos estas cosas...? 

Don Mariano Rajoy no lo habría hecho mejor, sin duda: a Kimi le pasan cosas y es por estas cosas que le pasan que con 19 pruebas por delante ya no cuenta para La Scuderia. Que tenga suerte y tal, se la merece...

Kimi es el segundo de Sebastian en Ferrari y a pesar de ser el poleman y sacar casi cuatro segundos de ventaja a su compañero, fue sacrificado en Melbourne para ver si Mercedes AMG caía en la trampa y dejaba el camino expedito al alemán. Lo de Sakhir fue un marronazo en el que la peor parte se la llevo el bueno de Francisco Cigarini, mecánico. Brundle no puede haber firmado esa frase de más arriba porque es totalmente estúpida amén de falaz.

Desde luego no le voy a exigir lo mismo que a un profesional de la información, pero coño, ha sido piloto, es en la actualidad uno de los estandartes de Sky Sports y ya lleva sus añitos en esto. No es de recibo, que luego vienen los poco espabilados y le creen, escriben sus articulitos de mierda porque lo ha dicho Martin Brundle, los rescata la prensa británica y al final tenemos a un Kimi responsable de su destino cuando cualquiera con dos dedos de frente sabe que la película es bastante más compleja, no sé si nos entendemos.

Os leo.

3 comentarios:

enrique dijo...

Me gustaría ver a Kimi harto, desatado... Pero no creo que lo lleguemos a ver. En Melbourne sus palabras por radio eran de resignación. Me apena ver un piloto de su talento y que Ferrari no lo esté aprovechando.

Elin Fernandez dijo...

Todo le pasaba a Webber, todo le pasa a Kimi.
Repitan conmigo: "Todo le pasaba a Webber, todo le pasa a Kimi"

anonimo dijo...

"Follow the money"
Kimi le sale a Ferrari menos dinero que Seb, por lo cual es mas barato de sacrificar. Todo un desperdicio: Ha sabido sacar un campeonato con Ferrari (el último hasta hoy) cuando nadie daba un cobre por él.
O bien lo veremos abandonar la F1, como hizo en el pasado, desilusionado con Ferrari. O, de lo contrario, lo veremos tomando algún desafío que lo valorice, tal vez desarrollando un equipo menor.