miércoles, 25 de abril de 2018

Brackley expolia McLaren [20-05-2013]


Escribía hace relativamente poco que al gurú y al sacerdotito recién ordenado les resulta mucho más cómodo andar visitando las viejas gestas de nuestro deporte que molestarse en analizar el pasado reciente —plagado de claves para entender el presente, por cierto—, y esta mañana me apetece compartir con vosotros una vieja entrada que escribí para Diariomotor en mayo de 2013, cuyo título original era «Mercedes AMG culmina su expolio sobre McLaren», con la intención de que veamos juntos, que a veces, quien pasa por haber cometido errores ha sido simplemente llevado al matadero. Brawn, Bell y Lowe ya no están en Brackley, pero a McLaren le sigue costando salir del agujero.


Hoy se ha conocido que Paddy Lowe se incorporará el próximo 3 de junio al esquema de Mercedes AMG después de que hace unos meses su fichaje fuese anunciado a bombo y platillo por la escudería de Brackley, para ejercer a partir de 15 días escasos de Director Técnico Ejecutivo en el equipo de la estrella de tres puntas, en un cargo que viene a suponer un mano a mano con Ross Brawn.

Lowe, quien hasta finales del año pasado cumplía labores de Director Técnico en la de Woking, es un ingeniero con amplia experiencia que debido al anuncio de su traspaso se ha visto obligado a pasar los últimos meses en barbecho.

El asunto de fondo, siendo habitual entre las formaciones de la parrilla, no deja de suponer el último exponente de lo que parece ser un expolio en toda regla por parte de Mercedes AMG sobre el organigrama de McLaren, que se inició con el traspaso de Norbert Haug a la jefatura de la nueva aventura (cosa enteramente lógica, sea dicho de paso), el contrato de Lewis Hamilton (algo totalmente impensable, no nos engañemos), y ahora, como venimos diciendo, la reciente incorporación y elevación de cargo en responsabilidades de uno de los pilares de McLaren hasta hace bien poco.

Y lo cierto es que en apariencia, el fichaje de Paddy Lowe, amén de suponer la culminación del importante drenaje llevado a cabo por la escudería que lidera Ross Brawn sobre las filas de la que hasta hace poco era la punta de lanza de Mercedes-Benz en Fórmula 1, supone también la culminacion de la apuesta de Daimler por recobrar su nombre en la máxima expresión del automovilismo deportivo, aventura en la que no desmerecen en absoluto las adquisiciones de Aldo Costa (ex Ferrari), Geof Willis (ex Red Bull y HRT), y Bob Bell (ex Renault).

En este sentido, ante un escenario plagado de inopinados trasvases, sorprende la aparente e impostada sorpresa que ha mostrado Christian Wolff (Toto), responsable de Mercedes AMG, al responder al anuncio de que McLaren ha firmado una alianza con Honda a partir de 2015, afirmando que la pérdida de la de Woking como cliente supone un suceso desagradable

¿Qué quería Mercedes. Que McLaren se quedara de brazos cruzados? Llevamos tiempo diciéndolo, aquí mismo, en Diariomotor. La de Woking necesita aliados para encarar el futuro, y cabe quitarse el sombrero ante su arrojo y temple para enfrentarse a un periodo que sin duda resultará difícil y largo, pero que sin duda dará sus frutos una vez Mercedes-Benz haya dejado de interferir en su trayectoria a corto y medio plazo. Y es que hay que saber renunciar a determinados miembros con tal de asegurar la supervivencia del organismo al completo.

En este sentido, cabe decir que McLaren ha asumido el reto de enfrentarse al precipicio, mientras que Mercedes AMG sigue tirando de talonario para emular a una escudería que mal que le pese a la sede se Stuttgart, ha sobrevivido en Fórmula 1 casi 50 años.

No hay comentarios: