sábado, 7 de abril de 2018

Sólo la puntita


Está por ver en qué quedará la especificación especial de los neumáticos Pirelli para los Grandes Premios de España, Francia y Gran Bretaña, lo que queda manifiestamente clara es la sensación de tomadura de pelo que rodea el asunto, y no me vengáis con que de esto hay que saber mucho antes de ponerse a criticar.

A ver, es mucho confiar en que tenga suficiente calado la afirmación de que los asfaltos de Montmeló, Paul Ricard y Silvertone vayan a funcionar igual en primavera y verano, que el primero de ellos a finales de febrero y comienzo de marzo de este mismo año, vamos, que todavía estábamos en invierno. Si mal no recuerdo, incluso se había barajado cambiar España por Bahrein para 2019, precisamente, y entre otras cosas, porque los datos obtenidos sobre el comportamiento de las gomas podían acarrear algunas desviaciones en temporada, así que como decía aquél: ésta no cuela.

Por desgracia, sí tenemos constancia de un fenómeno que se dio en Barcelona que quedaría resuelto de raíz con la reducción del espesor de la banda de rodadura en casi medio centímetro: el blistering que sufrían fundamentalmente los coches de Brackley, y ésta si colaría, aunque aceptarla nos podría llevar a pensar que Pirelli se ha mostrado, de nuevo, incapaz de hacer unas gomas adecuadas para nuestra disciplina y que la FIA, consciente del asunto, ha consentido en un parche que inevitablemente va a beneficiar a unos integrantes de la parrilla en detrimento del resto, en tres, en dos o en una prueba, da lo mismo.

Ya escribí al respecto [A la sombra de un león] y vuelvo a reiterarme en mis palabras: un proveedor único no puede entrar en este tipo de juegos, ni con el amparo de la Federación ni sin él.

El desempeño de la milanesa es para los diez equipos que participan en el campeonato por igual, y si hay uno de ellos, o dos, que han trabajado peor el tema de las ruedas, en estricto sentido deberían apañarse o resolver inmediatamente sus respectivos problemas, porque en caso contrario nos metemos en la misma dinámica que afecta al Reglamento Deportivo: que siendo nominalmente el mismo para todos, según sean las necesidades del espectáculo guillotina a unos o dejar irse de rositas a otros.

Aceptaría este tipo de modificaciones con la temporada lanzada si por las mismas razones esgrimidas para quitar un centímetro al diámetro exterior de la rueda en los tres trazados citados, se incrementara en la misma cantidad en otros circuitos que lo requiriesen. Pero con unos neumáticos que ya empiezan a dar muestras de que duran más de lo que se presupone por su denominación, esto del ligero cambio que no afectará y casi es invisible, según palabras de Mario Isola, suena a lo que suena: a que una vez más nos están pidiendo permiso para meternos sólo la puntita aunque todos sepamos que luego viene lo demás.

Os leo.

1 comentario:

enrique dijo...

La semana pasada ya salió publicada una noticia acerca de que Mercedes le había pedido algo a Pirelli. Son viejos amigos, seguro que se entienden bien.