lunes, 9 de octubre de 2017

Estampida en el Serengueti [La Gran Guerra Ñu 2.0]


La verdad, no sé de dónde salen ni me interesa, pero no cabe duda de que son pesados como el puñetero plomo.

Ha sido que a Vettel se le torcieran las cosas en Suzuka y que los ñúes hagan cola en la farmacia solicitando Trankimazin para conciliar el sueño. Andan rabiosos, con Ferrari, con el destino, pero fundamentalmente con Alonso y sus seguidores. ¡Vaya cabronada, no! ¡Sebastian no era el mesías, no era el émulo de Michael Schumacher! ¡Fernando, de momento, eligió bien dejando atrás a la rossa...!

Produce una infinita ternura verles así: ahogándose en un vaso de agua, dando todo por perdido a falta de cuatro carreras. Da lo mismo que les digas que el alemán todavía tiene opciones, escasas, sí, pero opciones al fin y al cabo, pues por mucho que se empeñen en hacerse el harakiri esto sigue siendo Fórmula 1.

Tenían prisa por tener razón y da exactamente lo mismo que hayas escrito un montón de textos intentado explicar el por qué, el cómo y el cuándo, de un escenario que no ha cambiado un ápice desde que fue abandonado por el asturiano. Eres de naturaleza vengativa. Siempre guardas un as en la manga. Siempre estás esperando la oportunidad de repartir leña. Siempre eres el malo de la película. No mentes Bakú, no recuerdes Marina Bay, ni se te ocurra mencionar 2014 ni pronunciar el apellido Ricciardo. En definitiva: no hagas leña del árbol caído, de su árbol.

Acostumbrados a las victorias por goleada, al aplastamiento del rival y del propio compañero, los ñúes no entienden qué demonios pasa y lo que sucede es, lisa y llanamente, que Lewis Hamilton es la niña bonita del cuento como lo fue el de Heppenheim de 2010 a 2013 y a él le está tocando la parte amarga, como le tocó al de Oviedo en el mismo periodo de tiempo.

Bastaría que se miraran a la cara los ñúes pardos y los negros para que comprendiesen que forman parte de la misma familia.

Entiendo que es mucho pedir que alguien haga el esfuerzo y reflexione ahí dentro. Lo suyo en el interior calentito del rebaño es el estímulo irracional, la lucha cara a cara con los imposibles, la memoria inevitable de lo que se dijo en 2015 y toca tragar en estos instantes con cucharada de aceite de ricino. Al fin y al cabo, siempre hay a mano un santo varón que niega rotundamente lo sucedido en Interlgos 2012. ¿Banderas? ¿Ayudas entre compañeros de diferentes escuderías? ¡Eso no ha pasado, por Dios!

Según el refranero, no conviene mear a barlovento ni escupir al cielo, más que nada por si te mojas los pantalones o te cae en la cara el salivazo, pero de eso no saben los niños del prodigio, los que apostaron a Zipi o Zape con tal de llevar la contraria a la razón. Los herederos de Youtube y la música que lo mismo sirve para un vídeo de Senna que para la apertura de un Especial Cataluña en La Sexta. Lo suyo es echar espumarajos por la boca en cuanto alguien habla bien de un piloto español que siempre se equivoca pero, así y todo, continúa siendo considerado como el mejor conductor del mundo, el más capaz, el más completo.

¿Malas elecciones? ¡No jodamos, Nico! Nadie mejor que tú sabe lo que cuesta pasar de ser Britney a proclamarse Campeón del Mundo para que nadie acabe recordando tu nombre, que todavía me duelen tus lágrimas en Abu Dhabi. No des ventaja a quienes reparten las cartas marcadas o piensan que nuestro deporte consiste en ir de aquí para allá en el Serengueti...

En fin, la mejor muestra de lo enfermitos y perdidos que andan los ñúes, está en que ya han tirado la toalla a falta de cuatro pruebas, y eso que son los que entienden de Fórmula 1. ¡Nos ha jodido mayo con las flores! Antialonistas vale, pero indocumentados, como que no.

Os leo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Un peazo aplauso!.. xD

@_el14

Fleichié dijo...

Dos , maestro .

Rafael Valenzuela dijo...

Que pena que se fuera Nico.. Efectivamente tendríamos un super campeonato.. Que potra tiene Lewis leches.

Aficionando dijo...

Lewis se comporta, además, como si fuera el campeón vigente, cuando sólo fue segundo en una carrera de dos, como dijo aquel piloto de la Indy.
Pues yo creo que este año tampoco, Seb, aunque es casi seguro que este año, al menos, serás subcampeón.

winarthez dijo...

Lo mejor de todo es que si fuera Fernando el que estuviera donde está Vettel ahora, estarían cagados porque verían a Fernando aún con posibilidades de, por lo menos, poder plantar batalla, porque aunque no lo sepan, confían más en Fernando que en Sebastian o Lewis...

Fleichié dijo...

winarthez
Eso es evidente . Mercedes no ha tenido ningún miedo en ayudar a Ferrari . En cambio ¿a quién se niega a motorizar....por canguele del bueno?
A RedBull y a McLaren . Los únicos personajes , y los mejores , a los que de verdad temen Niki y Toto son Alonso y Adrian Newey .