lunes, 23 de octubre de 2017

La primera campana


Podemos estar de acuerdo o no, pensar que dos cambios de reglamento mediante (2014 y 2017), la Fórmula 1 sigue metida en el mismo atolladero que el deporte trató de dejar atrás hace ya cuatro años, cuando el apabullante dominio de Red Bull ponía en riesgo el espectáculo, lo que no se puede negar es que Mercedes AMG es, de nuevo, la escudería más sólida de la parrilla y por cuarto año consecutivo.

Existen muchas razones para explicar este curioso fenómeno y las iremos desgranando en los próximos días, aunque de momento podemos decir que ya nos es posible dormir tranquilos: Brackley es la titular del Mundial de Constructores.

La cosa era numérica, tampoco vamos a engañarnos. Ferrari había perdido allá como en verano toda posibilidad de disputar el Mundial de Marcas a su principal contrincante. Faltaba encajar las cifras, obviamente, y ayer terminaron de hacerlo en tierras texanas.

Ya no hay más pescado, al menos en este apartado. La anglo-germana daba un sonoro campanazo en el Gran Premio de los USA y casi podemos asegurar que por incomparecencia del rival, ya que si otras temporadas la cosa estaba mucho más clara en esto de la competencia inter pares, Ferrari, en 2017, ha hecho lo indecible por brindar la victoria a su enemiga del alma. 

Un Kimi Raikkonen infrautilizado durante las primeras carreras, una insolvente capacidad de reacción en primavera, Bakú, la pérdida de toda ventaja en verano y el posterior rosario de despropósitos habidos entre Monza a Suzuka... Y pare usted de contar, que decía aquél. En el COTA había que estar y Maranello sólo estuvo presente en las primeras vueltas, y a medias, ya que a mi modo de ver la estrategia con Vettel fue de juzgado de guardia y Iceman pagaba en exceso la mala clasificación del sábado, aunque al término de la prueba Charlie Whiting vino a maquillar el asunto sancionando a Max Verstappen de manera tan injusta como desproporcionada.

Sea como fuere, Mercedes AMG es campeona del mundo porque ha hecho las cosas sensiblemente mejor a lo largo y ancho de toda la sesión. 

Resueltos los problemas iniciales, el W08 ha ido ganando solvencia conforme se disputaban las pruebas. Las mejoras implementadas en el Gran Premio de España surtieron efecto. Lewis ganaba seguridad y confianza [Construyendo a Hamilton] y esta ha sido la principal ventaja para la estrella de tres puntas desde el Gran Premio de Bélgica hasta aquí: Brackley asustaba y Ferrari se ha dejado asustar.

Siguiendo el guión, todo indica que el piloto de Tewin se coronará Campeón del Mundo en el Hermanos Rodríguez. No existe margen para que la italiana reaccione. Lo que vimos ayer en Austin va a ser muy similar a lo que veremos este próximo fin de semana en México DF, con el agravante de que estoy convencido de que en las tres carreras que faltan vamos a ver un Valtteri Bottas mucho más incisivo... Su lucha por el subcampeonato comienza en unos días.

Os leo.

7 comentarios:

Cao Wen dijo...

¿Confías en Bottas? Porque en las últimas carreras le veo diluirse cada vez con mayor precipitación.

keskusracing dijo...

Este año no ha sido como el anterior, Ferrari ha dado mucha más guerra y espectáculo, pero de cara a la historia, nunca lo parecerá, con el título ganado con 4 carreras y el de pilotos previsiblemente con 3 carreras.
En cualquier caso hay que reconocer que Hamilton es el dominador quiza menos aburrido (comparado con Schumi y Vettel), maquillando los truños de temporadas con altibajos y fotos con personalidades en el podio como Bolt ayer. Esperemos que en 2018 los equipos con motores Renault estén ahí y podamos ver algo más interesante

enrique dijo...

Me resulta todo tan artificial. Josete, si todo el mundo coincidio en que la etapa tan apabullante, de Schumacher en Ferrari fue mala para el espectáculo, por que la FIA repite esos errores?

Novero dijo...

Creo que respecto a lo de Verstappen sería interesante que hablar de que se pueda ir más rápido por fuera de la pista que por dentro. Lo que diga el reglamento o su inconsistente aplicación sería un debate absurdo si los límites de pista sirvieran para algo.

enrique dijo...

A mi lo que me sorprende no es la sanción a Max, que está bien sancionado; lo que me enerva es que sólo se sancionase a Max. Si al primero que se salta se le sanciona, se acabó el problema. En esto no caben las medias tintas.

Cesar Dosil dijo...

El tema es el siguiente: Mercedes no tiene un rival que se le acerque hoy por hoy. Ferrari tiene que hacer un muy buen coche o cambiar de pilotos. No se puede atacar a un todopoderoso Mercedes con un Hamilton TOP sin pilotos que estén a la altura.No paro de pensar hasta donde podría haber llegado este Ferrari con los pilotos de Red Bull sin ir mas lejos.
Este monopolio solo lo podrá parar una evolución de la U.P Renault (que daría un plus a Red Bull, McLaren y el propio Renault) o un supercoche de Manarello visto que los pilotos no cambian.
Rezo por que algo de esto pase y tener mas espectaculo en 2018.

Cesar Dosil dijo...

Solo podrá acabar el monopolio de los alemanes un supercoche de Manarello ( visto que los pilotos no cambian en 2018) o un salto de calidad de el motor Renault (que daría alas a Red Bull, McLaren y el propio Renault).
Me gustaría saber como estaría el campeonato si Ferrari tendría la pareja de pilotos de Red Bull por ejemplo.