martes, 31 de octubre de 2017

Arsénico por compasión


Si tenéis oportunidad de verla no la desaprovechéis, es pecado. La cinta la firma Frank Capra y la protagoniza Cary Grant junto a un elenco de actores de los de antes, para que nos entendamos. Fue estrenada cuando la II Guerra Mundial aún no había terminado y por uno de esos azares que tiene el destino, la traducción al español del título original (Arsenic and Old Lace) hizo que resultara mucho más atractivo: Arsénico por compasión, y con dos cogieron, añado yo.

Grant siempre se sintió orgulloso del trabajo que desempeñó en esta comedia. Hay quien dice que junto a North by Northwest (Con la muerte en los talones) y Bringing up Baby (La fiera de mi niña) supone una de sus mejores interpretaciones. En todo caso, esta tarde no pretendo hablar de la carrera profesional del actor británico sino del penoso epílogo que está poniendo Felipe Massa a la suya.

Arsénico por compasión me parece que viene al pelo aquí porque su argumento va sobre una pareja de recién casados que deciden visitar a unas tías ancianas y adorables... que a la postre resultan ser, también, dos entrañables asesinas.

Independientemente de lo políticamente incorrectos que resultaban los creadores y público de entonces (la obra teatral de la que parte la película es de Joseph Kesserling y fue un éxito, como el trabajo de Capra), cosa que me maravilla viendo cómo estamos en la actualidad, obviamente no estoy pidiendo que se concierte una cita entre mi Felipe y tía Abby y tía Martha, ¡hasta ahí podíamos llegar!, pero sí confieso que me anima un cierto ánimo compasivo hacia el paulista, que me lleva a solicitar a quien corresponda que acabemos con esto de la manera que sea, y a poder ser ya.

Si no es muy normal que mi Felipe no haya sido capaz en 18 pruebas de superar a Lance Stroll en la tabla de pilotos, a pesar de que el canadiense está sacando astillas a los réditos conseguidos con su tercer puesto en Azerbaiyán, resulta todavía más bochornoso el empeño que tiene en hacerse valer sobre la pista (es un decir) cuando no hace puñetera falta ya que desgraciadamente nos sobran chicanes móviles en la parrilla.

Entiendo que nos vamos a Brasil y que siendo México la carrera previa, Massa aproveche para ponerse un poco las pilas en el Hermanos Rodríguez por aquello de llegar entonado a Interlagos... Pero me pregunto: ¿pa'qué, Felipe. Pa'qué si te haces daño?

El año pasado le tocó sufrirlo en el mismo escenario a Checo Pérez y éste, a Sebastian Vettel. Nada nuevo bajo el sol, no nos engañemos. Dice el refrán que cuando un tonto recorre un camino, se acaba el camino pero el tonto sigue andando... Y que conste que no estoy llamando tonto a mi Felipe aunque considere que se ha mostrado muy torpe en la lectura de la oportunidad que le ha brindado Grove esta temporada.

Ahora bien, empiezas por decir que «los que entienden de carreras en Williams valoran mi trabajo» [dentro enlace], piensas que Jonathan Noble se refería a ser sucio cuando en marzo pasado hablaba de que la agresividad del brasileño le venía bien a la escudería británica [dentro enlace], y comprendo que uno termine dando el cante casi sin querer, o queriendo.

Rechazo el uso del arsénico, desde luego, pero unas palmaditas en la espalda por compasión a lo mejor nos aliviaba este viacrucis. Yo ahí lo dejo.

Os leo.

7 comentarios:

enrique dijo...

Se suponía que gracias a su demasiada experiencia, él era el encargado de desarrollar el coche. Nada mas que añadir señoría. Massa aprendió del piloto más sancionado de la historia y teniendo como idolo a Senna, no nos debería sorprender su comportamiento. Ya se que me van a caer hostias, pero Ayrton fue un grandísimo piloto y un cerdo. Abro paraguas.

anonimo dijo...

Felipe ha "resucitado" con la baja de Rosberg. Hay quienes sostienen que jamás volvió a ser el mismo luego del golpe del muelle (porque recordemos que antes fue campeón del mundo durante unos segundos, hasta la "gaffe" de Glock, y terminó con un nada despreciable subcampeonato).
En 2016 finalmente le había llegado su turno. Recordamos aquella escena con la bandera de Brasil en su espalda, bajo la lluvia, despidiéndose delante de sus torcedores.
Este año era un rol diferente. Ni él ni nadie esperaban que corriera, mucho menos que saliera a pelear un campeonato. Era el claro ejemplo del experimentado: Para el coche (por el cambio de reglamento) y para Stroll (quien llegaba con mas dinero que credenciales).

enrique dijo...

Josete, acaban de salir las propuestas de Liberty (Ross Brawn) de cara al 2021. Ansioso estoy de leerte sobre ellas.

Interlagos dijo...

Maravillosa película que pude volver a ver hace poquito con mi hijo de 7 años y al que le encantó.

Además, Josetxu, está ambientada en un día como hoy, víspera de Todos los Santos, o Halloween como dicen los yankees!!!

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Inter, ese matiz se me había pasado... Hace mucho que la vi por última vez, creo que es hora de comprar palomitas como antaño ;)

Un abrazote, y gusto de leerte, compañero ;)

Jose

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Enrique, Anónimo... Un abrazote también para vosotros ;)

Jose

Javier Fdez Melero dijo...

No se si habrás visto el on_board, pero es vergonzoso, para hacérselo mirar.
https://youtu.be/-j1Dia_B_S4