jueves, 28 de agosto de 2014

Ligereza de cascos


Mientras Bernie hace ostentación de su más que amasada fortuna, hay en el paddock escuderías que por no llegar, no alcanzan siquiera ni a mitad de mes.

Caterham es el caso más señalado de este año 2014 y aunque no es cuestión de abundar aquí en lo dicho en otros lugares al respecto del hasta hace poco equipo de Tony Fernandes, sí me apetece recalar en que la de Leafield nos ha salido un poco ligera de cascos porque no teniendo otra cosa que hacer en lo que queda de temporada, se ha puesto a alquilar sus servicios al mejor postor y como si tal cosa.

Le falta la farola o la esquina, obviamente, pero hay que reconocer que el paddock y su inquietante atmósfera suponen un escenario que viene que ni pintado a esta moderna forma de competir escenificada por la malasia, que consiste nada más y nada menos, que en pasar olímpicamente de obtener buenos números en la pista para concentrarse en resultar mínimamente atractiva para los muchos pilotos que hoy en día buscan un asiento o una miserable oportunidad.

Cuando leí que Red Bull solicitaba de la verde que abonara un pastizal por poner a Carlos Sainz en unos de sus asientos, pensé ingenuamente en que nos estábamos volviendo todos locos.

A ver, que el madrileño era el estandarte del Programa de Jóvenes Pilotos de la austriaca hasta que ha llegado Max Verstappen para poner todo patas arriba y entendía yo, tontorronamente, como ya he admitido, que qué mejor manera de proyectarse para Caterham que colaborar en la promoción de nuestro compatriota pero cobrando, que ya digo que todos sabemos de sobra cómo va esto.

Pero se ve que había mandanga en todo aquello, intrahistoria que dicen los finos, ya que al parecer, el grupo inversor que se ha quedado con la parte golosa del pastel de Tony en Fórmula 1, ha entendido lo de que la FIA deje usar hasta cuatro pilotos por sesión y por equipo, como una manera de ajustar los balances a fin de año. Total, que a resultas de la petición de sitio por parte de Helmut Marko para el por entonces su mejor pupilo, intuyo que la malasia se engoriló un poco y entre el consabido qué coño te has creído para pedir este tipo de favores y el no sabes con quién hablas, la cosa terminó como el rosario de la aurora con Red Bull sacando los pies del tiesto, pero con los árabes y el ínclito Colin Kolles a la cabeza de ellos, más firmes en su propósito que la madre que los parió a todos.

En Spa-Francorchamps era André Lotterer quien ocupaba el sitio de Kamui Kobayashi y para Monza se prevé que Roberto Merhi haga lo propio con el de Marcus Ericsson si consigue sacarse la superlicencia y reúne lo que se le pide. Hoy hemos sabido que Robin Frijns podría abandonar su puesto como tercer piloto y a uno, a mí, concretamente, se le hiela la sangre porque como esto siga así, el próximo patrocinador de Caterham podría ser una multinacional de alquiler de coches y al campeonato, que le vayan dando...

Como de costumbre, no veo nada malo ni bueno en estas cosas, pero sí me sacude el alma que cuando la Fórmula 1 está en la picota por blandita y facilona, Bernie ande haciendo gala del poder que da el dinero mientras hay escuderías en la parrilla que económicamente hablando, las están pasando putas, tanto que con la aquiescencia del máximo organismo rector y buena parte de la prensa especializada, equipos como el malasio están haciendo todo lo posible por sobrevivir a costa de lastimar un poco más, la poca credibilidad que le queda a todo esto.

Os leo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Sabes Jose? La sensación que tengo desde hace mucho es que lo nuestro que nos apasiona es casi como el parque Etxebarria en Aste Nagusia. Sólo que a unos les pagan por hacer pedorretas y gritar desde las cadenas del tio-vivo y a otros les sacuden un codazo en los morros para sacarlos de sus autos de choque aunque no haya terminado su ficha y aunque Camela siga atronando. Unos trileros y unos mangantes. Y alguno forrándose sobre forrado. Y la peña pidiendo más fuegos artificiales y más zambombazos. ¡Toma titanio!

Un saludo a todos.

ABB

Pelayo Blanco dijo...

Buenas a todos. A mi lo que me deja helado es que haya total dejación de funciones por parte de quien más interés habia de mostrar en que esto fuese bien, Bernie. SU consabido interés por el vil metal le nubla el entendimiento y hace que en la F1 tengamos, ya no pilotos que pagan por correr, eso ya es moneda de cambio habitual, si no asientos de quita y pon, literalmente. En Caterham están instalando un sistema de velcros para poner los asientos de carbono que salvaguardan la espalda y posaderas de los aguerridos pilotos, para agilizar la operación, porque en un momento dado quizá tio Bernie permita dos pilotos por sesión, y entonces seremos ya como la Endurance, ¡cambios de piloto y todo!
El lastimoso ver como trituraron un proyecto como HRT, como frenaron en seco Epsilon Euskadi y como se arrastran algunos equipos, en pos de la subsistencia.

PD.: Jose, ¿podrías explicarnos un día lo de Villadelprat y Bernie?. Parece que la relacion, otrora fluida, capotó cuan avioneta descontrolada...

Josemi dijo...


Hombre, se supone que este tipo de cosas han pasado toda la vida en la formula 1, y que mientras en un extremo de la parrilla Hunt y Lauda se daban cachiporrazos, en la parte de atras habia coches chapuceros y pilotos de pago.



Pero es que la cosa se habia profesionalizado mucho, estamos en la era de la television (desde hace 40 años) y se supone que la F1 es lo mas de los mas, que estan los 22 mejores o eso nos dicen. De repente, que volvamos a la subasta del asiento al mejor postor y ademas a la luz del dia, pues se nos atraganta.



Decia con muy mala leche alguien que al por otro lado competente Lotterer su mujer le habia regalado un pack aventura por su aniversario de boda, de estos de dar 3 vueltas al Jarama en un Ferrari 430, pero en version platino que incluye las vueltas en F1.



Off topic: has visto este video-denuncia de Plentzia?? https://t.co/qGdGtS3GrF

Aficionando dijo...

Últimamente me tragó las carreras de gp3 y gp2 y la verdad es que son bastante entretenidas. Los gp2 llevan chasis como el del HRT (dallara), motores atmosféricos de ocho cilindros y corren que se las pelan. Yo creo que serían tan rápidos como los F1 si no estuvieran capados a 10.000 vueltas.

GRING dijo...

Pues yo vengo fresco de mis 15 días de vacaciones anuales (9 hábiles y 6 festivos y sábados de agosto. Viva España Autónoma) y ¿sabéis qué os digo? : Olé por los huevos de Caterham. Si no voy a ganar la pasta en pista (a Marussia no la pillan) pues la gano como me dé la gana y me dejen las reglas. Como si tengo que cambiar a los dos pilotos en cada carrera de aqui al final: Objetivo pagar las nóminas de mis empleados y las facturas de mis proveedores. A mí los anillos no se me van a caer, pero la cara de vergüenza a más de uno que permite esta situación, a lo mejor sí (vale, vale, soy un iluso porque tengo una ilusión).Y no me refiero solo a Bernie. Sinceramente, la huída hacia adelante de Caterham me parece cojonuda. Saludines (Jopé, que se me había olvidado el nick!)