sábado, 20 de octubre de 2018

¡Quitadle las balas!


No os lastiméis demasiado, en unos pocos años, la futura hornada de triunfitos encontrará un nuevo gato robot que les encienda la luz y juntos contarán a nuestros nietos que la temporada 2018 estuvo marcada por el extraordinario dominio del W09 de Brackley, a cuyo volante conducía el sin par Lewis Hamilton.

Los números y las estadísticas les darán la razón, of course!, y para comprobarlo no habrá más cosa que hacer que pasarse por las páginas especializadas en aportar datos contrastados y rigurosos... 

Con lo que era yo, va y me resulta complicado abordar este tipo de entradas. Afirmas que el de Tewin no se merece la facilidad con que está conquistando sus reinos y te dicen que te brotan las palabras desde la envidia, la inquina o la insidia. Escribes ¡la madre que te parió, Sebastian!, y ya le estás odiando porque tienes muy clavada la bratwurst del periodo 2010 a 2013.

Y el caso es que por increíble que parezca ha vuelto a suceder. Vettel lleva camino de rematar esta temporada a tiros —literal—, y no en las esperanzas o aspiraciones de su rival al título, sino en sus propios pies, derecho e izquierdo, una y otra vez, con insistencia numantina, como si no hubiera mañana. Si Ferrari ha tenido una enorme cuota de culpa, desgraciadamente, en Austin sólo cabe hablar en tercera persona porque el de Heppeheim está sobrepasado y no ceja en el empeño de aumentar la presión que soporta.

Tres puestos de penalización en parrilla como resultado de hacer un poquito el gilipuertas en los segundos libres del Gran Premio de los USA [Vettel dice que las normas de bandera roja son incorrectas]. Y ni tan mal, oye, que Maranello se juega en Austin el filamento que le queda para perderlo todo, pero el alemán sabe lo que se hace...

No voy a dar esta carrera por perdida, faltaría más. Seguiré gritando Forza! Pero por favor, que alguien le quite las balas al revólver de Sebastian porque es muy capaz de hacerse daño en cualquier descuido.

Os leo.

3 comentarios:

Antonio L. dijo...

A perro flaco..........pues eso que no le sale nada bien ni intentándolo.

Lo siento por los vetelistas y por tí Capitán ya que tu querida escudería y lo que es peor el piloto franquicia parecen más que resignados a sufrir una nueva derrota sin tener una mísera alegría por medio.

Más le vale a Vettel que se centre y haga como Rosberg antes de ganar su primer mundial que fué olvidar el "pobre de mí......." y centrase en conducir al 200% de su capacidad. Como de mal no le verá Hamilton que no para de enviarle "mimos" en cuanto tiene un micrófono a tiro.

Un alonsista.

Anónimo dijo...


O quizá ya sabe que está todo el pescado vendido y quiere fastidiarle a los jefes el espectáculo de las últimas carreras porque siguen queriendo más al otro hermanino...
Aunque no dudo de sus méritos como pistolero.

Un saludo
Sr.Polyphenol

Hrod dijo...

Sebastián el 4 veces campeón del mundo el heredero de Michael el Mesías el Salvador de Maranello...
Después de lo visto que nos queda?
Ferrari está pagando muy pero que muy caras sus decisiones...
El año que viene tendrán que ponerle una marcha menos a Charles, para justificar las recientes declaraciones de Mauricio y el dinero gastado estos años en el sueldo del de Heppenheim...