sábado, 20 de octubre de 2018

Jean-Paul Driot


Comentábamos anteayer a cuenta de Checo Pérez, que «casi ocho equipos ya habían ido confirmando alineación oficial...» [La carrera más importante], y el casi, evidentemente, corresponde a Toro Rosso, que aunque no ha hecho público quién sustituirá a Pierre Gasly, se sobreentiende que será un hombre de la casa.

Y bien, nos queda un trecho para disfrutar de la tercera sesión de libres del Gran Premio de los USA y gestionar la ingesta vespertina de café para llegar vivos a la clasificación, y en vez de hablar del candidato, Alexander Albon, prefiero echar el ratito sobre la llamada de teléfono a la que alude Jean-Paul Driot, jefe del equipo Nissan E.Dams (hasta hace poco Renault E.Dams): «It came out of the blue the week before. Alex called me and then Helmut Marko called me from Japan and I knew that as the process was starting we had to go ahead and find a solution» [Albon departure came out of the blue].

Sin querer o queriendo imagino la escena: a un lado del hilo con el que jugábamos a hablarnos de pequeños, que terminaba en dos recipientes de yogurt vacíos, el abracadabra de herr doktor, el tipo que trató de dinamitar la carrera de Carlos Sáinz oponiéndose a su continuidad en Renault, y al otro, Driot, un individuo cabal que entiende que en automovilismo no todo es ser tiburón o cocodrilo.

«He had a three-year contract with Nissan e.dams, we planned a lot of things to do. It’s rather complicated and I think the Nissan people have been quite reasonable. The team decided not to force Albon to honour his contract as it would stand in the way of him securing an F1 seat, which Driot understood as his dream. When you have a 22-year-old driver who has an opportunity to go to F1 we all know what it is for them, it’s their life. We know we could battle with the contract, because we have a contract, it’s quite clear. But you cannot compromise the career of a young guy...»

Descuidad, os traduzco la parte importante: «Cuando tienes un piloto de 22 años que dispone de la oportunidad de ir a la Fórmula 1, todos sabemos lo que es para ellos: es su vida. Somos conscientes de que podríamos luchar contra el contrato, porque lo tenemos, está bastante claro. Pero no puedes comprometer la carrera de un chico joven.»

Hay días en que te reconcilias con la vida, y hoy es uno de ellos. Ojalá Albon encuentre su sitio y Marko se vaya prontito a tomar... el sol.

Os leo.

1 comentario:

joan ramon rovira dijo...

En el fondo, creo que Marko es un amargado al que aquella piedra en el GP de Francia 72' le arruinó su carrera tras ganar LM 71' y intenta destruir las carreras de jóvenes pilotos. De tanto en tanto alguno ha de triunfar para poder justificar su puesto...