sábado, 6 de octubre de 2018

Peras a un olmo


McLaren es lo más parecido a un saco de boxeo en estos instantes. Olvidadas las palabras de Zak Brown de julio pasado, que Alonso anunciaba en agosto que aparca la Fórmula 1, que Stoffel no ha sido renovado, que vienen Carlos y Lando, y olvidadas también las palabras del norteamericano después de Monza y lo que nos viene diciendo Fernando cada fin de semana, lo normal es que la gente se pregunte: ¿qué pasa?

Hombre, pasa que retenemos poquita información o nuestra memoria es de pez, porque para tragar tanta tontería como se vierte a diario sobre la de Woking hay que tenerlos como los del caballo de Espartero.

Para la mayoría de eso que se dice prensa especialista la cosa resulta bastante sencilla: olvida lo que quiere o le interesa porque si recuerda se queda sin material sobre el que escribir. Así las cosas, si pretendes continuar escribiendo sobre una aventura que ha parado máquinas en 2018 y está enfocada a 2019, lo lógico es inventar sucesivos escenarios a cuál más dramático: ¡McLaren no tiene dinero! ¡McLaren carece de rumbo! ¡En McLaren son unos inútiles! ¡Es inaceptable lo que sucede con McLaren! ¡Qué pena da ver a McLaren así! ¿Será McLaren la nueva Williams...?

La peña muerde el anzuelo y clica sin parar en supuestas noticias que no tienen pies ni cabeza y la bola de nieve se va haciendo cada vez más y más grande, con lo que la demanda de verdades se hace tan urgente que los medios que se dicen profesionales, siguen haciendo el agosto respondiendo a tanta pregunta, ¡faltaría más!

Por suerte, hay suficiente literatura y hemeroteca como para haber salido de dudas antes del pasado Gran Premio de Bélgica. No hay ningún misterio: los viernes se usan para hacer pretemporada 2019 y las clasificaciones y carreras se disputan con lo puesto para seguir haciendo kilómetros, sondear fiabilidad y acumular datos para usar el año que viene con vistas a que el MCL34 salga mucho más resultón que el MCL33. ¿Qué pasa con McLaren? Honestamente diría que estamos pidiendo peras a un olmo, pero oye, cada cual disfruta (o sufre) como le viene en gana, y ahí, como comprenderéis, no me meto.

Os leo.

4 comentarios:

Lastra dijo...

Es que la picadora de noticias tiene que continuar con su dinámica, da igual que McLaren ya haya dicho que no había más tela que cortar. Claro, como ya no evolucionan nada el coche de este año pues resulta que ya quedan en qualy por detrás de Williams y ahí salen los de siempre echándose las manos a la cabeza.

Pero otro tanto ha pasado con la "excelente" performance de Toro Rosso en qualy, que ya le dio a algunos para pronosticar el exitazo de Red Bull Honda el año que viene... Luego en carrera pues a una vuelta y justito por delante del McLaren de Fernando, o sea, caca de la vaca, once again...

Paciencia Maestro.

Dani Durán dijo...

No me cuadra una cosa que escribes y ya leí en otro sitio, incluso se dijo que lo dijo Alonso:
"Los viernes son pruebas para 2019"

Y mi pregunta es ¿Qué prueban los viernes para 2019?
Porque el coche, lo que se ve es lo mismo que los demás dias.

Un saludo

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Con permiso de Lastra, que por «viejuno aquí» sé que me lo perdona.

A ver, Dani ;)

El año que viene hay modificación de normativa y una parte que va a sufrir muchos cambios es precisamente una que no se ve ahora. Se modifican el alerón delantero, el difusor y el ala trasera, y el fondo plano va a tener más importancia. Así las cosas, sólo en lo aerodinámico se puede estar trabajando en el nuevo escenario sin que se note: gestión de flujos, huella de calor, etcétera. En el plano mecánico ocurre tres cuartos de lo mismo: búsqueda de fiabilidad, gestión del calor tanto en el fondo plano como en la salida del intake alrededor del escape...

En realidad hay mucho margen para currar atendiendo a 2019, Dani, los neumáticos, por ejemplo, pero como dices: no se ve :P

Un abrazote ;)

Jose

Fabian Prieto dijo...

¿y qué papel juega Renault aquí? Da la impresión de no estar mostrando todas sus cartas no vaya y sea que algo se filtre a Honda vía Toro Rosso.