martes, 30 de octubre de 2018

Otra ocasión perdida


He puesto una imagen de un Williams por no herir demasiadas sensibilidades y, también, por no abusar del color rosso, para qué vamos a engañarnos.

Y es que quiero hablar de la visión de la Fórmula 1 que tiene Kimi, quien ha dado recientemente una entrevista a Motorsport-Total.com que no tiene desperdicio. Sacude a Pirelli, por ejemplo, pero como toma las curvas, suavemente: «Da haben wir gegeneinander gefightet, und die Qualität der Reifen war viel besser. Wir konnten diktieren: "Wir wollen solche Reifen oder solche." Und die haben sie gebaut. Das war natürlich auch viel teurer - da wurde viel Geld ausgegeben. Heute bauen sie einen Reifen, der ist entweder gut oder schlecht, aber es gibt keinen Konkurrenzkampf mehr. Also gibt es auch keinen Bedarf mehr, um teures Geld den besten Reifen der Welt zu bauen. Und das wirkt sich auf die Qualität aus» [Mehr Wahrheit, weniger Mist!]

Bueno, podéis usar el traductor de Google aunque, básicamente, Iceman nos dice que lo barato acaba saliendo caro y que Bridgestone y Michelin se implicaban más que Pirelli y ofrecían mejor producto.

A partir de ahora os paso los párrafos traducidos del bendito artículo enlazado, y es que también tiene palabras para Charlie Whiting y la aplicación del reglamento: «No es más estricto. Los castigos son tan indiscriminados que no se puede decir que se hayan vuelto más rigurosos...» Y para la ausencia de entrenamientos: «Cuando veo cuánto dinero se invierte en los simuladores de hoy, pienso que incluso podría ser más barato probar en la pista. Tenemos que probar cada maldito día entre carreras, pero si probamos de vez en cuando, eso sería más barato que todo el tiempo en el simulador, estoy seguro...»

Y bien, como se puede comprobar facilmente, la entrevista es jugosa y totalmente recomendable, y si traigo a Raikkonen esta noche a colación es, fundamentalmente, por el tema de las gomas Pirelli, porque en el pasado Gran Premio de México, a una sola parada, el finlandés fue capaz de alcanzar el podio.

Los datos son elocuentes. Apenas hubo intentonas a tres pasos por garajes, lo normal fueron dos y porque se había elegido la franja más blanda de la gama 2018, que como demostró Kimi, cuidando las ruedas daba para llegar entero a la meta cumpliendo escrupulosamente la normativa.


Sirotkin hizo 58 vueltas con el superblando, el compuesto más duro en la prueba, Kimi tan sólo 54 (ironía en modo on)...

La carrera fue bastante más espectacular que la media de esta temporada, pero parece indudable que con unos neumáticos más adecuados y una visión menos taimada que la que propone Pirelli por regla general, si ya ha resultado bueno, el Gran Premio de México habría sido la caña.

Os leo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que lo dije ya hace tiempo. Esos neumáticos valdrían para un GP entero e incluso más, no se queman ni a tiros.

Viendo por donde van las cosas, pienso que el futuro de la Fórmula 1 pasa por GP's sin entrada a boxes.



King Crimson

Josep Claramonte dijo...

Se te ha olvidado cómo los quema Lewis?