domingo, 7 de octubre de 2018

La rima del cinco


Creo que no vamos bien si para pasar por un buen aficionado al automovilismo debes renunciar a decir la verdad, y tranquilos, que no pretendo hablar de alonsismos ni gaitas, sino del chorreo monumental que le está cayendo a Vettel en estos instantes, simplemente porque la prensa y los gurúes, mayormente, han estado entretenidos todo este tiempo contándonos una milonga tras otra.

Comprendo que el vettelismo esté atravesando malos momentos. Alguien ha abierto la manguera y ha empezado a soltar todo lo que no se ha dicho de 2010 a esta parte, se han sumado otras mangueras y, en buena lógica, quien no se ha buscado una cueva se ha puesto candado a la cuenta de Twitter. Por caer, están cayendo incluso aquellas famosas bratwurst que decían que tenía atragantadas o incrustadas en salva sea la parte, el personal menos dado a hacerle genuflexiones al alemán.

Llevo unos días escribiendo sobre él y os confieso que me siento incómodo. Sé perfectamente que es el responsable por no haber hecho los deberes a tiempo, pero tampoco se puede negar que la situación originada a su alrededor en La Scuderia es de las de aúpa.

No os paso enlace porque los zombies me vigilan y no quiero delatar la posición, pero antes de coronarse Campeón del Mundo en 2010 ya advertía en Nürbu lo que podía pasar en épocas de vacas flacas. Alonso mismo insinuó hace años que veríamos al Vettel de verdad cuando no tuviera coche para volar dos o tres segundos por delante de los demás. Hace poco recordábamos las palabras de Dietrich Mateschitz en 2014 al respecto de que a Red Bull no le hacía falta un tetracampeón para ser «la mejor del resto detrás de Mercedes»...

Bueno, no se puede negar que ha habido señales, más de las que estoy relatando, sin duda. Ahora bien, yo no soy más que un simple conspiranoico desinformante cegado por la envidia y tal, así que no cuento, pero el bicampeón del mundo y el magnate austriaco sí que merecían un poco más de importancia de la que se les ha dado. Y el caso es que los medios y los gurúes ha preferido estar a otras cosas mientras amamantaban un fanatismo mucho peor que aquel contra el que decían luchar, ya que a la vista está que estaban ocultando la verdad.

Lo de Vettel no tiene arreglo, por desgracia, pero el caso es que con Hamilton me ocurre que cada vez que trato de contextualizarlo sin faltar a la verdad, con datos y referencias, se me insiste, como en el caso del de Heppenheim, que hablo desde la inquina o la insidia, o la envidia...

Vienen tiempos duros. Todavía no me he aprovisionado de agua o de víveres para aguantar hasta que pasen los efectos del virus, pero ya se nota en el ambiente que el fanatismo está buscando víctimas precisamente donde las ha encontrado siempre, mientras algunos bienpensantes lo excusan y hablan mirando a los demás, de lo malos que resultan los sectarismos. ¡Ahí, con dos avellanitas y un palo!

Os leo.

7 comentarios:

Antonio L. dijo...

Lo de Vettel efectivamente no tiene solución porque ya ha sido amortizado por los que le encumbraron en su momento. Lo único que le queda es apretar los dientes y prepararse para el año que viene donde deberá luchar de tú a tú con el nuevo "mesias" de Ferrari y con el referente actual de la F1 Mr. Hamilton.

Que conste que como alonsista que soy, me hubiera gustado una lucha contra el Genio Astur por lo menos una temporada, como nos habríamos divertido.......

El nuevo genio en ciernes es Verstappen, al que están cuidando desde las altas esferas por que el chico es un elefante que arrasa con todo y todos......... Se nota a la legua que es así.

El próximo año, si Honda acierta la lucha va a ser muy cerrada entre Mercedes y Red Bull y que Hamilton lleve cuidado por que me temo que charlie whiting le va a preparar una de las suyas........ a Vettel ya le está pasando la factura y a Alonso pues que os voy a decir....... ni en su despedida lo dejan en paz.

Bueno, no quiero perder el hilo, a lo que voy. A Vettel solo le queda el año próximo para reivindicarse en la actual F1 haciendo la temporada de su vida por que si no ¿que escuedería le va a contratar pagándole lo mismo que Ferrari si fracasa con los de "colorao"? ¿no supondría una bajada en su estatus si tuviera que aceptar una rebaja en sus emonumentos en su próximo contrato?....... Lo dicho, como no se "agarre los machos" el año que viene
el ocaso le va a llegar demasiado pronto y de ello sinceramente no me alegraría.

He visto sufrir demasiado a Alonso, como para alegrarme de los malos ajenos. Como voy a echar de menos al GENIO el año que viene......

Un alonsista

chema dijo...

No te apures por los Vettelistas, nos queda cuerda para rato. De entrada solo esperar que Ferrari esté un poco mas cerca de Mercedes la próxima temporada y tanto equipo como pilotos un poco mas finos, con eso suficiente ;)

Anónimo dijo...

A mi me gustaría que el año que viene ganase el campeonato Leclerc con Ferrari, desde luego que esto sería la puntilla para Vettel. Y le bajaría los humos al nuevo chico Redbull

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Chema, tú no eres de esos «vettelistas» a los que me refería en el texto, que sé que lo sabes ;)

Abrazote

Jose

Anónimo dijo...

Hooombre! En 2010, si Fernando quedaba el sábado a dos o tres décimas por detrás del RB, había domingo. Muchos se ha llevado en esas condiciones. Y cuando no, minimizaba daños. Así llegaba él solito a Abu Dhabi.

Cuanto más cerca quieres? Cuánto necesita tu piloto revelación? Un segundo? Dos segundos por delante? Pedimos le amarren una mano al halo a HAM?

Hrod dijo...

Más cerca dices?
Unos telediarios atrás estaban por delante...
Lo de un poco más fino, dirás un bastante...
Sebastián como piloto se delata el solo...

Tadeo dijo...

Chema, contigo me pasa lo mismo que a Jose con Vet, espero que lleves casco y chaleco cuando entras en Nürbu.

Saludos
PD: coño, es que no escarmentas