lunes, 26 de marzo de 2018

¡Vaya por Dios!


Alguien olvidó decirle a Kimi que en Australia se acababa lo de ser un sobrevalorao... Sí, sí, soy consciente de que se está pidiendo que acepte su papel en La Scuderia al individuo que quedó segundo en clasificación por detrás de Lewis Hamilton y por delante de su compiyogui Sebastian Vettel. Que sí, que he leído que el pobre Iceman se sintió molesto aunque dice que da por buenos los puntos que consiguió en Melburne...

Me hace gracia este asunto porque este fin de semana por fin he escuchado la palabra escudero, tan natural ella, con la de tiempo que andábamos en Nürbu reclamando el uso de este bendito término aplicado a los segundos pilotos, que lo son... siempre [Valtteri el sobrevalorao], incluso cuando las cosas no salen tan preciosas como ayer para Ferrari.

Pongámonos en lo peor. Iñaki Rueda sacrifica al tipo que hizo segundo en clasificación y sacaba en carrera 3'5 segundos a Vettel, y todo se tuerce. Mercedes AMG entiende de qué va el Virtual Safety Car y Lewis sale primero del pitlane y con ruedas nuevas, delante del de Heppenheim, liderando la prueba, y Kimi ha sido sacrificado por nada.

Hacer de gusana en un anzuelo tiene estas cosas. Cuando todo sale a pedir de boca el finlandés no tiene ni por qué ni de qué quejarse. Es el segundo piloto de la rossa. Está ahí para apoyar al tetracampeón, quien es más rápido y más eficiente que el de Espoo, siempre, porque nuestros plumillas y los de allende nuestras fronteras tragarían cualquier rueda de molino con tal de no perder el acceso a las zonas más calientes del paddock o un puñado de seguidores en Twitter.

Estoy escuchando en mi nuca a Manu: Kimi es feliz así, a su rollo, con Mintu, Robin y Rianna bien cerquita; yendo a su bola. Sí, pero cuando las cosas no salen a pedir de boca, que decía en el párrafo anterior, los miserables crecen a su sombra y le llaman sobrevalorao porque lisa y llanamente cumple con la letra y el espíritu de su contrato.

A él todo esto se la sopla, en esto estoy con Manu, pero que me aspen si no hay alguien por ahí que no entiende a estas horas de lunes que si la jugada de Rueda durante el Gran Premio de Australia no hubiese salido bien, al protagonista de esta entrada lo estaríamos crucificando por inepto, por hacer de tapón ante valores más jóvenes y mejor preparados que no llegan a la de Il Cavallino porque un tal Raikkonen no entiende que ha sido sobrepasado por el devenir de las cosas, o porque cambia el gesto ante la coyuntura de que habiendo sido más rápido en clasificación que Sebastian Vettel, sacándole unos buenos segundo de ventaja en carrera, Maurizio Arrivabene entendió que era susceptible de hacer de gancho para que picaran Hamilton y Brackley por si amanecía una coyuntura favorable, a saber, tres puntos...

Siento unas ganas irrefrenables de mandar a la mierda a toda esta tropa que siempre está al sol que mas calienta, que hace en redes sociales encuestas para maquillar lo que se olvidaron en sus análisis y claves de pretemporada. El ¡ya lo dije! o el ¡yo lo vi primero! de los cogieron. Pero todo era tan fácil como llamar por su nombre un desempeño tan noble como el de ser segundo espada. Escudero. Oficio complicado como pocos, ante el cual cabría arrodillarse y hacer genuflexiones, si no fuera porque a algunos les puede eso de andar mostrando herramienta aunque la tengan chiquita.

No, no es conjugable alabar a Iñaki Rueda por su perspicacia al sacrificar a Kimi en aras de un objetivo mayor y reclamarle a la vez, al finlandés, que lo haga mejor cuando las cosas vienen mal dadas. Iceman ha renovado contrato como segundo piloto para mayor gloria de Sebastian Vettel, y nos haríamos un flaco favor si no aceptásemos, de una puta vez, que Kimi, el último Campeón del Mundo de Ferrari, se sacrifica cuando toca, en la actualidad, con tal de que el de Heppeheim parezca que camina sobre las aguas, así vaya el alemán 3'8 segundos detrás en carrerra o se haya visto a plegar velas en clasificación.

Vamos, que a alguien se le olvidó decirle al de Espoo qué papel interpretaba ayer y así estamos hoy a lunes, dicendo ¡vaya por Dios!

Os leo.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

José, buenos días. Me he quedado con la duda. Cuando has dicho "...si la jugada de Rueda durante el Gran Premio de Australia no hubiese salido bien..."

Te referías a las de Haas? Jajaja! Saludo y gracias por este espacio.

Anónimo dijo...

Posdata: me da que este año dirección de carrera va a putear pilotos y escuderías a mansalva. Preparaos para la gloria!

fleichié dijo...

Si la estrategia de Ferrari era genial , una de dos , o Iñaki tiene unos poderes extrasensoriales que ríete tú de Nostradamus , o tenía línea directa con la cueva de alí babá y sabía que les iban a regalar una ventana de SCV para entrar a cambiar .
Lo lógico , para ganar la carrera , habría sido poner de cebo a Sebastian que tenía menos ritmo y dejar en pista a Kimi para que tirase como un poseso .
La verdad.....salvo que lo de Hass estuviese preparado ( lo cual implicaría también a ali babà porque con un SC normal todo se les habría ido al carajo) , lo lógico es pensar que la estrategia sólo tenía como finalidad enrocar sus dos piezas para que el alemán sumase esos tres puntos de los que hablas...... Pero les sonó la flauta , y Charlie les regaló la carrera .
Te leo maestro

metroSetenta dijo...

¿Y si Hamilton no hubiera entrado, no hubiera habido coche de seguridad y Kimmi hubiera ejecutado un undercut y ganado la carrera?
Se diversificó la estrategia inteligentemente, y quien estaba a distancia para entrar antes y comprometer a Lewis era Kimmi. No veo más intención que esta, aunque coincido en que Sebastian es tratado como primer espada en La scuderia.

metroSetenta dijo...

Para enrocar bastaba con una orden de equipo, que están permitidas, o un undercut de Sebastián a Kimmi. Meter a Kimmi antes supone un intento de undercut a Hamilton para ir a por la carrera con él, y en caso de errar la estrategia, disponían del coche de Sebastián. Ya lo dijo Iñaki, ellos tenían dos fichas para apostar y Mercedes solo una.

fleichié dijo...

Metro sesenta
¿Y qué hicieron en Mónaco el año pasado?
Meter a Kimi primero y dejar a Vettel liderando con aire limpio hasta que pudo hacer el overcut .
Si Hamilton no hubiese entrado , y teniendo dos segundos sobre Kimi , habrían esperado para ver si el inglés no perdía tiempo . Y en caso de que le empezase a limar los dos segundos entonces sí habría tenido que entrar a cambiar .
De todos modos visto el primer stint , Hamilton tenía ritmo para ganar sobrado hiciese lo que hiciese Ferrari . La excusa de que eran dos contra uno son excusas baratas .
Por otro lado , el piloto número uno de ferrari es Vettel , así lo han demostrado una y mil veces . Mercedes no debería preocuparse por el finlandés porque no le van a dejar libertad suficiente nunca .
Es más , a Brackley le convendría que Raikkonen se pusiese de líder del mundial , conociendo como se las gasta el alemán , acabarían desatando una guerra civil en Maranello que ríete tú de McLaren 2007
Saludos

metroSetenta dijo...

Te doy la razón en lo de Mónaco, y en la posibilidad de intentar un overcut, pero en la primera carrera, desconociendo aún los neumáticos y esperando que degradaran más (en vano), no lo creo. De verdad que me parece honesta la declaración de Iñaki, pero eso es lo bonito que nos brinda este post, que podamos expresarnos y debatir.

Cuando has dicho que Mercedes no debería preocuparse por el finlandés (totalmente de acuerdo) me ha hecho gracia pensar que se debería hacerlo, pero por el suyo, que apunta a que va a rendir por debajo de lo esperado, ja, ja...

keskusracing dijo...

Kimi es de los pocos pilotos caballerosos, por no decir el último (desde que se fue Button) de la pista. Campeones del mundo capaces de ser escuderos cuando así se requiera.
En otros tiempos el piloto que llegaba al equipo era el segundo piloto, hasta que el primero se iba o si las evidencias demostraban que era muy superior, como Alonso cuando llegó a Renault.

Fleichié dijo...

Metrosesenta

Team radio Ferrari

- Carlos Santi: "Es necesario que subas un poco la velocidad, Kimi. Seb está rodando en 1:28.5, mientras que tú vas en 1:28.7"

- Kimi Raikkonen: "¿Pero él ha parado o no?"

-Carlos Santi: "No"

- Kimi Raikkonen: "Me habéis dicho hace poco que estamos en una situación tranquila, ¡no me jodáis de esta manera!

;) saludos