martes, 27 de marzo de 2018

En defensa propia


Por mucha música de Brian Tyler que suene como fondo, por mucha crema para el sol que utilicemos o por mucho filtro o zoom que pongamos en las instantáneas de cada Gran Premio, al aficionado —sobre todo al que gasta ya unos años en esto—, le corroe la duda de si este enorme despliegue de fuegos artificiales sirve para algo más que para el disfrute de los ingenieros y sus abundantes mamporreros.

Supongo que está bien que estemos alcanzado cotas jamás vistas de sofisticación en cuanto a rendimiento de sistemas híbridos, pero me pregunto, más veces de lo aconsejable, lo reconozco, si la Fórmula 1 es el terreno idóneo para lograrlo ya que a nadie se le escapa que los monoplazas disputan las carreras en modo defensa propia.

No voy a recurrir a la famosa frase de Michael Schumacher: «correr como pisando huevos» porque en el fondo, pisar huevos no es correr.

Salvo que nos hayamos vuelto unos calzonazos tampoco podemos asimilar así como así, que se pueda considerar ir a tope tener que correr ahorrando combustible, caballos, kilómetros, gomas, energía o cualquier otra mandanga de las que abundan ahora. Obviamente no me refiero a verse obligado a proteger la mecánica o las ruedas, o las gotas de gasolina que queden en el depósito después de haber protagonizado algún exceso en pista; me estoy refiriendo a que por reglamento no hay posibilidades de cometer excesos, ergo, barnizar de excelencia y llamar espectáculo a todo este tinglado, amén de que le viene demasiado grande resulta bastante falaz.

Entiendo la mentalidad que ha alumbrado este escenario, a fin y a cuentas es la misma o muy similar a la que gobierna nuestros días desde el terreno económico: contener la inflación sacrificando para ello cualquier cosa que no sea el beneficio de las grandes empresas y banca. En nuestro caso, este sacrificio está matando la raíz de la competición, que por cierto, lleva siendo asesinada va para una década...

Cada vez son más las voces que muestran sus quejas en público —la verdad, ya era hora—. Herr Doktor Marko atizaba estos días pasados a Mercedes-Benz y solicitaba soluciones a Liberty Media antes de 2021. Por otro lado, Damon Hill también sacudía a la alemana recientemente, aunque el communy manager de la de Stuttgart en Twitter le respondía columpiándose del campeón del mundo 1996 y de los aficionados en general [dentro enlace], porque comparar lo que sucede en la actualidad con los dominios habidos en otros tiempos es sencillamente mentira.

Hoy no existe margen ni económico ni competitivo, las limitaciones que imponen las normativas técnica y deportiva hacen que resulte insultante trazar puentes con cualquier periodo anterior de la Fórmula 1. Se buscan la excelencia tecnológica y los mejores rendimientos mecánicos, pero se ha sacrificado la conducción al límite porque ahora hay que ahorrar o te penalizan, es así de sencillo. Y habiendo una disciplina que consiste precisamente en esto que vengo diciendo (la Resistencia), no alcanzo a comprender cómo la Fórmula 1 se ha convertido en lo que es, salvo que meta en la ecuación a unos cuantos impresentables cortoplacistas que han dado más valor a sus bolsillos que a las prestaciones puras de sus creaciones.

Pensemos por un momento en la carrera de este pasado fin de semana, pero no en modo defensa propia, como nos la han servido, sino al ataque, con ruedas específicas para clasificación y compuestos agresivos para la carrera, un ejemplo; sin el límite de 3 unidades de potencia y prácticamente dos MGU-K para toda la temporada pendiendo como una Espada de Damocles sobre la actividad en pista. No haría falta modificar ni la cantidad de combustible por prueba ni el caudal máximo por hora para que seamos capaces de imaginar un escenario totalmente diferente, en el que sí podríamos hablar de competición, espectáculo y excelencia, y de Fórmula 1, en una palabra, tanto en lo relativo a los fabricantes como con los pilotos y sus vehículos.

Os leo.

15 comentarios:

Autumn Autist dijo...

Creo que problema reside sobretodo en la aerodinamica. Por otro lado el reglamento se ha vuelto demasiado restritivo. Creo que lo mejor seria algo como "despues del paso del coche tiene que medirse un 60% de aire limpio sin turbulencias" y no tanto las dimensiones de todas las partes del coche. Excepto en que concerne a la seguridad

enrique dijo...

Yo en este tema estoy con Merlos. La F1 debería ser contra cultural, fuera de modas. Ya hay una categoría eléctrica con sus reglas, sus diseños y su cosas. La F1 debería ser lo contrario. La F1 tiene historia y se está pervirtiendo a ojos vista. Yo eliminaria toda la parte eléctrica. Coches ligeros, con el mismo V6... Sería fantástico. Pero viendo como se ha reaccionado con lo de las pit babes, me temo que esta F1 va a seguir tirando por seguir las modas.

Fleichié dijo...

A mayor control gubernamental...mayor restricción
A mayor restricción...menor competitividad
A menor competitividad...menor cantidad de "sorpresas"
A menor cantidad de "sorpresas"...
Te leo maestro

metroSetenta dijo...

En la categoría ya se ha dado esto con anterioridad, y las mecánicas se han cuidado siempre (cierto que no para la siguiente carrera). Sobre los pilotos, Fangio decía algo así como que había que correr lo mínimo posible para ganar. Hay otras categorías donde se conduce al límite todo el evento, pero la fórmula 1 de hoy no es así, no es de ese modo; aunque sigue habiendo competición, de otro tipo, sí, pero competición al fin y al cabo.
Si ponemos los coches iguales, a los locos por la tecnología les aburrirá, si los coches presentan ingeniosas soluciones propias que les puedan dar ventajas respecto a los demás, los locos por la competición entre pilotos se aburrirán, si van a tope todo el tiempo se pierde cierto componente de estrategia, si no lo hacen se pierde emoción... ¡Y mientras, todos tenemos la solución para conseguir la categoría perfecta! A mí no me cuadra.

anonimo dijo...

Insisto con el "ala Hanford" que propuse hace un tiempo. Pones un ala trasera de este tipo, bien alta (digamos que por reglamento no pueda tener ninguna parte del coche delante de ella, o algo así), y no necesitas ni DRS ni ningún otro artilugio. Ayuda al que va delante a no abrir tanto hueco, y a quien va detrás a que pueda circular con aire "sucio" (turbulento).
Coincido 100% con tu comentario: Si un piloto en lugar de correr a tope, debe especular con los neumáticos, con no dañar mas de ciertas UP por año, con no agotar el combustible, con no acercarse al que va delante porque destroza el comportamiento aerodinámico de su coche, ... finalmente decidirá no ir lo rápido que puede sino lo que le conviene.

chema dijo...

Tengo amigos que me dicen que la Fórmula 1 ha perdido mucho. Y yo les pregunto: Vale, ¿cuándo ha perdido exactamente? Y, ¿respecto a qué ha perdido? Por sus respuestas llegas a conclusión de que es con respecto a cuando Alonso ganaba, que ha perdido porque Fernando no sube al podio. No es que la Fórmula 1 haya perdido, sino que como no gana un español para algunos pierde aliciente.

Ángel Rodríguez dijo...

Se le ha llenado esto de estoicos imparciales, don Orroe. Yo le digo que tiene absolutamente toda la razón.
Lo de sacar a colación a Fangio ya me parece el colmo: si él decía que el truco consistía en ganar corriendo lo mínimo es porque en su época si corrías demasiado te matabas antes de terminar el año

Fleichié dijo...

Solo hay que repasar los videos de aquella época y notarás las diferencias y repasar carreras como imola 2005 y 2006 (con las defensas de Fernando y Michael) , hungria 2006 (y esas primeras vueltas para la historia), Turquía 2006 , nurburgring 2007 (la humillación a Massa) , Spa 2008 , Australia 2010 , China 2010, Malasia 2012 (cómo Alonso saliendo décimo gana en el diluvio malayo) , Valencia 2012 (remontada desde el 12 para ganar cuando reventó el RedBull de Vettel) , Canadá 2011 (cómo Button le gana a Vettel la carrera en la última vuelta) , Singapur 2010 (master class de Alonso al Tetra) , Corea 2010 (victoria en la lluvia y liderato obligando al alemàn a reventar su motor) etc...
En 2014 , como había que hacer varias entradas en boxes , hubo carreras entretenidas como Bahrein , Hockenheim ,Canadá(Ricciardo gana demostrándole a Vettel que si se podía hacer) , Hungría ,o Monza (súper adelantamiento de Ricci a Vettel) et...
¿Cuántas carreras de los últimos tres años guardarías para poder verlas?
Yo ninguna
Saludos

keskusracing dijo...

El paradójico caso de los neumáticos Pirelli (ahorros de combustible aparte): unos neumáticos que en su gama más megahiperultrasuperblanda aguantan 25 vueltas pero que si les metes caña al principio se caen a pedazos, sin rendimiento ni velocidad

chema dijo...

Realmente he hecho un copia pega de las palabras de Pedro Martinez de la Rosa en pretemporada, con las que me siento totalmente identificado.

En cuanto a carreras los últimos tres años ha habido bastante buenas deberías repasarlas. Me viene a la mente en 2018, Malasia con remontada espectacular de Seb desde la última posición, su pelea con Ricciardo por el podio con victoria de Verstapen o la victoria de Seb en Hungría con la dirección del Ferrari rota, también fue bastante buena la lucha a brazo partido de Seb y Hamilton en Spa.

Anónimo dijo...

Chema, permíteme coger todos esos carrerones que traes a cuento y editarlos, posproducirlos pelín.

Con una gran banda de sonido electrónica, cámaras lentas allí y aquí, las aves que espantó Seb... Un primer plano de Arrivabene fuera de sí y ahora sí que sí!! Un bumerán del alemán aupado por sus mecánicos, ida y vuelta, ida y vuelta...

Esa es la F1 que queremos! La que nos pone a mil.

chema dijo...

Anonimo como no, y si quieres coges tambien Abhu Dhabi 2010 e Interlagos 2012 y veras que pasas un buen rato editando y produciendo pelines.

Anónimo dijo...

Hombre, Chema... Si los últimos años hubiesen sido como 2010, no sería necesario posproducir nada. Que es lo que intentamos explicarte a tí y a los que se hinchan de gusto y saciedad con estos refritos indigestos que nos dan a tragar.

En Abhu Dhabi 2010 vimos a cuatro buenos pilotos con opciones matemáticas de llevárselo (oíste muy bien, cuatro). Y defendiendo los colores de tres equipos.

Desde 2014 a estas fechas, sólo una escudería es dueña (legítima y sobrada) de llevárselo. Y todo lo demás es circo. Y hay que ver los esfuerzos, y las concesiones para que uno o dos pilotos parezcan relucir al sol y mantener esta farsa viva...

chema dijo...

Hombre Anonimo, pense que a estas alturas sabias que cuatro pilotos peleando la ultima carrera es una anomalia en F1. Si lo que pretendes es cuestionar los titulos obtenidos bajo dominio mecanico estamos listos...

Anónimo dijo...

Que vivan por siempre las anomalías! Que los dueños de todo esto, piensen en como producirlas, repartiendo ecuanimidad y justicia.

Soy humano, y disfruto ver a los mejores pilotos del mundo disputarse una curva. A ver quién tiene los OO de frenar más tarde!

Entiendo que a un ingeniero se la ponga tiesa ver cómo su piloto se ajusta a simulación previa y clava posición. Tirando de DRS y tropecientos caballos adicionales en recta. Pfff...

Pero los androides, los ordenadores y los mineros de bitcoins no pagan (aún) los abonos de retransmisiones. Las audiencias te están diciendo, que no gritando, algo importante. Y tantas moscas no pueden estar equivocadas, rechazando la m que les están sirviendo.