viernes, 17 de octubre de 2014

‪Nordschleife‬


Os tengo dicho que los viernes por la tarde me suponen un erial bastante extenso, así que por no repetirme, en esta ocasión, después de una semana bastante intensa a mis espaldas, os diré solo que he andado holgazaneando por ahí y la verdad es que no he encontrado nada nuevo en la viña del Señor que no haya sido reseñado aquí o allá, vamos, que no conozcáis de sobra.

Lo que sí he notado es que el cansancio es tan profundo y nos ha hecho tanta mella, que quien más o quien menos está esperando a que termine todo para darse un merecido respiro, ya que en vez de un Mundial de Fórmula 1, lo nuestro parece desde hace demasiado tiempo un campeonato monomarca en el que se disputa entre la prensa especializada o no, quién es capaz de decir la burrada más grande y antes que nadie, of course!

Y por hablar de algo mientras Giorgio Piola desentraña el secreto de mis pantalones cortos, me apetece maltratar estos minutos comentando con vosotros que no me ha gustado ni el tono ni la enjundia del artículo que ha dedicado Javier Rubio a Ramón Trecet. Tampoco me gustó lo que escribió el periodista donostiarra sobre Fernando, que conste, ni sus dos secuelas, pero esa es otra historia ya que un mensaje privado, una nota entre colegas, habría bastado para tratar de convencer a un maestro de lo tuyo de lo errado que anda sin necesidad de hacer que se lava la ropa sucia en público mientras se está ejecutando una vulgar venganza trapera.

¿He dicho colegas? Lo siento. A los que han llegado de nuevas a esta historia tengo que decirles que los desencuentros entre Rubio y Trecet vienen de lejos, tan de lejos como para que el cronista de Fórmula 1 en El Confidencial haya aprovechado la ocasión para saldar viejas cuentas con un lobo estepario cuyo único pecado, me temo, ha sido abrevar información donde no debía.

Y aquí quería llegar yo, porque en mi corta experiencia de dos años como redactor en Diariomotor (que no periodista), me las he visto y deseado para no caer en las innumerables trampas que tiende la información moderna.

Muchos de los que me leéis sois profesionales de la comunicación y sabéis de sobra de lo que estoy hablando. Recibes un aviso de agencia o un soplo, y lo primero que se hace es contrastar las fuentes. ¿Pero cómo coño contrastas algo si la mayoría de medios que hablan de Fórmula 1 pertenecen a grupos que a su vez controlan alguna escudería o tienen intereses en ella? Imposible, sin duda, así que te pones a discriminar mientras rezas uno o dos padrenuestros por lo que pueda pasar. ¿Pero cómo coño discriminas si al final resulta, que todo el mundo está pringado...?

No os aburro. Tampoco os voy a ocultar que quiero a Ramón y que Javier en cierto modo, me la sopla, dicho con todos mis respetos, a pesar de que le leo a menudo y le reconozco en lo que vale porque es de lo poco patrio que merece la pena leer. Pero seamos sinceros, si cualquiera de nosotros fuésemos Trecet y pretendiésemos hacer un artículo sobre Fernando Alonso, buscaríamos más a los que contestan al asturiano que a los que le aplauden, por aquello de lograr una mínima equidistancia, vamos. Con lo cual, lo más seguro es que nos saldría un texto muy similar al que escribió el guipuzcoano el pasado lunes, repleto de inconsistencias e inexactitudes.

Y es que esto es lo que hay mal que nos pese. Desde que Fernando ganara su segundo mundial con Renault, al de Oviedo solo le han caído boinazos en nuestra tierra porque nuestros periodistas se han limitado a traducir las opiniones del enemigo. Nadie en los medios se ha molestado aquí en contestar lo que se decía de él afuera, en generar material con criterio propio. Y el resultado no puede ser otro: Alonso es un egocéntrico y un malvado, pero se lo rifan sin que nadie sepa en casa a qué se debe tanta querencia...

No quiero amargaros la tarde. Decía al comienzo que la afición está cansada y me faltaba decir que nos falta ilusión, la que no han sabido transmitir los periodistas patanegra con su necesidad de contentar a sus audiencias. Y si de ilusión hablamos, mejor vemos la que les produce a los chicos del WTCC que en 2015 regrese el Nordschleife‬.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

No sabía de esta pero Rubio me cae como el culo y no me extraña tanta prepotencia. Es una pena que nuestra prensa nacional no dé para más, pero entre Marca y As y estos independientes, me quedo con Rosaleny y Lobato y la pena de que el maestro Trecet haya metido la pata tan profundo. Otra vez será, no, Jose?

Tadeo dijo...

Hola Jose

Cómo bien sabes el baloncesto es uno de mis deportes favoritos y el que practiqué en mi juventud y sigo practicando a punto de entrar en la cincuentena.

Trecet era un especialista en la NBA, y tengo que aclarar lo de especialista porque era capaz de hacerte llegar toda estadística publicada en USA, fuera cual fuera, pero nunca fue capaz de trasmitirle al espectador lo que ocurría en la pista.

Vamos, igual que Lobato, no veo diferencia en los estilos. Uno y otro realizan su trabajo pensando en los fans y no en trasmitir lo que pasa y prefieren un buen cambio de tono que levante al espectador del sofá que retrasmitir como está la carrera.

Por eso mismo, y como siempre he defendido la libertad de Lobato para hacer su trabajo lo mejor que crea y sepa, tengo que decir que Trecet se ha tirado de la moto, o se ha pasado de frenada, o tres pueblos y un par de villas. Simple y llanamente porque no sabe de lo que habla, no tiene ni pajolera idea de lo que dice.

Precisamente hace unas semanas, creo recordad, leía en el confidencial un artículo sobre el retorno de la inversión que hizo el Santander en la F1. El artículo hablada de 50 a 1 si no recuerdo mal.

Antes de entrar Alonso en la f1 y con el asunto de la internacionalización del Santander, D. Emilio estudió la entrada como plataforma de visualización del banco en el mundo. Sus asesores de entonces desaconsejaron el patrocinio, pero cuando llego el momento, D. Emilio dijo ahora y se metió en McLaren.

A partir de entonces ha patrocinado a McLaren, con o sin Alonso, y ha convertido el banco que compró en UK en el tercer banco del pais, siempre patrocinando a McLaren y consiguiendo que los británicos vean al Santander como un tema propio.

Su segundo asalto fue Ferrari, siguió con el banco inglés en McLaren y con la matriz en Ferrari, no en AlonsoTeam, sino en Ferrari. No se si tiene un contrato privado con Alonso, pero lo tenga o no lo tenga, la F1 se ha convertido en la principal arma de marketing que tiene el banco.

Bajo estas premisas, el Santander va a seguir en la F1, con Ana Patricia o con otro personaje vinculado al deporte que siga el circo allá donde valla.

¿Fue antes el huevo del Santander o la gallina de Alonso? así se preguntaba el periodista. En este caso fue primero el huevo de Santander, Alonso pasaba por allí y sea ayudaron mutuamente.

Porque de verdad, si Alonso necesita un banco, ¿creeis que le costará mucho encontrarlo después de lo que he contado?

Saludos

Anónimo dijo...

Hola a todos, menos al estúpido del tron.

No conozco al Rubio, ni al Trecet (que no puede ser el Trect del baloncesto ¿no murió?) pero el artículo de Trect no vale ni para barra de bar y la respuesta de Rubio es sosa y "fea" de leer, des estructurada, diría.

Lo curioso es que la gente simplifiquemos todo tanto tantas veces...

Un saludo a José y a todos (los humanos),

ABB

Julio dijo...

Me da lástima que en vez de defender lo que tenemos, aquí se de más valor a quien es el mejor opinador y quién llega antes. No me importa quien tiene razón, me toca las narices que la noticia sean los periodistas y no el deporte.

Ya se que tenemos lo que nos merecemos, pero no tengo tan claro que nos merezcamos tanta porquería.

GRING dijo...

ABB. Sí es el del baloncesto, pero seguramente lo estás confundiendo con Andrés Montes, que nos dejó hace cinco años, y que fué el "inventor" de expresiones como "tiki-taka" (que algún día terminará en el diccionario de la RAE), "¿dónde están las llaves? o "la vida puede ser maravillosa". ¿Lo recuerdas?.
Lo de Trecet no hay dios que lo entienda, cuando además dice que no está hablando de deporte, llama "alimañas" a más de 100 "seguidores" que le expresan su opinión (que supongo que para eso escribe en medios publicos y está presente en redes sociales). Espero que no le haya generado tanto tráfico el asunto como para que empiece a tirar su prestigio periodístico por el suelo.
Un saludo

Anónimo dijo...

Pues a mí, la verdad, me parece que lo de Trecet no hay por donde cogerlo.

Su escrito está lleno de animosidad contra Alonso, qué sabe él si Fernando es más o menos empático? Además, tal parece que este abandonara Ferrari al segundo año de no ganar, cuando ha aguantado carros y carretas.

Este señor me resulta un tanto bocachancla y no veo una sola razón en su escrito que merezca la pena valorar.

Saludos.

Lastra.

Pelayo Blanco dijo...

Buenos días!! Lo primero que quiero decir es que admiro a Ramon Trecet en todas sus facetas: como presentador radiofónico, como presentador televisivo, como analista deportivo DE BALONCESTO...
Dicho lo anterior, no me queda otra que asustarme ante la enorme metedura de pata de 13T (que cool el anciano). Habla con absoluto desconocimiento de lo que significa la F1, pero además con un obstinado desprecio por los datos objetivos. Si no sabes de algo y quieres hablar sobre ello DOCUMENTATE.
Esto no es mas que lo que en twitter comentábamos esta semana con Mariela y otros amigos de nuestro anfitrión. El periodista por encima de la noticia. Yo comento, y que me lean, que es lo que importa. La veracidad... bueno... tampoco es tan importante ser veraz y riguroso como ser leído y seguido.
Añadiría también lo chusco del estilo de las tres gloriosas entradas en las que 13T hace un striptease de su ignorancia, que choca con el verbo fluido y grácil que le caracteriza. Eso si, las adorna con bonitas palabras como "prognosis" y otras similares, que nos hacen ver su extraordinario nivel cultural. Dudo que lo haga de forma intencionada buscando deslumbrar, si no más bien como consecuencia del uso cotidiano de un vocabulario culto y rico que se hace en el periodismo deportivo.
Un abrazo a todos y perdón por la chapa, pero es que me he leído las tres entradas ahora y see atragantó el desayuno. ;DDD

Tadeo dijo...

http://www.elconfidencial.com/deportes/formula-1/2014-10-08/como-la-formula-1-convirtio-al-banco-santander-en-una-marca-global_230290/

Con tiempo todo se encuentra

Saludos

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Buenos días ;)

Anónimo ;) Como digo en la entrada, Rubio no es de los que me encandilan, pero independientemente de filias y fobias, lo que sí hay de cierto es que el periodismo deportivo está pasando por una etapa bastante amarga que de vez en cuando nos ofrece este tipo de espectáculos :P

Tadeo ;) Este es uno de los grandes problemas de nuestra prensa nacional: la auténtica información queda siempre solapada por los titulares. Y como estos tiran tanto, al final, todo se queda en titulares, vamos.

A Fernando no le cuesta tener patrocinadores, pero lo que escuece desde mi humilde punto de vista, es que tiene aliados, y eso escuece ;)

ABB ;) No, don Ramón no ha estado fino, la verdad XDDDD

Julio ;) No, no creo que nos merezcamos todo esto, Julio, pero queda muy cool que nos digan que sí, que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades XDDD

Vuelvo en un rato ;)

Jose

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Ya sóc aquí XDD

Gring ;) Tanta empatía, tanta empatía, a lo peor recibió un chivatazo de alguien que abandonó Twitter cagando melodías XDDDDDD (hasta aquí puedo leer) XDDD

Lastra ;) Al 100% de acuerdo, los artículos (3) son a cuál más erráticos, pero en fin :P

Pelayo ;) Con la perspectiva que da el tiempo, es curioso ver ahora cómo la orientación de la información que nos viene de fuera es totalmente favorable a Fernando.

Sigo pensando que Trecet certificó lo que estaba sucediendo en aquel instante, y barrunto ahora, que si pretendiese escribir sobre lo mismo ahora, le saldría algo muy distinto.

En todo caso, una auténtica pena ;)

Tadeo ;) XDDD

Un abrazote a todos ;)

Jose