sábado, 18 de octubre de 2014

Hoy sí


No valgo para líder ni para dar sermones aunque más de uno me ha llamado encantador de serpientes. Tengo mucha paciencia pero en el fondo, me canso pronto de según qué situaciones, creo que os lo he comentado alguna vez, y aunque tampoco os voy a negar que los dos últimos meses y medio han sido de pegolete, que diríamos por aquí arriba, jamás negaré que no hayan valido la pena, ya que ese vettelismo de nuevo cuño y exquisito paladar, patanegrero a más no poder pero sin embargo nacido a la sombra del odio más irracional e inmisericorde a Fernando Alonso, aquí nos ha enseñado no sé si su peor cara, pero sin duda sí la más cazurra y cerrada.

Bien está en este sentido, que hayamos sido protagonistas de primera fila de los daños que ha originado la opereta que se ha escenificado estos últimos años alrededor de la explotación mercantil de Sebastian Vettel, y en estas últimas semanas en concreto, de cómo la ceguera sigue pretendiendo extenderse entre nosotros, quizás por hacer bueno aquello de que no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Así las cosas, las imposiciones de criterio duran lo que duran y por mucho periodista que insista en llamar negro al blanco o por mucho internauta que siga intentado saber cuándo dejé de usar pantalones cortos, la verdad se acaba insinuando donde menos lo esperamos. Ahí tenemos por ejemplo el soberano patadón que metía Luca Cordero di Montezemolo a los que pensaban que Fernando había sido despedido de La Scuderia, al afirmar tajante que el de Oviedo se va por dos motivos: porque no puede esperar y porque, «está decepcionado ya que no ha ganado títulos durante estos años y necesita nuevos estímulos.»

Alguien malicioso podría entrever en estas palabras del hasta hace poco presidente de Ferrari, un dardo envenenado con curare, lanzado a Marchionne tal vez con la sana intención de delatar ahora que Il Cavallino ha defraudado al mejor piloto de la actual parrilla, sencillamente porque FIAT tenía otra idea en mente diferente a la de triunfar en los circuitos.

Obviamente habrá que esperar acontecimientos antes de postularse al respecto, pero lo que sí queda de todo esto es que la cadena Sky podía llevar razón cuando afirmó que Alonso firmaba su divorcio a las 13:00 horas de Japón el pasado 2 de octubre, y que Vettel se vinculaba a la italiana a las 22:00 de la misma jornada comunicando después a Red Bull, que cogía definitivamente la maleta. Y eso nos pone, mal que les pese a muchos, en que Sebastian hacía de segundo plato aquel día.

Dicho lo cual, reitero lo que mencioné la semana pasada o hace dos, en relación a que no me parece mal la actitud del de Heppenheim.

La situación en Red Bull apunta a ciclogénesis explosiva para el año que viene pues Milton Keynes se está quedando literalmente en cuadro y el motor Renault, sigue sin ofrecer garantías sobre la necesaria respuesta a lo mostrado esta temporada. Seb hace bien en irse de la austriaca, incluso asumiendo que el movimiento supone una manifiesta huída ante Daniel Ricciardo y ser la opción para el puesto que deja vacante Fernando en Ferrari. El alemán tiene una larga vida deportiva por delante, y sería estúpido exigirle que la sacrificara tan pronto.

Hoy sí, hoy podemos preguntarnos cualquier cosa sobre el cambio de sillas que ha originado el movimiento del Nano, incluso por qué Vettel no ha enfocado sus pasos a McLaren y ha elegido en cambio, la escuadra más tramposa del paddock. Incluso, para interrogarnos si ha sido cierto todo lo que se ha dicho desde Red Bull sobre Ferrari o si eso, también formaba parte del plan de mercadotecnia que ha estado usando la de las bebidas energéticas para hacerse un hueco en Fórmula 1.

Os leo.

4 comentarios:

GRING dijo...

¡Tiras a dar!
Yo hago dos apuntes, uno de actualidad y otro para guardar un año en la nevera:
1) A las palabras de Montezemolo se unen las de Smedley sobre Fernando Alonso, para muchos "iletrados" uno de los enemigos que tenía en Ferrari.
2) Parece que Honda se instala en Milton Keynes...

Buen día!

J-CAR dijo...

Be authentic, my friend!
;)

rudyBB dijo...

Las palabras de Smedley tienen mucho mucho valor. No le han dado el eco que merecen. Y no lo digo porque sean sobre Fernando sino porque desmontan un poco su "mala fama". Pero las palabras de Ric alabando a Vettel si le dan bombo

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Buenos días ;)

Gring ;) En el momento de escribir estas líneas, la mayoría de iletrados se están quedando sin argumentos. El mundo ya no es lo que era, compañero ;)

J-Car ;) Acumulo cierto cansancio estructural, pero vuelvo a estar a profundidad de periscopio XDDD

RudyBB ;) Es lo que hay, Rudy, mucho altavoz para unas cosas y mucho silencio para otras... Eso y muchas preguntas sobre lo que sucederá cuando el Nano cuelgue los guantes :P

Un abrazote

Jose