martes, 9 de noviembre de 2010

Configuración de lluvia


En las dos temporadas y media que lleva abierto este blog, ocurre que al final del campeonato me importan menos las circunstancias y los hechos acaecidos durante el transcurso de las carreras, y la vista, diría que sin querer, se me va hacia el comportamiento de los pilotos y sus máquinas, como si el largo proceso de destilación acaecido durante la sesión se hubiera completado y sólo quedara sitio para valorar esencias, aromas, matices.

El domingo tuve conciencia de la prueba celebrada en Interlagos a partir de la vuelta cuarenta. Lo ocurrido en la caótica calificación del sábado y el comienzo mismo de la carrera no tenían demasiada importancia a esas alturas, y el perfilado final tampoco, para qué vamos a engañarnos, sino fuera porque a pesar de los numerosos palos de ciego conque la prensa generalista y aún especializada se despacha levantando pantallas de humo, nuestro Alonso ha afirmado siempre que los Red Bull iban bien en cualquier trazado.

Tras una bonita salida en la que Vettel daba cuenta de Hulkenberg antes de llegar a las eses de Senna, Fernando mantenía su posición detrás de un Hamilton a quien con vuestro permiso dedicaré unas líneas dentro de nada. Webber superaba al poleman, partiendo a la caza de su compañero, pero sin creérselo demasiado (es lo que tiene saber que no hay esquifes ni retirada que valga, y que braceas solo en mitad de un océano que te supera, incontrolable entre espumas, oscuridades y plomo líquido); y detrás del cadete de Williams, el primer McLaren, y a su sombra una pantera que enseñaba el morro a su rival por el retrovisor derecho para hacerlo después por el izquierdo, logrando desestabilizar al piloto de Woking durante un instante que acababa suponiendo una plaza.

Cobrarse a Hulk costó algo más. El alemán vale su peso en oro y ya entiende que no hay que amilanarse así surja un amanecer rojo encendido a la espalda de tu monoplaza… Superado el escollo, el Nano parecía discurrir tranquilo y cómodo en la tercera plaza, a casi un mundo de los Red Bull, pero rozando con los dedos la victoria que cuenta.

Como he dicho, en el giro cuarenta, más o menos, comencé a preguntarme por qué nuestro asturiano se conformaba con lo cosechado, cuál era su razón última.

Cuando a falta de un puñado de vueltas salió el Safety Car, lo comprendí todo: Fernando estaba gestionando su propio riesgo, porque Vettel, su garantía, estaba haciendo astillas a su principal oponente de cara a la consecución del título.

Como en un combate de boxeo, el alemán de Red Bull estaba castigando los riñones de su compañero, y la situación convenía a Ferrari y sus opciones, porque los dos mejores coches de la parrilla van a tener que vérselas cara a cara en Abu Dhabi so pena de quedar con el culo al pairo, y al Nano le queda aún un motor con que presentar batalla, como quedó demostrado en un puñado de vueltas en el que el asturiano fue capaz de recortar a Mark casi 1,5 segundos sin que el australiano tuviera margen de respuesta.

Fernando, cuando se juega algo, siempre corre en configuración de lluvia. Ésa y no otra ha sido la lección de este domingo pasado. Y si él, que ha dicho siempre que los Red Bull eran el auténtico enemigo, ha aceptado el resultado de Brasil como bueno, no seré yo quien le lleve la contraria.

9 comentarios:

silf1 dijo...

alonso sabe lo que hace,, maneja con la cabeza y no con las manos,. muy importante.. tal vez no se desespero en pasar a webber porque si forzaba el motor podria ser peor.. hay que ver si vettel sigue con su egoismo y no deja pasar a webber, aver que pasa.. saludos!

pulguitaatodogas dijo...

Tengo la impresión que en Brasil Fernando hizo una carrera muy segura, duplicando la estrategia de Red Bull, a los que tuvo controlados todo momento; en Abu Dhabi será algo parecido, él sabe el potencial del coche y hasta donde puede llegar.
Nos va tocar sufrir.

csm dijo...

Le ví confiado y seguro al final de la carrera. Sea como sea, es el único que ha plantado cara al coche de Newey este año. La estrategia, la calidad de piloto y el dominio de la presión (mejor que ninguno) deberían ayudar en Abu Dabi, pero, nos va a tocar mordernos las uñas. Necesitamos esa "vuelta perfecta" en la qualy. Si saliera...

Un besote

Azaneal dijo...

Llevo leyendo el blog desde el 2008, aunque nunca había llegado a comentar, pero con lo tenso que está el fin de campeonato ya no me puedo aguantar más XD
No voy a comentar concretamente, porque cualquiera que quiera informarse en las diferentes webs y blogs que linkeas verá escrito lo mismo que yo podría poner, pero sí contribuir un poco a la F1-ficción.
Esto lo escribí ayer casi sin darme cuenta. Siento el inglés, lo he puesto para que ayude a que sea un relato más fiel a la realidad, si alguien quiere que se lo ponga traducido no tiene más que pedírmelo.
Espero que os guste, creo que merece la pena.

Azaneal dijo...

Estamos en Abu Dhabi bajo un calor infernal en la pista. ALO presiona a muerte a WEB con VET primero, pero aun así no hay manera de parar a los azules, que se van del rojo irremediablemente.
Stella: Push! Push! Everything you've got! -intentando animar a ALO con su voz grave, siempre un bálsamo para su piloto, pero escucha por primera vez impotencia en la contestación.
ALO: I... I can't!
Sabe que le van a coger demasiada ventaja. Visualmente puede ver cómo se le escapan. El coche rojo va al límite, pero ni eso basta.
Andrea Stella insiste: You've to push. This is the moment to push like HELL!
ALO: Ok!
Pero tanto presiona ALO que... ¡se sale! Los rojos se llevan las manos a la cabeza. ALO cae hasta la 5ª posición, tras de BUT. ALO aprieta los dientes y lo intenta pero no es capaz de pasar a BUT y subir posiciones. El inglés le cierra todas las puertas. El rojo se resigna a su suerte con las ruedas al límite por los ataques.
ALO: No grip!
Stella: Okey, okey. Calm down.
ALO: Can we change tyres and move up?
Stella: Too risky. Keep the pressure - intenta motivarlo pero suena a derrota.
ALO aprieta los dientes, en cambio, delante, a VET parece que le estén dando Red Bull por el tubito para beber. ¡Se va como un avión! WEB intenta seguirle, pero el niño prodigio le mete décimas de tres en tres. Ha sido un mazazo para el australiano que ALO cayera en la clasificación. Le habían prometido que VET se dejaría pasar, ¡pero ahora sabe que eso no ocurrirá! Faltan dos vueltas para el final y VET y Horner tienen el título en sus manos cuando algo pasa atrás.
Stella: Two laps to go. Now, is the moment. Is the moment. Push like HELL. Push-li-ke-HELL!
ALO: Ok!
ALO y su Ferrari se transforman a esa orden. Whitmarsh ve cómo BUT con las gomas en las lonas no es rival para ALO que le pasa como un tifón. Horner mira boquiabierto lo que ocurre a través de la realización. Sólo puede pronunciar un "what the f....!!".
Tiene que tomar una decisión y hacer que VET pierda 6 segs en una vuelta para que WEB pueda ser campeón, aprieta el botón en su panel. VET no entiende lo que le dicen por radio, pide explicaciones. ¿Qué ha pasado? E incomprensiblemente Red Bull no reacciona a tiempo... ¿y ALO?... ALO pasa rozando el muro lleno de personas de rojo y levanta las dos manos cuando cruza la meta en 4ª posición tras VET, WEB y HAM, pero... le vale. Han ganado el campeonato por dos puntos batiendo a WEB y VET. ALO hace que vuelvan los pajaritos en honor a su abuela que le mira desde lo más alto. El delirio y la euforia se apoderan del muro rosso, hay abrazos por doquier, salvo Stella que espera por la radio de ALO. Sabe que ALO va a hablar con él.
El botón se enciende y lo pulsa por instinto.
- Push like Hell, eh? -dice ALO.
- Yeah, I knew you would understand and they don't. No grip, hm? - le contesta su amigo italiano.
Ambos ríen con complicidad antes de escuchar un fuerte "avanti, Fer, AVANTI".

Va por ti, maestro y por todos tus compañeros en el blog. ¡Un saludo a todos!

Anónimo dijo...

Lástima que no sé inglés!. Pero me imagino las conversdaciones jajaja

mrproper dijo...

Orroe, pues yo no lo tengo tan claro. Alonso creo que pudo pensar eso, no te lo voy a discutir, pero realmente creo que tampoco tenía otra opción que conformarse con la tercera plaza. Podía haber estado algo más cerca de ellos, eso seguro, pero no mucho más. Eran demasiado superiores en Brasil y lo que no tenía sentido desde luego era castigar el motor o arriesgarse a un hipotético adelantamiento (porque una cosa es estar cerca y otra adelantar). El trabajo se lo estaba haciendo gratis Vettel y Webber, pero claro tampoco podía hacer más.

Un saludo,

Careixo dijo...

Como bien dice nuestro anfitrion, Fernando se esta cocinando a Mark con habichuelas, y el equipo nosotros-no-favorecemos-a-nadie se lo pone a huevo.
Asi las cosas me temo que el factor esfinter va a ser descomunal este domingo y no es para menos. Recordais a un mas que diluido Lewis ganando el mundial temblado como una hojuela?

Azaneal, muy bueno y rebuscado. Pero yo espero que como se dice, que realidad supere a la ficcion mas descabellada. Un placer leeros.

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Buenos y retrasadísimos días.

Yo sí que llevo configuración de lluvia, pero sobre asfalto seco :P

No tengo perdón de Dios por haber dejado sin contestados. Seguro que me ocurrió algo que me impidió hacerlo… Ya no importa, o sí. En todo caso: muchas gracias por vuestra amable compañía y por este insufle de cariño que vale por un Escape Soplado ;)

Un abrazote

Jose