miércoles, 17 de noviembre de 2010

La máquina Enigma [01]


Aprovechando que acabo de subir de comer, quiero comenzar sin más dilación una serie de entradas que van a tratar sobre el RB6 diseñado por Adrian Newey, porque no me convence que hayamos terminado la temporada sin enterarnos siquiera por encima, de los múltiples por qués que han hecho de esta magnífica plataforma un engendro casi imbatible.

Obviamente sigo siendo aquel tipo que realizó sus estudios por la rama de letras, que ha acostumbrado a meterse en jardines en los que ni siquiera los de ciencias se han atrevido, así que disculpadme por adelantado si me excedo en mis apreciaciones o ejemplos. Pero así son las cosas y estoy mayor para cambiarlas, y lo cierto es que después de muchas horas dibujando escenarios paradisíacos o imágenes de época a plumilla, mi cabeza se ha entretenido buscando respuestas para un fenómeno que al paso que vamos nadie va a explicar de manera convincente, y ya va siendo hora de que comience a pasarlas a limpio porque hay que llegar a marzo próximo y en algo habrá que invertir todo este tiempo que nos queda por delante, ¿no?

Dicho esto, el RB6 nos ha salido respondón, muy respondón para ser exactos.

Sobre el papel era un vehículo muy eficiente aerodinámicamente gracias a que parecía ir al límite de lo aconsejable, para que nos entendamos, sin embargo, y contra todo pronóstico, ha sabido encontrar espacio para ir mejorando donde parecía que no había posibilidad de hacerlo, resolviendo las sucesivas papeletas que ha encontrado a su paso, con notable alto, circunstancia que me ha llevado a reconsiderar que tal vez su aerodinámica pudiera no ser la ventaja que andábamos buscando, sino una consecuencia lógica de ésta.

Antes de meterme en faena, me gustaría enfatizar que el RB6 se ha destacado por un aplastante dominio en calificación, mérito que sin duda ha tenido mucho que ver con su explosivo triunfo final, ya que por encima de todo ha sido un cohete que volaba con aire limpio y espacio alrededor (en cabeza o en solitario), aunque las pasaba canutas en situaciones digamos que más comprometidas (detrás de otro coche o en montonera).

El punto crítico para comenzar a cambiar de pensamiento sobre mis razonamientos iniciales, surgió después de ver cómo el vehículo de Vettel entraba literalmente en pérdida al ponerse en contacto con la estela de aire dejada a su paso por el MP4/25 de Button, en Spa, a resultas de lo cual se produjo el accidente entre ambos; y no hay contradicción en lo que digo porque tal fragilidad (depender tanto de las condiciones de carrera lo es) no ha impedido que el RB6 haya batido a sus rivales incluso en circuitos considerados poco adecuados a sus características.

En orden a estas circunstancias y a otras que intentaré ir desgranando en sucesivas entradas, me atrevería a decir que Newey ha diseñado su monoplaza para este año con un claro enfoque hacia el instante de los Grandes Premios donde las condiciones son más idóneas: la calificación, por cuanto el aire que circunda el RB6 no se ve contaminado por el paso de otros vehículos. A partir de ahí, desde la pole, el trabajo durante la prueba resulta mucho más sencillo, como estamos cansados de ver.

Y es que Adrian será feuchón pero no es tonto, y si ha tomado el camino de apurar al máximo la aerodinámica de su criatura, hasta el punto de que en determinados momentos ha parecido que un soplo de brisa podía desestabilizarlo, ha tenido que ser porque necesitaba asumir ese riesgo para que su auténtico invento funcionase a la perfección. ¡A ver si damos con él, o en el peor de los casos nos acercamos lo suficiente!

Nos leemos.


Siguiente

5 comentarios:

mrproper dijo...

Venga coño, que nos tienes en ascuas. Dale ya a la siguiente entrada.

Un saludo,

Salinas dijo...

Hombre, es una jugada radical. Si sale bien y calificas 1º, sale muy bien. Pero cualquier inconveniente que te meta en 2ª fila, compromnete tu carrera mucho más que la de cualquier otro. Pero reconozco que soy el 2º del mundo más ignorante sobre estas cosas.

Lola dijo...

En el primer puesto de ignorancia sobre estas cosas estamos muchos/as, creo, no vamos a tener sitio todos en el podio.
Estoy segura de que tus ideas sobre el tema son muy interesantes, como siempre.

+karreras-futbol dijo...

Muy buenas.
Este tipo de entradas son las que mas me gustan.
A lo largo del año se habla de las evoluciones (es decir "copias" ) del Mclaren o de el Ferrari pero nunca habla nadie de las evoluciones del RB6 o del RB5 ,que gracias a la FIA y Bernie con el BrawnGP no dejaron que fuese el dominador de 2009 como ha sido el RB6.
Saludos

Orroe dijo...

Buenas tardes.

David ;) ¡Ya voy, ya voy, que soy de Portugalete pero no hago milagros XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD! ¿Qué tal todo? ;)

Salinas ;) El RB6 ha roto a todo el mundo en calificación, pero en carrera ha sido otro cantar, y no por estar entre otros coches, sino porque su aerodinámica es mucho más sensible a las alteraciones. Ponía el ejemplo de Vettel en Bélgica porque es el mejor exponente del desequilibro del Red Bull cuando no andaba cómodo :P

Lola ;) Al menos espero pasarlas bien a limpio y que las disfrutemos ;)

+Karreras-Futbol ;) A ello vamos :P

Un abrazote

Jose