jueves, 7 de enero de 2010

Reservoir dogs


Oficialmente se han acabado las fiestas pero las ganas de marcha persisten. Me he tomado unos días de descanso y la vuelta a la rutina ha resultado bastante cachonda porque me encuentro a Fernando en casi todas las salsas, incluso en aquellas que dicen ir contracorriente mientras perseveran en golpear una y otra vez la misma piedra.

Vamos a ver, que me parece que no resulta tan complicado de asimilar: si Fernando es tan chungo y tan flojo piloto que ha necesitado la ayuda de todo un universo de arrimados para elevarse a lo más alto, por qué no nos sentamos a ver si se cae de nuevo y nos dejamos de bufonadas, porque bufonada es hacer de cada granito de arena que roza al asturiano, una montaña sobre la que montar cualquier bonita fábula.

Obviamente comprendo que resulta difícil abstraerse de tocar al mejor piloto en pista para intentar pillar cacho, pero no es de recibo argumentar que no es ésa la intención cuando queda patente que es imprescindible en todas las ecuaciones posibles e imaginables. Y es que Alonso cuenta incluso cuando se le saca punta y desbroza para negar lo evidente, porque sin él, sin mencionarle, muy pocos saben de qué coño hablar.

No voy a recordaros ahora el respeto que siento por nuestro compatriota, ni lo mucho que me cansa parecer defenderlo cuando sé perfectamente que se defiende solo, pero sí que sospecho que se le tiene demasiado miedo, ya que de los tipos duros que se van a ver las caras en la temporada que levantará el telón en un par de meses, el Nano es de los pocos a los que no les temblará la mano en apretar el gatillo.

Sebastian está en su punto, lo dije hace poco y vuelvo a repetirlo, pero el necesario control de la adrenalina ante el disparo puede suponerle una asignatura todavía por aprobar. Lewis sabe apuntar, y disparar, lo ha demostrado, pero sólo cuando juega desde una posición de ventaja, lo que le quita puntos. Michael sabe disparar, nadie en su sano juicio afirmaría lo contrario, porque la frialdad y el cálculo son sus señas de identidad, y hay que tenerle en cuenta aunque corra con un tractor, pero hace tiempo que no ejerce y eso le puede quitar posibilidades. Jenson, sin embargo, es aparentemente hombre calmado al que no veo con la automática en la mano, sino en el cinto, salvo que se encuentre en serios apuros, momento en que desenfundará encomendándose a Dios o al diablo, según se tercie. Felipe, mi Felipe, sí, sabe disparar y se ha vuelto frío, calculador y resuelto como Michael, y aunque queda por ver cómo ha quedado de su accidente, es un marrullerete de tomo y lomo que tiene numerosas cuentas pendientes. Y Fernando, como he comentado más arriba, sabe perfectamente lo que lleva entre manos.

No me extiendo, mi apuesta va por Button, Massa y Alonso, y en orden inverso. Son mis perros callejeros preferidos y no tengo que recurrir a la retórica para ocultarlo, mucho menos para afirmarlo.

5 comentarios:

Tadeo dijo...

Buenas noches

Me lo has puesto a huevo, así que te voy a dar mi explicación, que no tiene porque ser compartida, de lo que está pasando. Si me enladrillo, pido disculpas por anticipado.

Alonso era el grano en el culo del poder, esto lo has dicho y repetido demasiadas veces como para que yo no lo haya aprendido. Pues bien, el grano en el culo, se comió el culo entero y dejó sin razones, sin títulos y sin dinero a todo el poder fáctico de la F1 durante el 2005 pero sobre todo durante el 2006.

En el 2007, el poder fáctico tomó cumplida venganza pero solo en parte, porque la otra mitad ya había tenido que salir de la F1.

El grano en el culo se quedó tranquilito esperando su oportunidad, y esta oportunidad ha aparecido ahora como una verruga en la punta de la nariz, que por mucho que intenten evitarla, la tienen todo el día en la punta de la nariz, y no veas como molesta una verruga así.

Como esta verruga no la pueden eliminar, no pueden quitársela de la cabeza, están todo el día hablando de ella. Verruga arriba, verruga abajo. Que si la verruga la quitaré con Brawn, que si la verruga la quitaré con Hamilton, que si la verruga la quitaré con Schumacher, que si tengo un nuevo producto llamado Vettel que es mano de santo.

Pero ahí está la verruga, en la punta de la nariz, y por lo menos durante 5 años más tendrán que verla todos los días al mirarse al espejo todas las mañanas.

Saludos

Drew dijo...

Antes que nada, ¡¡Feliz Año!!

No comparto del todo tu opinión, pero creo que le falta algo clave y es el tener en cuenta (siguiendo el símil) el arma de cada uno. No sé por qué me da (y me duele) que habrá armas de destrucción masiva contra las que el 661 poco podrá hacer.

Forza Ferrari y Forza Fernando... siempre que esté Felipe delante.

zukisan dijo...

feliz anyo capitan!

Pues yo aun no tengo mis tres perros callejeros preferidos, pero creo que hay que ver muchas cosas aun...

Por ejemplo, neumaticos.... Button cuida bien neumaticos, pero si los neumaticos de este anyo respetan conducciones agresivas como la de Hamilton... el perro button tendra su arma en el cinto, pero solo tendra tiempo de esconderse ante un Hamilton desbocado... imaginatelo con una ametralladora....

En ferrari, estamos de acuerdo de que el perro ganador es el patrio. Y queda ver como se encuentra masa, pero podria estar cerca, y por encima de otros primeros perros.

RedBull... la genialidad Newey ha termindado o queda mas? Si el resto ha copiado bien, los redbull estaran un paso atras, y en cualquier caso, la madurez de Vettel no dara ya opciones a Webber. Salvo sorpresa, coincidimos en eliminarlos.

Y Brawn???? Creo que son lo grandes perros a batir... pero seguimos sin saber como esta schummy, en caulquier caso, seria parecido a lo que hay en ferrari: rosberg no andara lejos, y si shummy no esta tan bien como pensamos, sera un duro rival para el resto.

Mis perros callejeros son Alonso, Hamilotn y el mejor de los Brawn... que por trayectoria reciente me gustaria que fuera Rosberg, pero si Schummacher esta en el nivel que lo dejo, me gustaria ver duelos Ham-Alo-Kaiser...

Un abrazo.

R74 dijo...

A mi me sobra Massa de tus cuentas. Salvo quizá la primera o la segunda carrera (con respecto a Fernando digo) otra cosa es que luche por el segundo puesto del campeonato. Y siempre en el caso de que Ferrari tenga coche decente desde el principio.

La explicación del grano y la verruga de Tadeo me parece un resumen perfecto de lo ocurrido en los últimos años.

Y sólo me faltaría confirmar si este año hay gato encerrado con Mercedes o si la recalificación de terrenos, digo, de equipos se acaba ya aquí. Si vamos con otro añito de despachos, de SC sospechosos. Si veremos alguna revolución de novatos en alguna clasi, para que salve los trastos algún equipo necesitado de patrocinadores...

saludos...

Orroe dijo...

Buenos días.

Tadeo ;) Bonito símil XDDDDDD Y sí, estos cinco años que quedan por delante pueden molestar mucho XDDDDD

Drew :) Mal que nos pese, todavía no sabemos nada de las armas y por ello resulta un poco exagerado hablar de «destrucción masiva». No recuerdo dos temporadas seguidas en los últimos años en que Ferrari o Mclaren no hayan estado arriba, lo que nos pone en que Mercedes puede estar más abajo de lo que se presume, y es que Ross también ha hecho coches gamba, no lo olvidemos :P

Zukisan ;) Bienvenido a bordo XDDDDD Pretendo hablar de los neumáticos uno de estos días, y Hamilton pierde mucho por su conducción agresiva, así que aunque no reviente ninguna goma, a lo peor se lleva por delante las suspensiones, y más de una vez :P

R74 ;) Mi Felipe me mosquea, no te creas, pero no por su calidad en pista, que ha mejorado y mucho, sino por su auténtico estado físico después del trallazo de Hungría. Y en cuanto a lo de los gatos encerrados, prefiero ser optimista y comenzar el año con buenos pensamientos XDDDDDD

Un abrazote

Jose