domingo, 3 de enero de 2010

El tal Alain


Vivimos quemando y abriendo etapas, y aunque hay demasiada gente que considera que la que sufre es eterna y no necesita recambio, lo cierto es que los seres humanos consumimos nuestra vida en un perpetuo tránsito entre universos que se suceden como cuentas en un collar. Por ello admiro a las personas consecuentes, se vistan por los pies o lo hagan por la cabeza (antiguamente esta frase hecha tenía un significado claro que los nuevos tiempos han tirado por los suelos, disculpadme que la mantenga), que entienden que hay que coger la maleta para comenzar una vez más de cero.

Echando la vista atrás comprendo ahora por qué el comportamiento de Fernando resulta tan extraño a los ojos de los aficionados. Desde 1997 —casi trece años, ¡se dice pronto!—, todos los campeones del mundo se han retirado en la escudería que les permitió conseguir sus éxitos, o permanecieron en ella hasta su abandono definitivo, salvo Button y Alonso. Mika Hakkinen, coronado en 1998 y 1999, se largó de McLaren a finales de 2001 tras ocho años de convivencia. Michael Schumacher, consumado triunfador desde 2000 a 2004, terminó sus primeros días en la misma Ferrari que lo cobijó en 1996 y lo dejó partir diez años después. Kimi Raikkonen, lograba su entorchado en 2007 con Ferrari, y de Ferrari se nos ha ido a los rallyes después de dos años de vestir de rosso. Lewis Hamilton sigue en McLaren, equipo donde se estrenó un año antes de obtener el título de 2008…

Como decía más arriba, a falta de ver cómo le va a Jenson, entiendo lo que pasa con Fernando porque ha sido el primer disonante de la nueva era, y su comportamiento choca, ya que los referentes demasiado lejanos lo han convertido en la actualidad en un perfecto culo inquieto indescifrable para muchos, malinterpretado para demasiados. Pero para culo de mal asiento, mi idolatrado Alain Prost, quien en su carrera profesional se permitió lujos que a día de hoy resultarían incomprensibles, como por ejemplo el de obligarse a abandonar Renault con el subcampeonato mundial bajo el brazo, por un miserable desliz demasiado humano; o plantarse ante Ron Dennis en McLaren porque su compañero de armas (un tipo apellidado Senna) le tocaba los cogieron y la convivencia resultaba insostenible, después de haber logrado tres títulos mundiales y dos subcampeonatos en la escudería; o dejar plantada a Ferrari habiendo quedado segundo nuevamente, para pasar un año sabático y retornar con Williams, con cuyos colores triunfaba otra vez más antes de retirarse definitivamente.

¿Para qué pagar dos euros por desentrañar una tontería? El arrojo invita a quitarse el sombrero y a ser compañía silenciosa, sombra firme y útil, y lo malo estriba en no poder estar más cerca para transmitir el aliento necesario porque el salto al vacío resulta demasiado íntimo como para admitir interferencias.

Fernando ha despercidiado los últimos años (es un decir), buscando un coche que le permitiera volver por sus fueros, y hay que tenerlos muy bien puestos para aceptar el reto, como los tuvo el tal Alain, que era pequeño y sigue siendo feo, pero grande e indescifrable incluso para quienes lo enarbolan pasando por alto que antes de ser piloto ha sido y sigue siendo un ser humano como la copa de un pino.

13 comentarios:

Canapé dijo...

Para quienes observamos sólo los fectos, nos cuesta comprender las causas de las decisiones: ¿intereses deportivos?, ¿beneficios económicos?, ¿decisiones personales?... no se hasta donde llega la libertad del piloto y hasta donde está condicionado por su entorno. Confieso que a veces me gustaría tener el ojo de gran hermano para conocer la realidad; también confieso que me gustaría pensar que se trata de un ídoo, de un modelo en quien la sociedad va a buscar reflejo y que lo que hace está inspirado por valores como la solidaridad, la honestidad, el gusto por el trabajo bien hecho... pero quizás sea sólo un poco de ingenuidad influido por los buenos deseos del año nuevo.

csm dijo...

Por descifrar algunas actitudes...yo igual sí pagaba esos dos euros XDDDDDDD.
Verdaderamente, plantarse como Alain, como Fernando...reconocerse a sí mismo, y deshacerse del victimismo y de las quejas para atravesar el desierto...creo que es durísimo, pero, también es cierto que debe enseñar las "verdades de la vida", el crecimiento auténtico, la madurez personal, eso que dicen de "aceptar la vida como te viene" que, parece es el "quid" de la felicidad...Yo he visto a Fernando "sufrir" con alegría estos dos años en Renault.

Sí, me quito el sombrero ante ese arrojo y ante este texto tuyo.
Un besote

Tadeo dijo...

Concha Amen, hago mio tu escrito y juego con ventaja porque es tan bonito como el de Jose.

Me costó muchas cervezas ser fan de Prost y que mis primos fueran fans de Senna, pero estuvo bien gastado ese dinero.

Un abrazo y feliz año

Jon Valle-Iturriaga Albors dijo...

Una de las cosas que valoro de Fernando es saber aceptar las cosas como vienen, adaptarse e intentar dar de sí lo máximo y sacar el mayor provecho de su material, como decís, sin victimismo.

winarthez dijo...

Buenas.

El caso de Fernando me recuerda a Gandalf en El Señor de los anillos, en el sentido de que empezó la Historia siendo el Mago Gris para, tras pasar por su infierno particular luchando contra el Balrog en las Minas de Moria, superó esa dura batalla para "Con su cuerpo muerto, su espíritu fue llevado por los Valar a las Tierras Imperecederas. Pero pronto fue devuelto para que completara su misión" como Gandalf el Blanco.

Pues bien, Fernando vuelve también para "completar su misión". A lo mejor me equivoco y me doy la hostia pero creo que el Fernando que ahora viste de rojo está a años luz de aquel Fernando que vestía de Azul (y le ganó dos mundiales en la pista, que nadie lo olvide, a un tal Schumacher) y se ha convertido en un PILOTO que su sóla presencia con los de rojo ya abruma al más pintado. Hasta las escuderías tiran de viejas glorias para intentar combatirle...

Todo hace presajiar batallas épicas como las que narraba Tolkien, si los de siempre nos permiten, claro

Un saludo

PD. En estas fiestas he estado un poco desconectado, y aunque los pocos momentos de internet que tenía me daba un garbeo por aquí, nunca tenía el tiempo suficiente para participar como quisiera. Aprobecho este momento para felicitarte el año, Orroe, por este fantástico blog y desearte que este año que entra sea, por lo menos, tan bueno como el que dejamos.

Anónimo dijo...

No suelo escribir, aunque sí paso a leer cada dos o tres días pero no quiero dejar de felicitar el año a todos.
Una cosa que me ha llamado la atención, hasta donde pueden llegar algunos
http://www.extraconfidencial.com/articulos.asp?idarticulo=3645

marta

Ovi dijo...

Hola, me gusta mucho tu blo, enorabuena esta muy currado. Yo tambien tengo otro blog. Me gustaria que nos enlazaramos y nos leyeramos. Te invito a pasarte por mi blog. Un saludo.

GoNanoGo dijo...

Que año va a ser el 2010 para la F1...
Que temporada!
jeje


Saludos

Lola dijo...

Yo creo que hay que ser muy valiente para dejar lo que tienes y volar hacia otro sitio sin saber lo que te espera. Como yo lo he hecho mucho sé la ansiedad que se siente cuando uno comienza una nueva vida, en otra ciudad, con otra gente, etc.
¿Porqué tomamos estas decisiones? pues digo lo que alguien más arriba, se podrían dar más de dos euros por saberlo, pero siempre está fuera de nuestro alcance, y muchas veces no las entenderemos, porque quizás sólo nos centremos en los resultados. Yo quiero pensar que cuando uno deja todo le echa un par de...
Saludos

R74 dijo...

Bueno, mi admiración por Fernando se extendió de lo deportivo a lo personal por tener un buen par de cojones.
Esas primeras curvas de aquél Brasil del 2007 pasandose por la piedra a todo McLadren con un coche capado...
Ahhhhh, nunca las olvidaré...

Feliz año, Jose.

Camu dijo...

Buenos días, disculpa por dejarte un comentario pero no encontre tu correo de contacto, mi nombre es Carmen y quisiera hacer un intercambio de enlaces con su pagina web, la mia es www.coches-es.com/noticias

Si usted acepta su pagina aparecerá aquí: www.coches-es.com/noticias/paginas-amigas/

Quisiera que el enlace de mi pagina aparezca en su portada con la palabra Coches o en su web de páginas amigas, además mi página es la primera en aparecer cuando se busca en Google la palabra COCHES. Puedes escribirme a kmiux6@gmail.com Gracias por su tiempo.

Saludos

Orroe dijo...

Buenos días.

Canapé ;) Mal que nos pese, los pilotos son profesionales que tratan de hacer lo mejor que pueden su trabajo, y es la sociedad o los aficionados quienes vemos en ellos ejemplos extrapolables. Independientemente de la ingenuidad que imprimen estas fechas, la realidad se impone y nos muestra a hombres de carne y hueso con numerosas virtudes pero también con defectos ;)

Concha ;) Pues si estás dispuesta a pagar los dos euracos XDDDDD Ahora en serio, sí, llevas razón, porque madurar acarrea pagar un precio a veces muy alto y que no todo el mundo está dispuesto a abonar ;)

Tadeo ;) Es que Alain tiene ese algo especial que llevan encima los que crecen sufriendo XDDDDD

Jon ;) Fernando ha madurado mucho y a veces se nos olvida que fue el campeón del mundo más joven en su momento, y que también lleva abundante testosterona dentro XDDDDDDD

Winarthez ;) Volvemos a lo del crecimiento personal, y sí, la vida de los pilotos tiene mucho de magia y de control del poder. Bonita relación con Mithrandir XDDDD

Un abrazo, que vuelvo :P

Jose

Orroe dijo...

Buenos días otra vez.

Marta ;) Bienvenida. Pues sí que la peña se busca aficiones raras XDDDDD Gracias por la noticia, yo había caído en la trampa, así que bien está saberlo ;)

Ovi ;) Gracias, y apuntado queda el dato ;)

GoNanoGo ;) Bienvenido. Pues Dios te oiga ;)

Lola ;) Sí que le echa un par. Dejar lo conocido por encontrarse a sí mismo es un acto de valentía, independientemente de lo que se consiga con él.

R74 ;) XDDDDD ¡Joder qué recuerdos! XDDDDD Y sabía que no iba a hacer nada, pero ahí estuvo hasta el último suspiro en McLaren ;)

Camu ;) Mi contacto está en mi perfil, donde están los contactos en blogger, pero bien está y te enlazo, cómo no.

Un abrazo a todos.

Jose