sábado, 10 de junio de 2017

Across the universe


Me gustaban más los viernes de entrenamientos cuando no significaban nada ya que todo el mundo los aprovechaba para jugar al póquer y tal.

Desgraciadamente, la necesidad de los medios digitales por ser los primeros en dar el susto de la jornada, de cada jornada y más allá, han convertido el quinto día de la semana en un lugar donde se sufre tortura y del que es mejor huir. Ya llegarán los terceros libres hoy sábado, y la clasificiación, y la carrera.

Quise ponerme a escribir ayer noche sobre el séptimo mejor tiempo conseguido por Fernando sobre ese proyecto que unas horas antes había que tirar a la basura, pero no lo hice porque llevo metida en la cabeza desde hace días una canción de los Beatles que por casualidad, suena en televisión siempre que echo el ratillo con Amama... Ay ese Jai Guru Deva Om...

A ver, la canción tuvo que ver, pero sólo un poquito, tampoco vamos a exagerar.

Creo en las coincidencias, escucho lo que me dicen los huesecillos sobre la arena o las volutas de humo que desprende la hoguera. Incluso leo a diario todos los horóscopos que caen en mi mano con tal de hacerme una idea, pero luego se me olvida todo, como olvidé mis lecturas anarquistas, trotskistas y cristianas de juventud, porque lo bueno del olvido es el poso que queda. Ahí siempre está la lección que queda por aprender.

En fin, Across the Universe vino a recordarme que debo gastar a poquitos mis fuerzas porque esta batalla va a ser extremadamente larga y recién acaba de comenzar.

A pesar de las apariencias hay plan al que agarrarse. De nada sirve que insista, quien no quiere creer no creerá, pero puesto que ahora los viernes son tan importantes, cabe decir que un séptimo mejor tiempo en unos libres está muy bien, pero que muy bien, y que a lo mejor, a la prensa especialista británica y alemana habría que decirles que dejen de empeñarse en ser las primeras en asustarnos cada jornada, porque a lo peor los viernes son viernes como los de siempre y en el paddock se sigue jugando al póquer.

Luego quise hablar un poco sobre las Pirelli y Grosjean, pero ya era tarde. Espero que sepáis disculpármelo.

Os leo.

4 comentarios:

chema dijo...

Diría que a Fernando se le ve nervioso, poco tiempo y demasiadas incógnitas.

BigotumMaximus dijo...

Ejem ejem... https://www.cincojotas.com/shop-online/iberico-ham.html

Tadeo dijo...

De las Pirelli tenemos que hablar...

Elin Fernandez dijo...

Sí, hay que hablar de las Pirelli y mucho. Esto no puede seguir dependiendo de las gomas. Se están lleno muy lejos los de Milán y no pueden acaparar gran parte del protagonismo de un campeonato. Coño, esto debería ser pelea de el piloto y su máquina contra los adversarios. Pero los reglamentos de la maFIA son de risas y esto depende cada día menos de los pilotos.