domingo, 11 de junio de 2017

Cavar, bonita palabra


Pena que hace unos días titulé así otra entrada, porque «Menos lobos» hoy venía al pelo...

Dicho lo cual, y por ahorrarnos quebraderos de cabeza, os diré que ya podéis dejar de leer los que pensábais que me iba a poner agonías con Sotffel terminando el Gran Premio de Canadá y con Fernando abandonando a dos vueltas del final después de haber rodado buena parte de la prueba en los puntos. Basta tirar de hemeroteca —si tenéis ganas, que ésa es otra—, para comprobar que nadie en febrero daba un centavo por estar así a comienzos de junio, y quien dice en febrero dice marzo, abril o mayo, o sin ir más lejos: este viernes pasado.

Bien, espero que lo hayáis pillado porque ayer mismo escribía que no voy a insistir en dar explicaciones, ni, por supuesto, tratar de convencer a nadie. Mañana habrá Informe de daños, llegaremos a Bakú y en Silvertone empezaré a repartir boinazos o a sangrarme la espalda, pero con cariño, con mucho cariño.

Anteayer, Rafa, Amelia y yo jugábamos con la idea de saber cuándo dejar de cavar, y es que a lo peor se tira la toalla cuando el filón está más cerca que nunca. 

También es verdad que vivimos en un mundillo donde sin que ocurra nada, se podía aventurar hace unos meses que Ferrari iba a tirar la temporada 2017 a la basura y a estas alturas de la película discutir si Kimi es un piloto sobrevalorado, o no, porque perjudica las opciones de Maranello, pero prefiero tratar vuestra inteligencia con el respeto que se merece. 

Así que lejos de la histeria colectiva que embarga al personal, puesto que desde que empezó la temporada nadie imaginaba —experto, se entiende—, que en la séptima carrera del calendario íbamos a estar ciscándonos en los japoneses porque a puntito hemos estado de saltar de alegría, aceptemos que es posible que el escenario mediático siga siendo similar y que, en consecuencia, si continuamos haciendo caso a los voceras del apocalípsis a lo peor nos abrimos las venas antes de tiempo.

Si no sois capaces de ver el enorme avance que ha mostrado el MCL32 en Montreal con respecto a pruebas anteriores, ya lo siento, aunque también os digo que yo seguiré cavando.

Ea, os leo.

7 comentarios:

matador dijo...

Jose, tienes más moral que el Alcoyano. El motor Honda del Mclata es infumable... Ya sé que la tele alemana ha dicho que ayer Alonso con un motor Mercedes hubiera hecho la pole, o casi, pero tampoco decían si era el motor del Mercedes de Hamilton o el motor Mercedes de Force India... Tendrá muy buen chasis, pero si no hay potencia, incluso es peligroso en las rectas, y ya lo ha dicho Fernando. Lo preocupante es ya el año que viene, que no veo claro el sitio que le pueden dejar a Fernando, porque no creo que los ingleses hagan un Honxit, ni que el Nano vuelva a Ferrari (aunque ya nos gustaría a ti y a mi), y el moreno veloz ya ha dicho que con Alo tenía una relación tóxica, así que Mercedes tampoco parece una opción.

Hace años, en el blog de Maese, comenté que Fernando debía pasar ya del negocio este del formol para dedicarse a ganar carreras de verdad, Le Mans, Indy, el Pikes Peak, el Dakar o la Panamericana. Es tan grande que no necesita de esta mierda, ni seguir arrastrándose con un motor famélico. Este finde ha dicho que por qué no una temporada completa de la Indy si no encuentra mejor opción en la F1... Mucho me temo que no nos quede mucho de disfrutarlo aquí.

Preocupante también lo de Carlitos el finde. A ver si le están empezando a segar la hierba bajo los pies para que no eclipse a la Maxestrella de los energéticos, y de paso, el Ruso se revaloriza...

Lady Adhyra dijo...

"La idea de saber cuándo dejar de cavar, y es que a lo peor se tira la toalla cuando el filón está más cerca que nunca"... Nunca mejor descrito el laberinto en que el McLaren y Honda van penando mientras tratan de encontrarse y encontrar la salida, que podria estar a un par de giros... pero siempre parece que paga mas reflotar año a año el debate de si el pobre Kimi es piloto sobrevalorado o el teatral Hamilton es Senna reencarnado o cosillas asi de profundas y amarillistas que hacen la delicia de los editores y de los que tienen el click facil... Menos mal que existe el santuario de la razon y los ojos bien abiertos que es este blog ;)

Javier Polanco dijo...

La carrera de ayer tuvo una serie de acciones que hicieron que Alonso pudiera rodar en los puntos. El abandono prematuro de Massa y Carlos, coches claramente superiores al del asturiano sumados a los problemas de Kyviat deberían haber mandado a Fernando a una posición mas acorde al coche 13 o 14. Ver como le pasaba en la recta es un suplicio y para Honda este año perdido y no se ve la luz para 2018. El chasis es otro cantar, evoluciona y lo hace bien pese al pobre rodaje en pista. En fin, que soy menos optimista y ojalá me equivoque. Saludos

Anónimo dijo...

Además de lo que ya se ha comentado, mi cabeza no se va a la pretemporada 2017 y compara con la actual situación. Mi cabeza se va a la pretemporada de 2015, y desde entonces espera que te espera un rayito de luz....somos los campeones del mundo de la espera. Y quien espera desespera. Un abrazote

DeLorean dijo...

Yo sigo con lo mío... McLaren parece mejor en las manos de Alonso. Lo siento pero está en las del mejor piloto que ha dado la historia para este tipo de autos (admito a Peterson, Rindt o Prost ahí). Saca pozos enteros de petróleo que engañan a los sentidos y no es un buen baremo. Si nos atenemos al segundo piloto, que sigo pensando que es un pilotazo... Las cosas no son tan esperanzadoras. El aÑo que viene se va ALO, coge el coche otro piloto (me da igual quién) y McLaren-Honda estará donde esta ahora. De qué sirve un chasis de la leche si no tienes un piloto para exprimirlo? Y vuelvo a lanzar la pregunta... Que haría ese Williams en sus manos??? Es que da rabia. Que sí, que a veces se está cerca del tesoro y estoy de acuerdo en el fondo, nunca hay que rendirse... Aunque hay otras veces que lo único que cavas es tu propia tumba. ;)
Un saludo

Ricardo dijo...

Jose,

Te leo y normalmente estoy de acuerdo contigo. concuerdo en que han habido mejoras en el motor de Honda. Dicho esto, si el rumor de que además de aportar el motor, le están inyectando a McLaren la tontería de $200 millones de dólares, ya deberían haber rodado cabezas en la sede nipona.
Todos estamos impacientes y desencantados de que un monstruo como Honda hasta la fecha haya sido incapaz de dar con la tecla para hacer volar ese bólido. Aun peor, si entiendo la conversación por radio de Alonso con su ingeniero, al final de carrera cambiaron el mapa motor para precisamente llegar a meta. Alonso dijo que daba vergüenza ir rodando tan lentos. Aun así, termino en la cuneta. la profesionalidad del Asturiano es antológica.
Quiero seguir creyendo. Veo los grandes premios pensando que en cualquier momento se obra el milagro. Que nos dicen negro, cuando internamente saben que ya pinta gris claro, casi blanco. No quiero perder la esperanza, pero esto es incomprensible.

iñaki dijo...

Después de llegar hasta aquí... hay que ir hasta el final