domingo, 1 de junio de 2014

¿Para qué te trajeron?


Ser lobo en montañas extranjeras tiene de bueno que observas su aurora con ojos distintos, que hueles las mismas montañas destilando aromas que quizás se pasaron por alto, que ves una realidad que a poco que la acaricias con la yema de los dedos, te ofrece como compensación un sabor quién sabe si más amargo pero en todo caso, reconocible porque sellaste las páginas donde quedó escrito en otro lugar y en otro tiempo.

Como sabéis llevo tiempo dando vueltas a por qué Lewis levantó las perdices antes del Gran Premio de Mónaco pidiéndose el papel de Ayrton en una pieza de teatro que aún no había sido escrita, contando aquello de que tenía más hambre que Nico. Reivindicándose fuera de tiempo, en una palabra.

Al de Stevenage le está cayendo la del pulpo por sus chorradas de hace diez días, y de nueve, y de ocho y de siete, y aunque a todas luces el asunto resulta pelín desmedido, sospecho que podría tener su razón de ser si aceptamos que pudiera ser que Hamilton ni se hubiese vuelto lelo ni hubiera perdido un ápice de madurez ya que podría ser muy bien, que el británico que se haya dado cuenta [tarde] de que le trajeron a Mercedes como hicieron con Fernando en McLaren en 2007, para dar credibilidad al nuevo héroe.

El pequeño de Keke es alemán y milita en un equipo angloalemán que lleva propulsor made in land of Mistress Merkel. Para el Dr. Zetsche y su tropa resultaría genial que un hombre de la casa, el hombre de la casa, triunfara este año en que Bernie sale poco en los rotativos para que no le pringuen porque bastante porquería lleva encima. En este supuesto, Lewis haría de cebo como hizo el Nano en la de Woking.

Toto y Niki son austriacos y como me dice mi buen Elías día sí y día también, los centroeuropeos ganan por goleada a los alemanes en aquello de ser más cabroncetes de lo necesario. Además, el propio Lauda postula que los campeonatos los ganan quienes son más hijoputas sobre la pista. Y aquí entra Lewis, que, un suponer, creyó después de su triunfo en Barcelona que le iban a pasar el jabón por la espalda y descubrió [tarde otra vez], que su papel es de telonero o de gallito derrotado y no de estrella.

Y al hijo de Anthony algo le avisa de que hay tomate porque Roscoe, por esas cosas que tienen los perros, ha dejado de orinar en la calle y ahora lo hace en casa, y los ojos de Nicole le dicen que tal vez sí, que no es seguro pero que en todo caso vaya con cuidado, y el mohicano se arma de valor y recuerda al de Oviedo, cómo a su coche le cayó un plafón del garaje en Bahrein, y cómo en Mónaco precisamente, se montó la de Dios es Cristo. Y también recuerda lo que vino luego y que sin apenas trascendencia, en la actualidad es Nico quien le está copiando las telemetrías...

Hamilton pasa de alerta Defcon 5 a 1 en lo que los demás tardamos en pestañear. Se sabe solo porque Ross no está, ¡joder, Ross no quería ver lo que está sucediendo!, y ataca primero tratando de socavar la credibilidad de su compañero porque él tiene más hambre de victorias, y se enfunda en el papel de Senna frente a Prost de manera preventiva, como haría Bush junior. Y el sábado Nico lo mata en Mirabeau pero a él no le convencen las telemetrías, esas que escribe de puño y letra para que las copie el hijo de Keke, y todos decimos que se ha vuelto idiota, que se está pasando tres pueblos, que no es para tanto, pero Lewis tiene a Fernando en mente y sabe perfectamente de qué va la historia.

¿Para qué te trajeron, hijo del viento. Para triunfar de nuevo o para servir de acompañamiento al chucrut? Así no me extraña que Hamilton eche de menos McLaren. Pero la cosa promete y quedan todavía trece carreras en las que poder ver hasta qué punto se repite el pasado y cuán de templado ha sido forjado el acero de un gallo al que el corral se le ha vuelto demasiado pequeño.

9 comentarios:

Odicha dijo...

Lewis o la actitud paranoide :)
Este año promete en todos los frentes. Cuando quieras hablamos de McLaren un rato

Josemi dijo...

No hay nada que me alegre mas que ver al aguacil aguacilado, pero no se si sera tan facil. Monaco es algo raro, sospecho que en los tilkodromos Hamilton es mas rapido.

De todas formas, llevo mucho tiempo convencido que Nico es un gran piloto, a la altura de los mejores. No hay que olvidar que fue el que obligo a Schumacher a explicar por que carrera si, carrera tambien, un novato le estaba ganando.

Por cierto, hoy ha habido muchos acontecimientos deportivos (DTM, Le Mans, Indy, MotoGP), pero el accidente mas fuerte ha sido en Japon. Que porrazo mas malo!!!

https://www.youtube.com/watch?v=7MCXgPs_A6s

Tadeo dijo...

Me temo que Ham ya le enseñó el camino a Ros la carrera anterior.

No se si recordais, Ham primero, Ros segundo y apretando. Ham con ruedas usadas, Ros con ruedas nuevas agobiando a Ham.

Se oye una orden del muro, chicos usad tal mapa motor, pero solo Ros obecedece y no puede con un Ham con neumáticos en las últimas.

¿Se la devolvió Ros a Ham en Mónaco? más que eso, le dijo que de ahora en adelante no iba a obedecer cuando se tratara de una lucha entre los dos.

Y ahora a ver a quien llama perro Nicki Lauda, ¿o el perro era él y por eso insultaba a los pilotos que no eran de su gusto?

Recordemos...
- ¿Alo puedes probar el Jaguar?
- claro Nicki.
- Alo ficha por Jaguar,
- ni loco Nicki...

Saludos

Interlagos dijo...

Lo has clavado Jose!

La única diferencia, aparte de espionajes, con el 2007 es que este año no hay ningún equipo que se les acerque ni de lejos.

Recuerdo perfectamente a Alonso diciendo muchas, muchísimas veces que había que vigilar a Ferrari, que el campeonato no sólo era cosa de los McLaren. Pero Dennis tenía chiribitas en los ojos con su pupilo y hacía caso omiso a esas advertencias. Y todos sabemos lo que pasó.

Ahora es diferente, sólo están Nico y Lewis y los acontecimientos futuros. Vayamos encargando las palomitas.

Un abrazo!

J-CAR dijo...

Pues claro. Una sobrereacción como esa solo se puede explicar de dos maneras, o está loco o ha visto algo que desconocemos. Esto último solo lo aceptará quien no esté tan sobrado de orgullo como para poder reconocer su ignorancia.
Si el interés real de Mercedes es parar una guerra interna dará continuas pruebas, en privado, a ambos pilotos que garanticen la neutralidad del equipo. Lo que no hará será invitarles públicamente a comportarse como hijosdeputas, porque de esta forma se están provocando las cosas que luego servirán para justificar la parcialidad.
Wolf eyes. ¡Que recuerdos!
https://www.youtube.com/watch?v=HEdh2jXDe5I

¡Saludos!

Aficionando dijo...

Efectivamente. Y Nico, la más guapa del paddock, se ha cansado de ser bueno. A mí me da que esta guerra va a ser lo único divertido del campeonato. A menos que a Kimi se le cruce un cable y acabe diciendo en público lo que dice en privado sobre el FIAT.

rudyBB dijo...

Que dice en privado Kimi? Lo pregunto solo por curiosidad.
Gracias
Saludos

Aficionando dijo...

Que era una mierda de coche. Lo contó un periodista, creo que del As o el Marca sin nombrarle. Vino a decir algo así: un piloto campeón de mundo me ha dicho que el Ferrari tiene tres problemas: la aerodinámica es una mierda, el chasis es una mierda, el motor es una mierda. Por descarte y porque sabemos que Alonso no diría algo así, es fácil suponer que fue Kimi.

J-CAR dijo...

Cosas de austriacos.
Cuando leo a Toto declarar...
"Lewis tiene un historial excepcional en Canadá, Nico tiene el impulso de su victoria en Mónaco. Todos estamos deseando que llegue el próximo capítulo en la historia de esta temporada".
... a mi me suena a impostura, a que quieren entretenernos con una historia de falsa rivalidad que tienen mucho más controlada de lo que parece. Ya lo he dicho en otras entradas a propósito de los cruces de declaraciones entre Niki y Helmut, parecen juegos de trileros para entretener al personal mientras le roban la cartera.

Mas curiosidades austriacas. En Gratz (ciudad de nacimiento de Helmut Marko), en 1912, Hans Gross (otro de los insignes pioneros austriacos que fueron iluminando a la modernidad) abrió el primer instituto criminológico del mundo, hoy convertido en uno de los museos más curiosos de la ciudad, junto con otro dedicado nada más y nada menos que... ¡a la percepción!
Lo dicho, es que estos austriacos tienen un carácter muy especial.
¡Saludos!