jueves, 23 de mayo de 2019

#VKt-05 [Martín Caño]


Martín, nuestro protagonista en el Voight-Kampf test de Nürburgring, es un buen amigo, de esos a quienes les puedes decir las cosas claras sin temor a que te den la espalda, del que aprendí llaves y artes del combate dialéctico que dudo que quisiera enseñarme...

Siempre ha sido infinitamente generoso conmigo y me ha permitido conocer gente increíble —incluso con magia más poderosa que la mía [F1 a lo Camba]—, y también me acercó a los óvalos americanos cuando en España apenas se hablaba de esta disciplina y lo más cerca que yo había estado de ella era viendo a Tom Cruise y Robert Duvall en Days of Thunder. Le traigo hoy hasta vosotros por dos razones: la primera porque considero un desperdicio no conocerle, y la segunda, porque ahora que el automovilismo norteamericano se ha puesto de moda, me apetecía recordar que hubo quien puso algunos cimientos aquí hace casi una década.

Inquieto, fino, inteligente, seguro que os gusta lo que nos tiene que contar. Si no es así, ya sabéis: la culpa será mía.


Ante todo, quiero agradecerte, Maestro, esta oportunidad de aparecer en este santuario del automovilismo que es Nürburgring; es todo un honor para mí ser por un ratito el protagonista. Te agradezco más todavía el hacer que mis recuerdos se agolpen y volver a sentirme vivo en este mundo. Hace unos años te entrevisté y Primo de Anónimo me dijo que me había notado descortés. Es cierto, fui demasiado agresivo en mis planteamientos y tú fuiste el tipo con más paciencia y humor del mundo. Fue una dura batalla que para mí era casi un último estertor y para ti otro revolcón más; entrevistar a Orroe desde el bando contrario no era fácil. Públicamente te pido las disculpas que te pedí en privado y te vuelvo a agradecer por todos estos años de disfrute y experiencias. 

1.- ¿Cómo se vive con una hora de retraso con respecto a la península? ¿Suponen una penalidad o un alivio estos sesenta minutos de margen?

Empezamos con una curiosa pregunta. Pues te diré que en teoría el huso horario no afecta absolutamente en nada, pero en el caso canario sí, porque el huso horario de referencia para nosotros es el de la península, para relaciones de todo tipo, comerciales, familiares y afectivas, laborales, etc.; por ello, siempre estamos con la mente pendientes de ambos horarios… ¡y sí, nos beneficiamos en Canarias! Nos levantamos una hora más tarde que ustedes, esa hora en la que no son todavía productivos, llegando nosotros al lugar de trabajo y enchufándonos a las tareas desde que llegamos porque ustedes ya agarraron carrerilla. Además, ustedes se van a casa y nosotros seguimos en el trabajo y, evidentemente, nos acostamos cuando ustedes ya están desde hace rato en los brazos de Morfeo.

Al día siguiente de llegar a Canarias, allá por 2008, un lugareño me dijo «tranquilo cristiano, que estás en Canarias, aquí es una hora menos y tenemos una hora más para hacerlo todo tranquilos». El tipo murió dos años después de un ataque al corazón.

 

2.- Lo he comentado en otras ocasiones y acabo de hacerlo en la introducción a esta entrevista: a través de ti tuve la oportunidad de profundizar por primera vez en la liturgia de los óvalos americanos por antonomasia (NASCAR) y conocer a Mikel Azpitarte. ¿Eres consciente de que al final el tiempo te ha dado la razón y hasta Fernando Alonso ha acabado plantando la Fórmula 1? ¿Te sientes herido en tu orgullo o un precursor?

Ninguna de las dos. En mi historial de bloguero/periodista tengo un ramillete de predicciones erradas enorme, también de muchos aciertos, pero de alguna manera ese era mi juego, me divertía mucho jugar a ser adivino, pero de una forma relativamente razonada: siempre estudiaba a conciencia mi predicción, contrastaba datos, organizaba una estrategia para llegar a ese pronóstico, incluso hacía predicciones a toro pasado, del tipo «y si fulano no hubiese adelantado a mengano en la primera vuelta, en vez de ganar habría quedado el 12, por mala elección de neumáticos y por la imposibilidad de adelantar ni a un Renault 5». Había lectores que se ponían de los nervios, pero yo me lo pasaba muy bien y había predicciones que tenían mucho mérito, muy bien tiradas.

 

3.- ¿Herzog, Caño, o el Martín que prefirió evitar seguir desgastándose en guerras inútiles? ¿Con cuál te quedas?

Cada momento tiene sus circunstancias y no puedo elegir tampoco en este caso. Uno se adapta a sus ideas y a lo que quiere conseguir; por ejemplo, Herzog nació por mantener mi anonimato, no quería que mi nombre real, Martín Caño, estuviese manchado e incluso perseguido por desaprensivos, por lo que decidí ponerme un nombre artístico, musical, con cierto toque de glamour. Fue un error, porque si me hubiese puesto Cristina Herzog te habría dejado sin trabajo a ti y a la mayoría de blogueros del momento (risas)… las mujeres siempre han tenido más tirón.

Más tarde (bendito el día) decidí enfrentarme al mundo a pecho descubierto, con mi nombre real, sin esconderme, estando orgulloso de quién soy y sin miedos estúpidos (o no tanto); ese paso fue gracias a un tipo por el que siempre he sentido admiración, uno que pasó de llamarse Orroe a José Tellaetxe. Gracias, Maestro, tu explicación de ese paso que diste me parece una de las mejores cosas que me has dejado… y han sido muchas.

 

4.- Fuiste azote del «alonsismo» cuando las Redes Sociales estaban en pañales y había que tratar de convencer a los lectores en base a argumentos dotados de exposición, nudo y desenlace, no con cuatro miserables caracteres y algún emoticono que otro. Si te apetece —yo lo agradecería—, cuenta por favor a los lectores de Nürbu en qué momento decides crear 5Ruedas y qué ánimo o aviesas intenciones te alentaron en ese instante.

Yo era asiduo a varios blogs de automovilismo, principalmente Nürburgring y el de Mikel Azpitarte, NASCAR Europe, me fascinaba tu forma de escribir, nunca lo he negado, ni cuando nos tirábamos los trastos a la cabeza; en mi cabeza fui armando un proyecto (otro más, siempre fui hombre de ilusiones) de un portal de internet con información de las categorías varias del automovilismo, especialmente de F1 y prestando gran atención a NASCAR y a la extinta ChampCar, la verdadera F1 americana. 

5Ruedas tuvo cierto éxito y nuestro equipo de colaboradores prometía, incluso salimos en televisión, en el programa de Andreu Buenafuente. Mis intenciones… ánimo de lucro, nunca se lo escondí a mi gente, que me llamaba cándido y no les faltaba razón, pero llegó una buena oferta por el dominio y lo vendí, repartiendo beneficios con mi socio de entonces, Jorge Barona.

 

5.- ¿Por qué El Secarral y aquel maridaje íntimo entre Fórmula 1 y western?

Esa fue una pequeña locura de la que guardo muy buenos recuerdos. Un conocido de hace mucho tiempo, cinéfilo, me dijo un día que todas las películas son en realidad películas del oeste, teniendo las mismas tramas y similares argumentos. Yo decidí extrapolar esa idea al automovilismo porque ¿no estamos hablando de héroes, decepciones, violencia, batallas épicas, tipos solos ante el peligro?

Así nació El Secarral, ya en una de mis últimas etapas; me encantaba hacer la entradilla tipo western e hilarla con el artículo automovilístico que estaba pariendo. Fue muy divertido, pero la gente ya no me tomaba en serio, quizá era demasiado innovador o sencillamente aparentaba ser un loco de la pradera.

 

6.- Si puede saberse, ¿en qué invierte Martín Caño su tiempo libre?

Claro que sí. Hace unos años mi vida giró hacia oriente, me fascinaba todo lo que leía, los documentales, los viajes… como dicen mis hijos comencé a transformarme en un verdadero chino.

Empecé a practicar Qi Gong, que son ejercicios chinos para la salud, de alguna forma parecidos al conocido Tai Chi. En los parques la gente me miraba mostrando sorpresa y falta de entendimiento «otro chalado»; al poco me hice taoísta y a día de hoy sigo en ello, dedicándole algo de tiempo todos los días; pero mi afición principal es estar con mi familia, saborear día a día a mi esposa y a mis dos hijos, que están en edad complicada, 14 y 12 años, pero son adorables.

Otra afición a la que dedico algo de tiempo es a Youtube. A mis hijos siempre los atolondro con artículos muy interesantes y un día me dijeron «en vez de decirnos esto tan interesante a nosotros ¿por qué no se lo dices al mundo?» Y así creé mi canal y ahora soy un youtuber famoso. Dicen mis hijos que tengo una buena pedrada.

 

7.- Vivimos entre reduccionismos y realidades papilla, pero en esta entrevista eres el protagonista y me gustaría que nos hablaras de las Islas Canarias como las siente un isleño con ideas propias. ¿Podría ser…?

Si un tipo de Córdoba se va a Salamanca a vivir siente que está pisando un pedazo de tierra que es parte de su tierra de alguna forma; aquí en Canarias te dicen «yo soy canario y tú no eres de aquí». Muchas veces te encuentras con gentes que piensan eso, pero aun así, el canario es agradable, amistoso, hospitalario y gritón como pocos en el mundo. Aquí cuando hablan gritan y cuando gritan no notas la diferencia.

Canarias es un lugar estupendo para vivir. Yo soy de Jaén, pero no quiero moverme de Tenerife. La calidad de vida es enorme, sentir el mar cerca (tú bien lo sabes, Maestro) es algo a lo que te acostumbras muy rápido y a lo que ya nunca puedes renunciar. La comida no es tan buena como en la península y la insularidad a veces pesa: te subes en tu coche en Cádiz y llegas a Holanda, pero aquí como mucho llegas al sur de la isla. Más que pesar, se echa de menos esa libertad que ustedes tienen.

El ritmo al que van las cosas es diferente, todo más acompasado, más fluido, menos atolondrado. Se disfruta la vida, aunque el Tenerife esté a punto de bajar a 2ª B ¡ya ves, me he convertido en un futbolero!

 

8.- ¿Qué libro consideras que hay que leer?

Sin dudarlo El libro de Chuang Tse. Filosofía taoísta milenaria, fácil, basada en historias y anécdotas. Te enseña cómo tomarte la vida fluyendo con ella, diferenciando qué es importante y qué no lo es tanto, pues todo tiene su relativa importancia… o no. El fluir de las cosas, la alternancia y el movimiento continuo, Yin y Yang. A mí me cambió la vida este libro.

 

9.- El de San Francisco está en nuestras antípodas políticas pero eso nunca nos ha importado. ¿Con qué Clint Eastwood te quedas, con el de El jinete pálido o el de Sin perdón? Y ya que estamos, como directores de películas de vaqueros nos quedamos con ¿Ford, Hataway, Walsh, Mankiewicz, el propio Eastwood, o tal vez con Sergio Leone?

Una vez más, me salgo de tu guión y te pido mil perdones, pero soy un zoquete cinematográfico y me quedo con su papel en El bueno, el feo y el malo, aunque las dos películas que citaste me parecen apasionantes, muy profundas. Pero el Clint de mi película tenía un puntito de cabrón adorable que siempre me fascinó, además, la película no se perdía en vagas historias de amor, iba al grano.

La segunda parte de tu pregunta es muy complicada… el propio Eastwood ha sido genial como director de western, pero John Ford se marcó el que quizá es el mejor western de la historia, Centauros del desierto, con una fotografía que nunca se ha vuelto a ver en una película del oeste y con una historia humana con una complejidad y densidad inéditos. Pero sigo zoquete y si tengo que elegir me quedo con Sergio Leone, el director que ha hecho importante la música en el western, el que ha hecho de este género algo más creíble de lo que hicieron los grandes directores americanos, el que metió los decorados más reales y el que introdujo un elemento que nadie se había atrevido y que campaba a placer en el Siglo XIX en el oeste: la mugre.

 

10.- En nuestro tiempo —¡qué viejo suena esto, por Dios!—, disfrutábamos de la Fórmula 1, invertíamos toneladas de tiempo escribiendo y discutiendo sobre ella, pero así y todo la criticábamos sin contemplaciones. ¿Qué crees que ha sucedido para que ahora impere un código de buenas costumbres que anula cualquier crítica en base a su inequívoca raíz en el odio o el desapego? ¿La juventud se nos ha hecho ultraconservadora, tiene miedo a significarse, ha perdido el espíritu crítico si alguna vez lo ha conocido, no sabe debatir; acaso habrá olvidado leer y escribir…?

Siempre fue más o menos igual. En nuestros tiempos, los que sacábamos los pies del tiesto éramos apaleados sin contemplaciones  por nuestros propios colegas… o peor aún, desollados con el látigo de la indiferencia. Quizá éramos más elaborados, soltando una perorata de 40 renglones y cayendo en la pedantería (por supuesto, me incluyo y no me siento orgulloso, pero lo hecho ¡hecho está!); ahora, como bien dices, te meten 4 palabras y un emoticono y te dicen los mismo o hasta más. Mi opinión es que si no nos adaptamos a los nuevos tiempos, si no fluimos, esos tiempos se nos escurrirán entre los dedos.

 

11.- Sin pelos en la lengua, por favor: ¿crees que ha hecho bien Fernando Alonso yéndose a otras categorías o buscando culminar La Triple Corona?

Creo que ha sido un tremendo acierto por parte de Alonso dejar de lado la categoría reina y afrontar nuevos retos; se le ve más feliz y motivado, pero lo que es mejor, cuando regrese a la F1 será otra vez ese muchacho de 19 años que se comía el mundo. Han sido demasiados años sin conseguir nada en la F1, siendo objeto de tejes y manejes por parte de prensa, aficionados, equipos, peces gordos, políticos… creo que le pasó factura y que el único problema para sus seguidores en la F1 es que se sienta más feliz haciendo otra cosa. Llegará el día en que lo deje, pero será cuando su compañero de equipo sea superior a él.

Debo hacer también un apunte a este intento de Alonso de ganar en Indianápolis, pues creo que ha cometido varios errores de bulto, como confiar en McLaren para esta carrera, una marca que prácticamente nada tiene que ver con esa prueba.

Pero lo que es peor es en manos de quien se ha puesto, de un equipo malo malísimo, que tiene muchas ganas y buena voluntad, pero ni la capacidad organizativa ni técnica de tener a un aspirante a todo en la Indy 500. Fernando deberá ir al límite toda la carrera porque tiene un coche malo que no saben poner bien a punto, eso significa que probablemente bese el muro, porque no es lo mismo ir al límite las últimas 5 vueltas que hacerlo durante 200. Y Fernando no puede esperar mucho, cada cartucho gastado en Indianápolis significa 365 días de espera… y el tiempo no le sobra precisamente a nuestro paisano. Eso sí, estará muy bien apoyado por Gil de Ferran, un tipo que sabe de esta carrera más que la mayoría, pero qué pena no haber usado nuevamente la infraestructura y el equipo humano de Andretti, pues le habrían dado un coche perfecto desde el primer día de pruebas. Espero equivocarme y que Alonso celebre en unos días con la botella de leche… ojalá.

En lo que a mí respecta se lo agradezco, porque me ha vuelto a enganchar al automovilismo, sin pretensiones ni otras inquietudes que el disfrutar de las carreras con él en la pista como protagonista.



12.- La primera ronda de preguntas de esta entrevista la celebrábamos hace días y observo que sigues manteniendo buen ojo clínico, Martín. Alonso besaba el muro, Carlin se ha demostrado peor que una pésima opción, toda una McLaren pecaba de ingenua que ni la HRT de Carabante... En fin, se nos acaba de ir Niki Lauda, el sueño americano se ha roto y el asturiano no participa en la Indy 500. ¿Unas últimas palabras?

La verdad es que este segundo intento de Fernando en la Indy 500 ha supuesto una enorme decepción para mí, sintiendo de corazón el haber atinado en mi presentimiento. Zack Brown decía estos días que el equipo era un desastre, con el coche sin reglar, sin pintar, con piezas y sensores que no servían… ¡como si él no tuviese nada que ver en semejante despropósito! Sabía que este equipo no traería nada bueno ¡pero ni siquiera clasificar! Todavía tengo esperanza de ver a Alonso en esta edición pilotando un monoplaza; no es que lo desee, pero voy con el planteamiento: Alonso ha declarado que no quiere comprar una plaza porque ni él ni su equipo lo han merecido en la pista, además de que sería injusto quitar a otro piloto que sí lo ha conseguido en justa pelea ¡chapeau!

Todos sabemos que este deporte en USA es puro negocio y espectáculo, y en esas estamos, porque ahora mismo el negocio para la IndyCar y el espectáculo se llama Fernando Alonso, significando muchos millones de dólares de pérdida para el tinglado que nuestro piloto no esté en la carrera. Conociendo un poco las carreras allá, creo que están dejando hacer para ver si McLaren se anima a comprar una plaza, pero de no ser así, no me extrañaría que tuviesen un as en la manga para que pudiese correr Fernando: la descalificación por razones técnicas o deportivas de cualquier coche, que metería al 34 en el lugar 33. Personalmente no quiero eso, pues tendría que correr en la cafetera McLaren y, francamente, temo por su seguridad. Pero si a quién sacan es a un piloto, entonces Alonso podría correr con un coche y un equipo de verdad. La posibilidad es interesante. 

13.- En la intimidad, como Aznar, siempre he pensado que te gustaba el asturiano tanto como a nosotros aunque eras muy duro y exigente con él y con todo lo que le rodeaba. Visto en perspectiva, ¿sigues considerando que al deporte español le habría venido mejor una menor cuota de fanatismo? Te lo pregunto porque la neutralidad que nos vendían como buena allende nuestras fronteras, tampoco ha dado frutos: Gran Bretaña y Alemania están a verlas venir, por no hablar de que Brasil ha caído a pesar de las promesas de Bolsonaro, o de que el México no repite en 2020 y estamos por saber qué pasa con el Gran Premio de España, amén todo ello, de que a Liberty Media no le salen las cuentas…

En la intimidad ¡y ahora que nadie nos escucha! Fui alonsista desde que estaba en Minardi, el chico prometía y todos en la parrilla lo sabían. Me pegaba con todo el mundo defendiéndole. De F1 en aquél entonces entendían 4 y la gente veía a un muchacho que luchaba por no quedar último y que triunfaba cuando quedaba por delante de alguien. Yo le defendía… pero entonces llegó el forofismo, la gente que hacía un año no diferenciaba un balón de fútbol de una rueda te daba lecciones de estrategias, planificación de carrera, técnica ¡y hasta de historia de la F1! El Martín defensor de Alonso se comenzó a transformar en todo lo contrario, alegrándome incluso cuando Schumacher le hacía morder el polvo. Grave error mío, que habla claro de una cierta inmadurez ¡pero yo había visto pilotar a Thierry Boutsen o Eddie Cheever! Me creía miembro de una especie de élite bienpensante.

La segunda parte de tu pregunta fue una eterna pelea, un gritar constante mío sobre los errores de la F1 en la asignación de sedes, pues tenemos circuitos en los que no hay afición ni sabiduría automovilística, que compran su hueco con muchos millones, circuitos infumables, habiendo joyas aparcadas por ahí como Imola. Ahora dicen que son inseguros, que si la escapatoria, que si el desnivel, el cambio de rasante… creo que son boberías, el riesgo siempre ha sido alto y realmente no queremos ver más muertos en los circuitos, pero dejemos algo para poder ver la pericia de los pilotos en un circuito más estrecho, bacheado y mojado o muy mojado. Y si el piloto tiene que levantar el pie pues que lo levante.



14.- ¿El antiforofismo da dinero? Quiero decir: ¿ir contra Alonso en España se puede considerar una actividad comercialmente provechosa?

No lo creo. Soy un poco de tu opinión y pienso que en este país tenemos muchos pecados que hasta hemos inventado nosotros. La gente aprieta a unos o a otros no por gusto o porque el otro te gusta más, sino por mala baba, por diversión, por buscar notoriedad… los extremismos nos llevan a posiciones demasiado radicales que, finalmente, nos vemos incapaces de manejar, siendo víctimas, nosotros, el aludido (Alonso) y el contrario. Nadie queda en pie. Una reflexión que me hice hace unos años y que de vez en cuando saco a pasear: «todos los problemas de este mundo, absolutamente todos, se resolverían con una buena educación.» 

15.- Si tuvieras enfrente a un Bernie Ecclestone dispuesto a escucharte, ¿qué le dirías?

Gracias por hacer la F1 un gran deporte, pequeño cyborg, pero deberías haberte hecho a un lado 15 años antes.

 

16.- Toca hablar de la autoridad competente: ¿Jean-Marie Balestre, Max Mosley, o Jean Todt?

Uf, se me atragantó la pregunta. De Balestre ni me acuerdo; Todt ha sido en mi opinión más culpable todavía de la zozobra de la F1 que el mismo Ecclestone, interviniendo demasiado con normativas técnicas y deportivas que han llevado a este espectáculo a ser un 10% de lo que era en los años 90.

Clarísimamente me quedo con Mosley, un tipo elegante, gracioso, que dejaba hacer y que no interfirió demasiado en el devenir de la F1… y además se mezclaba en escándalos sexuales. Voto por Max.

 

17.- Ésta es doble. ¿Te atreves a darnos una opinión sobre esta temporada 2019 de Fórmula 1? ¿Ves esperanza para la Fórmula 1 ahora que las colonias han tomado el mando de un deporte legendariamente british patanegra?

No me atrevo con la pregunta, Maestro Orroe. La F1 actual me parece un tostón de cuidado y no muestro apenas interés en ella. Según parece Hamilton va de cabeza a por otro título. Yo sabía que iba a ganar varios, pero tantos no. Es bueno, pero no creo que tanto, lo que habla a las claras de la política que impera en el circo, hegemonía —palos de ciego para neutralizarla— y continuidad, porque los que mejor se adaptan normalmente a las nuevas normas son los poderosos.

 

18.- ¿Que música o canción nos recomendarías escuchar?

Demasiado donde escoger y depende del ánimo de cada uno, pero esta mañana iba escuchando en el coche la banda sonora de Conan el Bárbaro, de Basil Poledouris, Un sonido magistral que nos recuerda escenas gloriosas, como el revolcón de Arnold con Valeria. Nos pasa el tiempo, José, es de 1982. 

 

19.- Cuéntanos qué tal se te da la cocina y, también, si alguna vez tus hijos han querido ponerte en busca y captura porque un plato iba para «pole» pero no llegó a pasar el corte a Q2…

Pues te diré que soy cocinilla y no se me da mal. Me gusta experimentar y en ocasiones tengo éxitos culinarios, aunque no soy de elaborar demasiado y me gusta la simplicidad, como buen taoísta. Pero debo confesar que soy un verdadero muñón con la pasta y creo que la última vez que la conseguí al dente fue cuando tenía 17 años (el año que viene cumplo 50). No se me da, busco y busco el problema pero es un misterio para mí, y lo peor es que la teoría está muy clara. Creo que puede ser por las diferentes marcas en el mercado. Me declaro incapaz, pero cuando vengas a las islas te obsequiaré con una buena paella, de esas que quitan el sentido.

 

20.- Mal que te pese eres un especialista en esto. Háblanos de la NASCAR y apórtanos algunas razones por las que Fernando debería probar (en serio) esta disciplina.

Antes de dejarlo, mis últimas experiencias fueron con la NASCAR, tanto en USA como en México. No me considero un especialista, pero sí un entendido. La NASCAR es diametralmente diferente al concepto de carreras europeo. A este lado del charco prima un espectáculo corto, de hora y media, con una igualdad mecánica que apenas existe y con unos pocos momentos puntuales de interés, que son realmente espectaculares; siempre ganan los mismos.

NASCAR va por otro lado, la carrera es tremendamente larga, lo que ofrece la variable de la imprevisibilidad por cambio de condiciones de la pista, cansancio de los pilotos, fallos mecánicos… Los coches no tienen nada que ver y la forma de conducirlos, con sus estrategias y pilotaje, son completamente diferentes. Es como ver un partido de baseball, que no entiendes nada y lo único en que te fijas es en el zurriagazo que da el bateador.

En NASCAR si no entiendes la carrera te aburres desde el minuto 1. Los adelantamientos tienen menos valor que en F1 y la carrera es por eliminación. Faltan 10 vueltas, apenas 5 minutos de carrera y el que va primero se mete a boxes a cambiar las dos ruedas exteriores. El europeo, que ha estado durante 150 minutos esperando las últimas 20 vueltas se tira de los pelos ¿por queeeeeeeeé? Después lo comprueba pero no lo entiende: el que paró vuelve a retomar su primer lugar y los que no pararon se hunden en el grupo. No suelen ganar los mismos y viendo una carrera se socializa, pues la atención a prestar no es tan intensa como en F1, que si parpadeas te lo pierdes. No es un espectáculo para traer a Europa.

Después está NASCAR México, que es como la NASCAR pero con hora y veinte de duración… un completo caos divertidísimo.

¿Y qué hace Alonso por esos rumbos? Otras cosas, pero ha probado el coche de Jimmie Johnson y seguro que el gusanillo NASCAR lo tiene ya.

Voy a hacer una predicción: Fernando Alonso está en Estados Unidos no sólo para conseguir La Triple Corona (eso estoy seguro de que él sabe que está muy a su alcance), quiere consagrarse y mostrarse al mundo y a la historia como el mejor piloto de todos los tiempos. Le faltan las 500 Millas de Indianápolis, pero si no tarda en conseguirlas creo que se va a embarcar en una aventura que de lograrla le hará saborear la gloria eterna y que quizá nadie la vuelva a conseguir: las 500 Millas de Daytona; es la carrera americana por excelencia y la cuarta en importancia del panorama automovilístico internacional. Pero sinceramente son palabras mayores; vean a Juan Pablo Montoya, todo un campeón de la Indy 500 al que se le atragantaron los óvalos en NASCAR… pero Alonso no es Montoya. Si un piloto, además de La Triple Corona, logra vencer en Daytona, en mi opinión es el mejor piloto de la historia.



21.- Alonsista inicial, luego azote del alonsismo forofo... ¿Nos estás diciendo, Martín, que el de Oviedo puede ser ése mejor piloto de la historia que mencionas en la respuesta anterior?

Las vueltas que da la vida ¿verdad Tellaetxe? (risas) Creo que tiene andamios y brillantez para conseguirlo, pero todavía tiene que lograrlo. Se tienen que dar circunstancias para triunfar en Estados Unidos, y todos sabemos que la cuestión allá es un poco diferente. El principal problema que puede tener es pasarse años en blanco como éste, en lo que a las dos grandes carreras de 500 millas se refiere. Entrar en NASCAR es algo que nada tiene que ver con todo lo que ha hecho el asturiano hasta ahora y él lo sabe muy bien. Creo que la Triple Corona es cuestión de tiempo, pero el siguiente paso sería muy complicado, teniendo que subirse en un coche NASCAR ya en un par de meses para foguearse… ¡pero que no lo ponga McLaren! 

22.- Lo hemos comentado: ambos pertenecemos a un mundo que no ha de volver. Inconscientemente participamos de un momento irrepetible nutrido de iniciativas que pretendían sumar, pero me gustaría que nos hablases ahora de qué te supuso todo aquello y, especialmente, de tu relación con Carlos Castellá, concretamente de si piensas como él hacía, que entre el automovilismo norteamericano y la Fórmula 1 apenas existe posibilidad de trazar puentes.

Creo que ya lo expliqué más o menos en la anterior pregunta. Los puentes son posibles, pero con categorías que no sean con circuitos ovales, que son los más queridos en USA. Los puentes comienzan trazándolos los pilotos, pero después deben ser los organizadores los responsables. Un estadounidense ve las carreras completas desde su asiento, pero si lo pones en una curva de un circuito mixto se aburre, porque no ve el conjunto de la carrera. El organizador ha intentado llevar la F1 a USA, pero no funciona, no les gusta. No olvidemos que la IndyCar es seguida sobre todo en óvalos (y además tampoco se suelen llenar). Si no existiesen las 500 Millas de Indianápolis, hace años que la Indy habría desaparecido por baja rentabilidad.

Mi relación con Castellá nunca fue muy fluida. Siempre traté de trazar esos puentes entre América y Europa y quise involucrarlo en prácticamente todos mis proyectos, pero él, sabedor mejor que nadie de lo inútil de mi esfuerzo, nunca colaboró conmigo, pero tampoco me quitó la ilusión, lo cual le agradezco. Siempre admiré su trabajo. La última vez que le llamé para ofrecerle un puesto bastante mal pagado en pos de mi sueño irrealizable me dijo «Mucha suerte, Martín, es un bonito proyecto y espero que consigas muchos éxitos. Yo ahora mismo no puedo ayudarte, pues estoy metido de lleno en otro proyecto.» El cáncer nos lo arrebató apenas 20 días después.

 

23.- No te voy a preguntar con qué hijo te quedarías si tuvieras obligación de salvar uno, pero entre 5Ruedas, Zeptem, El Secarral y Oval Zone, hay suficiente material como para interrogarte sobre cuál de estos proyectos es el que más satisfacciones te ha proporcionado o te ha permitido sentirte más identificado como persona y aficionado en lo tocante al motorsport.

Como profesional, sin dudarlo Oval Zone me ha aportado, además de dinero, el estar dentro de las carreras, ese puntito de aventura al que quieres llegar cuando ves las carreras por televisión. Nuestro logo ha estado en coches en Estados Unidos, en el coche  de Ander Vilariño de NASCAR Europa y en muchos en México, donde fuimos la mejor referencia informativa de NASCAR en apenas dos años. Estuvimos con grandes figuras mexicanas, como Germán Quiroga, triple campeón en México y varios años corriendo en Camping World Truck Series, o Daniel Suárez, campeón en Nationwide, la entonces división de plata de NASCAR USA.

Como aficionado me gustó mucho el concepto de Zeptem, una web en la que había 7 posts semanales con un articulista diferente cada día. Era un lugar que rezumaba frescura y sapiencia de automovilismo, con gente como Mikel Azpitarte (renovación, seriedad y novedad ), Reibax (siempre correcto y brillante), Primo de Anónimo (que siempre destacaba la importancia de las cifras en el mundo de las carreras y no fallaba nunca con sus datos) o Luis Marcelo Iriarte (pura poesía), por citar algunos ¿los recuerdas, José? Por cierto, varias veces declinaste mi invitación para colaborar ahí. Hubiese sido, sin dudarlo, un portal de gran éxito contigo, pero cada bambú debe inclinarse de acuerdo a su propia estructura y lo vientos eran otros para todos.

Y en lo personal, El Secarral fue mi etapa más íntima en mi trayectoria bloguera, hasta que decidí cortar el cordón que me mantenía en el mundo del olor a combustible y asfalto.



24.- ¡Claro que los recuerdo!, pero tú mejor que nadie sabe mi tendencia a llegar tarde a todos los sitios. ¿Cuántos años tardé en hacerte caso para comenzar a etiquetar mis entradas en Nürbu y posicionarlas mejor en la red...? Pero no te escapas de una nueva pregunta, Martín: ¿crees que son posibles los viajes sin aliciente comercial?

Maestro, es esta segunda vuelta sí que me estás apretando más… si hay una tercera regreso al Serengeti (risas). No estoy muy seguro de entender bien la pregunta, pero creo que sé por dónde vas.

El viaje individual es perfectamente posible sin ver nada a cambio, con la íntima satisfacción del deber cumplido como premisa y con el deleite de disfrutar haciendo algo, cualquier cosa; pero es un proyecto individual. Cuando engendramos una criatura en la que tendremos a varias personas remando para un bien común, tarde o temprano creo que el individualismo impera y que la paloma tenderá a volar sola, egoísta, sin incluirse en un grupo cuyo líder la puede llevar a la perdición. De ahí esa idea del afán de lucro… usar el dinero para cohesionar varios universos distintos para favorecer el citado bien común ¡ay, cándido de mí! 

25.- Ésta es larga: en la entrevista que me hiciste en 2011 [Zeptem] me preguntabas sobre el fanatismo y te contesté que siempre resulta un camino de ida y vuelta… A pesar de que nos tildabas de «parroquianos» y nosotros te llamábamos «ñu», la amistad hace tiempo que se impuso, por fortuna, seguramente porque nuestra patria común siempre ha tenido cuatro ruedas y huele a gasolina y goma quemada. Hace poco te confesaba que el Serengeti ha resultado mucho más amplio de lo que imaginaba entonces y que, por desgracia, ya no hay ñúes como los de antes. Admito públicamente mi parte de culpa. Reconozco que se buscaban argumentos a ambos lados de la trinchera y se aceptaba el debate más allá de los datos y las estadísticas. Nos dábamos duro pero siempre de cara. Aunque vistos los Hamilton en modo Cid Campeador y el Vettel moñas de la actualidad, incluso el mismo Alonso que ha preferido buscarse la vida lejos de la Fórmula 1, ¿no crees que nos habrían venido bien un par de rondas de cerveza alrededor de la misma mesa antes de ponernos al teclado?

La verdad es que aquellos tiempos los recuerdo ahora muy divertido, pero en su momento creaban algo de mala baba, pues el que te lleven la contraria con la total certeza de que estás equivocado y no sabes nada del asunto quemaba un poquito. Afortunadamente la amistad imperaba siempre y estoy completamente seguro de que fuimos víctimas de las nuevas tecnologías, incipientes. Si te hubiese tenido delante a ti y a tus parroquianos estoy seguro de que no habría ninguna tirantez, seguro… y ya con unas cervezas cantamos el Asturias patria querida entre risas. Me hubiese gustado más así. 

26.- Si por desgracia fueses el Director Deportivo de Haas —el Altísimo impida tamaño despropósito—, ¿qué coño hacías con Magnussen y Grosjean?

¿Tan malo sería? (risas) Echaría a todo el mundo, agarraría a Fabio Capello de jefe de equipo y de pilotos… esta es buena ¿a quién pondrá de pilotos? Pedro de la Rosa y Carlos Sáinz padre. El jefe de prensa serías tú y nuestro patrocinador principal sería Budweiser ¡con dos cojones!

 

27.- A Diego (Primo de Anónimo) y a ti os escuché por primera vez hablar de John Elkann. ¿Es éste un buen momento para rescatar a Stefano Domenicali?

Esas eran cosas de mi Primo, que era muy rebuscado y siempre me llevaba al huerto con sus tejemanejes. Yo era bastante más simple y no sacaba el cajón entero para buscar los calzoncillos, cogía los primeros que veía.

¿Domenicali? No sé qué será de su vida, pero le he dado al hombre tantas hostias que si me lo cruzo por la calle salgo corriendo por peligrar mi vida. Déjalo tranquilo. Menos mal que acaba la entrevista porque estoy empezando a desvariar y me estoy riendo muchísimo.

 

28.- No quiero terminar sin preguntarte por el papelón que hace actualmente la prensa que se dice especialista. ¿Te animas?

Buena pregunta. Mi opinión es que los especialistas de la prensa no tienen ni idea de lo que se traen entre manos. Bueno, estoy exagerando, pues creo que el periodista de F1 ideal sería un híbrido entre un periodista normal, con su capacidad de aprender con la experiencia y un bloguero, con su facultad de llegar a profundizar en otros asuntos que el periodista ni se plantea, de forma paciente, analítica y meticulosa. Sería un profesional admirable, y lo hemos tenido en Castellá.



29.- Atento que saco mi colmillo a pasear. Reconociendo lo mucho que aprendí de nuestros debates, ¿no piensas que fuísteis bastante cicateros con Alonso y, en parte, responsables de que en España el alonsismo sea considerado actualmente una especie de plaga bíblica?

José, me das demasiado poder. Al igual que los alonsistas, los de enfrente éramos actores secundarios de una película en la que el protagonista cobraba 1.000 veces más que nosotros y al que nunca vimos en el rodaje, puro bulto y alborotadores.

¿He hecho daño a Alonso? Seguro que sí y lo siento, así como el daño que hice a otras personas de este mundillo… a Lobato, Charlie Whithing, Domenicali, el cyborg Ecclestone (¿recuerdas cuando con 80 años le pegaron una paliza en un restaurante y al día siguiente apareció como si nada, pero con la cara hecha un desastre?), etc.; a todos les he pasado apenas rozando. La mala prensa de los alonsistas creo que es lo que explicaba antes sobre esos futboleros metidos a entendidos radicales de la F1 en apenas 5 días, ellos mismos se cavaron su fosa y os llevaron entre las piernas a los aficionados que sabíais de sobra que el talento de Alonso era algo que difícilmente se volvería a ver.

Yo sólo fui un pobre diablo al que le faltaron las luces suficientes para darle a toda esos cuñaos un pase de pecho y ponerlos mirando a la barrera, indicándoles la salida de la plaza. Al final esto está siendo un buen retrato, Maestro ;-) Buen trabajo. 

30.- De ñu a ñu: ¿qué tal lo está haciendo nuestro Sébastein Bourdais? Al final, Jaime tampoco pudo a Herr Doktor Marko.

Recuerdo perfectamente el primer post que leí tuyo, en el que hablabas sobre Bourdais, una obra de arte gracias a la que me metí en un mundo en el que tú eras el rey y yo era la nueva savia. Tú sigues y mi sangre se volvió de otro color. Bourdais no ha tenido demasiada suerte el hombre, pues la ChampCar fue su momento álgido. Su regreso a América desde la F1 no fue tan bien como se esperaba, pero estos últimos años parece que se ha enderezado un poco, para ser una especie de Nick Heidfeld.

Y Alguersuari… pobre hombre, se lió a golpes con el jefe y lo ha pagado caro, demasiado caro. Creo que el chico tenía talento, más que la mayoría de pilotos de aquella parrilla. Olé por él, sigue con talento y la cabeza muy alta, cosa que Marko no puede decir.

16 comentarios:

Unknown dijo...

Como autor del término ñu, creo que debo aportar mi grano de arena a la entrevista. Tengo que confesar que ha sido una entrevista que no esperaba, creía que el interfecto estaba apartado del mundo bloguero, y tampoco sabía que se dedicaba a los óvalos. Dejé de preocuparme de él en el mismo momento en el que él dejó de preocuparse de mi y la verdad es que escribo este post para homenajear a Tellaetxe por su valentía de irse al Serengetti a entrevistar a semenjante sujeto.

Ya habreis entendido que me las tuve con él, porque incluso cuando desapareció de Nürbur y se montó sus propios proyectos seguía mandandome recaditos continuamente. Recaditos a los que nunca contesté y por eso no acabo de entender que hago escribiendo este post.

Lo he visto más maduro, más entendido en el arte de la discusión y de la no persecución párrafo a párrafo de la ortografía o de la redacción sino de la discusión de las ideas, una parte de la que entonces adolecía y no hacía más que repetir frases en "contra de" sin ningún sentido, solo por el afán de distinguirse de la corriente mayoritaria, tal y como acaba confesando en la entrevista.

Lo que nunca me habría imaginado es que además, hubiera una componente monetaria en esa toma de posición, pero claro, si además dice que salía en la tele (Buenafuente) puedo entender que la nube de la fama le cegara la visión, aunque acabe reconociendo que ha madurado y se ha dado cuenta de su error, que dicho sea de paso, todos cometimos, cometemos y cometeremos.

En fin, un deja vu que no esperaba y que sirve para explicar alguna de la terminologías que usamos en Nürbur y que muchos de los nuevos lectores no acaban de pillar.

Para acabar, creo que escribí algo como ésto, mejor dicho, lo dejé caer sin hacer referencia a nadie pero a continuación de uno de sus escritos donde se posicionba a favor de Ham en contra de Alo:

"Empieza la migración al Serengueti, donde millones de ñus salen del parque nacional con destino al Masai Mara."

Los motivos de esa migración creo que los confiesa el propio autor.

Saludos

Anónimo dijo...

Quiero felicitar a Martín y Jose por esta fabulosa entrevista, tan diferente a lo que nos tiene acostumbrados la prensa que dan ganas de enmarcarla. Ayer vi la serie en tu muro de Facebook y me quedé tonto con las cuatro: Midlan, Maese, el Pater y Merlos. Esta no se queda corta. Una mezcla perfecta entre el ser humano y su faceta pública. Lo que daría por sentarme con vosotros a tomar un café.

Muchas gracias a los dos.

Anónimo dijo...

¡Me habéis quitado de encima 10 años! Era habitual de CincoRuedas y Zeptem y seguía OvalZone y vaya sorpresa me he llevado, desconocía que Herzog y Martín Caño eran la misma persona. Josete, ¿has pensado en entrevistar a Jors? Efecto Suelo era una maravilla. Sería muy interesante leerle.

Anónimo dijo...

Que mala es la envidia.Que ganas tienen algunos de ser "el prota".Ahora la culpa del antialonsismo la tiene que daba dinero hablar de un piloto que no gana nada desde 2006 mientras que Vettel es el mejor pagado y más dinero da a sus equipos y Hamilton va a ganar su sexto mundial después de haber vencido al llorón que siempre hecha la culpa a sus equipos.La tenéis más clavada que la gorra de Kimoa.

Raúl Peña dijo...

Mis felicitaciones al entrevistador y al entrevistado. Es un lujo leer entrevistas así. Muy esclarecedora la info sobre NASCAR. Pienso igual que Caño, si Alonso vence en las 500 de Daytona su nombre quedará grabado como el mejor.

Raúl

Anónimo dijo...

Felicidades, Josete! Nos tienes mal acostumbrados. Chapeau a los dos

Anónimo dijo...

Yo tampoco creo que la culpa del antialonsismo sea solo porque que daba o da dinero hablar de el...a veces detras de esa actitud tambien hay trastornos obsesivos, complejos y traumas de infancia o simplemente, como en tu caso, estupidez congénita que lleva a despotricar gilipolleces cuando el individuo se da por aludido. Hala, a pastar, ñu.

Anónimo dijo...

Un aplauso para nuestro anfitrión. Me uno a un comentario anterior: este tipo de entrevista son un lujo. Nada encorsetada, fluida y sin caer en empalagos, Jose y Martin hablan y nos dejan participar. Cuántos periolistos y juntaletras deberían mirarse aquí. Y un aplauso para el entrevistado, por supuesto. Un lujazo conocerle, sr. Caño. Saludos a ambos.

Xavier

Anxo dijo...

Yo también he viajado en el tiempo y me siento mayor. Dani cerró, José Arce y Juan también, Mand, Tertulias chapó después de la muerte de Alejandro, Efecto suelo tampoco está, a Fernando Vete a Honda no se puede entrar, el de Plaza y los que se han dicho en esta magnífica entrevista. No queda nada.

Agradezco la oportunidad que nos han dado Jose y Martín de recordar aquellos tiempos, pero joder, me siento muy mayor :P

Anónimo dijo...

La idea de competir en las 500 Millas de Daytona me parece un sueño irrealizable. Como Caño sabe no es solo meterse en un coche y correr. Es una prueba muy dura donde cualquiera te puede sacar con tal de que no molestes. Es muy expuesto y no tiene nada que ver con la Indy. Un bumping es peligroso y el bump&run no está permitido pero se puede hacer y para el que cae en la trampa es una putada porque pierde adherencia muy rápido... Me gustaría ver a Alonso en Daytona pero no lo compro, hay que ser un auténtico animal para meterse en esa locura. Tampoco compro que descalifiquen a un piloto en la Indy 500 para que pase el 34. Hay que ser más serio con estas cosas. McLaren lo he hecho mal y lo mejor que puede hacer es irse con el rabo entre las piernas y sin abrir la boca, para si vuelve, hacerlo en plan profesional no tomándoselo a broma.

Tadeo dijo...

Niñato tontolaba, aquello sucedió en el 2007. Deja de hacer el ridículo y vuelve cuando tengas la edad suficiente para pedir una cerveza en un bar

Nacho P. dijo...

Hoy los troll están muy entretenidos (Tadeo, muy acertado). Sólo quiero decir dos cosas. Magnífica entrevista, Josete, y fascinante Martín, a quien no tenía el gusto de conocer. Se nota que os conocéis bien. He leído a entrevista que te hizo Caño a ti y no me parece para nada dura, aunque estás sobresaliente. Un gustazo comprobar que la bandera del motorsport está por encima de las otras, me uno al comentario que solicita un cafe con vosotros. La ronda la pago yo.

Alex dijo...

Bien dicho Tadeo. Todavía tienen clavadas en los lomos las banderas de Brasil 2012. Que gente, Josete nos da un regalazo y estos imbéciles siguen ajustando cuentas pedientes que hace años caducaron. Martín, Jose, un lujo leeros. Sombrerazo!

Martín Caño dijo...

Queridos lectores... y admirados:
Me maravilla que todavía haya tanta gente que se acuerde de mí y de esas discusiones interminables que nos marcábamos en esta y otras casas.
Agradezco mucho vuestras palabras. Veo que casi todos habéis entendido el sentido personal de la entrevista que tan bien ha planteado José (aunque no me pude resistir a hacer algunos vaticinios). Otros, los menos, me habéis sorprendido, pues compruebo con estupor que heridas que consideraba cerradas desde hace mucho tiempo siguen abiertas; el hacha ya la enterré hace años y no tengo el más mínimo interés en buscarla ¡pero seguimos igual que hace 12 años!
Me gustaría puntualizar, con el permiso de José, la imagen de pesetero que alguno se ha quedado de mí: entré en los blogs por pura afición, más tarde, la circunstancia de ser un equipo multidisciplinar me hizo variar la concepción y meter el "ánimo de lucro", algo de lo que no me arrepiento y que aunque funcionó, lo hizo tremendamente mal, pues el poco dinero que se ganó ya no fue con el trabajo en el blog, sino como medio de comunicación (Oval Zone). Pero jamás puse una espada en la cabeza de los colaboradores para decirles lo que debían escribir, fueron completamente libres de seguir su propia línea editorial. Nunca se escribió esto o aquello por ganar ni un céntimo... se escribía lo que se escribía y si caía algo, dinero o golpes, pues bienvenido.
Agradezco mucho todas vuestras palabras, de unos y de otros, sintiéndome muy feliz del buen recuerdo que dejamos para algunos.
Como bien dijo Alex, ya no hay cuentas pendientes.
Gracias al anfitrión, Maestro Tellaetxe, a los lectores y especialmente a todos los que no he nombrado en la entrevista.
José y yo los esperamos para ese café con los brazos abiertos.
Sean muy felices.

Roberto dijo...

Entrevista interesante y nutrida de recuerdos y actualidad, muy entretenida y muy bien llevada por los protagonistas. Me quito el sombrero, señores. Un lujo.

Anónimo dijo...

Grandes!