domingo, 5 de mayo de 2019

Le Mans [Anders D. Clausager]


De mis cuatro imprescindibles de la época añeja de las 24 Horas, ocupa un lugar especial el volumen del que vamos a hablar hoy: Le Mans, pues me lo regalaron unos aficionados al Mutantes en la Sombra después de haberse divertido de lo lindo con mi aventura TNC, Tormenta no Controlada.

TNC estaba ambientada en la mítica prueba francesa, en realidad era el primer módulo de este Juego de Rol que se situaba en el mundillo del motor y aunque sentó bastante mal al editor de entonces por su tono irreverente y humorístico, como confesaría después él mismo, acabó vendiendo más ejemplares que Semilla de Acero, lo que sin duda me supuso un hito sin precedentes. 

También es verdad que la lié bastante más parda pariendo El Cuaderno de J., en todo caso, que es a lo que vamos, Le Mans, escrito por Anders Ditlev Clausager y publicado por Littlehampton Book Services Ltd. en 1982, me supone un libro entrañable por haber sido el primer pago (no solicitado) por hacérselo pasar bien a la gente y, también, porque gracias a esta carambola del destino conocí a un tipo increíble con quien sigo manteniendo estrecho contacto: el padre grandullón de las dos nietas de Ralph, que sé que alguno de vosotros lo va a pillar al vuelo.

No me enredo. Sea como fuere, Le Mans es un libro al uso sobre las 24 Horas, aunque habiendo sido escrito por Clausager, lo del al uso hay que matizarlo mucho, ya que el autor danés afincado en Gran Bretaña es uno de los referentes de este mundillo, padre de un montón de obras específicas sobre coches de los años 50, 60 y 70 del siglo pasado, y colaborador en otros tantos trabajos.

Le Mans, por tanto, es un estupendo repaso a la historia de las 24 Horas du Mans desde su creación en 1923 hasta el año 1982, que siendo honesto, nunca he leído al completo sino a pedacitos. Primero porque llegó a mis manos cuando mi dominio del inglés era literalmente pérfido, y segundo, porque posteriormente, el haber abusado de otras lecturas me ha hecho sentir con sus páginas un dejá vu constante. 

Es obvio que el manantial original era Le Mans y que el resto ha ido tomando apoyo en él. Es por tanto, y como decía antes, un texto de referencia que intuyo que ha servido como documentación para buena parte de lo que ha venido detrás y que, lógicamente, también estoy usando yo en la saga que estamos escribiendo en Nürbu sobre la carrera en La Sarthe [#LeMans]. 

Prologado por Jackie Ickx, Le Mans mezcla en sus 200 páginas historia, situaciones, y abundante contexto técnico que dota de sentido a lo que sucede en las 24 Horas. Tal es así que su definición de etapas sigue plenamente vigente: la antigua, desde 1923 hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial; la clásica, que va del retorno en 1949 hasta que los rigores económicos de la crisis de estancamiento de 1965 comenzaron a hacer mella en el automovilismo de competición; la de los récords entre 1966 y 1981; y el inicio de la revitalización de la carrera en 1982...

Os leo.

No hay comentarios: