jueves, 27 de julio de 2017

Sólo un poco bluf [Red Bull]


Teóricamente, la normativa 2017 surgió como alternativa viable a la hegemonía de Mercedes AMG desde 2014. Sus cimientos eran sencillos: más importancia de la aerodinámica, neumáticos más grandes para favorecer una mejor recuperación de energía —entre otras cosas—, y una mayor velocidad de paso por curva... 

Basta tirar de hemeroteca para comprobar que incluso en pretemporada, se afirmaba con meridiana rotundidad que la gran candidata a rivalizar con la escuadra de Brackley era Red Bull, pero con diez carreras consumidas de este campeonato, Milton Keynes no sólo está lejos de la anglo-germana, sino que se mantiene en la tercera posición del Mundial de Marcas y a buena distancia de la de Maranello.

Desde luego no parece el lugar, ni el momento, para diseccionar las razones que han llevado a este escenario. Dejémoslo en que en buena medida hemos hablado ya de ellas: Pirelli extraduras y estrategia a una parada como plato único, una concepción del deporte que sigue sin dar el valor que merece a los entrenamientos, etcétera. 

Mi abuelo diría que entre todos la mataron y ella sola se murió, pero el caso es que Red Bull cuenta en su casillero con 174 puntos en la actualidad y tiene muy complicado el asalto al título de este año (Mercedes AMG casi duplica esa cifra: 330 puntos), circunstancia que, en toda lógica, justifica que Milton Keynes no evolucione tan rápidamente el RB13 como todos esperábamos.

No obstante, el cacharro de la austriaca continúa siendo una de las mejores plataformas que circulan por los trazados del Mundial, y la pareja que lo conduce una de las más sólidas de la parrilla, lo que abre las ventanas a la esperanza, porque si la mayoría de problemas sufridos hasta el momento se han debido a los retrasos que ha ido acumulando el fabricante Renault (TAG Heuer es Renault), a tenor de la recuperación mostrada por el equipo oficial de la gala de Canadá a esta parte [Nunca digas nunca jamás], es más que posible que Red Bull empiece a mostrar su auténtica fortaleza durante la segunda mitad de la campaña.

Mercedes AMG muestra un excelente estado de forma y Ferrari, aunque con menos alas desde la prohibición de mezclar aceite y combustible, la recuperará previsiblemente a partir de Monza, cuando entre en vigor el nuevo formato de consumo en modo mezcla, lo que nos pone en que Red Bull no lo tiene nada fácil para abrirse paso. Otra cosa es que, por fortuna, la de las bebidas energéticas tiene la obligación de afinar la maquinaria para 2018 y eso seguro que nos regala momentazos en las diez pruebas que quedan.

El tercer puesto en el Mundial de Constructores está asegurado, sólo queda defenderlo y en la medida de lo posible, reducir distancias con Maranello y Brackley. Sin duda parece un buen menú.

Os leo.

2 comentarios:

Cao Wen dijo...

La prohibición de sus suspensiones justo al inicio de la temporada fue una buena/mala jugada de despacho por parte de Ferrari.

Fleichié dijo...

Este año Ferrari esta quemando las naves . Ya Marchionne les incitó a buscar"los límites del reglamento" , lo que entiendo , siendo un poco malpensado , que quería decir que tratasen de copiar los chanchullos que estuviesen haciendo en Brackley ......pero se pasaron con lo del aceite ( por el comunicado de la FIA tipo Gila , se puede deducir que ese "alguien" al que le está costando mantenerse en 0.6 es Maranello....), luego caparon a RedBull con lo de las suspensiones , de ahí que los austriacos este año estén tan lejos de Ferrari .
Lo que no entiendo es porqué en un principio estaban ilusionados por el nuevo reglamento , porque se hacía "más Newey" , más aerodinámico , y luego han explicado que "el mago" apenas sí había participado en el diseño del coche de este año , que por eso estaban tan atrás ,y que sólo desde Barcelona , Newey se había puesto a estudiar qué podía hacerse con el nuevo reglamento....no lo entiendo .......¿nos mintieron?¿Newey ya sabía que el nuevo reglamento no iba apenas a modificar el orden tiránico impuesto por los motores híbridos?....hay algo que no nos han contado .


Saludos

fleichié