domingo, 6 de octubre de 2013

Un tipo cojonudo


No os alarméis, no vengo a meterme con nadie que no me haya metido antes, y todo a cuenta de que entre mis múltiples facetas desempeño la de editor en una pequeña editorial de Juegos de Rol que editó hace dos años un manual titulado ¡Gañanes!, entre cuyos Atributos para jugar se encuentra precisamente «Cojones», algo que sirve al jugador para que su Personaje haga las cosas por testículos, a las bravas, vamos.

Supongo que la explicación que os acabo de dar no os habrá servido de mucho, así que copio literalmente lo que nos dice al respecto el autor de nuestro manual: «Esta Característica no tiene Habilidades porque nos da la medida de varios factores de un PJ: su fuerza de voluntad, su valentía, su capacidad de superación frente a la adversidad… [...] Tiene la particularidad de que no posee Habilidades específicas porque cualquiera de las que hemos visto puede depender de ella, la diferencia está en cómo se emplea. Alguien que tenga Idioma como dependiente de Entendederas, por ejemplo, dominaría el inglés porque lo ha estudiao. Ahora bien, si la usara como una Habilidad de Cojones, se haría entender a base de buscarse la vida. Lo haría porque lo tiene que hacer y no queda otra… ¡Por cojones! [...] Siguiendo con esta lógica, Cojones es una Característica comodín.»

Tal vez por deformación profesional —de ahí los dos párrafos anteriores—, en cuanto me he enterado de que Pirelli ha justificado el incidente que ha sufrido Sergio Pérez con el neumático delantero derecho de su MP4/28 culpando a la forma de conducir del piloto, he pensado inmediatamente en que Paul Hembery y su gente hacen las cosas por cojones, incluso cuando echan las culpas al maestro armero.

Esta peña no se ha enterado todavía de que trabajan para una categoría sumamente exigente y que su responsabilidad debería pasar por contemplar y satisfacer todo ese tipo de contingencias que caben como posibles en ella. De manera que la porquería depositada sobra la pista o el debris, lo afilado o romo de los pianos, o incluso la forma de conducción de los pilotos, lejos de suponer un bonito rosario de excusas para justificar la baja calidad del producto de la milanesa, deberían ser las prioridades que Pirelli tendría que haber tenido sobre la mesa a la hora de diseñar sus gomas.

¿No las hacen casi artesanalmente? ¿No barajan conceptos tan elevados como la seguridad? ¿No llevan tres años en esto? ¿No sabían que el neumático delantero derecho es el que más sufre en Yeongam? ¿No podían haber paliado el presumible problema modificando ligeramente la estructura o composición de ese compuesto en concreto...?

No, porque la elección de gomas no responde a la idiosincrasia de cada trazado, como acostumbran a vendernos, sino a conceptos tan racanillos como el ahorro, de forma que en Singapur y Corea nos han servido el mismo menú (superblandos y medios) porque suministrando a dos Grandes Premios juntos se reducen gastos y porque si surgen problemas, con echarle la culpa al gato todo queda resuelto.

Así, podemos decir sin temor a errar ni querer faltar al respeto a nadie, que Paul Hembery es un tipo cojonudo, de esos que le echan valor a las cosas y las sacan adelante por cojones, aunque con flema británica, como no podía ser de otra manera.

Os leo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

En las memorias de nuestro querido Paul, el 2013 dará seguro para más de un libro. En poco tiempo lo veo dirigiendo la FIA o cualquier cosa que desee.


King Crimson

Anónimo dijo...

Un chulo de cojones. Hasta que ocurra una desgracia, que ocurrirá, porque no siempre los pilotos podrán esquivar los trozos de neumáticos y le destrozará el casco a alguno. Por no hablar de la mala imagen de marca, por su nula profesionalidad y por su falta de autocrítica y voluntad para solucionar los problemas que tienen y que ponen en peligro la vida de los pilotos. Eso es Pirelli.

susana

Anónimo dijo...

Pues la orden de entrada del Jeep en pista viene directamente de Whiting. Madre mía, en que manos están los pobres pilotos.

King Crimson

Tadeo dijo...

El tema tilkodromo es que ya huele, no se que bagaje tiene este señor haciendo circuitos para que le llamen una y otra vez.

El circuito de hoy tiene una curva y dos rectas aprovechables, el resto simple y llanamente es una sucesión de curva-recta-curva destinado a impedir la competición entre pilotos. La imposibilidad de adelantar a un Sauber por parte de Ferraris y Mercedes te hace ver que se gana la carrera Sábado y no Domingo, que es más importante el ir bien en ciertas condiciones que correr como un poseso, que es lo que buscamos los amantes de esto de los cochecitos de colores.

Se cambió la aerodinámica en el 2009 con la intención de evitar estas carreras sin sentido, y el resultado ha sido que se ha incrementado el poder de la aerodinámica sobre el resto de cualidades del coche. Ahora incluso en circuitos como éste, y los que vienen ahora, la imposibilidad de competir hace que solo pueda desarrollar la carrera el que va primero y eso se decide sábado.

Saludos

GRING dijo...

No se a qué leches esperan para pedir por Dios a Vettel que haga un cursillo de conducción con estos neumáticos para que aprendan de una vez toda esta pandilla de pilotos inútiles.

Anónimo dijo...

http://img.imgur.com/3yB08wU.jpg

rudyBB dijo...

:D
Muy bueno

J-CAR dijo...

¿A este tipo parece que se le está pegando algo de Montoro?
¿No habiamos vuelto a las carcasas 2012 para no volver a ver las delaminaciones?
Yo me voy a ir viendo las carreras que quedan en versión 2012 para ir ganando tiempo y así acabaré antes con esta tortura.
¡Saludos al anfitrión y a los invitados!