sábado, 12 de octubre de 2013

Prison Break o el 14 que viene


Escuchando a Carlos Miquel afirmar en GPCAST que los ingenieros tienen la obligación de buscar las grietas del reglamento, he recordado el nivelazo de aquellos que tienen la misión de cazarlos como a conejos, la poli de la película, los Intocables de la FIA, y obviamente se me han puesto los pelos de punta.

Una nueva muestra de su infinita capacidad para errar se inaugurará en apenas unos meses, cuando el nuevo reglamento entierre aquel que estrenamos en 2009 con la idea de erradicar las ventajas aerodinámicas y hacer de este bendito deporte un lugar más igualitario.

A tal fin y con la idea de comenzar la casa por el tejado, como mandan los cánones. Se prohibieron los costosos entrenamientos con la temporada lanzada y los numerosos apéndices que asimilaban los monoplazas a poderosas naves espaciales. Se ampliaron las superficies de los alerones delanteros y se les dotó de un sistema que permitía su incidencia variable para facilitar los adelantamientos. Se elevó, adelantó y redujo en superficie el ala trasera para aumentar la resistencia al avance y reducir la velocidad, y así mismo, se introdujo el KERS y se mejoró la Centralita Única (ECU en sus siglas en inglés). Al año siguiente, en 2010, se instalaba la idea de que todos los vehículos montasen idénticos neumáticos…

Nada de todo esto ha servido para lo que estaba previsto. Bajo una lógica aplastante y totalmente previsible, los ingenieros soplaron sobre el castillo de naipes y la FIA, en vez de meterlos entre rejas, dejó que la aerodinámica volviera a campar a sus anchas.

La prohibición de entrenamientos se ha demostrado una trampa mortal que sirve el campeonato en bandeja a quien antes llega a dar con la tecla adecuada, porque los rivales se enfrentan a la temporada prácticamente con las manos atadas. El alerón delantero móvil dejó de ser articulable y se ha convertido en flexible y cambia su ángulo de incidencia gracias a la downforce, pero los adelantamientos se consiguen hoy gracias a métodos artificiales porque no hay quien se meta en la estela de un coche a las bravas. El trasero dejó muy pronto de suponer un apéndice para generar drag, primero el F-Duct y más tarde el DRS, convirtieron aquella vieja idea en agua de borrajas. Y los neumáticos… Qué os cuento yo de los compuestos que no hayamos dicho ya.

En cuatro años han pasado muchas cosas, pero sobre todo, se ha demostrado de nuevo que la FIA carece de capacidad para meter en vereda a los diseñadores, con lo cual, el reglamento, ya de por sí un despropósito, favorece las fugas sin necesidad de recurrir a tatuaje alguno.

Pero como decía más arriba, el año que viene estrenamos nuevas ideas. Coches más limpios en los que desaparecen los pocos rastros que aún quedan de la etapa cuyo entierro celebramos a finales de 2008.

Las Pirelli, morros más bajos, motores turbo y tres o cuatro pinceladas más con la intención de igualar el asunto, pero ni una miserable palabra sobre termodinámica, el arma de Newey, y va a ser que no porque a las primeras de cambio, en cuanto algún lumbreras dé con la puerta que no tiene candado, la FIA volverá a perder el paso y aceptar pulpo como animal de compañía, sencillamente porque ni se ha molestado en indagar un poco sobre las peculiaridades de los octópodos, ni le interesa saber que entre los moluscos cefalópodos, además de los pulpos también se encuentran los nautilus, los calamares y las sepias.

Por suerte, todo indica que los entrenamientos con la temporada lanzada vuelven para quedarse. Ya veis, no todo podían ser malas noticias ni pensamientos agoreros.

4 comentarios:

rudyBB dijo...

Muchos sapos se ha tragado Ferrari para conseguir que volviesen los entrenamientos (o algo).
Pero ahora que lo pienso... no, que va, Ferrari no pinta una mxxxxx, ha sido Pirelli quien se lo ha sacado a la Fia para no hacer más el ridículo.

Anónimo dijo...

No se que clase de deudas esta pagando Ferrari, pero espero que las salde pronto...

Lo dicho... No me cabe en la cabeza que el Dpto técnico de ferrari sea tan incompetente. Todos avanzan paso a paso y ellos van de menos a más.

Este final de temporada Aló lo veo hasta las narices de tener que dar el 150% para sacar algo de jugo a su ya muy escurrido coche.

Pues eso... Hasta dentro de un rato. Creo que hoy dan algo entretenido a las ocho.

Un saludo José e invitados

Toni Baños.

J-CAR dijo...

Recuerdo una canción que decía:
"Dime ¿cuantas veces debe volar la bola de un cañón para que sea prohibida?
La respuesta, amigo mio, está flotando en el viento?"

En estos días, desde el post sobre Ferrari y mi respuesta sobre Sauber he dado muchas vueltas a estos años, reglamentos, escapadas, neumáticos y desarrollo. Voy por el capítulo 5 y no se como acabaré, hay demasiados datos que contrastar y no tengo tiempo para ello. No se si enviártelo antes por correo para que lo revises porque si bien se inspira en todo lo que te he leído lleva una línea algo diferente y tal vez no te guste.
https://www.youtube.com/watch?v=acq8BvIhUTg

¡Saludos!

J-CAR dijo...

Perdón no esra ese video sino este otro
https://www.youtube.com/watch?v=pukIEuzgd3U

atención a cuando Gordon Murray dice que buscaba inspiración y "...he finds in the rule book with a loophoole..."
¡Saludos!