miércoles, 7 de abril de 2021

#MismaPasión

No sé qué coño  hago aquí a estas horas si seguro que acabo llamando machista a alguien, pero creo que la ocasión lo merece. María Isabel Rodríguez (Misa) mostró ayer algo inconveniente en sus redes sociales y tuvo que borrarlo porque los apasionaditos del fútbol se pusieron tiesitos con eso de las hormonas, el género o si piensas con el secreto que guarda la braguita o el calzoncillo.

Misa milita en el Real Madrid pero a mí me llevó los demonios —y me costó algún que otro digusto con mis correligionarios— cuando el Athelic rehusó sacar la gabarra esa que se nos está apolillando por falta de triunfos machotes, en el momento en que la curia rojiblanca decidió que ellas no merecían lo que ellos, nuestros legítimos representantes.

Corría junio de 2016 y no hemos aprendido nada, más bien hemos retrocedido como subnormales que somos. Cualquiera de las integrantes de cualquier equipo de nuestra liga, femenina, of course!, nos haría astillas sobre el terreno de juego al común de los mortales que osamos criticarlas desde nuestra barriga cervecera, nuestros duelos y quebrantos comodones de sofá o silla, nuestros prejuicios siempre bienintencionados, o nuestra realidad paralela que niega la mayor con tal de seguir huyendo hacia adelante.

Hoy soy Misa, no me preguntéis por qué. Soy uno con ella porque necesito sentirme representado por alguien con quien siento afinidad porque es superior a mí y me hace sentir eso de que estoy en buenas manos cuando una mujer guarda los palos, como un hombre, con más tesón y pundonor que si lo fuera, porque se sabe vigilada ad hominem por una turba de tarados que siguen sin saber cómo mear sin salirse de la taza del water.

Claro que Marisa siente la misma pasión, imbéciles. Ella juega, cree, y prefiere no meterse en marrones porque en caso contrario estaría arruinada como deportista.

Os leo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que grande eres.. asi me gusta... marcando distancia con la "turba de tarados", porque la lástima es que ni se moslestarán en ponerlo en google o la wikipedia (que por cierto lo explica bien clarito) antes de lanzarse a por ti y ponerte a caer de un burro sin tener ni pajoletra idea de lo que significa "ad hominem"... para qué, seguro que te acabarán llamando hasta machiste y todo...

Cuanto te vamos echar de menos cuando decidas cerrar el "chriringuito" ;)

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Ay, ay, ay... que no falte en el Chiringuito la pulsión ofendidita envuelta en papel de regalo.

La literalidad os pierde, pero esto mejor te lo explico otro día. De momento busca algo sobre «la fiscalidad de tono» o «por ser mujer», que a lo mejor pillas el sentido de mi juego de palabras.

Jose