miércoles, 27 de mayo de 2009

Grand Prix Actual


Esta entrada hace la 350 en un lugar cálido donde me recojo cuando puedo, y no me apetecía desperdiciarla hablando de las mamonadas que nos están avinagrando día sí y día también, así que aprovechando la absurda efeméride me ha dado por pensar en el valor de las cosas, y casi sin querer se me ha ido la vista hacia la portada del número 6 de la revista Grand Prix Actual.

Dicho así suena un poco idiota, lo reconozco. La tengo desde ayer, que es cuando llegó a Las Arenas, pero bien mirado lleva conmigo casi treinta años, que se dice pronto; y no lo digo a la ligera, porque podría enparejar anécdotas de mi vida con revistas concretas, porque estaban allí, porque siempre han esdado allí, que para mí es lo realmente importante.

Ya os he hablado alguna vez de cómo la buscaba en mis trayectos cotidianos hacia la Facultad de Bellas Artes a través del barrio de Deusto, aunque os he ahorrado que me hice la especialidad de grabado (rama serigrafía) componiendo imágenes a mano alzada a partir de las fotografías de los monoplazas de la época. Tanto fue así que logré la licenciatura con una magnífica ilustración del Brabham BT49 de Piquet en plena cruzada, inspirada en una foto de un número atrasado. De aquello me ha quedado un rastro que emerge en multitud de mis dibujos: línea trazada en gris oscuro y campos de tinta que se solapan por debajo, matizando las superficies a base de planos superpuestos.

Soy un puñetero desastre y suelo regalar casi todo lo que hago y queda en mi estudio, por ello hoy he echado de menos disponer de una miserable muestra, porque no sé dónde quedó todo aquel material del que sólo puedo responder de un ejemplar que está en casa de mi hermano Julián…

Nos os aburro, allí estaba la Grand Prix, y aunque se apellidaba Intenacional es la misma de ahora porque me sugería las mismas cosas. Pasó un largo periodo de tiempo en que desapareció del mapa, sin embargo, Cata es testigo de que he matado multitud de tardes y fines de semana revolviendo en las carpetas deslucidas por el tiempo que contienen aquél hermoso pecio. Y volvieron a parecer en el horizonte, y volví a las andadas, y jamás se me ha cruzado por la cabeza desprenderme de ellas porque hay algo mío en su interior.

Pues bien, esta noche, mientras decidía si meterme con Nick Fry o con la expulsión temporal de Williams de la FOTA, y me daba el jamacuco melancólico que os he comentado antes, he divisado sobresaliendo de mi mochila la nueva cabecera de Grand Prix, ahora Actual, y se me ha enredado todo, porque pase lo que pase el próximo viernes, sé que después de Turquía tendré en mis manos el número correspondiente, como todos los martes después de un Gran Premio. Y me apetecía dedicarle unas líneas, porque estoy seguro de que cuando sea abuelo iré a buscarla al quiosco con mi nieta; y podré contarle cómo las revistas que guardo en carpetas me han acompañado siempre porque huelen a gasolina y rugen cuando las abres; y podré recitarle anécdotas relacionadas con cada una de ellas; y podré fardar de que hubo un tiempo en que tuve un blog en el que participaban David y Charly; y le advertiré que comprendí su esfuerzo por mantenerla viva porque yo mismo me dejé las pestañas por sacar adelante un proyecto editorial sobre el que procuré pensar poco si me recompensaba; y le diré que guarde como oro en paño las que hablan de Fernando porque son historia con mayúsculas; y le confirmaré que serán suyas si las quiere... 

Todas menos la del Gran Premio de Bélgica de 1982, porque esa viajará conmigo al otro mundo.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bien escribes, mamón.

MAND dijo...

Dios, qué final de entrada, sublime. Yo no soy de comprar revistas, sólo en los grandes momentos como los títulos de Fernando y demás, pero sé lo que es guardar esas revistas o esas portadas para la posteridad, y aunque quizás a veces no valoremos lo que son, en un futuro nos alegraremos de tenerlas y poder refrescarnos la mente con sus líneas y nuestro espíritu al ser conscientes de que la hemos guardado en el pasado para tenerla en ese momento. Bueno, tú ya hablas de tu favorita, de 1982, a las mías aún les queda tiempo en los cajones.
Saludos.

Tadeo dijo...

Por estas cosas te leo a diario, muchas gracias

David Plaza dijo...

Cuando uno lee sentimientos como estos siente sobre sí una gran responsabilidad, la de intentar hacer su trabajo lo mejor y más honestamente posible. Porque ve que al otro lado está lo que más importa, el alma del automovilismo.

Sólo espero que tu nieta pueda ir a comprarla contigo de unos años, porque significará que sigue acudiendo puntual a la cita. Significa que habrá superado los difíciles tiempos en los que nos encontramos. Y que sigue estando a la altura de todos/as vosotros/as.

Gracias por recordar aquellos tiempos en los que empezó Grand Prix. Y por lo que que ahora vivimos.

Jors dijo...

Bravo Jose! una entrada muy inspirada :-)

Salu2!

PiratF1 dijo...

Me quito el sombrero, Maestro.

Te has salido.

Gracias por regalarnos estas líneas.

Saludos desde la orilla del Meno

csm dijo...

Uff !
Se hace un nudo en la garganta...
Un beso, maestro.

mrproper dijo...

Sé que ha sido una gran entrada, pero la comprendo poco debido a que no te conozco mucho y tus sentimientos tampoco. De todos modos, sé que ahí ha habido sentimiento. Bravo por ello.

Salu2

Mai dijo...

Si es que con estas entradas a una le queda poco que decir... me ha encantado como todas y por eso nunca me pierdo ninguna

saludos!!!!

Aficionando dijo...

Si al final el acuerdo FIA-FOTA es dar luz por fin a los coches-cliente, no hacían falta alforjas para este viaje...
Lo que no recuerdo es quién se cargó lo de los coches-cliente hace tres o cuatro años, si las escuderías o Bernie.

Orroe dijo...

Buenas tardes a todos ;)

La verdad es que no sé si daros una paliza o mandaros un enorme abrazo para que lo repartáis como buenamente podáis, porque manda narices que hasta en una entrada como la de ayer os encuentre donde andáis siempre ;)

Vale, os mando el abrazo y me dejo de gaitas XDDDDD

Y ya pormenorizando... David ;) Sé perfectamente lo de la responsabilidad, pero no quería ir por esa banda sino por la de animaros un poco en la tarea que lleváis entre manos ;)

MrProper ;) Consuélate pensando que hay gente que me ha leído más y me conoce menos XDDDDD, y aunque te noto con perfil un poco bajo desde hace unos días, el segundo round se dará inicio en breve porque lo estoy postergando para disponer de un poco de tiempo para tratar de rebatirte como te mereces, que entre el Quijote y la madre que lo parió, no vivo XDDDDDD

Un abrazote a todos y graciasssssssss!

Jose

Orroe dijo...

Max y Bernie, Aficionando, pero lo que ahora quieren es que los coche cliente tengan auténticas oportunidades, nos ha jodido con la filosofía deportiva de estas chorradas XDDDDDD

Jose

charly dijo...

Don José, muchas gracias por lo que me toca y de parte del resto de compis. Les haré llegar tu post, descuida.

Yo también tengo algunos números del 80 y 81 y de vez en cuando buscando alguna información, aparte de haber visitado el GP en cuestión, vuelve ese olor a papel pasado, envejecido en la oscuridad del sótano donde ve la luz cuano unos ojos inquietos buscan algo en su añeja tinta.

Suscribo lo dicho por David. Estas cosas nos dan un empujontcito más para seguir a saco.

Igual te ha empujado a recordar ese Zolder y ese 1982 la historia de este número. En cualquier caso así es nuestro deporte. Gloria y tragedia.
No sé si hay algo más bonito que morir haciendo lo que te gusta.

un abrazo

Salinas dijo...

La verdad, es que el aquí hay tomate en que se ha convertido la F1 actual pierde todo interés ante entradas como esta.

Me descubro, Jose. Admiración incondicional desde este momento. Bueno, no desde este. Escribo esto tras leer tu entrada y verme incapaz de escribir nada. Decido dejarla y leerla unas horas más tarde, ya hoy, y me vuelve a suceder lo mismo. Por fin a la tercera, te contesto.

Y empiezo por el final. Sublime. Para leer de rodillas.

Y retrocedo. Nada de hablar de F1. Demosle unas lineas a Grand Prix. Reconozco que cuando llegué al final ya iba un poco cargado de emociones, porque, alucina, vecina, tengo en la memoria el Brabham de Piquet cruzado en Grand Prix. Lo reconozco: era piquetista. No tengo el papel, porque yo soy mucho más desastre que tu y no conservo ni la mitad de revistas que enseñarle a mis nietos, pero en recuerdos no me sacas mucho. Además es en esa epoca en la que me aficioné definitivamente a este adictivo mundo de miserias cotidianas y glorias efimeras. Aunque siempre me puso la gasolina, por el medio en que vivia, mi acceso a los aceites sinteticos refinados se produjo a través de los rallye y las subidas, aunque nunca dejé de ver cualquier carrera de F1 que pusieran en la tele. Aun recuerdo un viaje que hizo mi padre que, conociendome, me mandó dos postales, una de Graham Hill en un Ferrari (creo recordar) y otra de Jackie Stewart en un coche azul, un BRM creo. Ya entonces la F1 era mi deporte. Pero fue algo antes de la epoca de Piquet en Brabham cuando la afición dio paso a la enfermiza pasión que hoy me atormenta. Y fue tambien entonces cuando empecé a comprar Grand Prix, lo que suponía un salto cualitativo importante frente a los Autopista y Auto Hebdo de entonces. Una revista no solo exclusiva de F1, sinó especifica de cada gran premio. Laostia, tu. Un exhaustivo analisis aderezado por un despliegue grafico desconocido para mi e inusual en la epoca. Recuerdo como si fuera hoy la foto de ojo de pez de la página central. Y entre ellas, una del puero de Montecarlo. Hay cosas que te quedan grabadas a fuego. Y en esta epoca en que si no estás suscrito a Autosport eres un don nadie, los fieles a Grand Prix desde hace 30 años somos pocos y mal considerados. Yo no entraré en si es mejor o peor que otras (para gustos…), pero si se que para mi tiene el encanto de lo propio, de lo que forma parte de mi vida y mis recuerdos. Y por eso es la primera. Y por eso me iba subiendo la temperatura a medida que leía tu texto. Y por eso el final no me sorprendió, aunque me encantó. Pero era una consecuencia logica en una sucesión de acontecimientos. Gracias por ese momento.

Saludos, Chema, sin tx, con ch.

PD: aficionado: si, soy de Salinas, pero no me gusta presumir.

mrproper dijo...

A ver, Jose, yo lo decía porque por ejemplo si alguien tiene un problema tiene 2 opciones. La primera es ir a un psicólogo, y no lo digo porque tú estés de psicólogo (bueno, sólo cuando deliras sobre el R29, XDDDD) sino por hacer ver que detrás de ese problema hay algo emocional y sentimental. La otra opción, mucho más barata y la gran mayoría de las veces mejor que la primera, es acudir a un amigo. El amigo te entiende, sabe lo que te ronda por la cabeza y lo que no, sabe de dónde cojeas, es decir, te conoce y puede aconsejarte mejor acorde a tu forma de ser y carácter.

Pues a eso me refería cuando decía que sabía que había sentimiento detrás de todas tus palabras, pero que no alcanzaba a sentirlo dentro como lo haría un amigo. Vamos, que siguiendo el mal símil que he traido, diría que estaba más haciendo de piscólogo que de amigo. Oye, que no me estoy declarando, que no eres mi tipo. XDDDDD Me gustan más hombres, sin travestrir, y no de Portugalete. Jajajajajaja

En cuanto a tu R29 me voy a callar porque eres tan fanático que la venda que tienes en los ojos no te deja ver más alla de tus narices o de las de los monoplazas.

Os leo. Salu2